Trastorno de la Personalidad por Evitación: 6 Claves

Trastorno de la Personalidad por Evitación: 6 Claves

El trastorno de la personalidad por evitación esta caracterizado por la sensibilidad de la persona a las opiniones de los demás y a la evitación consecuente de las relaciones.

Tanto el temor al rechazo como la baja autoestima son extremos, haciendo que las relaciones personales se limiten a las personas con las que se esta muy cómodo.

Trastorno de la Personalidad por Evitación

Estas personas no muestran un desinterés por las relaciones interpersonales -como en el trastorno de personalidad esquizoide-. Al contrario, son asociales porque son ansiosos interpersonalmente y temen el rechazo.

Las personas con este trastorno evalúan a menudo los movimientos y expresiones de las personas con las que entran en contacto. Su actitud temerosa y tensa puede provocar las burlas de los demás, lo cual confirma a su vez sus propias dudas.

Los mayores problemas asociados con este trastorno ocurren en el funcionamiento social y laboral.

La baja autoestima e hipersensibilidad al rechazo están asociados a contactos interpersonales restringidos, lo cual evita que tengan apoyos sociales cuando necesiten ayuda.

Signos y síntomas del trastorno de personaliad por evitación

Estas personas pueden elegir trabajos en los que no tengan que interactuar con otras personas o con el público de forma regular.

Debido a la necesidad de afecto y pertenencia, pueden fantasear con relaciones idealizadas en las que son aceptados.

El miedo al rechazo es tan intenso que prefieren estar solas que conectadas con otras personas y forman relaciones solo si saben que no serán rechazadas.

A menudo se miran a si mismos con desprecio y no tienen capacidad para identificar rasgos propios que son generalmente positivos en la sociedad.

Los síntomas más comunes son:

  • Hipersensibilidad a la crítica.
  • Aislamiento social autoimpuesto.
  • Timidez extrema o ansiedad en situaciones sociales, aunque la persona siente una fuerte necesidad de relaciones cercanas.
  • Evita el contacto físico porque se ha asociado a estímulos displacenteros.
  • Sentimientos de inadecuación.
  • Autoestima muy baja.
  • Autodesprecio.
  • Desconfianza hacia los demás.
  • Muy consciente de sí mismo.
  • Sentimiendo de inferioridad.
  • Uso de la fantasía como forma de escape para interrumpir pensamientos dolorosos.

Diagnóstico

DSM-V (APA)

Un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como indican cuatro o más de los siguientes ítems:

  1. Evita trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante debido al miedo a las críticas, las desaprobación o el rechazo.
  2. Es reacio a implicarse con la gente si no está seguro de que va a agradar.
  3. Demuestra represión en las relaciones íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado.
  4. Está preocupado por la posibilidad de ser criticado o rechazado en las situaciones sociales.
  5. Está inhibido en las situaciones interpersonales nuevas a causa de sentimientos de inferioridad.
  6. Se ve a sí mismo socialmente inepto, personalmente poco interesante o inferior a los demás.
  7. Es extremadamente reacio a correr riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades debido a que puedan ser comprometedoras.

ICE-10 (OMS)

El CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud clasifica el trastorno evitativo de la personalidad como trastorno de la personalidad ansioso. Esta caracterizado por al menos cuatro de los siguientes:

  1. Sentimientos persistentes y aprehensivos de tensión y aprehensión.
  2. Creencia de que uno es socialmente inepto, personalmente poco atractivo o inferior a los demás.
  3. Excesiva preocupación con ser criticado o rechazado en situaciones sociales.
  4. Falta de voluntad de involucrarse con la gente al menos que tenga certeza de gustar.
  5. Restricciones en el estilo de vida por la necesidad de tener seguridad física.
  6. Evitación de actividades sociales o laborales que requieren un contacto interpersonal significativo por el miedo a las críticas, desaprobación o rechazo.

Diagnóstico diferencial

La investigación sugiere que las personas con este trastorno observan excesivamente sus reacciones internas cuando están en una interacción social, al igual que las personas con fobia social. 

Esta autoobservación extrema puede provocar una voz vacilante y de bajo tono.

Sin embargo, a diferencia de los fóbicos sociales, también observan excesivamente las reacciones de otras personas con las que interactúan.

El trastorno de personalidad por evitación es especialmente prevalente en las personas con trastornos de ansiedad.

La investigación sugiere que aproximadamente del 10-15% de las personas que tienen trastorno de pánico con agorafobia tienen trastorno evitativo, al igual que del 20-40% de personas con fobia social.

Otros estudios han reportado una prevalencia hasta del 45% en personas con ansiedad generalizada y hasta del 56% en personas con trastorno obsesivo-compulsivo.

Causas

Según Millon (1981) estas personas pueden nacer con un temperamento o con características de la personalidad complicadas.

Como consecuencia, sus padres los podrían rechazar o no darles el suficiente cariño desde una edad temprana. Este rechazo daría lugar a una baja autoestima y al aislamiento social, situaciones que persistirían en la edad adulta.

Meyer y Carrer (2000) encontraron que era más probable que las personas con este trastorno de personalidad mencionaran experiencias de aislamiento, rechazo o conflictos con los demás.

Subtipos de Millon

Según el psicólogo Theodore Millon, se identifican cuatro tipos de trastorno de la personalidad por evitación:

  • Fóbico (incluye características dependientes): características negativistas y comportamiento pasivo-agresivo, con sentimientos ambivalentes hacia sí mismos y los demás. Discordia y oposición interna; temor a la dependencia y la independencia; dubitativos, inestables, confusos; atormentados, amargados, incapaces de resolver su angustia.
  • Conflictivo (incluye características negativistas): suspicaces, cautelosos, alternativamente sometidos por el pánico, aterrorizados, nerviosos, timoratos, petulantes, quisquillosos.
  • Hipersensible (incluye características paranoides): aprensivos, anticipan y evitan todo aquello que temen. Escrupulosidad, y nerviosismo simbolizado por circunstancias o hechos repugnantes y horribles.
  • Auto-desertores (incluye características paranoides): autoconsciencia fragmentada. Reprimen imágenes y recuerdos dolorosos. Desechan pensamientos e impulsos insoportables. Finalmente reniegan de sí mismos (suicidas).

Tratamiento

Hay varios estudios bien controlados con métodos terapéuticos para las personas con este trastorno.

Debido a que los problemas de las personas con este trastorno se parecen mucho a las personas con fobia social, se suelen aplicar los mismos tratamientos.

Las técnicas de intervención para la ansiedad, desensibilización sistemática, ensayo conductual y el entrenamiento en habilidades sociales han tenido éxito.

Terapia congnitivo-conductual

La meta de la psicoterapia cognitivo-conductual es identificar las creencias no conscientes de la persona y de cómo lo ven los demás.

También tiene la meta de mejorar el funcionamiento social, personal y laboral.

En ella se usa técnicas como desensibilización sistemática, entrenamiento de habilidades sociales o ensayo conductual.

Medicación

La medicación debe verse como tratamiento auxiliar y solo si se ve necesario su uso.

Puede ayudar a disminuir los síntomas de la sensibilidad al rechazo.

Complicaciones

Sin tratamiento, una persona con trastorno de la personalidad por evitación puede estar en aislamiento social o desarrollar un trastorno mental como abuso de sustancias o depresión.

Referencias

  1. American Psychiatric Association, ed. (2013). "Avoidant Personality Disorder, 301.82 (F60.6)". Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. American Psychiatric Publishing. p. 672-675.
  2. "Anxious [avoidant] personality disorder". International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems, 10th revision (ICD-10). Retrieved 19 February 2015.
  3. Hoeksema, Nolen (2014). Abnormal Psychology (6th edition ed.). McGraw Education. p. 275. ISBN 9781308211503.
  4. Millon, Theadore. "Personality Subtypes Summary". http://www.millon.net. Institute for Advanced Studies in Personology and Psychopathology. Retrieved 8 January 2013.
  5. Millon, Theodore (2004). Personality Disorders in Modern Life. John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, New Jersey. ISBN 0-471-23734-5.
  6. Eggum, Natalie D.; Eisenberg, Nancy; Spinrad, Tracy L.; Valiente, Carlos; Edwards, Alison; Kupfer, Anne S.; Reiser, Mark (2009). "Predictors of withdrawal: Possible precursors of avoidant personality disorder". Development and Psychopathology 21 (3): 815–38. doi:10.1017/S0954579409000443. PMC 2774890. PMID 19583885.
  7. Fuente imagen.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW