¿Qué es la Psicología Perinatal?

¿Qué es la Psicología Perinatal?

La psicología perinatal abarca, desde el punto de vista de la psicología, los cambios que se producirán en los hombres y mujeres que esperan un bebé. La maternidad y la paternidad son periodos muy importantes, considerándose desde la psicología evolutiva como “periodos especialmente sensibles o vulnerables” en el desarrollo de la persona.

Son periodos inestables, demandantes y que generan estrés en la persona, por lo que todos los recursos con los que cuente la persona son realmente importantes y de ellos dependerá el éxito de la transición.

psicologia perinatal

En este artículo te mostraré qué es la Psicología Perinatal, su estatus actual, por qué es importante esta reciente rama de la psicología, qué aspectos aborda esta disciplina y la formación correspondiente

¿Qué es la Psicología Perinatal?

La Psicología Perinatal es una rama específica dentro de la psicología, que se encarga de estudiar y tratar un momento específico del ciclo vital.

Atiende todo aquello que tiene que ver con la concepción y gestación, con el parto de un bebé, con el posparto y con el puerperio, atendiendo y apoyando todo lo que pueda suceder alrededor de estos acontecimientos.

A lo largo del ciclo vital, la persona ha de enfrentarse a distintas situaciones, muchas de ellas precisan de la adaptación necesaria para poder afrontarlas y evolucionar.

Es lo que en psicología evolutiva se llama “transición”, y la maternidad/paternidad es una de ellas. Se trata de un momento o periodo donde la persona debe adaptarse y reajustar su vida.

Durante esta etapa, desde la Psicología Perinatal se intenta reforzar la salud mental de la nueva familia que se forja desde el momento en que se deciden a ser padres.

Se divide, a grandes rasgos, en tres áreas diferenciadas: la psicología antes de tener un hijo, durante el embarazo, y tras el nacimiento del bebé.

Atiende no sólo al bebé, su bienestar y desarrollo desde el momento en el que es concebido, sino también a sus padres durante todo este proceso.

La tarea de convertirse en padre es difícil y en ella, desde la concepción hasta los primeros meses de crianza de un bebé, se dan lugar una serie de cambios para los que la madre y el padre pueden necesitar apoyo psicológico. Esta es la tarea de la Psicología Perinatal.

Además, cabe destacar que la maternidad siempre acaba pareciendo una etapa “idílica”. Así es como se vende socialmente, desde los medios de comunicación… ser madre es lo mejor que puede pasarte en la vida y desde que tu hijo nace todo es maravilloso.

En este proceso y para muchas madres o padres, el proceso de maternidad y de paternidad puede ser muy difícil y pueden llegar a sufrir por sentirse incomprendidos o raros.

Hay aspectos de la maternidad y de la paternidad que parecen “tabú” porque no se nombran ni se expresan. No hay nada raro en los sentimientos que surjan durante esta etapa, y muchas veces un psicólogo que tenga conocimiento sobre estas etapas del ciclo vital puede ofrecer apoyo psicológico a los futuros (o recientes) padres.

El objetivo de la Psicología Perinatal es la prevención y la intervención, así como la promoción de la salud mental tanto de la madre como del bebé y en general, de toda la familia.

Es especialmente relevante el vínculo que se establece entre la madre y su bebé, reconociendo también la labor y función del padre dentro de la diada mamá-bebé.

La Psicología Perinatal actúa no sólo a nivel individual sino también a nivel grupal. Por ejemplo, un psicoterapeuta puede trabajar en consulta con una madre que tenga un problema específico o puede dirigir grupos psicoterapéuticos de madres.

Se pueden realizar también talleres o monográficos que abarquen estas etapas de la vida o se puede formar a otros profesionales, como por ejemplo enfermeras que trabajen con esta etapa vital.

La importancia de la Psicología Perinatal

El nacimiento de un hijo es un momento realmente importante en la vida de un padre y de una madre como persona adulta.

Cuando una pareja pasa de ser dos a la llegada de un bebé, es un suceso vital muy importante en la vida adulta que exige a los nuevos padres una serie de cambios y adaptaciones en diferentes ámbitos de la vida.

La Psicología Perinatal no atiende sólo a la madre, aunque sea ésta quien geste y de a luz al bebé. Especialmente relevante es el vínculo o díada que se establece entre la mamá y el bebé; sin embargo, la figura del otro progenitor es especialmente relevante durante todo este proceso.

Como ya hemos dicho, la transición a la maternidad/paternidad, que empieza en la concepción y termina durante los primeros meses de vida del bebé, periodo que comprende la Psicología Perinatal, tiene repercusiones en distintos planos de la vida de la persona.

El padre o la madre deben reajustarse a muy distintos niveles que afectarán al funcionamiento de su persona y al de su familia. Con la llegada de un hijo a la familia surge una nueva identidad en el adulto con un nuevo rol muy importante.

Desde la psicología evolutiva se desarrolla una de las necesidades psicológicas para algunos autores como es la “generatividad”.

Además, los padres tienen sustancialmente menos tiempo libre y sus hábitos de vida se ven modificados para adaptarse a los del bebé, que puede que incluso los padres los experimenten con desgana y tristeza.

¿Qué áreas o aspectos aborda la Psicología Perinatal?

La Psicología Perinatal atiende todo aquello que tiene que ver con el momento de la concepción y todas las dificultades que puedan darse aquí, la gestación, el nacimiento, el parto y el puerperio, ofreciendo soporte y apoyo psicológico.

Por ejemplo, atiende todas las dificultades que pueden aparecer en el momento de la concepción.

Muchas parejas tienen problemas de fertilidad y no pueden lograr un embarazo de manera natural, acudiendo a reproducción asistida y necesitan apoyo psicológico durante esta etapa.

Así, una de las áreas que se atiende es la concepción, para aquellas parejas que tienen dificultades en para engendrar y que no van a poder concebir un hijo de manera natural, o para aquellas familias que experimentan gran ansiedad en el proceso de la concepción.

Muchas veces lograr un embarazo es costoso aunque la pareja no tenga dificultades para concebir de manera natural, y tener apoyo psicológico durante esta etapa puede ser clave para afrontarlo de manera más tranquila.

El embarazo también es un momento especialmente relevante y muchas futuras madres experimentan miedo (miedo a no hacerlo bien, miedo a no ser buenas madres, miedo al parto, miedo a que el bebé no esté bien, etc.).

El psicólogo perinatal puede ayudar durante el embarazo a afrontarlo de manera más sana, a reducir el miedo y a ser conscientes de la próxima maternidad.

Asimismo, también atiende distintas dificultades que pueden surgir a lo largo del embarazo: por ejemplo, acompañamiento por una pérdida gestacional o una pérdida perinatal, donde muchos padres se sienten incomprendidos.

Hay veces que los padres tienen problemas para aceptar alguna condición o enfermedad de su futuro hijo, y el acompañamiento psicológico en esta etapa puede también ser clave para un buen afrontamiento.

El psicólogo perinatal puede también acompañar psicológicamente en todo aquello que tiene que ver con el parto (sea natural o cesárea), por la violencia obstétrica, etc.

También ayuda, por ejemplo, en la depresión posparto o en los problemas que pueden surgir en la nueva adaptación de la familia, en la readaptación de la pareja a un nuevo miembro familiar, etc.

Los momentos tras la llegada del bebé pueden ser realmente difíciles, por lo que el acompañamiento psicológico en esta etapa y a lo largo de los primeros meses/años del bebé en todo lo que tiene que ver con la crianza también puede ser muy útil para los padres y el bebé.

Por supuesto, desde la Psicología Perinatal también se estudia el vínculo de apego que se establece entre las figuras primarias y el bebé, evaluando no sólo la calidad del apego, sino también ofreciendo estrategias para que se pueda establecer un apego seguro entre el cuidador principal y el bebé.

Además, la Psicología Perinatal también estudia e interviene sobre algunos trastornos psicológicos que pueden aparecer a lo largo de esta etapa. La depresión posparto, como ya hemos comentado, es uno de ellos.

También aparece en algunas mujeres el trastorno por estrés postraumático tras el parto, algunas de ellas debido a la violencia obstétrica.

Origen de la Psicología Perinatal

La Psicología Perinatal nace como un nuevo campo dentro de la ciencia psicológica que se encarga de abordar todo aquello que rodea al nacimiento de un nuevo ser humano.

Nace a partir del reconocimiento hacia factores de carácter psicológico y social, dejándose de centrar únicamente en los procesos biológicos todo aquello que tiene que ver con la enfermedad y la salud materno-infantil.

Se pasa de tratar a la parturienta como una “enferma” que necesita asistencia al parto a atenderlo como un evento que ocurre en el seno de una familia con diversas necesidades.

Desde la Psicología Perinatal se trabaja desde un enfoque más global, incluyendo a la nueva familia que se va a formar y se atiende a todo lo que rodea a la salud psicológica de la madre, del bebé y en general de todos los miembros de la nueva familia que se forja.

Según Oiberman (2005), la maternidad es una etapa de transición evolutiva que la mujer superará según su propia historia, la situación psicosocial en la que se encuentre, su personalidad y la ubicación del bebé dentro del entramado histórico familiar.

