La entrevista psicológica ¿El mejor método de evaluación?

La entrevista psicológica ¿El mejor método de evaluación?

La entrevista psicológica es la técnica de evaluación más utilizada en psicología, en concreto en el ámbito clínico. Su utilización se justifica por su eficacia tanto para indagar contenidos no observables como para servir de guía y orientación sobre qué contenidos deben ser evaluados con otros procedimientos.

Mediante la evaluación psicológica se explora y analiza el comportamiento de un adulto o niño en base a distintos objetivos:

  • Si queremos realizar una descripción del sujeto en relación a sus conductas.

  • Si queremos realizar un diagnóstico de la persona.

  • Si queremos elegir a una persona para un determinado puesto de trabajo, selección y predicción.

  • Si queremos dar alguna explicación a algún comportamiento o forma de ser de una persona.

  • Si necesitamos observar si se han producido cambios en una persona y si, por tanto, el tratamiento ha sido efectivo…

entrevista psicológica

Todos estos aspectos los abarca la entrevista clínica psicológica, instrumento que podemos clasificar dentro de la categoría general de autoinformes, y mediante la cual, obtenemos información, previa al diagnóstico e incluso a cualquier modalidad de intervención.

La entrevista suele darse al principio de la evaluación y al comunicar los resultados, lo que se conoce como entrevista de devolución.

Funciones de las entrevistas

La entrevista es una conversación y/o relación interpersonal entre dos o más personas, con unos objetivos determinados, es decir, con una finalidad, en lavque alguien solicita ayuda y otro la ofrece.

Esto supone que existe una diferencia de roles en los participantes. Además, se deja ver una relaciónvasimétrica, puesto que uno es el experto, el profesional, y el otro el que necesita ayuda.

Sus funciones principales son:

  • Función motivadora: ya que por medio de la entrevista se estimula una relación que estimula el cambio.
  • Función clarificadora: la exposición de los problemas por parte del paciente y el ordenarlos, ayuda al sujeto a clarificarlos.
  • Función terapéutica: se da al verbalizar, porque el psicólogo da alternativas.

Objetivos de la entrevista

Entre los objetivos que se pretenden conseguir cuando se decide utilizar una entrevista para clarificar la demanda de la persona, nos encontramos con los siguientes:

  • Establecer un buen clima de confianza apropiado para propiciar la comunicación del paciente.

  • Percibir la conducta total del paciente, tanto la verbal como la no verbal.

  • Mantener una escucha activa con el paciente y observar.

  • Estimular la expresión verbal.

  • Definir el problema de manera operativa, atendiendo a las características observables y definibles.

  • Identificar antecedentes y consecuentes que puedan estar influyendo en la demanda que plantea el sujeto.

  • Conocer tentativas de solución puestas en práctica por el sujeto y elaborar hipótesis.

  • Planificar el proceso de evaluación psicológica, y elaborar un mapa conceptual integrativo.

Características de las entrevistas

A continuación, citaré las principales características de este medio de evaluación:

  • Se trata de una evaluación que se realiza a través de una conversación con una finalidad. Está destinado a recoger datos mediante el autoinforme del sujeto evaluado, y a recabar información de un tercero.
  • Recoge la demanda del entrevistado, es decir, toda aquella información de carácter amplio, general, específica y concreta. El psicólogo deberá identificar y clarificar la demanda.
  • La entrevista tiene lugar en un espacio y tiempo prefijado con anterioridad. Suele ser en la consulta del psicólogo.
  • Se da una influencia recíproca entre los individuos implicados, esta influencia es bidireccional.
  • La relación entre entrevistador y entrevistado se inicia desde el desconocimiento mutuo, sin embargo, la tarea del entrevistador será la de recabar información para lograr un buen conocimiento del paciente y su entorno en un breve período de tiempo (en torno a 40-50 minutos).
  • La relación que se da en una entrevista funciona como una Gestalt, como un todo.

A pesar de todas las características ventajosas de la entrevista, existen 2 fuentes de problemas: la información que se obtiene está basada en el informe del sujeto y existe una alta dificultad en separar la ejecución de la técnica, de los modos habituales con los que las personas se comportan en una situación interactiva.

Es decir, es complicado discernir entre si lo que responde el entrevistado es cómo se comporta el sujeto habitualmente, o si, por el contrario, está respondiendo de manera diferente al saberse evaluado.

Etapas de las entrevistas

Durante el desarrollo de las entrevistas psicológicas podemos hacer referencia a tres apartados básicos presentes, por un lado, la pre-entrevista, por otro la entrevista, y por último la post-entrevista. En cada etapa se realizan tareas diferentes y características de casa una.

Pre-entrevista

Los profesionales no suelen recibir a un paciente directamente, sino que existe otro que recibe la solicitud de consulta del paciente. En esta etapa el encargado deberá recoger información sobre el paciente (quién llama, cuántos años tiene y datos de contacto); sobre el motivo de consulta, que se recogerá de manera breve para no interferir en la labor del clínico y se anotará textualmente lo que dice y cómo lo dice. Y, por último, se anotará el referente (si viene derivado o por su propia iniciativa).

Entrevista

En esta etapa podemos distinguir diferentes subetapas:

  • Fase de conocimiento básico: en ésta hay que tener tres aspectos en cuenta; el contacto físico, los saludos sociales y las tentativas de mutuo conocimiento. No existe una manera estipulada para recibir al paciente, se aconseja cuidar la actitud empática y cálida con esmero, así como la comunicación no verbal. Se abre la entrevista clarificando los objetivos que se persiguen con la evaluación, el tiempo de intervención y el conocimiento que tenemos de su demanda.
  • Fase de exploración e identificación del problema: es el cuerpo de la entrevista y dura 40 minutos aproximadamente. Se lleva a cabo un análisis de las demandas, quejas y metas del paciente. El psicólogo debe dejar claro cuál es su rol, guiar al entrevistado y utilizar sus conocimientos y experiencias para comprender el problema, elaborar hipótesis, analizar los antecedentes y consecuentes, y explorar las soluciones previas. Antes de pasar a la siguiente fase el psicólogo deberá hacer una síntesis de los problemas planteados y se formulará un resumen al paciente de lo que hemos obtenido con la entrevista, a fin de obtener un feedback de devolución de su parte.
  • Fase de despedida: en esta fase se despide al paciente. Previamente se clarificará el método de trabajo a seguir en las próximas sesiones y se concretará una nueva cita. Hay pacientes que cuando llegan esta fase se resisten a irse, lloran o se sienten mal porque se acaban de acordar de algo importante que tenían que comunicarle … En estos casos se le dirá al paciente que podrán comentarlo en la siguiente sesión, que no se preocupe.

Post entrevista

En esta fase el psicólogo completará notas que haya tomado durante la entrevista, anotará sus impresiones y formulará un mapa sobre los problemas que le han consultado.

Tipos de entrevistas

Existen multitud de entrevistas diferentes. A continuación se expondrán distintas clasificaciones según la estructuración, finalidad, temporalidad y edad.

Según la estructuración

  • Estructurada: cuenta con un guión establecido y generalmente estandarizado. Dos modalidades: la mecanizada, en la que el paciente se sitúa frente a un ordenador para responder a unas preguntas y el cuestionario guiado por el examinador, donde el paciente responde al interrogatorio del examinador, o bien responde por sí mismo.
  • Semiestructurada: guión previo que se puede ir alterando durante la entrevista (alterando el orden, la formulación…).
  • Libre: en ella se permite hablar al entrevistado en función de sus necesidades, a través de múltiples preguntas abiertas, de amplio espectro.

Según la finalidad

  • Diagnóstica: suele ir posteriormente acompañada de otros instrumentos que permiten contrastar lo recogido en la entrevista.
  • Consultiva: intenta dar respuesta a un tema específico, el objetivo final no va destinado a proseguir con un trabajo clínico posterior.
  • De orientación vocacional: su objetivo es orientar a las personas en relación a qué estudios elegir o cuál es el ámbito profesional idóneo.
  • Terapéutica y de consejo: tienen como objetivo un cambio acordado para ambas partes.
  • De investigación: determinar en función de criterios previamente definidos la adscripción o no de un sujeto a la propia investigación.

Según la temporalidad

  • Inicial: abre el proceso relacional e identifica el objeto y objetivos.
  • Entrevista de información complementaria: útil para conocer más datos (familiares, profesionales externos...).
  • Entrevistas biográfica o anamnesis: utilizada en psicología infantil y es imprescindible para el diagnóstico. Se recorren los hitos evolutivos, el desarrollo temprano, la autonomía, la adquisición de funciones básicas (se hacen preguntas sobre el embarazo, el parto, si tuvo problemas para comer, cuando comenzó a hablar…).
  • Entrevista de devolución: el psicólogo ofrece información sobre el diagnóstico, pronóstico y estrategias terapéuticas plateadas. Se pone en juego la comprensión del problema, motivación para el cambio y adaptación de las estrategias propuestas. A esta entrevista se le conoce también como informe verbal.
  • Entrevista de alta clínica, despedida física y administrativa: útil para despedir física y administrativamente al paciente y cerrar el caso, finaliza porque se ha cumplido el objetivo, o porque ha habido una respuesta existosa al problema.

Según la edad

  • Entrevista a niños y adolescentes: en general no piden ayuda por sí mismos (sólo un 5% lo hacen), sino que la demanda proviene de los adultos, y éstos suelen ser parte implicada en el problema y la resolución. Se debe hacer una adaptación muy personalizada y el conocimiento de las características evolutivas es imprescindible.

En los niños entre 0 y 5 años, se suele utilizar el juego y las expresiones gráficas y plásticas (hay que tener en cuenta que de 0 a 3 años es importante la presencia de las madres).

En los niños entre 6 y 11 años, se utilizan entre seis y ocho dibujos y juegos. Y después se evalúa el uso del lenguaje.

  • Entrevista a adultos: las entrevistas con ancianos y personas con deterioro requieren un entrenamiento especial para el tipo de relación, el lenguaje, el modo de preguntar, los objetivos del cambio, los apoyos económicos, sociales y emocionales.

Aspectos fundamentales para ser un buen entrevistador

A la hora de realizar una entrevista psicológica a un paciente hay que tener en cuenta una serie de aspectos que facilitarán la obtención de información congruente y valiosa. Éstos hacer referencia a las actitudes, a las habilidades de escucha y a las de comunicación.

Características actitudinales
Empatía

La empatía es la capacidad de comprender al paciente a nivel cognitivo y emocional, y trasmitirle esa comprensión. Bleguer lo denominó "Disociación instrumental", es decir, disociación que experimenta el profesional, que por una parte debe mostrar una actitud de cercanía emocional, y por otra, se mantiene distante. Se debe dar tres condiciones básicas: congruencia con uno mismo, aceptación incondicional del otro y ponerse en el lugar del otro sin dejar de ser uno mismo.

Ser empático significa entender los problemas del otro, captar sus sentimientos, ponerse en su lugar, confiar en su capacidad para salir adelante, respetar su libertad e intimidad, no juzgarle, aceptarlo como es y cómo quiere llegar a ser, y ver al otro desde sí mismo.

Calidez

La calidez hace referencia a la aceptación positiva del paciente, se manifiesta mediante la proximidad física, gestos, refuerzos verbales…

Competencia

El terapeuta debe demostrar su experiencia y capacidad para proponerle soluciones al paciente. Resulta muy útil adelantarse a lo que el paciente va a decir, si le conoce bien, porque le hace ver que el terapeuta es competente y sabe de lo que habla. En caso de que el psicólogo considere que el caso supera las propias limitaciones, deberá derivar a otro profesional.

Flexibilidad y tolerancia

Implica para el psicólogo saber responder ante situaciones imprevistas, sin perder el objetivo que se persigue. El profesional tiene que ser flexible para adaptarse a la diversidad de personas con las que trabaja.

Honestidad y ética profesional

El psicólogo trabajará siendo coherente con sus principios, valores, su modelo teórico, esto se traduce en actuar con sinceridad, honestidad y actitud abierta, respetando el consentimiento informado del paciente, la confidencialidad y la protección de la información.

Habilidades de escucha

Dentro de esta categoría nos encontramos con aspectos como mantener el contacto visual, la proximidad física, los gestos…

La actitud del psicólogo debe ser receptiva y debe dejar hablar. Esto se puede conseguir mediante las siguientes acciones:

  • Demostrar al paciente el interés de escucha.
  • Evitar las distracciones.
  • Dar tiempo al paciente para que se exprese y no adelantarse.
  • Controlar los impulsos.
  • No hacer valoraciones de lo que diga el paciente.
  • Ofrecer una presencia estimulante.
  • Mantener los silencios (favorecen la escucha e incitan a hablar).
  • No interrumpir.
  • Tardar tiempo en responder (se ha visto que si se espera unos 6 segundo se favorece que el entrevistado siga hablando).
  • Dar ayuda.
  • Rectificar errores cognitivos como distorsiones o generalizaciones.
  • Clarificar las emociones expresadas.
  • Guiar al paciente a que comprenda su malestar y proponer cambios.

Habilidades de comunicación

A) Estrategias para elicitar o mantener la comunicación

Dentro de estas estrategias nos encontramos con la técnica especular, consistente en repetir lo último que ha dicho el paciente o hacer el gesto; dar la palabra; realizar comentarios confirmatorios o expresar aprobación.

También se puede utilizar la realimentación comunicacional de los hechos, por ejemplo, asegurarte que no has entendido mal expresándole al sujeto “si no he entendido mal…” y/o del comportamiento, por ejemplo, le decimos a un adolescente “cuando desvías la mirada, los profesores sienten que no les están atendiendo”.

También se utiliza el señalamiento o subrayar cuando queremos evidenciar un problema. O la interpretación, cuando queremos establecer causas y efectos. Por último, los psicólogos cuando observan que un paciente está intentando eludir un tema utiliza el aterrizaje en paracaídas para abordarlo, de manera sorpresiva y directa.

B) Estrategias para hacer preguntas

Los psicólogos utilizan multitud de tipos de preguntas. Entre ellas nos encontramos con preguntas abiertas, cerradas, preguntas facilitadoras (no ambiguas), p. clarificadoras (destinadas a clarificar un aspecto ambiguo), p. con encabezamiento, p. guiada (o con respuesta inducida, la pregunta lleva implícita una respuesta monosilábica) y p. de confrontación (ser cauto, normalmente se enuncian para responder sí o no). También se utiliza la devolución de preguntas, con el objetivo de que el paciente busque por sí mismos las respuestas.

Por otro lado, utilizan técnicas de presión, técnicas de confrontación directa (para que sea consciente de sus contradicciones y técnicas de recuerdo de límites como presión del tiempo, centrar el problema y revisión de síntomas.

Conclusión

La entrevista es una de las técnicas de evaluación más utilizadas en la actualidad pues permite recoger una amplia variedad de aspectos fundamentales a la hora de evaluar a una persona, en un breve período de tiempo y facilitando sobremanera la planificación posterior tanto evaluativa como terapéutica.

Bibliografía

  1. Moreno, C. (2005). Evaluación Psicológica. Madrid: Sanz y Torres.
  2. Fernández-Ballesteros, R (2011). Evaluación psicológica. Conceptos, métodos y estudio de casos. Madrid: Pirámide.
  3. Del Barrio, V. (2003). Evaluación psicológica aplicada a diferentes contextos. Madrid: UNED.
  4. Del Barrio, V. (2002). Evaluación psicológica en la infancia y la adolescencia. Madrid: UNED.

La entrevista psicológica ¿El mejor método de evaluación?
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW