Mitomanía: Síntomas, Causas y Tratamiento (Niños y Adultos)

Mitomanía: Síntomas, Causas y Tratamiento (Niños y Adultos)

La mitomanía es un trastorno psicológico en el que la persona miente compulsivamente hasta tal punto que es capaz de creerse sus propias mentiras.

Quizás, mentiroso compulsivo es un término más amable y comprensible para entender el significado de mitomanía.

mitomanía

Seguramente ahora tienes una pequeña idea de lo que estamos hablando, es posible que incluso comiences a buscar entre tus conocidos a alguna persona que cumpla con esta definición. ¡No desesperes! Vamos a enumerar una serie de síntomas que describen perfectamente a este tipo de personas.

Síntomas de la mitomanía

Cuando hablamos de mitomanía o de personas mitómanas, nos referimos básicamente a personas que integran la capacidad de mentir en su conducta y actitud de su rutina diaria.

Por tanto los principales síntomas que acarrea la mentira en la vida de estas personas son:

  • Episodios de alta ansiedad. Los mitómanos son personas desencantadas con su propia realidad, para ello sufren diversos episodios de ansiedad que les motiva a crear sus mentiras, deformando su entorno y vida hacia los demás.

  • Baja autoestima. Su incapacidad de aceptarse, les hace dibujar un perfil de ellos mismos totalmente alejado de la realidad; suelen mostrar verbalmente unas vivencias, ideas y experiencias ricas e interesantes.

  • Estrés. Las personas que mienten compulsivamente conviven con el estrés diario de mantener sus mentiras, para no ser descubiertos. Deben crear situaciones y contextos de los cuales pueda escaparse y seguir con su irrealidad. Poseen un miedo exacerbado a ser descubiertos, el trabajo mental para construir mentiras se multiplica, hasta que son descubiertos.

  • Creen en sus mentiras. El mitómano tiene la capacidad de interiorizar como suyas las experiencias o vivencias inventadas hacia los demás, por ello mantienen un actitud natural ante los hechos que relata, en ocasiones los trata como viejos recuerdos.

  • Magnificar la realidad. Es posible que un mentiroso de esta categoría pueda contar una realidad pero totalmente sobredimensionada con adornos inventados, para intentar refrendarse como persona ante los demás. Gesticular en la comunicación es muy común entre los mitómanos.

Estos síntomas moldean una personalidad dedicada a inventarse y falsear realidades, situaciones y la vida en general.

Si necesitas saber cómo saber si alguna persona conocida miente, te interesará este artículo.

Diferencias entre mitómano y mentiroso

Es importante diferenciar a un mentiroso de un mitómano, los dos mienten, pero existen diferencias importantes: el mentiroso miente con una finalidad, ya sea protegerse o defenderse de algo o alguien, siempre tiene un motivo para no decir la verdad.

En cambio el mitómano miente de forma compulsiva, a veces sin motivación, muchas veces las mentiras son absurdas e inexcusables, creándose situaciones ridículas. El mitómano padece un trastorno, que le conlleva a mentir irremediablemente de su vida.

Consecuencias de mentir compulsivamente

La mitomanía es un trastorno grave que afecta no sólo a la persona mentirosa sino directamente a su entorno más cercano. El perfil del mentiroso compulsivo esta fielmente tratado en la obra científica de Kurt Schneider “Las Personalidades Psicopáticas”.

Son personas que carecen de ciertos valores morales, son traidores, desleales, sin ningún rubor ante la mentira. Esto ocasiona un enorme problema a familiares y allegados. Pues la confianza se desquebraja poco a poco hasta no poder tener ningún lazo de unión con los mitómanos.

El contexto familiar, personal se desdibuja y se pierde en favor de una persona aislada, creyente de sus fantasías, sin credibilidad alguna para mantener relaciones sociales.

El mitómano se convierte en un ser solitario incapaz de afianzar relaciones sociales, más allá de los lazos familiares afectados cercanos; no ser descubierto le produce satisfacción, creando un adicción peligrosa que alimenta su trastorno.

Combatir la mitomanía es un ejercicio de paciencia y amor ante la persona que padece este trastorno patológico. En primer lugar es necesario hacer ver al mitómano su actitud, su constante desahogo ante las mentiras y fantasía. Si el mentiroso compulsivo no es capaz de aceptar su problema, poco más se puede hacer.

Es necesario ser muy firme y serio ante cualquier mentira descubierta al mitómano, pues es una de los primeros signos a mostrar para su recuperación.

Los familiares o las personas cercanas al mitómano deben de pedir orientación a un profesional, para que pueda crear un plan de actuación óptimo para acometer el tratamiento con éxito.

Como puedes ver, es un trabajo de todo el entorno cercano del mentiroso compulsivo, pues debe ser la piedra angular de su recuperación.

Tratamiento

Se pueden diferenciar dos tipos de actuaciones que ayudan a minimizar y corregir las graves consecuencias de la mitomanía:

  • Terapias cognitivas. Son todas aquellas acciones, ejercicios o actividades que ayudan al mitómano a encontrar el origen de su baja estima; como hemos dicho anteriormente la inseguridad y baja autoestima es el principal culpable de la creación de las primeras mentiras hasta llegar a ser un hecho diario patológico. Trabajar sobre su personalidad y el conocimiento propio, para que a partir de este punto se construyan los cimientos fuertes de una personalidad sana y transparente. Visita este artículo para aprender a trabajar la autoestima.

  • Comunicación. La comunicación es el instrumento básico para solventar todo problema psicológico; ofrecer las herramientas sociales y comunicativas eficaces para afrontar la vida es imprescindible. El mitómano recogerá estas “armas” sociales para desarrollar la asertividad hacia los demás.

Combatir la mitomanía, dependiendo de su gravedad, es un trabajo a medio y largo plazo, pues se debe de reeducar la percepción de la realidad del mentiroso compulsivo. Paciencia, cariño y tenacidad son ingredientes básicos para aquellas personas que deseen ayudar y convivan con un mitómano.

La mitomanía es un trastorno difícil y complejo; con lo relatado en este artículo puedes hacerte una composición de lo que es un mitómano. Debe de tratarse con toda seriedad la actividad de estas personas pues, pueden arruinar la vida de sus familiares y allegados.

¿Conoces a alguna persona mitómana? ¿Crees que todos tenemos algo de mitómanos? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW