7 Formas de Evitar un Embarazo No Deseado

7 Formas de Evitar un Embarazo No Deseado

Si bien sería un error asegurar que hay un método infalible, hoy en día evitar un embarazo no deseado es totalmente posible y accesible.

Una de las tantas diferencias con respecto a décadas anteriores, pasa por comprender que prevenir es un tema que involucra a los dos integrantes de la pareja.

Cómo evitar un embarazo

Independientemente del vínculo emocional, de las concepciones religiosas y culturales, tanto hombre como mujer deben estar informados de un tema como este.

Si eres mujer, entonces naturalmente vives este tema de una forma particularmente sensible. Fundamentalmente, tu cuerpo es el gran protagonista en el embarazo.

Si eres hombre, entonces llegó el momento de que te involucres en prevenir del embarazo de una manera responsable y activa.

Estas 7 formas de prevención os ayudarán a disfrutar de la sexualidad sin preocupaciones.

Advertencias previas

La mejor forma de no quedarse embarazada, entre las diferentes opciones disponibles, depende fundamentalmente de dos aspectos:

  • El estado de salud de cada uno de los integrantes de la pareja.
  • De la "filosofía" o visión del mundo de cada uno de ellos.

El objetivo que debes perseguir es que tú y tu pareja disfrutéis  plenamente de la sexualidad sin que eso signifique limitaciones o restricciones.

Una consulta con un profesional de la salud siempre es recomendable. Este podrá darte una buena orientación e informarte sobre aspectos claves que tal vez desconozcas.

Como en cualquier tema, el conocimiento y la información es la base para realizar una buena elección.

7 posibles formas de evitar un embarazo

1-Pastilla anticonceptiva

Este es uno de los métodos de anticoncepción más difundidos. Existen diversas marcas así como diferentes formas de prescripción, si bien lo más común es que debas tomarlas diariamente.

Las pastillas anticonceptivas basan su mecanismo de acción en la combinación de ciertas hormonas que regulan el funcionamiento de tus ovarios y del útero.

Dicha fórmula evita la ovulación al mismo tiempo que genera un engrosamiento de la pared uterina. Esto hace más difícil que el espermatozoide llegue al útero.

En cuanto a la efectividad de este método, los especialistas coinciden en que ronda el 99%. Lo ideal es complementar este método con otro, si lo que se busca es una certeza 100%. Entre ellos, el preservativo podría ser una opción recomendable.

En lo que respecta a las ventajas o desventajas de tomar pastillas anticonceptivas, estas dependerán del organismo de cada mujer.

Por eso siempre tienen que ser prescriptas por un ginecólogo. Entre las ventajas más frecuentes se encuentran:

Mejora del aspecto de la piel, debido a la alteración hormonal que se genera.

  • Mayor regularización de los ciclos menstruales.
  • Disminuyen los dolores y síntomas molestos del período pre-menstrual.

Algunas de las posibles desventajas:

  • Requiere un control periódico profesional.
  • No es indicado para mujeres en período de lactancia. La cantidad y calidad de la leche materna se ve alterada.
  • Pueden generar cambios importantes de peso, así como dificultad para estabilizarlo.
  • No protege de las enfermedades que se transmiten sexualmente.
  • Hay que tener buena memoria o planificación para la ingesta regular. Si esto no se cumple, puede haber embarazo.

2-Preservativo

Este método de anticoncepción "de barrera" es uno de los más populares después de las pastillas anticonceptivas.

Puede ser muy efectivo, pero para conseguir la máxima efectividad hay que usarlo correctamente. Tanto mujeres como varones, deben saber muy bien cómo colocarlo y cómo quitarlo.

También existen preservativos para mujeres. Esta es una opción menos conocida, pero totalmente válida también.

-Preservativo masculino: el famoso condón es una envoltura de látex que se coloca en el pene. Se debe colocar lentamente y asegurando que cubra la totalidad del pene en erección.

Esto debe hacerse antes de la penetración, pues la lubricación que se excreta previo a la eyaculación también contiene espermatozoides. Una vez retirado el preservativo, conviene verificar que no ha habido ruptura.

-Preservativo femenino: en este caso se requiere un poco más de cuidado y de práctica para la colocación.

El preservativo femenino es una funda de nitrilo que tiene dos anillos flexibles en cada extremo. El anillo interior va colocado en la vagina propiamente y el exterior en la parte externa de la misma.

Con respecto a este método anticonceptivo existen algunos mitos, como por ejemplo, que se pierde sensibilidad durante la relación. Esto en realidad no es así, ya que en el placer intervienen también otros factores.

Una de las mayores ventajas de este método es que el preservativo, tanto masculino como femenino, es el único que garantiza la prevención de enfermedades de transmisión sexual, como el HIV, sífilis o gonorrea.

3-DIU

El dispositivo intrauterino (DIU) es, como su nombre lo indica, un aparato que se coloca dentro del útero.

Este dispositivo se fabrica en un tipo especial de plástico o metal en forma de T, y se coloca de manera que quede centrado en la cavidad uterina.

Dependiendo de las distintas marcas comerciales, ofrecen mayor o menor período de protección.

Cuando te colocas el DIU, por un lado los espermatozoides se verán impedidos de llegar a tus óvulos, pero además también ovularás menos.

Dependiendo de la concentración hormonal que contenga este dispositivo esa ovulación será mínima o nula.

En cuanto a la eficacia del DIU, se habla del entorno del 99%. El único detalle y no menor, es que si te colocaste el DIU fuera del período de los siete días posteriores a tu ciclo menstrual, entonces tienes que usar otro método adicional para prevenir el embarazo, durante el primer mes.

La principal desventaja que supone el DIU es que no te protege de enfermedades. En algunas mujeres también se ha sabido de rechazos al dispositivo.

Sea por el material o la incompatibilidad con el organismo, algunas mujeres no pueden tolerar el DIU. Otras dicen tener menstruaciones más abundantes debido al DIU.

Ahora bien, si tu cuerpo lo acepta y se adapta bien, te olvidas de la preocupación de quedar embarazada, por lo menos durante cinco años.

4-Inyectables anticonceptivos

Este es un método de anticoncepción hormonal, al igual que las pastillas, solo que cambia la forma de suministro.

Hay inyectables que se suministran cada mes y otros cada trimestre. En el caso de los que se aplican mensualmente, la composición consiste en una mezcla de estrógenos y progesterona. En el segundo caso, el inyectable solo contiene progestina.

Al igual que sucede con las pastillas anticonceptivas, el principio de acción de este método es el de evitar la ovulación.

La diferencia sustancial respecto a las píldoras, es la concentración de las sustancias químicas activas.

Los inyectables suponen altas dosis de hormonas, por lo que no está recomendado para menores de 18 años. La aplicación es intramuscular, generalmente en la zona del glúteo.

La efectividad de esta forma de cuidado, es del 99% aproximadamente. La primera inyección debe aplicarse entre el primer y quinto día de la menstruación.

En el caso de las inyecciones mensuales, después de la primera dosis, se repite la aplicación exactamente cada 30 días.

El margen de tolerancia en cuanto a este período es de 3 días, en otro caso los especialistas no garantizan su alta eficacia.

5-Esterilización femenina

Este es un método definitivo de anticoncepción, y éste es uno de los aspectos principales a tener en cuenta antes de elegir este método

Antes de practicarte un procedimiento quirúrgico para evitar la concepción, debes estar segura de no querer un embarazo en el resto de tu vida.

El procedimiento es sencillo, pues se trata de una cirugía menor y de bajo riesgo. En la misma se atan o cortan las trompas de Falopio.

De esta forma aunque ovules normalmente, los óvulos nunca llegarán al útero y por tanto no habrá concepción.

Una variante de esta cirugía implica sustituir el corte de las trompas por la inclusión de un dispositivo que las bloquea. El mecanismo de acción en ambos casos es el mismo.

La gran ventaja de este método, es que es 100% efectivo y nunca más tendrás que preocuparte por quedar embarazada.

6-Esterilización masculina

Otra opción igualmente válida a la anterior, es la esterilización en este caso del varón. Comúnmente conocida como vasectomía, es una cirugía menor a nivel del escroto.

Similar a lo que se hace con las trompas de falopio, pero en este caso se cortan o bloquean los tubos conductores del semen.

Este tipo de anticoncepción puede ser muy recomendable para aquellos casos en los que el sistema reproductor de la mujer tenga algún tipo de trastorno y no sean recomendables otros métodos anticonceptivos.

7-Implante subcutáneo, subdérmico o pellet

Consiste en una pequeña varilla que se implanta por debajo de la piel del brazo de la mujer. Este pequeño “dispositivo” va liberando gradualmente al organismo pequeñas dosis de hormonas, las cuales impiden la ovulación, de manera similar a las píldoras anticonceptivas.

Este método tiene la gran ventaja de poder de que no depende de tu memoria para tomar una dosis diariamente o recibir un inyectable cada mes.

Lo que si debes tener presente es que una vez que te haces el implante, por lo menos hasta dentro de tres a cuatro años no podrás quedar embarazada.

La decisión de qué método anticonceptivo emplear será tuya, o de ustedes. La pareja debe tomar su tiempo para decidir la mejor forma de disfrutar del sexo de manera responsable.

¿Y tú qué método utilizas para prevenir el embarazo?

Fuente imagen.