Transplante de Médula: Tipos y Cómo Donar

Transplante de Médula: Tipos y Cómo Donar

Los trasplantes de médula osea son la última esperanza para muchas personas que sufren enfermedades graves, como linfomas o leucemia. Siendo alrededor de 20.000 personas de todo el mundo las necesitan un trasplante de médula ósea cada año (Health Resources and Services Administration, s.f.).

Se calcula que aproximadamente 1000 personas mueren cada año sin encontrar un donante de médula. Si has decidido ser donante, te lo estás pensado o necesitas una donación de médula, explicaré todo el procedimiento paso a paso, así como las consideraciones previas y los riesgos que tiene.

trasplante medula osea

¿Qué es un trasplante de médula ósea?

Un trasplante de médula ósea es un procedimiento en el cual se reponen algunas células madre de la médula ósea que están dañadas o destruidas por células sanas.

Las células trasplantadas en este procedimiento son células madres hematopoyéticas multipotentes que, además de la médula ósea, pueden proceder del cordón umbilical o de la sangre.

Las células madre hematopoyéticas multipotentes son un tipo de células que pueden madurar y convertirse en cualquiera de las células sanguíneas a través de un procedimiento llamado hematopoyesis.

Cuando se trasplantan estas células madre se prevé que maduren y creen células sanguíneas sanas para curar o mejorar los síntomas del paciente.

Existen tres tipos de células sanguíneas que cumplen las siguientes funciones vitales:

  • Glóbulos rojos, que llevan oxígeno y nutrientes a todos los tejidos del cuerpo.
  • Plaquetas, que forman una barrera (coágulos de sangre) para interrumpir las hemorragias.
  • Glóbulos blancos, que forman parte del sistema inmunitario y luchan contra las infecciones y las enfermedades.

Tipos de trasplantes de médula ósea

Existen tres tipos de trasplante de médula:

Autotrasplante de médula ósea

En este tipo de trasplante las células madres son del propio paciente. Este procedimiento suele realizarse cuando la persona va a recibir un tratamiento con quimioterapia o radiación para practicar lo que se denomina un trasplante de rescate.

Las células madre son extraídas de la médula antes de que el paciente reciba la terapia y se almacenan congeladas hasta que el momento del trasplante. La quimioterapia y la radioterapia dañan las células, por lo que cuando el paciente termina la terapia se le vuelven a introducir sus células madre en la médula ósea para que se creen nuevas células sanas.

Alotrasplante de médula ósea

En este tipo de trasplante de médula, las células madre provienen de otra persona, un donante. Las células madre del donante deben ser compatibles con las del paciente, por ello suele buscarse antes un donante dentro de la familia, normalmente hermanos o padres.

Pero, en muchas ocasiones, no se encuentra ningún familiar compatible, por lo que es necesario buscar un donante desconocido a través del registro nacional de donantes de médula.

Trasplante de sangre del cordón umbilical

Como he mencionado antes, las células madre hematopoyéticas también se pueden obtener del cordón umbilical. En este procedimiento las células madre son extraídas del cordón umbilical de un bebe justo después de que este nazca.

Esas células son congeladas y almacenadas hasta que el trasplante sea necesario. Este tipo de trasplante tiene ventajas e inconvenientes.

La principal ventaja es que las células madre del cordón están más inmaduras que las que se pueden obtener de la médula, por lo que son más simples (más genéricas) y es más fácil que sean compatibles con el paciente. Pero que sean inmaduras no es siempre una ventaja, ya que también tardan más en madurar y convertirse en células sanguíneas adultas.

¿Por qué se realiza este procedimiento?

Los trasplantes de médula se realizan para reemplazar las células fabricadas por la médula ósea que hayan sido dañadas o destrozadas, ya sea por una enfermedad o por un tratamiento.

Las principales causas para necesitar un trasplante de médula son:

¿Quién puede ser donante?

Los donantes de células madre, ya sea de médula ósea, sangre o cordón umbilical deben tener las siguientes características:

  • Por lo general, tener entre 18 y 60 años, aunque hay algunos países en los que la edad varía un poco.
  • No tener problemas de salud.
  • Estar preparado para donar a cualquier persona y en cualquier momento, aunque el donante tiene derecho a negarse a donar si le llaman.
  • Si quieres donar el cordón umbilical de tu futuro bebé debes ponerte registrarte en el sistema nacional de donación de médula de tu país con bastante antelación antes del parto.

Actualmente hay 27.810.532 donantes de médula ósea registrados en todo el mundo, si quieres dar el paso y registrarte puedes informarte de cómo hacerlo en la página web de la Asociación Mundial de Donantes (WMDA, World Marrow Donor Association).

Riesgos

Como cualquier procedimiento médico, los trasplantes de médula tienen riesgos, tanto para el paciente como para el donante, que hay que tener en cuenta antes de realizar la operación.

Para el donante

Aunque existe cierto riesgo para el donante, en el 99% de los casos estos se recuperan totalmente después del procedimiento. Los riesgos del procedimiento dependen del tipo de trasplante:

- Extracción de la médula ósea de la pelvis

Las complicaciones posibles de este procedimiento son las mismas que las de cualquier procedimiento que requiera una anestesia general.

Cuando se despierte de la anestesia el donante puede sentir náuseas y/o dolor o incomodidad en la zona donde se está realizando la extracción. Tras el procedimiento pueden quedarle algunos hematomas.

Sin embargo, la probabilidad de que haya más complicaciones es bastante baja.

- Extracción de células madre de la sangre periférica

Para realizar este procedimiento es necesario que días antes el donante reciba unas inyecciones de una sustancia denominada factor estimulante de colonias de granulocitos (GCSF) para que las células madre salgan de la médula y puedan obtenerse de la sangre.

Algunos donantes experimentan algunos síntomas después de recibir las inyecciones parecidos a los de la gripe y dolores de huesos. La mayoría de estos síntomas se pasan rápidamente después de recibir la medicación apropiada, tan solo el 1% de los donantes experimentan síntomas más serios.

- Extracción de sangre del cordón umbilical

Este tipo de procedimiento no tiene ningún riesgo ya que se realiza una vez que el cordón ya ha sido cortado.

Para el paciente

Los síntomas y complicaciones que puedan surgirle al paciente tras un trasplante de médula dependen de múltiples factores, entre los que se encuentran:

  • La enfermedad concreta del paciente.
  • Si ha recibido quimioterapia o radioterapia antes de trasplante y qué características ha tenido (duración, frecuencia e intensidad).
  • La edad del paciente y su estado de salud.
  • La compatibilidad del donante.
  • El tipo de trasplante.

Durante el procedimiento, el paciente puede sentir síntomas como dolor de pecho, bajada de la presión arterial, dolores de cabeza, náuseas, dolor localizado y dificultad para respirar. Aunque se ha mejorado notablemente el procedimiento, aún hay una alta probabilidad de sufrir complicaciones, las más importantes son:

- Aumento de infecciones

El riesgo de sufrir infecciones aumenta notablemente después del trasplante ya que el sistema inmune del paciente está debilitado. Algunas infecciones pueden tener un efecto drástico sobre la salud del paciente. El sistema inmune se va recuperando a medida que pasa el tiempo, por lo que el riesgo de contraer infecciones va aminorando.

- Enfermedad injerto contra huésped (GvHD)

Esta enfermedad es muy usual en los pacientes que han recibido una donación de células madre de la sangre y sus efectos pueden ser desde leves hasta mortales. El GvHD se produce porque las células del donante atacan a las del paciente.

El GvHD se produce entre los 90-100 días después de recibir el trasplante, aunque puede cronificarse y permanecer durante toda la vida.

- Fracaso del injerto

Se dice que el injerto ha fracasado cuando las células trasplantadas no funcionan correctamente, siendo el causante el sistema inmune del paciente, el cual está rechazando las células recibidas. Esto puede ocurrir si el número o la calidad de las células trasplantadas es insuficiente o si estaban dañadas o intoxicadas antes del trasplante.

Otras complicaciones que puede tener este procedimiento son la anemia, la aparición de hemorragias en órganos internos (incluyendo intestinos, cerebro y pulmones), cataratas, coagulación de venas en el hígado, daño en algunos órganos (como los riñones, pulmones, hígados y el corazón), mucositis (inflamación y dolor en la boca, la garganta, el esófago y el estómago) y problemas de estómago (por ejemplo, diarrea, náuseas y vómitos).

Además, si el trasplante se realiza en niños o mujeres puede tener complicaciones adicionales, como retraso en el crecimiento en el caso de los niños y adelantamiento de la menopausia en el caso de las mujeres.

Descripción del procedimiento

Para donantes

- Antes del procedimiento

El primer paso, obviamente, es informarse y registrarse en el sistema de donación de médula ósea de su país. Una vez hecho esto, es probable que le llamen para realizar un trasplante.

Antes de continuar, el médico debe informarle y explicarle tanto el procedimiento como los riesgos que tiene.

Para el trasplante, los médicos comprobarán que cumpla los requisitos, para ello examinará su estado de salud y analizará sus células para ver si es compatible con el paciente.

- La donación

Existen tres tipos de procedimientos a través de los cuales puede donarse células madre:

  • Extracción de la médula ósea de la pelvis. Este procedimiento no suele durar más de dos horas y consiste en la extracción de células madre de la parte de la médula que se encuentra dentro del hueso de la pelvis con una pequeña cirugía. Durante todo el procedimiento el donante se encuentra bajo los efectos de la anestesia general, así que estará dormido y no sentirá dolor.

  • Extracción de células madre de la sangre periférica. Unos días antes de realizar este procedimiento, el donante debe haber recibido inyecciones de GCSF para que haya más cantidad de células madre en su sangre. La donación suele realizarse en un hospital o un centro de donaciones con la maquinaria necesaria.

El procedimiento consiste en la inserción de una vía en la vena del brazo para que la sangre salga y pase por una máquina que separa las células madre. El resto de la sangre vuelve al donante inmediatamente. El procedimiento completo puede durar entre 3 y 4 horas.

  • Extracción de sangre del cordón umbilical. Este tipo de donación es muy sencillo. Una vez que él bebe ha nacido y que se ha comprobado que tanto él como su madre están bien se corta el cordón umbilical y se recoge sangre de él con una jeringuilla para posteriormente congelarla y almacenarla.

- Después del procedimiento

Después de donar células de la médula ósea normalmente es necesario quedarse en observación un día para comprobar que todo va bien.

Si la donación ha sido de sangre periférica no es necesario quedarse ingresado pero lo normal es que contacten con el donante vía telefónica para comprobar cómo se encuentra.

Para pacientes

- Antes del procedimiento

Normalmente, antes de realizar el trasplante, el paciente recibe un tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Esto se hace, en primer lugar, para destruir las células sanguíneas de la médula ósea que no están funcionando bien, y así hacer sitio a las células madre que llegarán con el trasplante. Y en segundo lugar para bajar las defensas del paciente para que su sistema inmune no ataque a las nuevas células.

El tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia puede realizarse de dos maneras:

  • Tratamiento ablativo (mieloablativo). El paciente recibe altas dosis de quimioterapia, radioterapia o ambas para matar las células cancerosas (si padece cáncer) y a las células de la médula ósea que no funcionan bien.

  • Tratamiento de intensidad reducida (minitrasplante). Esta terapia se usa con niños, personas mayores y pacientes con otros problemas de salud (además de los que le han llevado a recibir el trasplante). En este tratamiento la dosis de quimioterapia o radioterapia es bastante menor que en el tratamiento anterior.

Además de estos tratamientos, antes de realizar el trasplante se evaluará el estado de salud del paciente, se le explicará el procedimiento y se le aconsejará dejar algunas cosas cerradas antes del trasplante, así como acudir a un especialista para que le prepare psicológicamente para la prueba si es necesario.

Entre las cosas que se aconseja realizar antes del trasplante se encuentran:

  • Rellenar una directiva anticipada para la atención de la salud. Estas son las instrucciones que los médicos deben seguir si hay alguna complicación médica.
  • Avisar en el trabajo y darse de baja si no lo había hecho ya anteriormente.
  • Encontrar a alguien que pueda cuidarle y ayudarle en casa cuando le den el alta.
  • Pagar las facturas.
  • Acordar quien cuidará de sus hijos o mascotas.

El trasplante

El trasplante de células madre es muy simple, es similar a una transfusión sanguínea. El procedimiento se realiza insertando un catéter en el brazo o el cuello del paciente por el que va a recibir sangre con células madre sanas que viajaran por el corriente sanguíneo hasta la médula ósea y, si todo va bien, empezarán a crear células sanguíneas sanas.

Normalmente se inserta también otro catéter para que el paciente pueda recibir medicación o nutrientes si surge alguna complicación.

Después del procedimiento

El paciente debe quedarse ingresado en el hospital bajo observación hasta que se compruebe que su sistema inmune se ha recuperado y que el trasplante ha salido bien.

Durante la estancia en el hospital deberá tomar medicinas para prevenir infecciones y la enfermedad GvHD, además recibirá transfusiones de sangre y, si sufre mucositis, se le administrarán los nutrientes por vía intravenosa.

El tiempo que va a permanecer en el hospital depende de qué tipo de tratamiento con quimioterapia o radioterapia ha recibido, el tipo de trasplante y las complicaciones que puedan haber surgido.

Si necesitas un trasplante de médula, sangre periférica o sangre del cordón umbilical te recomiendo que leas la siguiente guía de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia:

[embed]http://issuu.com/fundacionjosepcarreras/docs/guiadeltrasplantecastellano?e=0/1119807[/embed]

Referencias

  1. Cancer.Net. (Enero de 2016). Bone Marrow/Stem Cell Transplantation. Obtenido de Cancer.Net: http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/how-cancer-treated/bone-marrowstem-cell-transplantation/what-stem-cell-transplant-bone-marrow-transplant
  2. Chen, Y.-B. (27 de Enero de 2015). Bone marrow transplant. Obtenido de MedlinePlus: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003009.htm
  3. Fundación Josep Carreras. (s.f.). A total of 1 million stem cell transplants have been performed worldwide. Recuperado el 16 de Junio de 2016, de Fundación Josep Carreras: https://www.fcarreras.org/en/a-total-of-1-million-stem-cell-transplants-have-been-performed-worldwide_147898
  4. Health Resources and Services Administration (HRSA). (s.f.). Blood cell transplant: General Frequently Asked Questions. Recuperado el 16 de Junio de 2016, de HRSA: http://bloodcell.transplant.hrsa.gov/about/general_faqs/index.html#1080%20How%20many%20people%20need
  5. World Marrow Donor Association, WMDA. (s.f.). Recuperado el 16 de Junio de 2016, de WMDA: https://www.wmda.info/

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW