Vivir la vida

Imprimir

21 Asombrosos Beneficios del Aceite de Coco

Vivir la vida | 07 de junio de 2016

Hoy en día, el aceite de coco se vende como un suplemento que tiene una impresionante gama de usos, desde hidratantes para la piel a aceite para cocinar.

El aceite se extrae de la palma de coco, la cual puede vivir hasta 100 años y es considerada una de las plantas más útiles en el planeta.

beneficios aceite coco

Durante generaciones, las culturas en las regiones tropicales la han utilizado como alimento, cosmético o como materiales de construcción. Hoy en día, podemos rescatar hasta 21 beneficios y propiedades del aceite de coco.

El coco, o como se lo conoce por su nombre científico, Cocos Nucifera, es originario de las costas del sudeste de Asia y Melanesia. Los polinesios introdujeron diversas formas de esta planta en las Islas del Pacífico, cuando se establecieron allí hace 4.500 años.

El coco es una nutritiva fuente de zumo, leche y aceite que ha alimentado y nutrido a poblaciones alrededor de todo el mundo durante décadas. En muchas islas, el coco es la base de su dieta y el principal alimento consumido. Cerca de un tercio de la población mundial depende del coco para su alimentación o su economía.

Al menos 12 cultivos pueden salir de una planta de coco, dependiendo de su estado de maduración. El néctar de las flores sin abrir se puede utilizar para crear un jarabe, que se puede convertir en un azúcar de coco, o si se fermenta, convertirse en una bebida alcohólica.

En la década de 1930, el Dr. Weston Price descubrió que las islas del Pacífico Sur incorporaban altas cantidades de coco en su dieta y permanecían sanos, en forma, y con una baja incidencia de enfermedades del corazón.

En 1981, los investigadores descubrieron que las comunidades de la Polinesia cuya fuente principal de la comida era de coco se mantuvo en excelente estado de salud cardiovascular. Fue entonces cuando se descubrieron sus impresionantes propiedades para la salud.

Propiedades y usos

Está lleno de nutrientes y es rico en fibra, vitaminas y minerales. Es considerado un alimento fundamental, porque proporciona grandes beneficios para la salud por su contenido nutricional. 

El aceite de coco es especialmente interesante porque posee propiedades curativas y ha sido tradicionalmente utilizada por la población asiática para usos medicinales. Las islas del Pacífico consideran el aceite de coco como una cura para todas las enfermedades. Tal es así que se la conoce como “la planta de la vida”.

En el mundo de la cosmética a menudo se vende el aceite de coco como un hidratante. Como complemento alimenticio, la gente lo utiliza por vía tópica para para la protección del hígado y para tratar la diarrea, diabetes, presión arterial alta y el colesterol alto.

Seguro que has oído hablar sobre alguna utilidad que se le da al aceite de coco o tienes tus propios trucos, pero a continuación te mostramos unos sorprendentes usos que jamás habrías pensado en darle a este aceite:

Usos cosméticos

1. Crema hidratante. El aceite de coco funciona como un hidratante natural que actúa como una barrera protectora para la piel al contener grasas naturales y triglicéridos, ofreciendo incluso cierta protección de la exposición de los rayos solares.

2. Aceite para cutículas. Si tienes las cutículas agrietadas puedes hidratarlas con un bálsamo de aceite de coco justo en la base de las uñas. También conseguirás que tu manicura dure mucho más tiempo.

3. Desmaquillante. Ni siquiera el maquillaje más resistente a prueba de agua es capaz de resistirse a este excelente desmaquillante natural. Aplícalo directamente en la cara como un limpiador normal o con un algodón con suaves toques si lo prefieres. El maquillaje desaparece en cuestión de segundos.

4. Antiarrugas. Al ser rica en antioxidantes naturales también funciona como un tratamiento antienvejecimiento para la piel, ayudando a retrasar y prevenir las arrugas y la flacidez.

5. Emulsión. Por su contenido en vitamina E, un antioxidante, ayuda a acelerar la recuperación de las quemaduras, abrasiones y traumatismos en la piel. Además, ayuda a restaurar la psoriasis, dermatitis, eczema, y otras infecciones de la piel.

6. Remedio contra piojos. Comienza este tratamiento natural para eliminar los piojos enjuagando la cabeza con vinagre de sidra de manzana. Una vez que el vinagre se haya secado, aplica el aceite de coco por toda la cabeza y dejar que repose de 12 a 24 horas. Cepilla el cabello con un peine fino y a continuación, lava la cabeza como lo harías normalmente. ¡Adiós piojos!

7. Cacao labial. El aceite de coco es el ingrediente ideal para los labios secos. Al tener una textura semisólida se mantendrá bien a temperatura ambiente

8. Acondicionador. Resulta un excelente acondicionador natural para el pelo. Restaura las puntas cerradas y ayuda a mejorar el aspecto del cabello dañado, gracias a las proteínas esenciales que contiene.

9. Gomina natural. Para mantener tu pelo bajo control, calienta un poco de aceite de coco entre sus manos y pasa los dedos por tu cabello. El aceite ayuda a mantener el pelo en su sitio sin dar un aspecto grasiento.

Usos en la cocina

10. Mejora tu desayuno. Sustituye el azúcar de tu taza añadiendo un poco de aceite de coco derretido. Así conseguirás añadir dulzor y un toque de sabor y grasas buenas. Si el aceite está demasiado sólido, mantén el bote bajo agua caliente unos segundos y se volverá líquido.

11. Sustituyente del aceite para freír. Por su alto contenido en grasas saturadas positivas es perfecto para cocinar patatas, empanados o cualquier tipo de congelados que requieran grandes cantidades de aceite.

12. Antiadherente natural. Engrasa las bandejas o moldes con un poco de aceite de coco y conseguirás el mismo efecto que con la mantequilla: evitar que los alimentos se peguen al recipiente.

13. Mejora el corte. Antes de manipular alimentos duros o pegajosos, unta un poco de aceite de coco en tu cuchillo o tijera y descubrirás que el corte es mucho más sencillo.

Usos para la salud

14. Salud cardiovascular. Según el estudio “Efectos de los ácidos grasos de la dieta”, se ha comprobado que las grasas saturadas del aceite de coco no aumentan el riesgo de enfermedades del corazón. El estudio, llevado a cabo por el Departamento de Biología Humana de la Universidad de Maastricht, ha demostrado que el aceite de coco virgen puede mejorar los niveles de colesterol, disminuyendo el colesterol de baja densidad, conocido como colesterol malo, y aumentar el colesterol de alta densidad, conocido como colesterol bueno, en el suero y en los tejidos.

15. Sistema inmune. Las investigaciones llevadas a cabo por la Facultad de Enfermería de la Universidad de Payap, muestran que el consumo de aceite de coco, por su alto contenido en ácido láurico, puede aumentar la producción de nuestro cuerpo de monolaurina, el cual mejora la protección anti-bacteriana. Los estudios también sugieren que el aceite virgen de coco tiene propiedades anti-inflamatorias y analgésicas.

16. Control del peso. Un estudio llevado por el Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, reveló que el aceite de coco promueve la reducción de la obesidad abdominal. En comparación con la mayoría de los aceites vegetales, los triglicéridos que contiene el aceite de coco se utilizan para la producción de energía y no se almacenan como grasa.

17. Combate el herpes labial. Tan pronto como empieces a sentir el cosquilleo de un incipiente herpes en el labio, aplica un poco de aceite de coco en la zona y deja que las propiedades antibacterianas del coco ayuden a aclarar tu problema.

Usos en casa

18. Baño indulgente. Llena la bañera de agua caliente y añade unas cucharas de aceite de coco. Al fundirse con el calor, conseguirás un aroma delicioso a coco que perdurará durante horas y una piel suave e hidratada.

19. Detergente. Si te gusta el olor a coco y quieres que tu ropa huela así, puedes rallar un poco de aceite de coco solidificado en tu detergente habitual y conseguir un olor natural que perdurará en tus prendas.

20. Blanqueante natural. Especialmente recomendado para el cuarto de baño. Si no quieres utilizar limpiadores llenos de productos químicos puedes untar aceite de coco en un trapo y limpiar las superficies, que recuperarán su blanco original.

21. Abrillantador de madera. El aceite de coco es un abrillantador natural de muebles. Si lo mezclas con zumo de limón obtendrás un mayor brillo natural que resulta mucho más barato y huele mejor que los productos artificiales que venden en el supermercado.

Obtén tu propio aceite de coco

Si quieres conseguir un aceite de coco aún más natural del que se puede comprar en las grandes superficies y sobretodo más económico, aquí tienes una sencilla forma de obtenerlo directamente de un coco:

Se necesita:

  • Un coco maduro. (Los cocos maduros se reconocen por su color marrón oscuro. Los que no han madurado completamente tienden a tener un marrón más claro o incluso verde.)
  • Cuchillo de mantequilla, cuchara.
  • Filtro
  • Frasco de vidrio, jarra.

Preparación:

1. Consigue un coco maduro y pártelo por la mitad con un cuchillo afilado. Cuanto más intenso sea el color marrón mejor.

2. Raspa la carne del coco de la cáscara. Para ello puedes utilizar un raspador de coco, un cuchillo afilado o una cuchara resistente. Te recomendamos utilizara un cuchillo de mantequilla. Deslízalo entre la carne y la cáscara para obtener la carne.

3. Corta la carne obtenida en trozos lo más pequeños posible o tritúrala con un rallador.

4. Introdúcela en una licuadora y bátelo a velocidad media hasta que se haga puré. Puedes añadir un poco de agua para facilitar el proceso.

5. Filtra el puré de coco obtenido. Puedes utilizar un colador muy fino, un filtro de café o una gasa. Colócalo sobre una jarra y ve vertiendo el puré poco a poco en el filtro mientras lo aprietas para obtener el líquido resultante. Repite el proceso hasta acabar con todo el coco.

6. Deja reposar la jarra durante al menos 24 horas. A medida que se vaya asentando, la leche de coco y el aceite se separarán y quedará una capa cuajada en la parte superior de la jarra. Para acelerar el proceso puedes introducir la jarra en el frigorífico, pero se obtiene el mismo resultado dejándolo a temperatura ambiente.

7. Retira la parte cuajada con una cuchara. Esta parte no nos servirá. El aceite de coco quedará en la parte baja del frasco listo para ser usado.

¡Y listo! Ya tienes tu propio aceite de coco obtenido de una forma sencilla y natural.

¿Y tú qué otros beneficios y propiedades del aceite de coco conoces?

Referencias

  1. New York Times http://www.nytimes.com/2011/03/02/dining/02Appe.html?pagewanted=all&_r=0
  2. Live Science http://www.livescience.com/40608-coconut-oil-supplements-facts.html
  3. Bioriginal http://www.bioriginal.com/page-articles/the-science-behind-coconut-oil/
  4. The Huffington Post http://www.huffingtonpost.com/2015/04/27/coconut-oil-home-hacks_n_7153872.html
  5. Desert enlightenment https://desertenlightenment.wordpress.com/2012/10/16/make-your-own-virgin-cold-pressed-coconut-oil-2/

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/nutricion/beneficios-del-aceite-coco/20160607110133009276.html


© 2019 Vivir la vida

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers

OpenHost, S.L.