Vivir la vida

Imprimir

Cómo Dejar la Cocaína: 11 Importantes Consejos

Vivir la vida | 30 de septiembre de 2015

 

En este artículo te mostraré cómo dejar la cocaína, de hecho si realmente quieres conseguirlo y te lo propones podrías dejar de tomarla hoy mismo.

 

 

¿Consumes cocaína o conoces a alguien que lo haga? Si la respuesta es que sí ya conocerás de sobra cuáles son los problemas que esta sustancia tan adictiva pueden causar.

 

 

dejar la cocaína

 

 

También sabrás lo perjudicial que es para todos los ámbitos de la persona que la consume y lo difícil que es salir de una adicción a esta sustancia. 

 

 

En este artículo comentaremos 11 consejos que te darán una gran ayuda para superar paso a paso esta adicción y salir de sus negativas consecuencias. 

 

 

¿Qué significa ser adicto a la cocaína?

 

 

La cocaína es una droga psicoestimulante del sistema nervioso central y tiene un alto potencial adictivo.

 

 

Específicamente lo que hace es bloquear de forma radical los recaptadores de dopamina, por lo que aumenta la liberación de esta sustancia en el cerebro.

 

 

La dopamina es un neurotransmisor muy ligado con el sistema de placer y recompensa del cerebro. Por tanto, la gran liberación de dopamina hace que la cocaína sea muy adictiva.

 

 

Además, el cerebro tiene una gran capacidad para adaptarse a la alta estimulación, por lo que le gusta que le lleguen inputs desde el exterior que refuerzen su sistema de placer y gratificación.

 

 

Dicho de otra forma: a nuestro cerebro le gusta la estimulación que le produce la cocaína, por lo que si la consumimos vamos a querer más.

 

 

Esto hace que a pesar de que normalmente el consumidor de cocaína cree que puede dejar de tomarla cuando quiera, esto no es así. El consumidor de cocaína será adicto antes de que se pueda dar cuenta de ello.

 

 

Y es que cuando consumimos cocaína, nuestro cerebro se acostumbra a funcionar con niveles extremadamente altos de estimulación, y estos niveles sólo se pueden alcanzar a través del consumo de cocaína, por lo que nuestra primera necesidad será proporcionar esta sustancia a nuestro cerebro.

 

 

Esta gran estimulación produce altos grados de placer, proporciona una elevada sensación de bienestar y elimina sensaciones de malestar.

 

 

Sin embargo, después del efecto de la cocaína que dura entre 15 y 60 minutos, el bienestar desaparece.

 

 

Y no sólo eso, aparece un estado totalmente opuesto, con unos efectos secundarios como: hundimiento moral, malestar y disminución del estado de ánimo.

 

 

Esto significa que nuestro cerebro se modifica y sólo funciona correctamente si le administramos cocaína, por lo que si tenemos está sustancia al alcance la consumiremos para eliminar el malestar que nos produce no consumirla.

 

 

Así pues, la cocaína se convierte en una adicción muy elevada ya que sólo estamos bien cuando la consumimos y notamos su efecto en nuestro cerebro.

 

 

No obstante como cualquier adicción se puede superar, de hecho puedes dejar la cocaína para siempre hoy mismo si lo haces con convicción y determinación.

 

 

En primer lugar lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en un adicto, es la típica persona que vive en la calle con un aspecto físico muy deteriorado, pero nos olvidamos de aquellos que son igualmente adictos y llevan una "vida normal", viven en familia, tienen trabajo, pero estos pasan desapercibidos para el resto de la sociedad.

 

 

No hay que olvidar que para ser un adicto no es necesario consumir diariamente, basta con consumir de manera esporádica, o solo ser un consumidor de fines de semana.

 

 

El fin ultimo de ambos tipos de adictos, es el mismo, experimentar o buscar la sensación de placer y euforia que les provoca el consumo de la cocaína y abandonar el estado de ansiedad y malestar que les produce el no consumirla.

 

 

Por tanto si tienes algún amigo, familiar o conocido o tú mismo tienes un problema de adicción,estos 12 consejos te ayudarán a salir de ese circulo vicioso siempre y cuando estés bajo la supervisión de un profesional. En ningún caso reemplazan a un tratamiento.

 

 

1. Reconoce que tienes un problema

 

 

En primer lugar,antes de llevar a cabo cualquier cambio de conducta o tomar una decisión, debes ser firme contigo mismo, y reconocer abiertamente que tienes un problema de adicción y por tanto estás preparado para recibir la ayuda de un profesional para superarlo.

 

 

Sin este primer paso, no será posible comenzar las siguientes etapas del cambio. Una vez reconocido el problema, primordial para comenzar un tratamiento de desintoxicación, podemos empezar a plantearnos una nueva vida sin adicciones.

 

 

Tienes que entender que aunque consumas sólo esporádicamente, si sigues consumiendo cada vez te será más difícil convencer a tu cerebro de que deje de necesitar esa sustancia.

 

 

2. Busca apoyo

 

 

Si quieres dejarlo tú solo, te será tremendamente difícil. Busca a las personas más allegadas y pídeles ayuda.

 

 

Cuando dejes de consumir, tarde o temprano necesitarás a alguien que te apoye, que te dé consejo, te anime y te comprenda.

 

 

Busca a esas personas, cuantas más tengas mejor para ti, serán fundamentales para que ganes la batalla a la cocaína. No intentes llevar toda esta carga tú solo.

 

 

3. Distráete

 

 

Seguramente a menudo te vengan pensamientos de consumir, si esto es así, para un momento y sal a pasear, queda con algún amigo o familiar que no consuma, lee un libro sumérgete en el, etc.. de manera que rompas con esos pensamientos ya que si te recreas en ellos, las ganas de consumir aumentarán.

 

 

Al realizar alguna actividad, por ejemplo si estás paseando, fíjate en todos aquellos detalles del entorno, e intenta evitar pasar por lugares en los que consumas.

 

 

Cuanto más tiempo estés realizando alguna actividad, menor tiempo pasarás bajo los efectos de la cocaína.

 

 

4. Replantéate el cambio que necesitas

 

 

Una vez has reconocido ser un adicto, debes saber que para superar tu adicción, será necesario nuevos cambios en tu vida.

 

 

Para ello, sería útil que anotaras los pros y los contras de dejar de ser un consumidor para así conocer más a fondo la percepción que tienes del problema, y así aumentar a la vez la percepción de conductas alternativas.

 

 

Además, mientras consumas, te estarás desequilibrando emocional y psicológicamente, ya que cuando consumes te acostumbras a sensaciones muy intensas debido a la gran estimulación que  recibe tu cerebro.

 

 

Así que si quieres volver a la vida real y a ser tú, debes convencerte desde el primer momento.

 

 

Con esta droga no valen las medias tintas ni las intenciones parciales de dejarla.

 

 

5.Tómate un tiempo y piensa en tu adicción

 

 

Hay veces en que es necesario saber parar a tiempo ya que sino el camino de la autodestrucción puede no parar nunca.

 

 

En este momento no se trata de que hagas una revisión de lo que ha supuesto la cocaína para ti, sino que lo hagas sobre todo tus ámbitos vitales.

 

 

¿Puedes continuar con esta situación? ¿Puedes seguir soportándolo? Haz una lista de todos los ámbitos de tu vida, cómo funcionan y qué cambios ha habido últimamente.

 

 

Cuando lo hayas hecho piensa en cuáles son los cambios que necesitas y qué es lo que te impide hacerlos ahora.

 

 

Plantéate cómo realizarás esos cambios y manténlos como un objetivo final después de superar la adicción.

 

 

6. Imagínate una vida sin drogas

 

 

La cocaína te proporciona el estado de bienestar que deseas en el momento preciso, pero si te paras un momento a pensar seguro que sabes bien qué es lo que viene después.

 

 

Y es que este estado de bienestar sólo dura mientras dura el efecto de la droga, después aparece todo lo contrario.

 

 

Dicho de una forma, si hiciéramos una escala del 0 al 10, donde 0 es malestar absoluto y el 10 gratificación máxima, en la vida de una persona normal, podrías estar entre 4 y 7 la mayor parte del tiempo.

 

 

En algunos momentos la gratificación podría subir al 6 o 7 dependiendo del estímulo que recibiera, y en algunos momentos podría bajar al 5 o 6, pero raramente se movería de estos términos.

 

 

En cambio al consumir cocaína alcanzas fácilmente un valor de 9 o 10 pero en cuanto se acaba el efecto de la droga bajas rápidamente al 1 o 0.

 

 

De hecho cuando consumes cocaína solo te mueves en esos términos, máxima gratificación cuando consumes y apatía el resto del día.

 

 

Así pues replantéate si esto es lo que quieres, si seguir con la huida hacia adelante con la cocaína o recuperar una vida normal como la de antes.

 

 

7. Conciénciate

 

 

Una vez que te hayas planteado definitivamente este nuevo cambio en tu vida, debes plenamente concienciarte de que no será un camino fácil, pero con la ayuda de profesionales, familia y amigos se puede superar.

 

 

Con concienciarse quiero decir que tienes que hacer el ejercicio necesario para darte cuenta que la mejor solución para ti es dejar de consumir cocaína.

 

 

Es habitual la falta de conciencia en abandonar una sustancia como esta cuando se es adicto.

 

 

Y es que la parte más racional de tu cerebro te puede decir que la mejor solución para ti es abandonar el consumo, pero la parte más primaria (la parte adicta) te dirá lo contrario.

 

 

Por eso es muy importante que trabajes sobre tu cerebro más racional y consigas que este venza a los instintos más primarios que te incitan al consumo.

 

 

Encuentra cuáles son los factores que te han llevado al consumo: por qué consumes, con qué frecuencia, en qué lugares, con qué personas, y qué ha sucedido en ti desde que empezaste.

 

 

Apunta todo esto en un hoja y toma conciencia de lo que realmente te proporciona la cocaína

 

 

Piensa también en los cambios que debes hacer en tu manera de enfocar la vida para que puedas dejar de sentir la necesidad de consumir cocaína.

 

 

Lo que necesitas para estar bien no es seguir consumiendo, sino hacer los cambios pertinentes en tu vida para alcanzar el bienestar. Lo malo es que hasta que no lo superes, te será muy difícil hacer esos cambios, conciénciate de ello para empezar.

 

 

La llamada de la conciencia es muy poderosa, cuando te conciencias de algo tu mente despierta y te das cuenta de los múltiples inconvenientes que tiene para ti esta droga.

 

 

Cuando activas tu conciencia todo se transforma y el progreso puede empezar.

 

 

8. Abandona el consumo

 

 

La cocaína se puede dejar de un día para otro. Así que si quieres, la última dosis que has consumido hoy puede convertirse en la última de toda tu vida.

 

 

No obstante suele ser difícil, sobre todo si estás acostumbrado a consumir altas cantidades de cocaína.

 

 

Así pues, un ejercicio que te recomiendo es que te organices tu abandono de la cocaína. ¿Cómo puedes hacerlo?

 

 

Una técnica eficaz es que te plantees los días que estarás sin consumir, por ejemplo 8 días.

 

 

A partir de este momento debes estar 8 días sin consumir cocaína. Pasados estos 8 días puedes consumir una dosis y aumentar a 9 los días que pasarás sin consumir.

 

 

Si vas haciendo este ejercicio llegará un momento que quedarán tantos días para la próxima dosis que no tendrá sentido volver a drogarte.

 

 

9. Consulta un médico

 

 

Cuando dejes de consumir cocaína es muy probable que experimentes el síndrome de abstinencia, que son todos esos síntomas físicos y psíquicos que se producen en tu organismo debido a la ausencia de la droga deseada.

 

 

Algunos de los síntomas pueden ser agitación y conducta inquieta, desánimo, fatiga, malestar generalizado, aumento del apetito, sueños demasiado intensos y desagradables, y disminución de la actividad.

 

 

La aparición de estos síntomas suelen provocar de forma inmediata la recaída ya que si consumes la droga los síntomas y el malestar desaparecen.

 

 

Así pues, si te encuentras con esta situación consulta a un médico para que te dé el tratamiento farmacológico correspondiente para superar el síndrome de abstinencia. Normalmente los medicamentos administrados suelen ser antidepresivos o ansiolíticos.

 

 

10. Evita las recaídas

 

 

Aún cuando ya hayas dejado la cocaína, debes tener en cuenta que sigues siendo un adicto potencial a esta droga, ya que si la consumes es muy probable que vuelvas a recaer.

 

 

No te dejes llevar por pensamientos de que ya has abandonado la adicción y consumir una vez no te afectará en nada.

 

 

Esto no es así, habrás superado la adicción siempre que no consumas, pero si vuelves a consumir, aunque sea una vez, la cosa se puede complicar.

 

 

Aunque no es fácil, debes evitar las pequeñas recaídas, y para ello será necesario que sigas con el tratamiento hasta que los profesionales así te lo indiquen.

 

 

Pero como todos sabemos, las pequeñas recaídas están ahí y hay que verlas no como un fracaso, sino como nuevas oportunidades. Es un proceso difícil pero no imposible.

 

 

11. Comienza una nueva vida 

 

 

Un error común suele ser pensar que en el momento que se supera la cocaína todos los aspectos de tu vida mejoran automáticamente, sin embargo esto no es así.

 

 

Cuando superas la cocaína tu vida sigue igual, pero la gran ventaja que consigues es que adquieres la capacidad necesaria para poder ir mejorando todos esos aspectos de tu vida que no te gusten.

 

 

Es en este momento en el que debes estabilizar tu vida a través de una profesión adecuada y establecer relaciones personales, las cuales te proporciones tranquilidad y bienestar.  

 

 

Si lo consigues, podrás olvidarte de la cocaína para siempre.

 

 

Como consejo final te recomendaría que incorporarás la actividad física en tu vida. Si lo haces se fortificará tu nuevo estilo de vida donde la cocaína no tiene cabida y será mucho menos probable que puedas volver a drogarte.

 

 

12. Sé estricto y comprensivo

 

 

Si es un familiar o amigo tuyo quién tiene este tipo de adicción, debes tener estos dos adjetivos presentes en todo momento.

 

 

Debes ser estricto con el consumo siempre que la persona adicta no tenga ninguna intención de abandonar la droga.

 

 

No se puede tener ningún tipo de tolerancia con la cocaína ni puede ser justificable su consumo en ningún momento, así que debes tomar la mediadas necesarias que estén a tu alcance por muy duras que sean.

 

 

No obstante, siempre que en la persona adicta haya voluntad de dejar la droga la comprensión debe reinar tu actuación hacía ella.

 

 

Dejar la cocaína es un proceso muy duro en el que se sufre mucho, por lo que siempre que una persona se esté esforzando para eliminar la cocaína de su vida debes ser comprensivo con ella.

 

 

"Recuerda que la gran mentira sobre las drogas, es que tú tienes el control "

 

 

¿Has superado alguna vez una adicción a la cocaína o conoces a alguien que lo haya hecho? ¡Cuéntanos tus experiencias para ayudar a los lectores!

 

 

Referencias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. https://www.youtube.com/watch?v=d1FWliOF8R0.
  2. https://www.youtube.com/watch?v=eGMUB6m01co.
  3. https://www.youtube.com/watch?v=mxbkvBwNxbo.
  4. http://www.soberrecovery.com/..
  5. http://www.aprovat.org/
  6. http://www.recoverystories.info/
  7. http://www.sobernation.com/
  8. http://comodejar.net/adicciones/

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/adicciones/como-dejar-la-cocaina/20150930093511008650.html


© 2019 Vivir la vida

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers

OpenHost, S.L.