Las 12 Diferencias entre Anorexia y Bulimia

Las 12 Diferencias entre Anorexia y Bulimia

En este artículo vamos a explicar las existentes diferencias entre la anorexia y la bulimia. Ambas condiciones entran dentro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Y los dos implican un importante problema de salud y tienen devastadoras consecuencias en la vida de la persona afectada.

Aquellas que sufren anorexia o bulimia suelen ser mujeres jóvenes e incluso adolescentes o niñas. Aunque cualquiera puede padecerlas.

diferencias entre anorexia y bulimia

Tienen en común que sienten que su propio valor está determinado por la forma y tamaño de su cuerpo, viendo la delgadez como la mayor meta que pueden alcanzar. Pero tristemente, la percepción del propio cuerpo está completamente alterada y no encuentran nunca la perfecta delgadez que están buscando.

Siempre desean bajar más y más de peso, dependiendo su felicidad de su aspecto físico. Estas personas hacen esfuerzos que ponen en peligro su vida para alcanzar sus objetivos. Estas personas pueden bajar de peso hasta llegar a cierta meta que consideran aceptable. Pero incluso cuando obtienen el peso deseado no pueden parar su obsesión y siguen pensando que hay más kilos que perder.

En general, las personas con anorexia van a intentar conseguir sus metas comiendo lo mínimo posible. Mientras que las que tienen bulimia, no podrán controlar sus atracones y optarán por conductas de purga.

Todo este proceso de acompaña de gran malestar, obsesiones, ansiedad, baja autoestima, aislamiento, sentirse incomprendidas… aunque normalmente no van a admitir que tienen un problema.

A pesar de la buena inteligencia que presentan, ambas creen que están haciendo lo correcto y que nadie entiende lo que ellas consideran como “su filosofía de vida”. Incluso se defienden del mundo creando redes y grupos por internet “pro-mia” y “pro-ana” donde se dan consejos y se apoyan.

Diferencias entre la Anorexia y la Bulimia

Como vemos, estos dos trastornos tienen muchas cosas en común. Ahora vamos a detallar cuáles son las diferencias que presentan.

1- Distintas formas de alcanzar un mismo objetivo

Tanto en la anorexia como la bulimia lo que se desea es bajar de peso. Para ello, las personas con anorexia se dedican a eliminar prácticamente todos los alimentos de la dieta poco a poco. Sobre todo, aquellos que consideran que tienen más calorías; hasta que finalmente procuran pasar todo el tiempo posible sin comer nada (ayuno).

Pueden que acompañen el proceso con ejercicio físico para intentar disminuir más rápido de peso, desarrollando todas las estrategias posibles para mantenerse sin comer. Es decir, la anorexia se caracteriza por restricción.

En cambio, en la bulimia la persona intenta mantenerse en ayuno como ocurre en la anorexia, pero sin éxito. Llega un momento en el que el hambre le invade, pierde el control y se prepara para devorar en poco tiempo cantidades inmensas de comida muy calórica.

Además, después de estos periodos conocidos como los atracones, la persona bulímica va a procurar compensar de alguna forma todo aquello que ha comido (lo que se denomina purga). Normalmente recurren al vómito autoprovocado, aunque otras alternativas son el ejercicio físico o la utilización de laxantes y diuréticos.

Sin embargo, según los criterios diagnósticos del DSM-V, la anorexia puede ser restrictiva (implicando la evitación de alimentos como hemos mencionado) o subtipo atracones/purgas.

De esa forma hay un grupo de personas con anorexia que recurren a conductas de purga después de haber ingerido alimentos. Pero para diagnosticar la bulimia, por el contrario, los requisitos indispensables son: que se den los atracones, y purgas o conductas de compensación para evitar subir de peso tras la gran ingesta.

La diferencia de los diagnósticos aquí reside en criterios de peso corporal, autocontrol y conductas que emplean.

Eso hace que el diagnóstico pueda ser más complicado y una misma paciente puede pasar por varios diagnósticos distintos a medida que la enfermedad evoluciona.

Durante el artículo explicaremos esto con más detalle.

2- El peso

Según los criterios diagnósticos establecidos, para indicar que una persona tiene anorexia debe catalogarse como de bajo peso. Esto significa que debe haber perdido el 15% o más de su peso corporal ideal según su edad y estatura.

En la quinta edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-V), se indica para la anorexia: “peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la salud física. Peso significativamente bajo se define como un peso que es inferior al mínimo normal o, en niños y adolescentes, inferior al mínimo esperado.”

En cambio, en los pacientes con bulimia no se tiene en cuenta este criterio. De hecho, muchos poseen un peso dentro de lo normal e incluso sobrepeso.

Es típico de esta última condición que se den oscilaciones importantes en el peso. Mientras que en la anorexia se mantiene bajo o se va reduciendo cada vez más.

3- Autocontrol

Las personas con bulimia suelen experimentar una acentuada falta de control, ante sus comportamientos de atracones y purgas, además de vergüenza y culpa.

Sin embargo, en la anorexia la sensación de control es mucho más fuerte, ya que ingenuamente la paciente cree que puede restringir los alimentos que ingiere a su antojo. Cuanto más consigue restringir, más control siente sobre su vida.

Esto se observa en los siguientes aspectos. En la bulimia, después de un tiempo de ayuno, el simple hecho de probar un bocado de comida puede desencadenar una gran pérdida de control que termina en atracón. Con el tiempo, el afectado sabe cuándo van a venir los atracones y tiene una gran cantidad de comida almacenada en casa especialmente reservada para esos momentos.

En cambio, en la anorexia no aparecen esos atracones, sino que se procura comer muy poco o nada. Pueden probar algunas pequeñas cantidades de alimentos que “compensarán” con más días de ayuno o ejercicio.

4- Impulsividad

Las anoréxicas son personas que encajan con las ideas de control total, austeridad, inhibición, restricción, evitación y aislamiento.

En cambio, el perfil de las bulímicas se asocia más con impulsividad, exigencias, descontrol, inestabilidad, etc. De hecho, existe una importante relación de la bulimia con el trastorno límite de la personalidad, que presenta muchas de estas características.

5- Conciencia del problema

Unido a lo anterior, como las personas con bulimia van a sentir más malestar y sensación de pérdida de control, es más habitual que admitan que tienen un problema. Pero en la anorexia puede que no se sienta la existencia de ese problema y por el contrario el paciente crea que está actuando correctamente respecto a su alimentación.

6- Pensamientos

La diferencia entre bulimia y anorexia también se refleja en los pensamientos que rumian.

Las personas con bulimia pueden estar pensando continuamente en la comida, qué recetas van a cocinar o qué comida van a comprar para el próximo atracón. Pueden estar planificándolo durante mucho tiempo, e incluso seguir un orden de las comidas que va a seguir o cómo va a combinar los alimentos.

Por otro lado, las anoréxicas dedican sus pensamientos a las comidas que va a saltarse, qué excusas inventarse para no comer o qué trucos va a utilizar para que amigos y familiares no se percaten.

7- Comportamiento y rituales con la comida

Las personas con anorexia suelen tener unas conductas típicas a la hora de comer. Van a evitar a toda costa estas situaciones, pero cuando no tengan más remedio que estar en ellas procurarán fingir que comen.

Además, desarrollan refinadas técnicas como introducir discretamente la comida dentro de una servilleta. Es habitual también que partan los alimentos en trozos muy pequeños, los ordenen o jueguen con ellos.

Por otro lado, en la bulimia la conducta en la mesa suele ser normal. Las personas de su alrededor pueden no notar nada ya que parece que comen sin problemas. Luego, secretamente tendrán lugar los comportamientos de purga.

8- Edad de inicio

Ambas condiciones se dan en mujeres jóvenes generalmente, entre la etapa preadolescente y la adultez temprana. Aunque cada vez el inicio es más temprano pudiéndose situar entre los 8 y 10 años de edad.

Parece ser que la anorexia aparece a una edad más temprana que la bulimia. La anorexia tiene una edad media de aparición de unos 14 o 15 años, mientras que en la bulimia se sitúa sobre los 19 años.

No obstante, es importante saber que cualquier trastorno de la alimentación puede comenzar a cualquier edad y tanto en hombres como en mujeres.

9- Prevalencia

Estos trastornos se dan 15 veces más en mujeres que en hombres, y la prevalencia se sitúa entre un 0.3% y un 0.5% en mujeres con anorexia. En cambio, en la bulimia este porcentaje sube, oscilando entre un 1-3% de la población.

Es decir, la bulimia es más frecuente que la anorexia. Y podría aún serlo más en las cifras, pero es más difícil de detectar porque no se dan importantes reducciones de peso.

10- Síntomas físicos

En la anorexia los síntomas más característicos son un peso demasiado bajo y apariencia enferma y débil. Además de deterioro y disfunción de los órganos, cansancio, desmayos, pérdida de concentración y memoria. También puede darse amenorrea o falta de menstruación.

Por otro lado, en la bulimia no se encuentran evidentes cambios en el peso, encontrándose dentro de lo normal. El resto de síntomas puede ser muy similares a los de la anorexia, aunque hay otros diferentes que indican los vómitos autoinducidos recurrentes.

Algunos de ellos son callosidades en los dedos, boca y esófago con heridas, manchas en los dientes, problemas de encías, etc.

Los síntomas de la anorexia se ven más claramente desde fuera y se puede sospechar más fácilmente que alguien tiene la enfermedad. Sin embargo, la bulimia se manifiesta de forma muy sutil y la gente de alrededor puede no percatarse.

11- Tratamiento

Frecuentemente en las pacientes con anorexia llega el momento de la hospitalización. En la bulimia no ocurre tan habitualmente, sino que puede pasar mucho tiempo hasta que el problema comience a dar la cara.

Al existir diferencias entre anorexia y bulimia, para intervenir hay que tenerlas en cuenta. Por ejemplo, para la anorexia se intenta que el paciente afectado valore los logros que ha alcanzado en su vida. Para los pacientes con bulimia, la intervención estará enfocada a ayudarles a mantener un orden y un control.

12- Pronóstico

Estos dos tipos de trastornos de la conducta alimentaria suelen tener una buena recuperación unos años más tarde. Aunque existe un 10-30% que siguen luchando con sus síntomas y presentan recaídas frecuentes. Entre aquellos que más complicaciones presentan, el riesgo de suicidio es mucho mayor.

La anorexia es mucho más difícil de tratar que la bulimia, por ese motivo va a tener un pronóstico peor. Además, se vincula con altas tasas de mortalidad respecto al ámbito de los trastornos mentales.

Esto se ha manifestado en un estudio del año 2000, de 21 años de seguimiento, donde se analizaron 84 pacientes con anorexia nerviosa. Se encontró que el 15.6% murió por motivos asociados a esta enfermedad.

Referencias

  1. Anorexia VS Bulimia (A comparison and contrast essay). (s.f.). Recuperado el 04 de Agosto de 2016, de wattpad: https://www.wattpad.com/.
  2. Anorexia vs. Bulimia. (s.f.). Recuperado el 04 de Agosto de 2016, de Diffen: http://www.diffen.com/.
  3. Anorexia y bulimia. (s.f.). Recuperado el 04 de Agosto de 2016, de Cruz Roja: http://www.cruzroja.es/.
  4. Frequently Asked Questions About Eating Disorders. (s.f.). Recuperado el 04 de Agosto de 2016, de Johns Hopkins Medicine: http://www.hopkinsmedicine.org/.
  5. Husain, A. (2002). Anorexia and Bulimia Nervosa. Recuperado el 04 de Agosto de 2016, de Serendip: http://serendip.brynmawr.edu/.
  6. Paz, M., Fernandez P., Soberon F., Álvarez Z., Rubín Gómez, A. E. (2004). La anorexia se da a cualquier edad y sexo (Trabajo de investigación). IES Ría del Carmen.
  7. Zipfel, S., Löwe, B., Reas, D., Herzog, W., & Deter, H. (2000). Long-term prognosis in anorexia nervosa: Lessons from a 21-year follow-up study. Lancet, 355(9205), 721-722.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW