Cómo Mejorar tu Memoria Rápidamente en 5 Pasos

Cómo Mejorar tu Memoria Rápidamente en 5 Pasos

En este artículo te explicaré cómo mejorar tu memoria rápidamente con técnicas y trucos basados en la Psicología.

Tener una memoria rápida y de gran capacidad no es solamente útil, deseable y admirado en nuestra sociedad sino que, en los últimos años, se ha convertido en algo tan sumamente popular, que va de camino a convertirse en un deporte más.

cómo mejorar la memoria

Podrás pensar que estoy exagerando pero, lo cierto es que, a lo largo del mundo existen multitud de campeonatos de memoria cada año, tanto por países como internacionales.

Te daré dos ejemplos increíbles1:

- El record mundial de memorización de palabras aleatorias es de 300 en 15 minutos.

- El record mundial de memorización de números aleatorios es de 1014 en 15 minutos.

¿Por qué se pueden memorizar más números que palabras en el mismo tiempo? En este artículo te daré la respuesta a esto y mucho más. La memoria es comparable a la magia porque, en ambas disciplinas, hay trucos.

  • ¿Es el tener una buena memoria cuestión de superdotación o de ser “un genio”? No.
  • ¿Es ser mago cuestión de tener poderes paranormales? No.

Existen dos claves fundamentales para desarrollar una buena memoria:

1-Saber cómo funciona

Del mismo modo que no podremos utilizar bien un ordenador si no sabemos cómo funciona, no podremos utilizar bien nuestra memoria si no conocemos su funcionamiento.

2-Entrenar, entrenar y entrenar

Al igual que nos produce un esfuerzo titánico hablar en una segunda lengua aprendida las primeras veces que lo hacemos, será muy costoso memorizar mucha información o muy rápido las primeras veces que lo hagamos.

Comenzaremos por esclarecer ¿Qué es la memoria? “es una de las funciones complejas del cerebro más intrigantes, consistente en la habilidad de almacenar

información y de recordar mucha de ella a voluntad”2.

memoria usb

La otra cara de la misma moneda es el aprendizaje: “proceso por el cual nueva información es adquirida por el sistema nervioso pudiéndose traducir en un resultado observable a través de cambios en el comportamiento”2.

5 Pasos para mejorar tu memoria

1-Escoge tu modalidad sensorial estrella

De las anteriores definiciones podemos concluir que memoria (memorización) y aprendizaje van siempre de la mano.

Como puedes observar, mientras que en la definición de memoria se habla del cerebro, en la definición de aprendizaje se habla de sistema nervioso. ¿Cuál es la diferencia?

El sistema nervioso, además de muchas otras cosas como el cerebro, incluye los sistemas sensoriales periféricos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. La percepción sensorial de la información es el primer paso para la memorización y el aprendizaje.

¿Cuál es la mejor de ellas para memorizar?

Antes de nada, debes saber cuál es la modalidad sensorial por la cual te es más sencillo y rápido memorizar la información que recibes. Por otro lado, aunque tengas una modalidad sensorial “favorita”, en algunas ocasiones deberás utilizar otra por la naturaleza de la tarea o estímulo presentado.

Los seres humanos utilizamos para casi todo de manera instintiva el sentido de la vista, siendo ésta la modalidad sensorial más desarrollada en nuestro cerebro (¡ocupa la totalidad del lóbulo occipital!).

sentido de la vista

La vista es tan rápida y detallada que podemos percibir un estímulo visualmente ¡en menos de 100 milisegundos!3. Además, según Grill-Spector y Kanwisher, tan pronto como sabes que hay algo ahí, ya sabes lo que es”3.

Sin embargo, ¿es la vista la mejor modalidad sensorial para memorizar?

Aunque la vista nos dé más información y más detallada, la audición es mucho más rápida. ¡Tardamos entre 15 y 30 milisegundos en percibir un estímulo auditivamente!4

Reflexionemos por que la decisión es polémica:

¿Cuánto tardas en memorizar la letra de una canción? ¿Cuánto tardas en memorizar un poema escrito? ¿Cuál de estas dos tareas requiere más esfuerzo?

No es mi intención marginar a los demás sentidos pero, seamos realistas, no los utilizaremos frecuentemente para memorizar porque es muy raro que la

información se nos presente en forma de olores, sabores o texturas.

Sin embargo, ¿alguna vez has olvidado a qué sabe algo? ¿Y a qué huele algo? ¿Has olvidado en alguna ocasión cuál es la textura, temperatura, etc. de algún material?

Evalúa cuál es tu sentido “favorito” y, ¡a entrenar!

Si nos quedásemos a nivel de información percibida sin hacer nada más al respecto, la información sería almacenada en la “memoria sensorial”.

Este almacén de información es específico de modalidad sensorial, no requiere atención a la fuente de información para su almacenaje, tiene una capacidad casi ilimitada pero sólo dura unos 500 milisegundos.

Pasemos al siguiente nivel, ¿qué necesitamos hacer para almacenar la información percibida?

2-Atención y motivación

¿Qué has comido ayer? ¿Qué páginas web visitaste hoy? ¿Cuándo fue la última vez que llovió?

Intenta responder a estas preguntas. Seguro que esta es información que en algún momento supiste pero que olvidaste rápidamente. ¿Por qué? Porque es información rutinaria, que no necesitas recordar y que te importa más bien poco.

Igualmente fascinante e importante que nuestra habilidad para memorizar y aprender, es nuestra capacidad de olvidar2.

Si no olvidásemos sistemáticamente toda la información irrelevante priorizando aquello que es importante, nuestra memoria sería un caos de información inaccesible, ruidosa e inutilizable.

¿Cómo fue tu primer beso? ¿Cómo huele el betadine? ¿Qué dice el estribillo de tu canción favorita?

Intenta responder a estas preguntas. A medida que recuerdas esta información con toda seguridad resurgirán emociones asociadas.

Estos son recuerdos muy difíciles de olvidar porque han dejado una huella muy potente en tu memoria gracias a la emotividad e importancia de los mismos.

Vemos, por lo tanto, que la otra cara de la moneda del recuerdo es el olvido.

¿Qué debemos hacer para asegurarnos de que recordaremos algo? Percibirlo e intentar almacenarlo como si se nos fuese la vida en ello.

En nuestro cerebro existe un conjunto de estructuras interconectadas e interrelacionadas que recibe el nombre de sistema límbico. Forman parte de este sistema dos estructuras cerebrales fundamentales para la memoria: el hipocampo y la amígdala.

partes y funciones del cerebro humano

La clave para el funcionamiento de esta estrategia es la función de la amígdala para “ayudar” al hipocampo.

En situaciones emocionales, la amígdala y el hipocampo interactúan de una forma sutil aunque importante5. A través de esta interacción, la amígdala tiene el poder de modular tanto la codificación como el almacenamiento de la información por el hipocampo5.

Vulgarmente hablando, si la amígdala no quiere, el hipocampo no almacenará la información y, por tanto, tú la olvidarás sin poder hacer nada al respecto.

Tu papel en la memorización es decirle a tu amígdala: “lo que estoy aprendiendo en este preciso momento es de suma importancia y tengo que recordarlo cueste lo que cueste”.

Como siempre digo, no debemos olvidar que somos animales y, para un animal, lo importante siempre tiene un contenido emocional. ¿Nunca sentiste que es más

fácil aprender aquello que te gusta y te atrae?

Una vez que la información ha llegado a manos de la amígdala, la guarda de seguridad, estamos a punto de archivar la información en un almacén de más alto nivel que el anterior. Este recibe el nombre de “memoria a corto plazo”.

La memoria a corto plazo es el más funcionalmente sofisticado de los almacenes de memoria de los que disponemos los seres humanos.

Sin embargo, no es todavía el almacén definitivo debido a que tiene dos puntos débiles: tiene una capacidad de 7+/-2 elementos y sólo está disponible de forma activa para una determinada información temporalmente (minutos).

Es en este almacén donde todo sucede. Una vez que la amígdala ha dejado pasar por la puerta la información, todo lo demás está en nuestras manos.

3-La importancia de la asociación

La capacidad humana para recordar información relativamente carente de significado es sorprendentemente limitada (por ejemplo una lista de 7 a 9 números aleatorios). Esta capacidad, sin embargo, puede ser incrementada de forma dramática2.

juegos para ejercitar la mente

Como recordarás, al principio del artículo te prometí que desvelaría el secreto mágico de la memoria. Pues bien, ha llegado el momento. El secreto es la asociación.

El incremento dramático del que hablo es pasar de memorizar una lista de 7 a 9 números aleatorios a pasar a memorizar una lista de 1014 números aleatorios en 15 minutos (o más, ¿quién se atreve a superar el record?).

El secreto de la asociación consiste en dotar de significado a la información y formar grupos con ella. ¿Cómo agrupar y dotar de información a los números?

Mi estrategia favorita es la de las fechas, aunque una estrategia de más bajo nivel podría ser, por ejemplo, las edades. También podrías utilizar operaciones matemáticas.

Algo que nunca debemos olvidar y de lo que ya hablé, es que la memoria a corto plazo humana tiene un almacén medio de 5 a 9 elementos (el número mágico 7+/-2) aunque entrenando, podríamos llegar a una amplitud de 12 a 13 elementos.

El de los números es el ejemplo más complejo de memorización dado el carácter altamente abstracto de los mismos. Sin embargo con palabras sería mucho más fácil.

Con las palabras, es tremendamente sencillo formar historias, todo depende de nuestra creatividad y capacidad de imaginación. Te recomiendo informarte acerca del método Loci u otras estrategias mnemotécnicas.

En este artículo puedes aprender otras técnicas de asociación.

4-Establecer las memorias: el papel de la repetición

En el año 2008, el trabajo de Karpicke y Roediger tuvo un gran impacto en la comunidad científica. Evaluaron las dos estrategias de aprendizaje más utilizadas a nivel mundal: la repetición de la información en forma de relectura y el recuerdo de la misma de forma repetida6.

Las dos son formas de repetición pero su naturaleza biológica es completamente diferente. Los resultados fueron aplastantes y, lo mejor de todo es, que tiene sentido.

La repetición de la información en forma de relectura es totalmente inútil mientras que la repetición de la misma en forma de recuerdo mejora el aprendizaje cualitativa y cuantitativamente (con cualitativo me refiero a que dura más tiempo en memoria)6.

recordar

¿Por qué?

Para entenderlo plenamente debo introducir el concepto de habituación.

¿Os acordáis de la amígdala? A esta nuestra amiga, no le gusta lo irrelevante. Es una guarda muy VIP que sólo dejará pasar información importante. Si releemos una y otra vez la misma información, estaremos pidiéndole a la amígdala que le cuente al hipocampo mil veces lo mismo. ¿Qué pasará? Le prohibirá la entrada.

Estoy siendo muy metafórica pero esto es exactamente lo que pasa. Voy a poner un ejemplo muy familiar.

El primer día que llevamos el móvil (o celular) en el bolsillo nos molesta y sabemos en todo momento que está allí. Después de dos días o tres llevándolo en el mismo bolsillo no nos daremos cuenta de que lo llevamos e incluso nos preguntaremos incesantemente, ¿se me ha caído?

Lo mismo ocurre con el reloj, las gafas, los anillos, etc. Este es el fenómeno de habituación. La amígdala dejará de avisar al hipocampo de que es importante.

De hecho, incluso puede decirle lo contrario: “no hagas ni caso porque esto no es importante, olvídalo”. El hipocampo confía ciegamente en la amígdala, ya tiene suficiente trabajo.

¿Qué es entonces efectivo? ¡La repetición por medio del recuerdo!

5-Recordar va mucho más allá: la concentración

Supongo que te estarás preguntando ¿Qué hace entonces el hipocampo? ¿Es solo la amígdala quien decide?

El hipocampo se ocupa de la potenciación a largo plazo (PLP) y de la depresión a largo plazo entre otras muchas cosas fascinantes.

He tenido el placer de conocer este año a Kenneth Myer, el líder mundial actual de la PLP, quien trabajó en Oslo en el laboratorio de Terje Lomo en el momento de su descubrimiento, en 19667. Es para mí un placer transmitirte lo que Myer contó.

La PLP es el modo a través del cual el cerebro de los mamíferos almacena la información.

Aunque el modo exacto en el que este milagro se consigue y a dónde va a parar la información es algo que todavía se desconoce, se sabe que el hipocampo consigue, a través de la ritmicidad de su patrón electroquímico, crear una sincronización momentánea que convertirá, a la información transmitida sinápticamente, en algo inolvidable.

Esto sólo se consigue si, de algún modo, tenemos la concentración necesaria.

Es por esto que se dice que para memorizar hay que estar en un nivel de activación moderado, es decir, ni muy ansiosos, ni muy relajados.

¿Por qué entonces la repetición del recuerdo funciona?

Es información con puertas abiertas. Por lo tanto, haz el esfuerzo de recuperarlo de donde esté y haz que la amígdala y el hipocampo vuelvan a potenciarlo a través de su trabajo en equipo infalible.

¿Y tú qué otras formas conoces de mejorar tu memoria?

Referencias

  1. http://www.world-memory-statistics.com/disciplines.php.
  2. Purves, A. (2004). Neuroscience. 3rd edit. Sinauer.
  3. Grill-Spector, K and Kanwisher, N. (2005). Visual Recognition: as soon as you know it is there, you know that it is. Psychological science.
  4. Kraus N, Kileny P, McGee T (1994) The MLR: clinical and theoretical principles. In: Katz J (ed) Handbook of clinical audiology.
  5. Phelps, E. (2004). Human emotion and memory: interactions of the amygdala and hippocampal complex. Current Opinion in Neurobiology, 14; 198-202
  6. Karpicke, J and Roediger, H. (2008). The critical importance of retrieval for learning. Science, vol. 319, no. 5865; pp. 966-968
  7. Lomo, T. (2003). The discovery of long-term potentiation. Philosophical Transactions. Royal Society Lond B Biol 358(1432): 617–620.

  1. Campayo, R. (2005). Desarrolla una mente prodigiosa. EDAF.
  2. Fuente imagen 3.
  3. Fuente imagen 4.
  4. Fuente imagen 5.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW