Trastorno Esquizoide de la Personalidad: 7 Claves

Trastorno Esquizoide de la Personalidad: 7 Claves

Las personas con el trastorno esquizoide de la personalidad se caracterizan por poseer un patrón de desapego de las relaciones sociales y una gama de emociones muy limitada en situaciones interpersonales.

Los demás los podrían describir como "distantes", "fríos" e "indiferentes" con los demás. Esto se debe a que no desean ni disfrutan de la proximidad de los demás, incluidas relaciones sexuales o amorosas.

Trastorno Esquizoide de la Personalidad

Parece que hay algunas personas esquizoides que si son sensibles a la opinión de los demás, aunque no son capaces o no están dispuestos a expresarlas. Para este tipo, el aislamiento social si podría resultar doloroso.

Estas personas se consideran como observadores en lugar de participantes del mundo social, tienen una empatía deficiente y suelen tener un afecto inhibido (ni emociones positivas ni negativas).

1- Síntomas

 

Las personas con personalidad esquizoide son solitarias y pueden tener algunos de estos síntomas:

  • Prefieren hacer actividades solitarias que acompañadas.
  • Buscan la independencia y no tienen amistades cercanas.
  • Se sienten confusos sobre cómo responder a las señales sociales y tienen poco que decir.
  • Sienten poca necesidad por tener relaciones personales.
  • Se sienten incapaces de experimentar placer.
  • Indiferentes y fríos emocionalmente.
  • Se sienten poco motivados.
  • Pueden tener bajo rendimiento en el trabajo o colegio.

 

2- Causas

 

Es necesario hacer más investigaciones sobre las causas genéticas, neurobiológicas y psicosociales del trastorno de personalidad esquizoide.

Es interesante notar que las preferencias sociales se parecen a las del autismo

El autismo esta caracterizado por el impedimento de interacción social y la ignorancia de los demás, o la respuesta a ellos sin emociones.

Esta indiferencia es muy parecida en las personas esquizoides, aunque estas no tienen problemas con el lenguaje.

Al igual que se han identificado causas biológicas para el autismo, es posible que en este trastorno se de una combinación entre una disfunción biológica y problemas tempranos en las relaciones interpersonales.

En cuanto a la neurofisiología, las investigaciones sobre la dopamina sugieren que quienes poseen una menor densidad de receptores obtienen una calificación elevada en "desapego". Puede que este neurotransmisor contribuya al distanciamiento social de las personas con este trastorno.

3- Diagnóstico

 

Criterios diagnósticos según el DSM IV

 

A) Un patrón general de distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional en el plano interpersonal, que comienza al principio de la edad adulta y se da en diversos contextos, como loo indican cuatro (o más) de los siguientes puntos:

  1. Ni desea ni disfruta de las relaciones personales, incluido el formar parte de una familia.
  2. Escoge casi siempre actividades solitarias.
  3. Tiene escaso o ningún interés en tener experiencias sexuales con otra persona.
  4. Disfruta con pocas o ninguna actividad.
  5. No tiene amigos íntimos o personas de confianza, aparte de los familiares de primer grado.
  6. Se muestra indiferente a los halagos o a las críticas de los demás.
  7. Muestra frialdad emocional, distanciamiento o aplanamiento de la afectividad.

 

B) Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro trastorno psicótico, y no son debidas a los efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.

CIE-10

 

Según la Organización Mundial de la Salud clasifica esta caracterizado por al menos cuatro de los siguientes criterios:

  1. Frialdad emocional, desapego o afecto reducido.
  2. Capacidad limitada para expresar emociones positivas o negativas a otras personas.
  3. Preferencia consistente por actividades solitarias.
  4. Muy pocas, o ninguna, relaciones personales, y una falta de deseo por tenerlas.
  5. Indiferencia al elogio o a la crítica.
  6. Poco interés en tener experiencias sexuales con otra persona.
  7. Indiferencia a las normas sociales o convenciones.
  8. Preocupación por la fantasía e introspección.

 

Diagnóstico diferencial

 

El trastorno esquizoide de la personaliadd comparte algunas condiciones con otras condiciones, aunque hay características que las diferencian:

  • Depresión: a diferencia de las personas con depresión, las personas con personalidad esquizoide no se consideran inferiores a otros, aunque probablemente reconozcan que son diferentes. No tienen porqué sufrir de depresión.
  • Trastorno de la personalidad por evitación: las personas con trastorno de personalidad por evitación evitan las interacciones sociales debido a la ansiedad o por sentimientos de incompetencia, las personas con personalidad esquizoide las evitan porque no las disfrutan. Las personas esquizoides también pueden experimentar ciertos niveles de ansiedad.
  • Síndrome de asperger: comparado con la personalidad esquizoide, las personas con el síndrome de asperger tienen problemas con la comunicación no verbal, falta de contacto verbal, prosodia y comportamientos repetitivos.

 

Subtipos

 

El psicólogo Theodore Millon identificó cuatro subtipos de personas con personalidad esquizoide:

  • Esquizoide languido (rasgos depresivos): aletargado, cansado, displiciente, nivel de activación deficiente.
  • Esquizoide remoto (con rasgos esquizotípicos de evitación): distante y retirado, inaccesible, solitario, desconectado.
  • Esquizoide despersonalizado (con rasgos esquizotípicos): desapego de los demás.
  • Esquizoide sin afectos (con rasgos compulsivos): frío, indiferente, impasible.

 

4-Tratamiento

 

Es raro que los sujetos cono TEP acudan a terapia por su propia iniciativa, por tanto  el tratamiento se vería un tanto complicado, ya que el paciente no muestra la motivación o ganas de cambio necesarias.

Al inicio de la terapia marcaríamos los  principales objetivos a conseguir. Estos se basarían sobre todo en las carencias del paciente, que en este caso sería la experimentación de sentimientos como la alegría, el dolor o la ira.

Una vez alcanzados  los primeros objetivos , se irán desarrollando junto con el paciente  nuevas  submetas  a conseguir.

Otro de los objetivos que podríamos anotar en este caso sería por ejemplo la disminución del aislamiento social Para ello sería interesante que realizara alguna actividad acompañado de algún amigo o familiar

De esta manera estaríamos mejorando las relaciones interpersonales de las cuáles carece y a la vez aumentando su motivación tan importante para  poder seguir superando los objetivos propuestos.

A continuación comentaré brevemente  qué técnicas son las más utilizadas para tratar a pacientes con TEP.

Todas estas técnicas se pueden usar combinando unas con otras y con un buen conocimiento tanto de la evaluación como de las limitaciones de cada técnica.

Técnicas de modificación del comportamiento

 

Estas se utilizan para fomentar  todo tipo de  habilidades sociales y así poder enseñarles a los pacientes como establecer buenas relaciones interpersonales.

Para conseguirlo podemos utilizar tanto la imitación (role playing) como la exposición in vivo, también las grabaciones en vídeo son muy útiles para que ellos mismos se den cuenta de cómo actúan y puedan verse posteriormente para corregir aquellas dificultades que le sobrevengan.

Es necesario destacar que antes de utilizar cualquier técnica debemos conocer muy bien el comportamiento del paciente y realizar una  exhaustiva revisión de su historial tanto médico como personal.

Técnicas interpersonales

 

Este tipo de técnicas  pueden llegar a ser incluso un problema para todo aquel que padece TEP, ya que al tener que establecer una relación con el terapeuta le puede resultar difícil o incluso carente de valor.

En caso contrario de que el paciente mostrara una actitud positiva hacia las habilidades sociales se podría intentar llevar a cabo una terapia de grupo, para  así motivar y facilitar actitudes sociales y conseguir que se relacione con gente ajena.

También se usa entre otras terapias, la terapia de familia y pareja,  sobre todo para que los familiares tengan toda la información sobre la enfermedad, cúal es su evolución y pronóstico, y por tanto poder ofrecerle al paciente la ayuda adecuada.

Por otro parte el uso de las estrategias psicoanalíticas, también nos seria de  gran utilidad en este tipo de pacientes porque estos tienen emociones y defensas intrapsíquicas un tanto complejas que es necesario conocer a fondo para una buena recuperación.

Por último hablaríamos del tratamiento con psicofármacos, este sería muy útil sobre todo para fomentar su  motivación inicial y su afectividad, a través de estimulantes.

Una vez alcanzada la motivación necesaria para seguir con el tratamiento iríamos reduciendo las dosis hasta llegar a abandonarla por completo.

Es necesario destacar que durante el periodo de tiempo que se prolongue el tratamiento pueden surgir riesgos como el abandono o las  posibles recaídas, y para que esto no ocurra el paciente debe estar convencido de que la terapia le ha favorecido y ha conseguido obtener algún valor positivo, también habrá que programar sesiones de seguimiento para conocer la evolución del paciente.

Para finalizar  otra de las terapias que hoy día están en auge y la cual  ha alcanzado resultados exitosos en diversos trastornos es la terapia cognitivo conductual.

Terapia cognitiva-conductual

 

Para comenzar, es conveniente que el terapeuta señale la importancia de las relaciones sociales y enseñar las emociones que sienten los demás, para fomentar la empatía.

Es por tanto importante el entrenamiento en habilidades sociales, actuando el terapeuta como amigo o conocido. El role playing permite que el paciente practique las habilidades sociales y las mantenga.

La terapia a largo plazo tiene pocos resultados en estos pacientes. Es conveniente que la terapia se centre en conseguir metas simples como reestructurar los patrones de pensamientos irracionales que influencian en los comportamientos asociales.

Medicación

 

La medicación no se suele recomendar para este trastorno, aunque se puede usar para tratar condiciones a corto plazo como ataques de ansiedad o fobia social.

5-Factores de riesgo

 

Entre los diversos factores que pueden incrementar el desarrollo del TEP  nos encontramos con distintos tipos:

Factores genéticos

 

Después de diversos estudios científicos aún no se puede comprobar que el TEP sea heredado genéticamente, pero sin embargo, sí que existen algunos aspectos biológicos que  han podido influenciar en su desarrollo.

Se considera que en el TEP hay un factor de riesgo añadido, y este sería los problemas de relación y apego durante la infancia lo que dará lugar a posibles déficits sociales en la edad adulta.

En cuanto a las estructuras neurológicas de todo aquel que padece un TEP si  que podrían existir algunas diferencias debido a la incapacidad que tienen estos pacientes de demostrar sus sentimientos o emociones.

Un dato a tener en cuenta es que si durante la infancia muestran una baja respuesta sensorial, pasividad motora y son fáciles de manejar, esto podría ser un indicador de la inactividad futura que tendrán y de la falta de tono emocional.

Por último los déficits de activación y afectividad pueden estar relacionados también con un desequilibrio adrenérgico- colinérgico.  También, pueden surgir problemas por las alteraciones neurohormonales, por excesos o deficiencias de acetilcolina y noradrenalina, lo cual podría provocar una elusión cognitiva o déficits afectivos.

Factores ambientales

 

1-Pobreza de estimulación durante la infancia

La falta de estímulos en el cuidado durante la infancia produce una ausencia de aprendizaje emocional y de maduración, imprescindibles para establecer  relaciones interpersonales y   crear vínculos de apego seguro durante su desarrollo.

2- Ambientes familiares pasivos

Relacionado con el punto anterior, aunque hay que añadir que los niños al aprender el patrón de relaciones interpersonales al que han estado expuestos durante su infancia, desarrollarán un vacío e insensibilidad tanto social como emocional. Por lo que será necesario un ambiente familiar donde prime el diálogo y la comunicación entre sus miembros.

3- Comunicaciones familiares fragmentadas

Los miembros de la familia al utilizar una comunicación escasa y fría, provoca que los patrones de comunicación interpersonales necesarios no se desarrollen adecuadamente. Con lo cual, este niño en la edad adulta no creará vínculos y será tratado de forma aislada, al tener una actitud de indiferencia hacia los demás.

6-Complicaciones

 

Las personas esquizoides tiene mayor riesgo de:

  • Desarrollar otros trastornos psicóticos como trastorno esquizotípico de la personalidad o esquizofrenia.
  • Depresión mayor.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Pérdida de empleo.
  • Problemas familiares.

 

7-Epidemiología

 

El trastorno de personalidad es esquizoide ocurre mayormente en hombres y es raro comparado con otros trastornos de personalidad, con una prevalencia estimada de menos del 1% en la población general.

Si tienes este "trastorno" de la personalidad quizás te sientas identificado con la frase de Kafka:

Soy una persona retraída, callada, insociable y descontenta. De la vida que llevo en casa pueden sacarse al menos algunas conclusiones. Vivo en medio de la familia, entre las personas más buenas y cariñosas, más extraño que un extraño. Con mi madre no he hablado en los últimos años ni siquiera veinte palabras al día por término medio; con mi padre casi nunca he intercambiado más que los buenos días. Con mis hermanas casadas y mis cuñados no cruzo palabra y eso que no estamos enfadados.-Frank Kafka.

Referencias

 

  1. Millon, Theodore (2004). Personality Disorders in Modern Life, p. 378. John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, New Jersey. ISBN 0-471-23734-5.
  2. American Psychiatric Association (2000). Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV-TR. American Psychiatric Pub. p. 695. Retrieved 2011-02-15.
  3. American Psychiatric Association (2000). Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV-TR. American Psychiatric Pub. p. 695. Retrieved 2011-02-15.
  4. Weismann, M. M. (1993). "The epidemiology of personality disorders. A 1990 update". Journal of Personality Disorders (Spring issue, Suppl.): 44–62.

 

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW