¿Qué es el Síndrome del Acento Extranjero?

¿Qué es el Síndrome del Acento Extranjero?

El síndrome del acento extranjero (SAE) es una alteración bastante rara en la que una persona comienza a mostrar una pronunciación extranjera o diferente a su dialecto nativo sin necesidad de haber tenido una experiencia previa con la lengua de la que adquiere el acento (Vares, 2015).

Se trata de un raro trastorno de la producción de lenguaje en el que la pronunciación del paciente es percibida como extranjera por los oyentes de su comunidad de hablantes (Vares, 2015) debido a una incapacidad para producir los contrastes fonéticos y fonológicos del dialecto nativo propio (Pyun et al., 2013).

síndrome del acento extranjero

Se han documentado casos de síndrome del acento extranjero en todo el mundo, incluyendo cambios de acento japonés a coreano, de británico inglés a francés, de inglés americano a británico, y de español a húngaro (UTD, 2016).

El síndrome del acento extranjero se trata de un desorden neurológico que en la mayoría de los casos se produce como consecuencia de algún tipo de lesión o daño cerebral. Además, también se ha observado la existencia de esta patología ligada al desarrollo.

Características del síndrome del acento extranjero

El síndrome del acento extranjero, también denominado acento pseudoextranjero, se define como un tipo de alteración del habla adquirida como consecuencia de la presencia de algún tipo de lesión en el sistema nervioso central que va a producir la aparición de un acento extranjero al hablar la lengua nativa (González-Alvarez, 2003).

El primer caso de este síndrome fue descrito en 1917 por Marie y Foix, en el un paciente nativo de París adquirió un acento propio de otra región de Francia (Alsacia) tras recuperarse de una lesión en el hemisferio izquierdo (Vares, 2015).

Este fenómeno pasó a describirse como “prosodia anormal” por Monrad-krohn que describió el caso más conocido de esta patología en la revista Brain (1974) (González-Alvarez, 2003).

Este casa tan sonado trataba de una mujer de procedencia noruega que fue alcanzada por un proyectil nazi en la segunda guerra mundial, que le causó un severo traumatismo craneoencefálico. Como consecuencia de la lesión cerebral comenzó o mostrar un evidente acento alemán (González-Alvarez, 2003).

Debido al momento temporal en el que se produjo la presencia de esta alteración, ésta le ocasionó importantes problemas en su vida diaria al ser relacionada con una procedencia germana (González-Alvarez, 2003).

En el año 2008 solo se encontraron referencias científicas de unos 50 casos de síndrome del acento extranjero, incrementándose de forma importante el reporte de este tipo de patologías en los últimos años (Vares, 2015).

De la descripción clínica de los diferentes casos se ha concluido que la modificación del acento surge por una alteración de capacidad del individuo para programar la secuenciación y posición de los movimientos que son esenciales para la producción del lenguaje (Vares, 2015).

Se presentan por tanto anormalidades en la acentuación, el ritmo, la entonación, el modo de articulación, el sonido de las consonantes o la articulación de vocales y diferentes alteraciones en la estructura silábica (Vares, 2015).

En el trabajo de Pinillos (2014) se describen los déficits más característicos que aparecen en pacientes con SAE según la descripción propuesta por Buentello-García y colaboradores:

1. Alteraciones segmentarias: mayor alteración en las vocales que en consonantes; modificación del tiempo de pronunciación de vocales ( más corta o más

larga; modificaciones y errores en la pronunciación de consonantes.

2. Alteraciones prosódicas: variaciones del timo y entonación de las palabras y/o frases; disminución del tiempo entre sílabas, inserción de vocales, transición escasa entre palabra y palabra, inversión de tonalidad de la frases, entre otras.

Causas del síndrome del acento extranjero

Normalmente, las causas del síndrome del acento extranjero se encuentran asociadas a diferentes condiciones neurológicas (Pinillos, 2014).

A pesar de que el sustrato patológico y neurológico de esta patología no se encuentran claramente delimitados, se suele producir como consecuencia de accidentes cerebrovasculares, trastornos craneoencefálicos u otro tipos de trastornos, como la afasia primaria progresiva (Pyun et al., 2013)

Generalmente, los mecanismos etiológicos van a afectar a áreas frontales del hemisferio izquierdo, especialmente en la región anterior de la ínsula, sin embargo aún no existe un acuerdo sobre ésta implicación (Pyun et al., 2013).

Diferentes estudios actuales que emplean técnicas avanzadas de neuroimagen no asocian la aparición del SAE con lesiones focales, sino más bien con varias lesiones corticales y/o subcorticales de pequeño tamaño que se pueden presentar de forma distribuida (Pyun et al., 2013).

La mayoría de los casos se corresponden con lesiones en el hemisferio izquierdo (Pyun et al., 2013), no obstante, su aparición va a depender de la localización del hemisferio dominante para el lenguaje (Vares, 2015).

Por otro lado, debemos tener en cuenta que se han descrito algunos casos de SAE en ausencia de accidentes cerebrales, ligado al desarrollo en concreto a un trastorno específico del lenguaje (Vares, 2015).

La presencia o ausencia de una lesión estructural no predice la ocurrencia de este tipo de patologías, ya que algunas técnicas como el PET, han descrito una hipoperfusión de diferentes regiones sin presencia de alteraciones estructurales asociada al Síndrome del acento extranjero (Pyun et al., 2013),

Tipos de síndrome del acento extranjero

En función de la naturaleza de este tipo de patología, Jo Verhoeven y Peter Mariën (2010) han clasificado los principales casos de SAE que se han publicado en tres categorías (Vares, 2015):

- Síndrome del acento extranjero neurogénico: la patología es consecuencia de los cambios que se producen en el sistema nervioso central por la presencia de lesiones generalmente en áreas motoras del lenguaje. Esta categoría reúne tanto casos adquiridos como ligados al desarrollo y a trastornos específicos del lenguaje.

- Síndrome del acento extranjero psicogénico: se produce como consecuencia de algún tipo de alteración exclusivamente psicológica, sin evidencias de daños cerebrales. En uno de los casos descritos como psicogénico el examen psiquiátrico mostró una historia asociada al tratamiento de la depresión con tendencias suicidas.

- Síndrome del acento extranjero mixto: algunos autores señalan la existencia de un tercer tipo de patología siendo la causa etiológica neurogénica pero que tras el efecto psicológico de esta alteración conlleva aspectos psicogénicos, como la enfatización del nuevo acento para lograr una mayor conciliación e identidad más coherente.

Tratamientos

La mayoría de los casos que se han descrito del Síndrome de acento extranjero se han examinado desde una perspectiva investigadora, por lo que el área clínica no se ha abordado de forma significativa.

Se conoce poco o casi nada acerca de los posibles tratamiento de este cuadro patológico tan singular. Algunos autores como Duffy, en sus descripciones incluyen la posibilidad de adaptar diferentes técnicas empleadas en cuadros de afasias o apraxias lingüísticas (Villaverde-Gonzalez, et al., 2003)

Recurrir a una intervención logopédica o neuropsicológica se pueden considerar una buena estrategia neurorrehabilitadora. Estas intervenciones deben estas orientadas a la modificación del ritmo del habla, las distorsiones del punto y modo de articulación, las sustituciones y variaciones en la producción de consonantes o vocales, que contribuyen a las variaciones sustanciales de acento (Villaverde-Gonzalez, et al., 2003)

Además, la modificación de la prosodia puede tener un papel crucial en el origen del acento. Las técnicas de mejora prosódica, del estrés, ritmo y naturalidad, serán útiles en la reducción del acento extranjero (Villaverde-Gonzalez, et al., 2003)

Por otro lado la Universidad Jaime I y el servicio de Neurología del Hospital de Castellón (España), destacan la importancia de la retroalimentación auditiva. Así, algunas de las técnicas empleadas en el tratamiento de la disemia han demostrado ser efectivas en el SAE. Algunas de estas ténicas son:

  • Retroalimentación auditiva enmascarada (MAF, Masking Auditory Feedback).
  • Retroalimentación auditiva demorada (DAF, Delayed Auditory Feedback).
  • Retroalimentación auditiva con cambio de frecuencia (FAF, Frequency-Shifted Auditory Feedback).

Algunos casos de SAE

  • Katz, Garst y Levitt (2008) describen el caso de una mujer de 46 años, cuya lengua nativa era el inglés americano. Empezó a mostrar un acepto similar al propio de Suecia o de regiones de Europa del este tras sufrir una reacción alérgica que le causo debilidad facial, parálisis del lado izquierdo del rostro o lentitud al hablar. Los estudios de neuroimagen mostraron que presentaba una alteración del tamaño de los ventrículos cerebrales laterales y una atrofia cortical en el lóbulo frontal (Pinillos, 2014).
  • Uno de los últimos casos descritos en la literatura científica se refiere un paciente español. Se trata de una mujer de 51 años de edad residente en la provincia de Castellón, cuya pronunciación del español comenzó a mostrar un acento extranjero tras padecer un accidente cerebrovascular. Este mujer empleaba 4 lenguas diferentes (francés, inglés, valenciano y castellano) sin embargo, sólo la producción del castellano se mostró afectada (Vares, 2015)
  • Por otro lado recientemente se ha documentado el primer caso de SAE en el que la persona afectada experimenta diversos acentos. Se trata de una mujer nativa de Australia con 37 años de edad, fue ingresada tras prestar una repentina dificultad para pronunciar, debilidad del lado derecho del cuerpo, problemas de coordinación, dolor de cabeza, entre otros. Los estudios de neuroimagen relevaron una hemorragia cerebral. Varios días más tarde, comenzó a mostrar de forma involuntaria y espontanea un acento que podía identificarse con el francés. Posteriormente, en los días sucesivos, llego a experimentar al menos 6 acentos diferentes, alguno de los cueles no duraron más de 24 horas (Vares, 2015).

Referencias

  1. González-Álvarez, J., Parcet-Ibars, M., Ávila, C., & Geffner-Sclarsky, D. (2003). Una rara alteración del habla de origen neurológico: el síndrome del acento extranjero. Rev Neurol, 36(3), 227-237.
  2. Pinillos Chávez, P. (2014). This is not my voice: A review of the Foreign Accent Sydrome. Est Interlin., 107-116.
  3. Pyun, S., Jang, S., Lim, S., Ha, J., & Cho, H. (2013). Neural substrate in a casa of reign accent syndrome following basal ganglia hemorrhage. Journal of Neurolinguistics, 479-489.
  4. Vares González, E. (2015). Un nuevo caso de síndrome del acento extranjero ligado al desarrollo. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología, 35, 77-83.
  5. Villaverde-González, R., Fernández-Villalba, E., Moreno-Escribano, A., Alías-Linares, E., & García-Santos, J. (2003). Síndrome del acento extranjero como primera manifestación de esclerosis múñtiple. Rev Neurol, 36(11), 1035-1039.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW