Parafilias: De las más comunes a las más extrañas

Parafilias: De las más comunes a las más extrañas

Todo el mundo sabe que todos los seres vivos, sean de la especie que sean tienen sexualidad. Y es que el sexo reporta muchísimos beneficios para las personas, y no hay nada de malo en disfrutar de él.

Hay algunas especies que practican el acto sexual para reproducirse y hay otras en cambio, que además de reproducirse también lo practican por obtener placer, como es el caso de los humanos. Las parafilias son otra forma de obtener placer con actos u objetos poco comunes.

parafiliasEl sexo aporta a la persona en su forma más básica, excitación y placer, pero como leerás en este artículo hay veces en que no solo el acto sexual los produce.

Quizá nunca hayas oído hablar de las parafilias sexuales, un concepto que tiene mucho que ver con el placer sexual fuera de la norma. Es por esto que este artículo te aportará información acerca del tema.

Te explicaré el concepto de parafilia, te mostraré las más comunes y hablaremos de algunas de las más raras que existen. Quizá con alguna te sientas identificado.

¿Qué es una parafilia?

Para la especie humana existen innumerables maneras de conseguir excitación y placer, además si lo piensas bien a veces va más allá del simple contacto con una persona o con nosotros mismos.

El hecho de que existan tantas diferencias interindividuales, explica porque a cada persona puede excitarle o causarle placer un estímulo diferente. Y aunque normalmente para toda la especie son los mismos estímulos los que de forma general provocan excitación y placer, a lo largo del tiempo se ha demostrado que para cada persona puede haber algo en concreto que le cause las mismas sensaciones, aunque ese algo no esté relacionado con el mundo sexual directamente.

Es aquí cuando debemos hablar del término parafilia. La etimología de la palabra parafilia es griega, donde para significa "al margen de” y filia "amor".

Una parafilia es una condición en la que la excitación y el placer sexual que experimenta una persona dependen de algún objeto o acto.

Cuando hablamos de parafilia, determinamos que el comportamiento sexual se torna atípico, es decir, que no está dentro de la norma. Además, también se considera extremo ya que en muchos casos obtener placer sexual se vuelve una tarea difícil si la persona no lleva a cabo la parafilia.

En casi todas las sociedades que existen en la humanidad, la sexualidad es un tema tabú por lo que esto hace que las parafilias al incluir comportamientos sexuales fuera de la normalidad, sean vistas como de mal gusto inusuales.

Las parafilias a veces están consideradas patologías ya que suponen un riesgo tanto para la persona que las practica como para aquellos que le rodean, no obstante, las parafilias no siempre conllevan riesgo y son consideradas un trastorno más por una visión de ética y moralidad social que porque sea perjudicial para alguien.

Si atendemos a los valores del DSM una determinada práctica sexual se convertiría en parafilia cuando:

  1. Durante un periodo de por lo menos 6 meses existen fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican la parafilia.
  2. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.

Estos son los dos criterios que deben cumplirse para que una parafilia sea considerada trastorno dentro del ámbito de la salud mental.

En cuanto al origen de las parafilias no existe evidencia de que se puedan determinar biológicamente, aunque se conoce que los factores hormonales pueden influir en la etapa infantil para el posterior desarrollo de una parafilia.

Desde el ámbito del psicoanálisis, los profesionales basan su punto de vista en explorar en profundidad la historia de la persona y relacionar la parafilia con algún acontecimiento sin resolver.

Desde el ámbito conductista, los profesionales objetarían que se trata de un comportamiento aprendido.

Y aunque sean dos posturas bastante opuestas, ambas explicaciones hacen hincapié en la importancia que puede llegar a tener un evento traumático en el desarrollo del erotismo. Ya que ese evento puede desencadenar en un futuro una excitación sexual de ámbito parafílico.

Aun así como te comenté anteriormente, para que una parafilia se considere un trastorno mental y sexual debe cumplir los dos criterios que el DSM propone los cuales están escritos en este artículo párrafos más arriba. Por lo que el hecho de obtener excitación y placer de un estímulo no convencional para la mayoría de las personas, no implica de por sí que la persona tenga un problema.

Cabe añadir que las parafilias siempre han existido desde que se tiene historia, es decir, que aunque hoy en día las personas sean más conscientes de ellas, no quiere decir que sea un concepto nuevo, solo que hoy en día existe una mayor apertura mental.

Sí es cierto que a lo largo de los años han ido surgiendo nuevas parafilias, o se han ido modificando y transformando en otras distintas, a raíz de los cambios de las distintas sociedades.

A continuación te nombraré y te explicaré aquellas para filias más comunes, y más abajo hablaremos de algunas de las más extrañas. Quizá te sientas identificado con alguna de ellas, pero recuerda que sólo un profesional puede determinar si existe un problema clínico y que no todas las parafilias son consideradas patológicas.

Las 13 parafilias más comunes

  • Asfixiofilia: se trata de obtener excitación en el hecho de estrangular asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual siempre y cuando la pareja de su consentimiento y no lleguen a producirse daños.
  • Coprofilia: basado en el interés sexual en las heces está parafilia abarca tanto el hecho de observar como defeca otra persona o utilizar el excremento.
  • Coprolalia: sentir deseo y excitación sexual mediante la dicción y el grito de palabras y frases obscenas.
  • Erontofilia: la excitación sexual se logra gracias al hecho de hablar por teléfono utilizando un lenguaje erótico y sexual.
  • Exhibicionismo: esta parafilia se basa en la exposición intencional de los genitales en público. La persona exhibicionista obtiene satisfacción sexual de la reacción que causa a la persona a quién le enseña sus genitales.
  • Fetichismo: basado en la obtención de placer sexual a partir de objetos inanimados o zonas corporales.
  • Frotteurismo: se trata de obtener placer mediante el frotamiento de los propios genitales contra el cuerpo de otra persona, normalmente esta Parafilia se lleva a cabo en sitios donde hay mucha gente para que la víctima no se percate de la situación.
  • Sadomasoquismo: la persona que practica esta parafilia obtiene el placer gracias a ser sometido y agredido físicamente por su compañero sexual de forma consentida.
  • Pedofilia: por desgracia esta es una de las prácticas parafílicas más comunes; se trata de obtener excitación sexual y placer con los niños.
  • Transvestofilia: la estimulación sexual depende de vestir prendas del otro sexo, especialmente prendas interiores o íntimas como lencería.
  • Urofilia: satisfacción sexual obtenida por orinar durante el coito o cuando la pareja lo hace.
  • Voyeurismo: esta práctica para física está basada en mirar los genitales de otras personas, así como observar la actividad sexual realizada por otros. En esta práctica para física se obtiene placer tonto al observar como en el riesgo de ser descubierto.
  • Zoofilia: esta práctica sexual hace que se tenga placer a través de las relaciones sexuales con animales. Al igual que la pedofilia es una práctica sexual que no sólo concierne a la persona que lo practica sino que causa daño a otras personas, en este caso animales.

Seguro que alguna vez has escuchado alguna de las parafilias anteriores.

Una vez ya conoces las parafilias más comunes, vamos hablar ahora de las parafilias más extrañas. Aunque no existe un consenso sobre cuales pueden entrar en el grupo de las más raras, la lista que a continuación te presento seguro que no te dejará indiferente.

La siguiente lista es bastante extensa y contiene parafilias relacionadas con muchas temáticas distintas, objetos, naturaleza, personas, acto, etc.

Piensa que existen más de 100 parafilias conocidas, por lo que la elección para realizar la siguiente lista ha sido una tarea difícil.

Quizá te asalte alguna duda sobre alguna práctica sexual que conozcas relacionada con si es o no considerada parafilia, aunque si leíste el artículo desde el inicio, recuerda que para que una práctica sexual sea considerada parafilia, además de obtener con ella placer y excitación, el rasgo más característico es que esté fuera de la normalidad.

23 parafilias extrañas

A continuación te muestro una recopilación de aquellas parafilias menos conocidas, las cuales pueden llamarte la atención.

  1. Acrofilia: Se trata del hecho de sentir atracción por las alturas o por personas altas.

  1. Actirastia: Este tipo de parafilia conlleva una excitación sexual que es causada por la exposición a los rayos del sol o gracias a sentir el calor de dicha exposición.

  1. Aerofilia: Basada en el placer producido por todas aquellas cosas que están relacionadas con volar.

  1. Alvinolagnia: En este caso el placer sexual solo puede obtenerse con la zona del estómago de la pareja.

  1. Androidismo: Excitación provocada por muñecos o robots con aspecto humano.

  1. Andromanía: Hipersexualidad masculina o deseo desaforado por la práctica del sexo. Se trata de la versión masculina de la ninfomanía. Condición compulsiva en un hombre de tener relaciones con diferentes personas, de manera promiscua y sin estar enamorado. No equivale a gigoló (quien recibe una paga)

  1. Antolagnia: Este tipo de parafilia está relacionada con el placer que se obtiene al oler flores.

  1. Autonepiofilia: Se basa en obtener placer y sentirse excitado con el hecho de utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

  1. Bondage: Esta práctica sexual es de índole sadomasoquista y cuando se practica uno de los participantes permanece atado.

  1. Consuerofilia: En este tipo de parafilia, la excitación sexual se produce al coserse zonas de la piel con aguja e hilo.

  1. Coulrofilia: Deseo sexual y excitación producida al ver payasos.

  1. Dacryfilia o dacrilagnia: Se trata de hallar placer y excitación cuando se observan lágrimas en los ojos de la propia pareja.

  1. Dendrofilia o Dentrofilia: En este caso la excitación se produce al frotarse la persona contra los árboles o vegetales en general.

  1. Dorafilia: Sentir atracción y placer por visualizar, así como realizar actos con la piel humana o animal, sintéticas o de cualquier otro tipo. Se aplica también a la excitación sexual que proveniente del tocar el pelo.

  1. Electrofilia o electrocutofilia: Este tipo de parafilia se relaciona con la electricidad. Las personas con esta parafilia sienten atracción por la electricidad y las descargas eléctricas.

  1. Elefilia: Basada en la obtención de placer mediante el tacto o la visualización de determinados tejidos.

  1. Formicofilia: Esta parafilia está relacionada con insectos o animales pequeños. La exictación se produce al sentir como dichos animales reptan por la piel.

  1. Harpaxofilia: En este caso la excitación se produce cuando la persona es asaltada o sufre un robo con violencia.

  1. Hipnofilia: El placer en esta parafilia se consigue cuando la persona contempla a otras personas mientras duermen.

  1. Octofilia: Esta curiosa parafilia está basada en aquellas personas a las que les excita el número 8.

  1. Psicrofilia: Se considera Psicrofilia cuando la persona se excita con el frío o al ver personas que sienten frío.

  1. Undinismo: Esta parafilia se desarrolla en la playa, ya que el placer se obtiene gracias al vaivén que produce el mar sobre el cuerpo.

  1. Vampirismo: Su nombre puede darte una pista, y es que esta parafilia conlleva excitación y placer que se produce por la extracción de la sangre.

Si al leer la lista has encontrado alguna de ellas que se relacionan contigo, no te preocupes, como ya te comenté anteriormente, la parafilia no tiene mayor importancia siempre y cuando no corras riesgo tú o pongas en riesgo a otras personas.

No obstante, siempre puedes acudir a un profesional para que te asesore si sientes preocupación ante ello, aunque si el tema no te angustia, no te preocupes y disfruta de tu sexualidad con libertad.

Recuerda que la sexualidad no es algo negativo, el placer es beneficioso a muchos niveles y que la propia aceptación de uno mismo nos hace la vida más sencilla al querernos tal y como somos.

Referencias

  1. https://www.psychologytoday.com/conditions/paraphilias
  2. http://www.psychologistanywhereanytime.com/sexual_problems_pyschologist/psychologist_paraphilias_list.htm
  3. http://www.nytimes.com/1990/01/23/science/scientists-trace-aberrant sexuality.html?pagewanted=all
  4. http://www.huffingtonpost.com/2013/10/23/sexual-fetish_n_4144418.html

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW