Vivir la vida

Imprimir

Síndrome de Ovarios Poliquísticos: Síntomas y Tratamiento

Vivir la vida | 16 de junio de 2016

El Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es una enfermedad de etiología aún desconocida de tipo endocrino y ginecológico. Esta causa desequilibrios hormonales en mujeres en edad reproductiva con incidencia relativamente alta, siendo este problema de los más frecuentes en la consulta del ginecólogo.

Este síndrome, al que prácticamente todos los médicos denominan ya "condición", presenta una pluralidad de síntomas que difieren de una mujer a otra, pudiendo ir desde los más leves, como la aparición de vello en zonas andrógenas (por ejemplo, la línea alba), hasta algunos más graves como diabetes tipo II o infertilidad.

Sindrome ovarios poliquísticos

Algunos de estos síntomas cesan con la apropiada medicación y con tratamientos estéticos. Otros, sin embargo, pueden conllevar problemas más graves de índole psicológica.

Definición

Se define como síndrome y no como trastorno por la pluralidad de síntomas y por la indeterminación de la etiología física. Al fin y al cabo, un síndrome no es más que un conjunto de síntomas sin una causa clara.

Esta condición, que a menudo es difícil de diagnosticar mediante pruebas de imagen o incluso análisis de sangre, no tiene por qué presentar problemas en la función social de la mujer ni en su vida personal o sexual.

Hoy día existen tratamientos y preparados hormonales muy efectivos para ayudar a la reducción de los síntomas del SOP.

El nombre puede inducir a error, ya que no significa que en los ovarios haya quistes concebidos como tal.

Al presentarse ciclos menstruales en los que los óvulos no llegan a madurar del todo (folículos inmaduros), el ovario puede presentar una apariencia con bultos, denominado ovario en collar de perlas por el aspecto que tiene éste al realizar una prueba de ultrasonido (ecografía vaginal).

Síntomas

Es más frecuente de lo que pensamos que este síndrome se diagnostique en la consulta "inadecuada". Con esto queremos decir que muchas mujeres que, en su adultez temprana aún padecen de acné en el rostro, acuden al dermatólogo quejándose de dicho problema.

El patrón suele ser tan típico (vello en zonas inusuales para una mujer y acné localizado normalmente en el mentón) que la derivación es instantánea al ginecólogo.

Dicho esto, la sintomatología más comúnmente presentada se describe a continuación:

Amenorrea

Ausencia de menstruación. Para diagnosticar amenorrea tienen que haber pasado tres meses desde la última regla.

Oligoamenorrea

Son reglas poco frecuentes pero muy abundantes y normalmente dolorosas.

Acné

Se suele presentar acné en el rostro en la adolescencia tardía o en la adultez temprana derivado de un aumento en los niveles de hormonas andrógenas.

La piel y anejos (el cabello, por ejemplo, del que hablaremos más tarde) son sensibles a la acción de la testosterona, motivo por el cual se genera el molesto acné, que no cesa con los tratamientos de cosmética convencional.

Alopecia

Al igual que la piel, el cabello también reacciona con la testosterona, haciendo ésta que el pelo madure antes y, por tanto, se caiga prematuramente.

Este síntoma experimenta una gran mejoría cuando la mujer aborda un tratamiento hormonal, pues normalmente estos actúan inhibiendo en cierta medida la producción de hormonas masculinas (también están presentes en el cuerpo de la mujer).

Hirsutismo

El vello es sensible a la acción de los andrógenos, motivo por el cual aparece más vello en zonas típicamente masculinas (zonas andrógenas), como la cara, las axilas, línea alba o areolas.

Esto entraña un problema estético que remite muy bien con técnicas avanzadas como las que hoy en día existen. Fotodepilación médica o láser son algunas de ellas.

Diabetes tipo II

Aunque no se sabe si ésta es una causa o un síntoma del SOP, lo que sí está claro es que la investigación la relaciona con el síndrome de manera más o menos clara.

La diabetes tipo II es una enfermedad metabólica que se caracteriza por altos niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia) debido a una resistencia a la insulina. Es de carácter adquirido y se puede mejorar con un estilo de vida saludable y con una alimentación adaptada a este tipo de condición médica.

Cardiopatías

Asociadas normalmente a la hiperglucemia y a los altos niveles de colesterol y triglicéridos que se suelen presentar en mujeres con SOP, siendo uno de los problemas más graves que pueden presentar. Además presentan un riesgo de trombosis más elevado que la población normal de referencia.

Al igual que con la diabetes, estas dolencias se pueden prevenir o tratar con un regimen alimenticio saludable y continua actividad física. Reseñable también las visitas periódicas al médico, las cuales  se hacen cruciales con estos problemas.

Sobrepeso

La pérdida de peso se hace más complicada cuando la mujer sufre de SOP. Sin embargo, y como es lógico pensar, unos buenos hábitos de vida y hacer ejercicio ayuda a paliar y prevenir el sobrepeso y su siguiente estadío: la obesidad.

Infertilidad

Por supuesto, no siempre se presenta. Es el síntoma más grave y, desgraciadamente, es bastante frecuente debido a que normalmente las mujeres que padecen SOP tienen ciclos anovulatorios. Es decir, no llegan a madurar óvulos a lo largo de su ciclo menstrual.

La infertilidad secundaria a este tipo de síndrome puede solucionarse con el correcto tratamiento y con una estimulación de la actividad ovárica.

Frecuentemente es debido al propio desequilibrio hormonal, que impide que el pico de LH (hormona luteinizante) se desencadene y provoque la ovulación. La gran cantidad de hormonas masculinas tampoco ayuda a que las reglas sean normales.

Diagnóstico

Como ya hemos comentado, las pruebas de diagnóstico por la imagen o los análisis de sangre no resultan muy útiles para declarar con total seguridad que una persona sufre esta condición.

Sin embargo, sí pueden orientar bastante bien el camino a seguir para tomar una decisión sobre qué tratamiento administrar.

Análisis de sangre

Se suele solicitar una prueba de hormonas que incluya:

?Hormona luteinizante (LH): la encargada de provocar la ovulación a mitad del ciclo.

?Hormona foliculoestimulante (FSH): se encarga de madurar los óvulos.

?Nivel de estrógenos.

?Testosterona: normalmente se encontrará en un nivel superior respecto de la población de referencia en mujeres con SOP.

?Glucosa, colesterol y triglicéridos: probablemente se encontrarán también a niveles superiores, aunque no siempre es así.

Diagnóstico por la imagen

Se suele acudir a:

?Ecografía vaginal: tiene más resolución que la ecografia abdominal.

?Resonancia magnética.

También, aunque menos frecuente, el especialista puede recetar una laparoscopia. Es decir, una técnica de cirugía menor muy poco invasiva que se utiliza, entre otras cosas, para diagnosticar diversas afecciones.

Tratamiento

Las personas que sufren SOP suelen responder bastante bien al tratamiento si se adhieren a éste correctamente.  

Lo primero que hay que atacar es el sobrepeso o la obesidad. Por poco peso que la paciente baje, afectará positivamente a restablecer el equilibrio hormonal y, más directamente, a reducir los niveles de glucosa, colesterol y trigilicéridos. Por otro lado, de esta forma también se evita llegar a desarrollar diabetes tipo II.

Respecto a medicamentos bajo receta médica, lo habitual es encaminar el tratamiento a que los ciclos sean regulares y estimular la acción ovárica en caso de que la mujer esté pensando en quedarse embarazada.

Anticonceptivos

Por un lado, lo normal es recetar anticonceptivos orales para regular los ciclos menstruales. Normalmente estos con acción antiandrogénica para eliminar síntomas leves (pero no menos molestos) como puede ser el exceso de vello corporal o hirsutismo, el acné o la alopecia.

Algunos de los más recetados son Diane 35 (aunque ya no tan habitualmente), Donabel o Belara.

Citrato de clomifeno

Por otro lado, si la mujer quiere quedar embarazada pero sufre SOP, su tratamiento se orientará a estimular la acción de los ovarios a través de medicamentos como el citrato de clomifeno (omifín).

Las mujeres que se encuentran bajo este tratamiento han de acudir periódicamente a la consulta del ginecólogo para realizar seguimiento y monitorización, pues existe probabilidad de embarazos múltiples en caso de que la autoadministración del fármaco se haga de forma irresponsable.

Por descontado, tanto los tratamientos para la anticoncepción como aquellos indicados para la estimulación de la ovulación han de realizarse bajo estricto control médico, puesto el especialista será el que determinará qué fármacos se adaptarán mejor a nuestra complexión y condición, también con vistas a reducir los posibles efectos secundarios.

Efectos psicológicos

El SOP desencadena ciertas reacciones psicológicas, normalmente de índole desagradable que suele provocar trastornos disfóricos corporales asociados a la aparición de acné, hirsutismo, aumento de peso y alopecia.

Por otro lado, estos efectos psicológicos aumentarán su gravedad si añadimos el deseo de la mujer por quedar embarazada y la frustración que conlleva no poder conseguirlo.

Baja autoestima

El problema más común en mujeres con SOP es la baja autoestima debido a esos cambios corporales desagradables que puede derivar en que, las chicas que la padecen, se valoren de forma negativa y se atormenten. 

Por suerte, el SOP responde bastante bien al tratamiento y los síntomas experimentan una gran mejora.

Indefensión aprendida

Muchas mujeres sienten los efectos de la frustración, y esto conduce en numerosas ocasiones al fenómeno conocido como indefensión aprendida ("para qué voy a hacer nada si no sirve para nada").

Complejos

Desde luego, todo el mundo, tenga SOP o no, tiene complejos. Esto es muy común y tiene muchas connotaciones sociales relacionadas con los cánones actuales de belleza.

Que la mujer (o el hombre) se acepte a sí misma no significa que se guste por completo, significa que acepta la realidad que ve reflejada en el espejo, con un acné, un hirsutismo y un sobrepeso que mejorará con total seguridad, siguiendo unos hábitos de vida saludables y duraderos en el tiempo y una adherencia al tratamiento médico.

Se trata, básicamente, de evitar negar la realidad. Esto sólo conduce a una pérdida aún mayor de nuestra autoestima y a un sentimiento de desgracia y desamparo. Hacernos conscientes de cómo somos realmente nos hará sentirnos más tranquilos, con unos niveles de ansiedad mucho más bajos y, finalmente, más a gusto y relajados.

Consejos

La indefensión aprendida de la que hablamos antes, se manifiesta también cuando la mujer quiere quedar embarazada y, tras varios intentos, no lo consigue. Lo más recomendable es conocer a fondo el problema, tener paciencia con nosotras mismas y transmitirle esos sentimientos a nuestra pareja, también con el objetivo de que nos ayude y apoye.

Una correcta monitorización y seguimiento del SOP nos hará entender mucho mejor nuestro sistema reproductivo, ser más pacientes con ello y darnos a nosotras mismas y a nuestra pareja cierto "descanso mental".

Cabe destacar que, aunque a veces no son accesibles para todos los bolsillos, en la actualidad existen técnicas muy avanzadas y con muy buenos resultados en lo que la reproducción asistida se dirige a mujeres con este tipo de problemas, con garantía de eficacia ampliamente probadas y con equipos multidisciplinares entre los que se incluye la asistencia psicológica y el apoyo emocional.

La ayuda psicológica en estos casos se orienta a reducir los niveles de ansiedad tanto de la mujer como de la pareja de ésta, a la reestructuración cognitiva y al tratamiento de la autoestima, entrenando y enseñando técnicas de relajación y de imaginación guiada que harán rebajar los niveles de estrés

Afrontar el SOP con la mayor madurez posible y construir una red de apoyo emocional es la clave del éxito cuando tratamos este tipo de problemas.

Bibliografía

  1. http://www.acog.org/Patients/FAQs/Polycystic-Ovary-Syndrome-PCOS
  2. http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pcos/basics/definition/con-20028841
  3. http://pcosfoundation.org/PCOS-Education-trifold.pdf
  4. http://www.berwickmedicalprofessionals.com/santa-rosa-medical-center/health-education/polycystic-ovary-syndrome-pcos-32304.aspx

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/neuropsicologia/sindrome-ovarios-poliquisticos/20160616102057009389.html


© 2019 Vivir la vida

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers

OpenHost, S.L.