Existe, asimismo, la “Entrevista Psicológica Perinatal” (Oiberman et al, 2008), que facilita la labor a psicólogos perinatales para un diagnóstico psicológico perinatal precoz.

Esta entrevista tiene en cuenta al grupo familiar, a la pareja, la actitud hacia el embarazo, problemas psicológicos y físicos, etc.

Mediante la psicología perinatal se hace posible el hecho de mejorar la calidad de vida de las familias desde antes de que lleguen al mundo.

Características de la Psicología Perinatal

La maternidad/paternidad está condicionada, en cierta medida, por la calidad y la estabilidad de la pareja antes de la concepción del nuevo hijo.

Aspectos como pueden ser la comunicación, el respeto, el apoyo que percibe la madre de su pareja, el tiempo de convivencia previo de la pareja… pueden ser elementos clave para afrontar adecuadamente la transición a la maternidad.

La Psicología Perinatal es un área de la psicología especialmente vulnerable por el momento en el que se encuentran la madre y el padre: se trata de una transición importante del ciclo vital del adulto, probablemente la transición normativa más importante.

Estamos hablando de una transición que afecta a toda una familia y en todos los aspectos de su vida: en el área familiar, en la pareja, se producen cambios físicos y emocionales, cambio de roles, alteración en los hábitos cotidianos, en la actividad laboral, en la propia identidad, con la familia extensa…

Por eso es especialmente importante tener en cuenta la relevancia de esta etapa y ser conscientes de todos los cambios físicos y emocionales que suceden para, llegado el caso, pedir ayuda profesional especializada en este momento vital.

La necesidad de apoyo y de intervención de los nuevos padres ante el reto de la maternidad/paternidad

Hay que destacar que, aunque a lo largo del artículo he estado hablando de la importancia que tiene todo lo relativo a la maternidad/paternidad en el desarrollo de la persona adulta, así como los numerosos cambios que se suceden y para los que se puede requerir ayuda, la gran mayoría de la población afronta esta transición importante de manera favorable.

Hay una gran variabilidad entre todas las madres y padres y aunque muchos de ellos no consideran que necesiten apoyo en este momento, muchas otras familias encontrarán dificultades o preferirán sentirse apoyadas y aconsejadas en esta nueva etapa vital.

Por lo general, la transición a la maternidad/paternidad se acaba resolviendo positivamente, a pesar de los cambios y los reajustes que tienen que hacer los padres. Sin embargo, cuando esto no sucede así, pueden darse realmente complicaciones y efectos colaterales, como puede ser una ruptura de pareja.

Por todo ello, la Psicología Perinatal se enmarca como un área reciente dentro de la psicología para hacer frente a todas las necesidades que surgen en estas áreas del ciclo vital y donde el psicólogo es un profesional capacitado para hacer frente a las necesidades psicológicas que surjan en esta etapa.

Referencias

  1. Asociación Española de Psicología Perinatal. 
  2. Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia. Psicología antes, durante y después del embarazo.
  3. Hidalgo, M. V., Ménendez, S. (2009). Apoyo a las familias durante el proceso de transición a la maternidad y la paternidad. Universidad de Sevilla.
  4. Izzedin-Bouquet, R. (2011). El papel del psicólogo en el Servicio de Neonatología. Perinatología y Reproducción Humana, 25 (3), 188-190.
  5. Jort, S. ¿Qué es la Psicología Perinatal?
  6. Kerikian, C. (2011). Efectos de una práctica: La psicología perinatal en la fundación hospitalaria. Jornadas de Investigación Séptimo Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires.
  7. Martín Maldonado-Durán, J. (2011). Salud mental perinatal. Organización Panamericana de la Salud.
  8. Nieri, L. (2012). Intervención paliativa desde la Psicología Perinatal. Rev. Hosp. Mat. Inf. Ramón Sardá, 31(1).
  9. Oiberman, A. La palabra en las maternidades: una aproximación a la psicología perinatal.
  10. Oiberman, A., Galíndez, E. (2005). Psicología perinatal: aplicaciones de un modelo de entrevista perinatal en el posparto inmediato. Rev. Hosp. Mat. Inf. Ramón Sardá, 24 (3).
  11. Planell Camacho, P. (2014). ¿Qué es la Psicología Perinatal? PSYC News, Asociación de Estudiantes de Psicología de la Universidad Interamericana.
  12. Santos, M. S. y Oiberman, A. (2011). Abordaje psicológico de la maternidad en situaciones críticas de nacimiento. Jornadas de Investigación Séptimo Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires.
  13. Vicente de, A., Castilla, C., Villamarín, S. y Berdullas, S. Protegiendo la Salud Mental Materna. INFOCOP.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW