Vivir la vida

Imprimir

Embarazo Psicológico: Síntomas y Cómo Detectarlo

Vivir la vida | 25 de septiembre de 2015

El embarazo psicológico, también conocido como pseudociesis, es un trastorno psicológico que se caracteriza por la creencia que tiene una persona de estar en cinta cuando en realidad no lo está. Es una respuesta que realiza el organismo respecto a un estado emocional.

Y esta respuesta de nuestro cuerpo, como su propio nombre indica, se manifiesta a través de los síntomas que podría contener un embarazo totalmente normal.

embarazo psicológico

En este artículo hablaré sobre este extraño fenómeno, haciendo una revisión sobre los síntomas, las causas y el tratamiento que se puede realizar para remediar un embarazo psicológico, ¡Continua leyendo si te interesa el tema!

Características del embarazo psicológico

Probablemente tengas dudas sobre si esto existe de verdad o no, "Esto solo les pasa a los perros" puede haberte dicho mucha gente.... ¡Pero no! El embarazo psicológico existe y nos sucede a los humanos también.

Pero ojo: durante el embarazo psicológico, la mujer no sólo se presentan síntomas sutiles, sino que vive la creencia de estar esperando un bebé de una forma totalmente real, presentando los síntomas físicos que presentaría si estuviera embarazada de verdad.

Es decir: la mujeres que padecen pseudociesis están tan convencidas de estar embarazadas que llegan a presentar síntomas como ausencia de menstruación y aumento del volumen abdominal.

Estos cambios que se experimentan, evidentemente no responden a una causa orgánica, ya que la persona que lo padece no está embarazada, sino que son factores psicológicos quienes causan estos cambios físicos.

Dicho de otra forma: la creencia de estar embarazada hace que nuestro cerebro active esos mecanismos necesarios para crear los síntomas propios del embarazo.

Y es que en los casos de embarazo psicológico, la creencia de estar esperando un bebé está tan desarrollada que la persona que lo padece está totalmente convencida de estar embarazada, y nuestro cerebro responde activando los síntomas típicos de este periodo.

¿Es una psicosis?

Las características del embarazo psicológico nos podrían hacer pensar que la creencia de estar embarazada cuando realmente no lo está indica que la mujer padece algún tipo de psicosis o delirio.

Sin embargo, el embarazo psicológico no se considera un trastorno psicótico sino un trastorno somatoforme.

¿Y qué son los trastornos somatoformes?

Pues son un conjunto de trastornos mentales que se caracterizan por el hecho de que el paciente presenta quejas físicas (dolores o cambios en su organismo) las cuales no obedecen a ninguna patología o causa orgánica identificable.

Estas quejas físicas suelen responder a alguna necesidad emocional oculta, como angustia, ansiedad o carencia de afecto, ya que es el componente psicológico quien las causa.

Así pues, la pseudociesis es un tipo peculiar de estos trastornos en el que los síntomas de embarazo son causadas por alguna alteración mental, en vez de por causas físicas u orgánicas.

Síntomas del embarazo psicológico

Como ya hemos comentado, los síntomas que se pueden presentar durante el embarazo psicológico son prácticamente los mismos que se presentan durante un embarazo normal.

Vamos a verlos:

  1. La menstruación desaparece. En algunos casos puede no desaparecer del todo, pero el flujo se ve drásticamente reducido, presentando lo que se conoce como amenorrea.

  2. El tamaño de los pechos aumenta a través de los mismos cambios hormonales que se producen en esta parte del cuerpo durante el embarazo, para preparar a la mujer para la lactancia.

  3. En algunos casos los senos de la mujer pueden llegar a segregar leche.

  4. Los dolores en los pechos y alrededores suelen ser habituales, así como el aumento de la aureola mamaria.

  5. El cuello uterino se ablanda como si se estuviera preparando para el parto.

  6. El tamaño del abdomen aumenta como si realmente se contuviera un embrión en la barriga.

  7. Aumenta el peso de la mujer, de forma más notable que en un embarazo normal.

  8. Se presentan síntomas psicológicos y conductuales como falta de sueño, aumento de apetito, antojos, ansiedad o náuseas.

Estos síntomas físicos y psicológicos suelen tener efectos muy negativos tanto sobre el estado físico como psicológico de la mujer.

Diferencias entre embarazo psicológico y normal

embarazo real

La diferencia principal te será bastante obvia: en un embarazo normal existe un cigoto en el útero materno y en el embarazo psicológico no.

Así pues, un médico lo puede diferenciar fácilmente uno de otro a través de exámenes que demuestren la ausencia o presencia de latido fetal.

Sin embargo, entre los síntomas que puede presentar una mujer que esté en cinta y una mujer que padezca embarazo psicológico se connotan otras diferencias:

  • Durante el embarazo normal se segrega una hormona llamada Gonadotropina Corinonica, en cambio una mujer con pseudociesis no produce esta hormona.
  • El vientre de una mujer en cinta crece provocando que el agujero del ombligo desaparezca (la piel sale hacía fuera), en un embarazo psicológico esto no sucede.
  • El aumento de peso que se produce durante un embarazo psicológico es mucho más exagerado que el de un embarazo normal.

¿Cómo puedo saber si tengo un embarazo psicológico?

Suele ser común entre las mujeres presentar en algún momento de su vida síntomas característicos del periodo del embarazo cuando en realidad no están en cinta.

De hecho, es posible que alguna vez hayas podido decir: "creo que estoy embarazada"

Estos síntomas pueden ser muy diversos como pensamientos sobre el embarazo, antojos, susceptibilidad emocional, sensaciones físicas de estar en cinta...

Sin embargo, la presentación de estos síntomas no tienen por qué indicar la presencia de un embarazo psicológico.

A veces pueden ser síntomas previos a descubrir que realmente estás esperando a un bebé y a veces pueden ser simples preocupaciones o deseos de ser madre.

Así pues, vayamos a ver cuáles son esos puntos de diagnóstico para que puedas aclarar de forma sencilla si esos síntomas que presentas, forman parte de un embarazo psicológico o no.

1. Primero de todo debes acudir a un médico especialista para que te realice una prueba de embarazo, una exploración física y una ecografía para descartar que esos síntomas que presentes formen parte de un embarazo real.

2. Debes presentar la totalidad o la mayoría de los síntomas referentes al embarazo psicológico mencionados anteriormente. Si presentas solo algunos de ellos pero no presentas ausencia de menstruación o amenorrea y no te ha aumentado el tamaño abdominal, es poco probable que se trate de una pseudociesis.

3. En el embarazo psicológico suelen presentarse niveles bajos de la hormona foliculoesimulante (FSH), por lo que si no presentas estos resultados se hace prácticamente imposible padecer un embarazo psicológico.

4. Del mismo modo, en la pseudociesis, los niveles de prolactina suelen ser elevados. Si presentas síntomas referentes al embarazo psicológico pero tienes niveles normales de prolactina, es improbable que se trate de un embarazo psicológico.

Motivos psicológicos

Debido a lo extraño que puede parecer este trastorno es posible que te estés preguntando qué es lo que causa el embarazo psicológico. Vamos a verlo:

1. Deseos incontrolables de quedarse embarazada

Hay que tener en cuenta que los cambios corporales presentes en la pseudociesis, como la mayoría de trastornos somatoformes, responden a alguna necesidad o desestabilización emocional.

Así pues, una mujer con altos afanes de ser madre, puede no gestionar de forma adecuada la frustración que le provoca no poder cumplir su deseo y desarrollar un embarazo psicológico.

2. Estados depresivos

Este factor puede ir muy relacionado con el deseo de ser madre o tener una hipersensibilidad con temas de maternidad

Así pues, presenciar un cuadro depresivo vinculado con temas de gestación o de ser madre puede precipitar un embarazo psicológico.

Hay que destacar, que al igual que la mayoría de trastornos psicológicos, la pseudociesis suele precipitarse en el momento en que una persona no posee recursos necesarios para superar una situación personal o un estado psicológico.

De esta forma, el hecho de tener muchas ganas de estar embarazada o presentar síntomas depresivos relacionados con la maternidad, pueden desembocar en un trastorno si la persona que lo presenta se ve superada por sus circunstancias personales.

3. Pánico a quedarse embarazada

Suele ser típico entre mujeres adolescentes que inician su vida sexual, tienen una relación sentimental por primera vez o acaban de casarse.

El embarazo es un momento delicado para cualquier mujer, por lo que ciertas situaciones como las descritas anteriormente pueden desembocar en un miedo excesivo a quedarse embarazada.

Si la mujer que se ve involucrada en esas situaciones no es capaz de gestionar de forma adecuada el miedo que le provoca la idea de quedarse en cinta, la sobrevigilancia que le puede provocar ese temor cada vez que mantiene relaciones sexuales puede acabar convirtiéndose en una creencia inamovible de estar esperando un bebé y desencadenar una pseudociesis.

4. Problemas de pareja

A veces, cuando se tienen problemas de pareja, puede surgir la idea de que la solución perfecta para que todas las dificultades desaparezcan es quedarse embarazada.

Cuando esto sucede, la idea prefijada de quedarse embarazada para mejorar la vida conyugal, puede desarrollarse de forma errónea y convertirse en ideas desadaptadas de estar en cinta.

¿A cuanta gente le pasa?

El embarazo psicológico, a pesar de su aparente popularidad, es un trastorno muy poco prevalente en la población actual.

Pueden presentarlo mujeres de todas las partes del mundo en cualquier edad, aunque lo más común suele ser presentarlo entre los 20 y 40 años.

No obstante, a pesar de que los síntomas de embarazo sí que pueden ser comunes, se estima que solamente un 0,005 de las mujeres que presentan esos síntomas tienen pseudociesis, por lo que el embarazo psicológico que se presenta de forma muy escasa.

¿Los hombres pueden tener un embarazo psicológico?

Por extraño que parezca sí, los hombres también puede presentar pseudociesis.

No obstante, en los hombres suele producirse a causa de sentirse muy identificados con su pareja cuando esta, está embarazada de verdad.

La necesidad de sentirse protector, compartir con su esposa el momento del embarazo o intentar involucrarse en el sufrimiento de la mujer, suelen ser las causas más comunes.

¿Se debe decir la verdad?

Una duda recurrente sobre este trastorno es si al detectar que una mujer padece un embarazo psicológico se le debe decir claramente que no está embarazada y que los síntomas son frutos de su imaginación.

Mi consejo ante esta situación sería no hacerlo, o al menos no enfrentarse directamente con la persona que sufre pseudociesis si su creencia es radicalmente opuesta a las pruebas que confirman la ausencia de embarazo.

Y es que desde fuera puede parecer muy sencillo, se le dice a la mujer que no está embarazada, se le enseñan las pruebas que así lo confirman y se termina el problema.

Sin embargo, el embarazo psicológico es un trastorno bastante complejo y la comprensión es indispensable.

Para la mujer que lo padece el hecho de estar embarazada no es una opción, ya que para ella es una realidad, por lo que la superación de esta disyuntiva se debe realizar poco a poco y con el tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata?

Lo que sucede normalmente es que una mujer que sufre un embarazo psicológico acude al médico para revisar su embarazo y en ese momento se le notifica a través de las pruebas realizadas que realmente no está en cinta.

En ese preciso momento, la reacción más habitual de la mujer es negar las pruebas que le proporciona el médico y buscar otro profesional para que revise su embarazo.

En ese momento, es de vital importancia comprender la problemática que está sufriendo la persona, no adoptar una postura radical negándole en todo momento la realidad de su embarazo y convencerle para que acuda a un terapeuta que le ayude a gestionar su situación.

La terapia realizada con un psicoterapeuta especializado en estas problemáticas se basará en que la paciente vaya aprendiendo poco a poco qué le sucede y qué es un embarazo psicológico, para que de esta forma vaya modificando su creencia de estar embarazada.

¿Y tú que sabes sobre el embarazo psicológico? Tus comentarios ayudarán a los lectores ¡gracias!

Referencias

  1. http://www.reproduccionasistida.org/embarazo-psicologico-pseudociesis/.
  2. http://www.womens-health.co.uk/false_pregnancy.html.
  3. http://www.saludymedicinas.com.mx/
  4. http://www.embarazopsicologico.com/.
  5. http://www.webmd.boots.com/pregnancy/guide/false-pregnancy-pseudocyesis.
  6. http://www.bandbacktogether.com/pseudocyesis-false-pregnancy-resources/.
  7. http://www.webmd.com/baby/guide/false-pregnancy-pseudocyesis.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/trastornos-mentales-psicopatologia/embarazo-psicologico/20150925102912008644.html


© 2019 Vivir la vida

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers

OpenHost, S.L.