Las 17 Enfermedades Respiratorias Más Comunes

Las 17 Enfermedades Respiratorias Más Comunes

Las enfermedades respiratorias son comunes durante el período invernal y suelen acompañar a las bajas temperaturas casi de forma inevitable.

Sin embargo, no son las únicas patologías que producen alteraciones respiratorias.  Existen innumerables enfermedades que pueden generar anomalías pulmonares o faríngeas.

enfermedades respiratorias comunes

A continuación, describiremos una lista de 30 enfermedades respiratorias más comunes:

1- Asma

El asma de una enfermedad de curso crónico caracterizada por una afección de las vías respiratorias ubicadas en los pulmones (American Academy of Allergy Asthama and Imunology, 2016).

A nivel clínico, el asma produce episodios de inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias que resulta en un incremento de la mucosidad, tos, sibilancia o dificultad para respirar (disnea) (Mayo Clinic, 2015).

2- Neumonía

La neumonía es un tipo de enfermedad respiratoria que afecta a uno o ambos pulmones (National Heart, Lung, and Blood Institute, 2011).

Los signos y síntomas de esta enfermedad pueden variar entre los diferentes afectados, sin embargo, algunos de los más comunes incluyen: tos, expectoración de mucosidad, episodios febriles, escalofríos, insuficiencia respiratoria, sudoración, confusión, cefalea, pérdida de apetito, etc. (American Lung Association, 2016).

3- Bronquitis

Esta  patología resulta de una inflamación de las vías que transportan el aire hacia los pulmones (National Institutes of Health, 2016).

Los síntomas más habituales están relacionados con  los episodios de fiebre, el dolor torácico, la dificultad para respirar o la sibilancias  (National Institutes of Health, 2016)

4- Efisema pulmonar

El efisema pulmonar se produce un incremento anormal y patológico de los espacios aéreos ubicados en los pulmones debido a una acumulación de aire.

El curso clínico de esta condición médica se caracteriza por una marcada dificultad para respirar, fatiga, tos, entre otros.

5- Faringitis

En el caso de la faringitis, se produce un hinchazón, normalmente, de la parte posterior de la garganta; en la mayoría de los casos como consecuencia de resfriados, gripe u otros virus.

Además cursa con otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza y de diferentes músculos y articulaciones (National Institutes of Health, 2016).

6- Bronquiolitis

Por otro lado, en el caso de la Bronquiolitis, como su propio nombre indica se produce como resultado de la acumulación e hinchazón de mocos en los bronquios, las vías más pequeñas de los pulmones.

Junto a estos síntomas se producen otro tipo de manifestaciones clínicas tales como: tos, dificultad para respirar, fatiga y fiebre. En los casos más extremos los pacientes pueden mostrar la piel de color morado, resultado de la falta de oxígeno.  (National Institutes of Health, 2016)

7- Gripe

La gripe es una de las enfermedades respiratorias más comunes, la cual afecta a un alto porcentaje de la población. Ésta se produce como resultado de virus que, generalmente, produce infección de garganta, pulmones y nariz.

Entre los síntomas más comunes manifestados por los pacientes observamos: dolores del cuerpo, escalofríos, mareos, dolor de cabeza, nauseas y vómitos (National Institutes of Health, 2016)

8- Resfriado Común

Junto con la gripe, el resfriado común afecta a un amplio número de pacientes, de  ahí su nombre. Se estima que en Estado Unidos, por ejemplo, esta enfermedad afecta a alrededor de mil millones de personas al año.

Entre los síntomas más comunes encontramos secreción y cogestión nasal y estornudos. En concreto, parece ser que éstas se producen como resultado de diferentes virus. (National Institutes of Health, 2016)

9- Rinofaringitis

La rinofaringitis, se produce como consecuencia de una infección de las vías respiratorias. TGeneralmente, causada por una bacteria que afecta a la faringe y las cavidades nasales. Dicha enfermedad respiratoria es muy frecuente en niños, siendo uno de los principales motivos de consulta. No obstante, dicha enfermedad también puede observarse en adultos, siendo menos frecuente en éstos últimos (Salud CCM, 2016).

Como consecuencia de esta infección se produce una hinchazón de las vías mencionadas. Asimismo, junto a estos síntomas, encontramos otro tipo de manifestaciones clínicas como: tos, dolor de garganta, estornudos y, en algunas ocasiones, fiebre  (Salud CCM, 2016).

10- Amigdalitis

Como su propio nombre indica, la amigdalitis se produce como consecuencia de la hinchazón de las amígdalas, ganglios linfáticos situados en la parte superior de la garganta y posterior de la boca. En concreto, dicha infección es consecuencia de una infección viral o bacteriana que afecta a la región mencionada (National Institutes of Health, 2016).

Además de la hinchazón de las amigadlas podemos observar otros síntomas como la dificultad para deglutir, dolor de oído, dolor de cabeza y fiebre. En algunos casos, asimismo, puede observarse sensibilidad en la mandíbula o garganta o problemas para comer (National Institutes of Health, 2016).

11- Pleuritis

La pleuritis, también denominada pleuresía, se produce, como su propio nombre indica, por una inflamación de la pleura parietal y visceral consecuencia, generalmente, de una neumonía.

Dentro de esta enfermedad respiratoria podemos encontrar dos tipos  según los síntomas presentados. El primer tipo, la pleuritis seca, se caracteriza porque los pacientes presentan dolor torácico, tos, dolor continuo en hombros y zonas adyacentes, disnea, fiebre y falta de apetito.

El segundo de los tipos, la pleuritis húmeda, se caracteriza por dolor torácico, disnea, coloración azulada, fiebre, falta de apetito y color azulada; consecuencia de la tos (National Institutes of Health, 2016).

12- Neumotorax

El neumomotorax podría definirse como la entrada de aire que se produce entre el espacio pleural visceral y la parietal que puede dar lugar a un colapso pulmonar que puede variar en función del espacio ocupado (National Institutes of Health, 2016).

Como resultado de esta ocupación se produce una alteración de la hemodinámica respiratoria de los pacientes. Entre los síntomas clínicos más frecuentes encontramos disnea, movimientos respiratorios rápidos, dolor torácico y tos seca y persistente (National Institutes of Health, 2016).

13- Traqueítis

La traqueítis podría se produce como resultado de la hinchazón de tráquea, generalmente, por una infección benigna, la cual puede afectar, asimismo, a la laringe o faringe. Entre las manifestaciones clínicas más frecuentes encontramos: tos espasmódica, producción de esputo y dolor corporal (Salud.doctissimo, 2016).

14- Derrame Pleural

El derrame pleural se produce como consecuencia de la acumulación de líquido pleural entre las capas que recubren los pulmones y la cavidad torácica. Se denomina derrame pleural debido a la acumulación excesiva de líquido que produce la enfermedad. Podemos distinguir dos tipos de derrame según la zona  en la que se produce la acumulación de líquido.

En el primer tipo, el derrame pleura trasudativo, se produce como consecuencia de la acumulación de líquido en espacio pleural, lo cual da lugar a un aumento de la presión de los vasos sanguíneos.

Por otro lado, el derrame exudativo, se produce como consecuencia del bloqueo de los vasos linfáticos o sanguíneos que tienen como consecuencia lesiones en los pulmones e incluso tumores.

Entre los síntomas más frecuentes encontramos dolor torácico, tos, fiebre, hipo, respiración rápida o dificultad para respirar (National Institutes of Health, 2016).

15- Laringitis

La laringitis, se produce como consecuencia de la hinchazón e irritación de la laringe, ubicada en la parte superior de las vías respiratorias que van a los pulmones, es decir, la tráquea.

No obstante, aunque en la mayoría de los casos, esta enfermedad se produce como consecuencia de un virus también existen casos en los que se observa como resultado de alergias, infecciones bacterianas, broquitis, enfermedades gástricas, lesiones o neumonía, entre otras.

Los síntomas más frecuentes son la ronquera o pérdida de voz. No obstante, algunos pacientes presentan, asimismo, fiebre o ganglios linfáticos o glándulas inflamadas en el cuello.

16- Sinusitis

La sinusitis, es una enfermedad respiratoria que se produce como consecuencia de un virus, bacteria u hongo, los cuales producen la inflación de los senos paranasales, es decir, de los espacios llenos de aire del cráneo, los cuales se localizan detrás de la frente, los ojos, las mejillas y los huesos de la nariz (National Institutes of Health, 2016).

Dicha enfermedad es frecuente en la población adulta. En un principio, la sinusitis puede confundirse con un resfriado debido a los síntomas que presenta.

No obstante, en contraposición con el resfriado los pacientes pueden presentar mal aliento o pérdida de olfato, tos, fatiga, fiebre, dolor de cabeza y garganta.

Aunque no es una enfermedad frecuente en niños, en algunos casos, éstos también pueden presentarla. Entre los síntomas presentados por esta población destaca la fiebre elevada y la excesiva secreción nasal.  

17- Tuberculosis

La tuberculosis, es una enfermedad respiratoria consecuencia de una bacteria, la Mycobacterium tuberculosis. Como resultado se pueden producir daños en los pulmones e incluso en  otras partes del cuerpo.

En la enfermedad, se pueden observar diferentes fases. La primera de ella, es asintomática, es decir, en ésta no se observan síntomas clínicos.

No obstante, hasta que no avanzada la enfermedad no se observan síntomas clínicos como: dificultad respiratoria, dolor en el pecho y tos. En los casos más extremos, en algunos pacientes, podemos incluso observar expectoraciones de sangre y sudoración excesiva, especialmente por la noche.

18- Fibrosis quística

La fibrosis quística se produce como resultado de la acumulación de moco espeso y pegajoso en los pulmones, el tubo digestivo y otras áreas del cuerpo.

Como en el caso de la rinofaringitis, es una enfermedad frecuente en la población pediátrica. No obstante, también puede observarse en adultos.

Dicha enfermedad puede ser muy peligrosa en recién nacidos ya que puede producir un grave retraso en el crecimiento como consecuencia, generalmente, de la incapacidad para aumentar de peso. Entre los síntomas, destacamos la piel con sabor salado que presentan algunos pacientes.

Referencias

  1. AAAAI. (2016). ASTHMA. Obtenido de American Academy of Allergy, Asthma & Immunology: http://www.aaaai.org/
  2. ALA. (2016). Pneumonia Symptoms, Causes, and Risk Factors. Obtenido de American Lung Association: http://www.lung.org/
  3. Cleveland Clinic. (2015). Pneumonia. Obtenido de Cleveland Clinic: http://my.clevelandclinic.org/
  4. Mayo Clinic. (2015). Asthma. Obtenido de Mayo Clinic: http://www.mayoclinic.org/
  5. Mayo Clinic. (2016). Pneumonia. Obtenido de Mayo Clinic: http://www.mayoclinic.org/
  6. NIH. (2016). How Is Pneumonia Treated? Obtenido de National Heart, Lung and Bloos Institute: http://www.nhlbi.nih.gov/health/
  7. NIH. (2016). MedlinePlus. Obtenido de MedlinePlus: https://medlineplus.gov/spanish/
  8. OMS. (2016). Asma. Obtenido de Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/respiratory/asthma/es/
  9. Salud ccm. (s.f.). Efisema Pulmonar. Obtenido de Salud ccm: http://salud.ccm.net/faq/

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW