Cómo Buscar Trabajo y Conseguirlo en 8 Pasos

Cómo Buscar Trabajo y Conseguirlo en 8 Pasos

Para buscar trabajo es fundamental que conozcas cuáles son las herramientas actuales para la búsqueda y cuáles son los procedimientos que hoy en día utilizan las empresas en la selección de personas.

En los últimos años han cambiado una gran variedad de cosas de nuestro día a día, como los recursos tecnológicos, nuestro modo de relacionarnos o de trabajar e incluso muchos de los valores tradicionales que anteriormente estaban más arraigados. Actualmente se está dando paso a nuevas creencias personales, que influyen en nuestra visión del mundo y la sociedad.

cómo buscar trabajo

Al igual que se ha producido un cambio en estos ámbitos, el mercado laboral y la forma de seleccionar personas para un puesto de trabajo también han cambiado en el pasado más reciente.

Por este motivo, ya seas un recién licenciado que nunca antes se ha enfrentado a un proceso de selección, o un profesional senior que ha colaborado los últimos cinco, diez o incluso treinta años en la misma empresa y ahora busca una nueva oportunidad laboral,

necesitas estar al día de cuáles son las tendencias para buscar empleo.

Actualmente existe mucha diversificación del mercado, mucha competencia y de muy alta calidad, y hay un gran número de personas muy cualificadas contra las que tienes que competir.

Enviar un sobre con un resumen de tu experiencia laboral y una foto de carnet grapada, como hace años, no va a serte de utilidad a la hora destacar frente a tal competencia. Si te encuentras en búsqueda activa de empleo en la actualidad, tendrás que aprender a destacar como persona y como profesional entre los demás.

8 pasos para encontrar un buen trabajo

1-Conócete bien como persona y como profesional

No existe una persona igual a otra. Como individuo único que eres, posees tus propias habilidades, fortalezas, oportunidades de mejora, características y peculiaridades, tanto personales como profesionales.

Es importante tenerlas bien identificadas en uno mismo a la hora de buscar nuevas oportunidades laborales, ya que éstas deberán ser acordes a tu persona. Nadie te conoce tan bien como tú mismo, por lo que eres el individuo más indicado para llevar a cabo este estudio o autoconocimiento y tomar decisiones laborales al respecto.

Para llevar a cabo este proceso, te puede ayudar contestar de forma realista y sincera a las siguientes cuestiones:

-¿Cuáles son tus puntos fuertes?

-¿Qué aspectos podrías mejorar?

-¿Qué me caracteriza exclusivamente a mí y me diferencia de otros candidatos a la hora de competir con ellos por un puesto de empleo?

- ¿Qué tipo de características ha de tener un proyecto profesional para que me haga sentirme motivado?

Tras el proceso de autoconocimiento, te resultará más fácil identificar tus habilidades más destacables, tus oportunidades de mejora y cuáles son tus puestos de interés. Preocúpate por destacar aquellos aspectos positivos que hayas detectado y por perfeccionar los que hayan resultado potencialmente mejorables.

2-Valora cuáles son tus expectativas frente a un cambio laboral

Tus expectativas frente a un nuevo empleo deben ser razonables y alcanzables en cuanto a varios aspectos:

  • Salario que puedes alcanzar.
  • Funciones acordes a tu perfil formativo y experiencia profesional.
  • Condiciones laborales ajustadas a tu puesto.
  • Responsabilidad y autonomía acorde a tus conocimientos y habilidades.

Si te propones unas expectativas demasiado altas, puedes frustrar tu búsqueda activa de empleo al no verlas cumplidas por ninguna oferta acorde a tu perfil. Por otro lado, si tus expectativas son demasiado bajas, puedes no estar sacándole el máximo partido posible a tu perfil profesional y, en caso de comenzar una nueva experiencia, descubrir que no es lo suficientemente motivadora para ti.

Por estos motivos, el ajuste realista de las expectativas es uno de los primeros pasos y además uno de los más importantes a la hora de buscar empleo en la actualidad.

3-Identifica las ofertas de empleo de tu interés

Para valorar si una oferta puede ser o no de tu interés tendrás que tener previamente superados los dos primeros pasos de este artículo: auto-conocerte y marcarte expectativas realistas.

Las ofertas de empleo que mejor encajarán contigo, y en las que más posibilidades tendrás de destacar como profesional, serán aquellas que se ajusten a tus características personales y profesionales, y que además respondan adecuadamente a tus expectativas frente a un nuevo reto profesional.

Para ello, tendrás que identificar en las ofertas varias cuestiones que deberán ajustarse a tu perfil:

  • Localización de la oferta: si estás abierto a cualquier tipo de desplazamiento esta cuestión no será de gran importancia. Pero en el caso de que, por motivos personales, por preferencias, o por razones familiares, busques empleo en una locación en concreto, deberás identificas cuáles son las ofertas que responden a esa zona o localidad.

  • Experiencia necesaria: los años de experiencia suelen ser un factor a tener en cuenta para desempeñar algunos puestos de trabajo. Un número mayor o menor de años de experiencia acumulada no supone algo ni mejor ni peor para conseguir empleo. No obstante, sí supone una adaptabilidad persona-puesto más o menos adecuada, por lo que te adaptarás mejor y obtendrás mejores resultados desempeñando posiciones acordes a tu experiencia. Serán éstas las ofertas que debas identificar como atractivas para tu perfil. Si optas a puestos en los que se requiera mayor experiencia que la que realmente posees, probablemente no dispongas de las herramientas necesarias para desempeñarlo con éxito y te frustres. Por otro lado, optando a puestos para los que dispongas de un exceso de experiencia, desempeñarás funciones que no te resulten en absoluto motivadoras, llevándote al mismo resultado de frustración que en el caso anterior.

  • Funciones y responsabilidades: en lo que se refiere a las funciones y el nivel de responsabilidad a desarrollar en un determinado puesto de trabajo, ocurre lo mismo que en el tema del tiempo de experiencia profesional. Es importante identificar las ofertas que describan las funciones y responsabilidades para las que tu perfil está preparado, evitando las que estén por encima o por debajo de las posibilidades reales de actuación.

  • Posibilidad de desarrollo profesional: en caso de que una oferta de empleo indique posibilidad de desarrollo profesional, valora si dicho desarrollo sigue un camino acorde a tus expectativas. De esta forma evitarás tomar decisiones en la actualidad que únicamente te sean útiles a corto plazo. Identifica aquellas ofertas que puedan ofrecerte soluciones a largo plazo.

  • Filosofía de la empresa: investiga cuál es la filosofía, los valores y la metodología de trabajo de la empresa que publica la oferta y valora si se corresponde a las características personales y profesionales que has identificado en tu persona durante la etapa de autoconocimiento.

  • Salario acorde a tu desempeño y necesidades: es importante que tengas bien definido cuál es el mínimo por el que estás dispuesto a ofrecer tu empleo de forma que te sientas cómodo con el desempeño de mismo. Si optas a puestos cuya retribución no va a ser acorde al trabajo que estás realizando y no va a cubrir tus necesidades económicas básicas, es probable que te genere un estado continuo de ansiedad, estrés y frustración. Valora antes de aceptar una oferta si ésta se adapta a tus expectativas salariales y es acorde a tu desempeño.

4-Recicla tus conocimientos

Es probable que durante la búsqueda e identificación de ofertas de empleo que se adecuen a tu perfil hayas encontrado una serie de ellas que despierten tu interés, pero que tal vez incluyan algún requisito que no cumples.

En tal caso, y si tienes claro que tu decisión es optar a este tipo de puestos, para poder competir contra los otros candidatos interesados en ellos tendrás que reciclar y completar tus conocimientos, adaptándolos al requisito que has identificado que no cumples en la mayoría de los casos. Este tipo de formaciones complementarias puede ser de distinta naturaleza, como por ejemplo:

  • Mejorar el nivel de un idioma en concreto.
  • Obtener conocimientos sobre un programa informático necesario para el puesto.
  • Saber desempeñar una tarea en concreto: elaboración de nóminas, contabilidad, manipulación de alimentos…
  • Manejar una herramienta específica: trabajos con torno, conducción de maquinaria o de un medio de transporte determinado…
  • Desarrollo de habilidades personales: liderazgo, organización del tiempo, comunicación, gestión de equipos, gerencia integral…

5-Elabora unas buenas herramientas para la búsqueda efectiva de empleo

Una vez tengas identificado tu perfil, tus expectativas, y las ofertas de mayor interés para ti, es el momento de abordarlas y optar a ellas a través de las herramientas de búsqueda de empleo adecuadas:

6-Amplía tu red de Networking o contactos profesionales

En la actualidad es fundamental establecer una red de contactos a través de la cual mantenerte comunicado y al día de las novedades en el mercado laboral y el ámbito empresarial.

Localiza a contactos que ya conozcas, o que pueda ser de tu interés conocer, e intenta intercambiar experiencias y aprender de ellos.

Varias formas de fortalecer tu red de contactos y de acceder a personas de interés pueden ser:

  • Retoma contactos del pasado (ex-compañeros de trabajo, de estudios, de la infancia…)
  • Localiza figuras clave en empresas de tu interés y trata de contactar con ellas a través de redes sociales profesionales
  • Identifica a personas referentes en una materia de tu interés y síguelas en la red.
  • Acude a eventos, formaciones, y otros actos relacionados con tu perfil y expectativas.

7-Sácate el máximo partido en cada entrevista

Ya sea telefónica, presencial o por video-llamada, cada entrevista es una oportunidad única para presentarte, desde el punto de vista personal y profesional, como candidato capaz de desempeñar con éxito el puesto al que optas.

La duración de una entrevista suele abarcar desde los 20 minutos hasta algo más de una hora, dependiendo de la empresa y del perfil que se esté buscando. Durante este lapso de tiempo, tienes que ser capaz de demostrar tus fortalezas, de diferenciarte del resto de competidores y de convencer al entrevistador de que cumples con los requisitos exigidos y que eres el candidato idóneo para desempeñar el puesto ofertado. No es tarea fácil. Algunos consejos para lucirte en entrevista son los siguientes:

  • Infórmate sobre la empresa que ofrece la vacante.
  • Repasa las fechas y datos de tu CV para no dudar cuando te pregunten sobre alguna información concreta.
  • Justifica tus respuestas aportando datos y ejemplos reales.
  • Busca respuestas que te diferencien como profesional, cuestiones que pocos más puedan ofrecer al puesto.
  • Muéstrate flexible para adaptarte a cualquier situación que se te plantee por parte del entrevistador o de la empresa.
  • Evita destacar los inconvenientes.
  • Haz preguntas de interés, demuestra tu inquietud por la vacante.

8-Aprende de cada empresa, de cada oferta y de cada entrevista

Cada vez que te intereses por una empresa, te inscribas en una oferta, o participes en un proceso de selección, extrae aprendizajes de cada experiencia, anótalos y repásalos con frecuencia para perfeccionarlos y hacer desaparecer los errores que hayas podido detectar.

Es recomendable disponer de un registro de cada uno de los pasos que das en tu búsqueda de nuevos retos profesionales y poder recurrir a los aprendizajes que has extraído de cada uno de tus avances anteriores.

Por último, una vez en ese punto del camino en el que se ha realizado el rodaje, continúa con tu búsqueda activa, mantén una actitud positiva, refuerza la relación con tus contactos profesionales, aprende de cada nueva experiencia, demuestra y defiende la valía de tu candidatura y alcanza tus objetivos con éxito.

¿Y tú qué otros consejos darías para buscar y encontrar trabajo?

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW