9 Diferencias entre un Psicólogo y un Psiquiatra

9 Diferencias entre un Psicólogo y un Psiquiatra

En muchas ocasiones nos hemos podido preguntar qué diferencias existen entre un psicólogo y un psiquiatra. Pocas personas saben exactamente en qué se diferencian ambos profesionales de la salud mental y cuál es el trabajo que desarrollan, por lo que normalmente los solemos confundir.

Aunque podamos pensar que coinciden en algunas de sus labores, también se diferencian en muchas otras. Pero, ¿sabrías decir algunas de las principales diferencias que existen entre ambas disciplinas?. A continuación, te las explicamos de forma detallada.

diferencias entre psiquiatra y psicólogo

Diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra

1- Su significado

Si examinamos de forma detallada las palabras psicología y psiquiatría, la etiología de ambas nos pueden dar las primeras pistas sobre las diferencias que existen entre ambas disciplinas.

Primeramente, vamos a comenzar por la palabra psicología, su prefijo “psi” latino deriva de la palabra mente. Si seguimos analizando esta palabra nos queda su segunda parte, “logia” que significa ciencia o teoría. De forma conjunta obtendríamos el significado ciencia de la mente.

Por otro lado, al igual que en el primer concepto la palabra psiquiatría comienza por “psi”, es decir, mente mientras que el significado de “iatría” es el de curación o práctica de la medicina. Por lo que, de forma global podríamos entender el significado de esta palabra como medicina de la mente.

2- Tratamientos

Los psicólogos se centran en tratar a una persona con problemas mentales y emocionales en los cuales pueden intervenir en sus comportamientos. Además, también se centran en gran medida en la psicoterapia.

Asimismo, realizan pruebas psicológicas a los pacientes con el fin de evaluar su estado mental y saber qué técnicas serán las más adecuadas para trabajar los problemas que presenta esa persona. Como por ejemplo: asesoramiento, hipnosis, psicoterapia, relajación…

Por otro lado, los psiquiatras son médicos que se han especializado en la rama de psiquiatría. Al igual que el psicólogo, éstos utilizan la psicoterapia para estudiar e intentar trabajar los problemas de salud mental que les lleguen a su consulta.

Sin embargo, los psiquiatras al tener formación en medicina, pueden recetar medicamentos, atención médica y admitir a personas en el hospital si así lo ven necesario para comenzar un tipo de tratamiento.

3- Pautas de derivación

También podemos encontrar diferencias entre la posible derivación de un psiquiatra a un psicólogo. Normalmente, después de ver a un médico de cabecera o de atención primaria, el paciente puede ser derivado a un profesional de la salud mental, el psicólogo.

Si éste lo ve necesario para su tratamiento lo podrá remitir a un psiquiatra para que prescriba o supervise la medicación que vea necesaria para su tratamiento. Ambos profesionales, trabajarán en conjunto para tratar los síntomas que presente el paciente tanto desde el punto de vista conductual como clínico.

4- Formación

El psiquiatra es aquella persona que estudia una carrera de medicina y posteriormente, se especializa en el área de psiquiatría. De este modo, se puede entender a este profesional como un médico que puede tratar enfermedades o trastornos emocionales para las que se requiere una medicación con prescripción. Es decir, personas que tienen problemas bastante graves y que no sólo necesitan la ayuda de un psicólogo.

Por otro lado, un psicólogo es aquel profesional del área de la psicología que tiene como formación un grado en esta área o similar. Normalmente la formación de un psicólogo dura entre 4 o 5 años aproximadamente, aunque posteriormente tiene que realizar otros estudios de especialización como un máster para aumentar sus conocimientos y especializarse.

A diferencia de los psiquiatras, debido a que no son médicos como tal, no pueden prescribir medicación como ansiolíticos o antidepresivos.

5- Atención al paciente

Como resultado de las diferencias anteriores, podemos entender que la psicología se centra en estudiar el comportamiento humano y lo que diferencia al normal del anormal. Además, tienen en cuenta muchas causas y contribuyentes de las dificultades emocionales que pueda presentar una persona en un momento concreto de su vida.

Como por ejemplo: el medio en el que vive o las situaciones de su vida así como sus patrones de pensamiento, comportamiento y estilos. Por otro lado, también tienen en cuenta sus factores de personalidad, funciones fisiológicas y aprendizajes o su historia de la infancia.

A diferencia de la psicología, la rama de la psiquiatría se enfoca más en lo que la salud mental se refiere, por lo que suelen considerar los problemas emocionales no de la forma que un psicólogo lo entendería sino como una anomalía o mal funcionamiento del cuerpo, como por ejemplo un desequilibrio químico.

6- El psiquiatra como profesional público

Otra de las diferencias que existen entre ambos profesionales es que la figura del psicólogo o los servicios que realiza en algunos países como España, no están pagados por el sistema de salud pública en su gran mayoría a pesar de los beneficios que los pacientes pueden obtener de su labor profesional.

Por el contrario, los servicios psiquiátricos si están cubiertos, aunque sí es cierto que tiene un tiempo de espera importante de meses o incluso años, dependiendo de las personas que necesiten tratarse.

7- Forma de trabajar

Los psicólogos reciben a sus pacientes y lo tratan normalmente en sesiones con duraciones entre 45-60 minutos para estudiar la relación que éste tiene con su mente y su cuerpo.

Además, también trabaja para darle apoyo emocional y psicológico e incluso en la realización de las pruebas de evaluación que le sean oportunas. Normalmente, las sesiones suelen ser periódicas dependiendo del caso de cada usuario.

A diferencia del anterior, el psiquiatra por norma general sólo ve al paciente durante 10-15 minutos y posteriormente les suele prescribir la medicación que vea acorde con el problema que presenta. Una vez que se le receta la medicación, tendrá que ir a sesiones de revisión para ver cómo le va con ella.

8- Nivel de conocimiento

Como os podréis imaginar, debido a que para ser psicólogo hay que estudiar el grado en psicología, este profesional tendrá conocimientos más amplios que el psiquiatra en algunos temas como el emocional, cognitivo o incluso del funcionamiento mental de una persona.

Gracias a esto, podrán atender a la persona que necesite de sus servicios facilitándoles estrategias que puedan ayudarle a alcanzar sus metas y potenciar lo mejor de sí mismo.

También a diferencia del psiquiatra podrán motivar a su paciente e incluso darle una mirada positiva a su tratamiento mientras va evolucionando. 

9- Presencia del psicólogo en otras áreas

Éstos pueden especializarse en multitud de áreas no sólo en la salud mental. Algunos ejemplos de la presencia de estos profesionales en otros ámbitos son: como psicólogos educativos en centros escolares, en algunos departamentos de recursos humanos de diferentes empresas…

Algunas de sus similitudes más importantes

Si además de las diferencias que hemos desarrollado anteriormente, también estás interesado en las posibles semejanzas que existen en las labores que realizan estos profesionales de la salud mental, a continuación te presentamos las tres más importantes:

10- Objeto de estudio y foco de trabajo

Como ya sabemos, tanto el psiquiatra como el psicólogo tienen el mismo área de intervención y trabajo, la salud mental y el bienestar psicológico de las personas a las que tratan.

11- Formación especializada

No todos los profesionales tienen la cualidad y la habilidad de realizar el tipo de trabajo que desempeñan tanto el psicólogo como el psiquiatra. Por ello, ambos tienen la formación adecuada para entender cómo funciona el cerebro, cómo piensa y además cómo se comporta.

Por otro lado, también saben qué tipo de asesoramiento es el que deben de utilizar así como con los tipos de la psicoterapia que necesita el paciente dependiendo del caso en el que se encuentren.

12- Bienestar del paciente

Uno de los principales objetivos de ambos profesionales es querer ayudar al paciente para que mejore en su calidad de vida todo lo que le sea posible.

Por ello, utilizan diversas formas de terapia para mejorar la calidad de vida de aquellas personas que presenten problemas como la depresión , la ansiedad , el estrés , el dolor , el trastorno bipolar …

Ejemplo práctico

Si después de conocer las principales diferencias y similitudes entre el psicólogo y el psiquiatra aún no lo tienes claro, te presentamos un caso práctico en el que resolverás tus dudas.

En la actualidad, existen muchas personas que sufren depresión severa y necesitan de la ayuda de un profesional de la salud mental para superarlo, en este caso un psicólogo.

Si simplemente tiene una depresión severa será suficiente con la ayuda de este profesional, sin embargo, si además de este trastorno tiene pensamientos suicidas que podrían acabar con su vida, necesitará tomar medicación para paliarlos y esto sólo lo podrá hacer un psiquiatra.

En resumen

Aunque en ocasiones no sepamos distinguir la labor que realizan estos dos profesionales de la salud mental, tal vez sea debido a que en multitud de ocasiones tienen que trabajar de forma conjunta para solucionar el problema que presente un paciente en concreto.

Sin embargo, como hemos podido comprobar, la labor que realizan aunque parecida en su base puede ser totalmente diferente en la práctica. El psicólogo en su día a día suele evaluar y tratar los problemas de origen psicológico teniendo en cuenta su origen y las causas que pueden hacer que se sigan dando con el tiempo.

Por ello, emplea técnicas y habilidades que ayuden a mejorar al paciente o que simplemente hagan que pueda cumplir los objetivos que se han propuesto durante la terapia.

Asimismo, aunque el psiquiatra pueda tener algunos conceptos y herramientas que puedan encaminar el cuidado de un paciente a la misma dirección y de la misma forma que lo hace un psicólogo, éste no es su ámbito de especialización ni de actuación.

Un psiquiatra se centra en evaluar la fisiología y la química de los problemas psicológicos que pueda presentar una persona, encontrando así el posible trastorno que pueda padecer así como su intervención, de una forma médica y farmacológica.

Referencias

  1. Cloud, J. (2010). Psychology vs. Psychiatry: What's the Difference, and Which Is Better? Time. http://healthland.time.com/.

  1. http://www.allpsychologyschools.com/psychology/psychology-vs-psychiatry/.

  1. http://www.diffen.com/difference/Psychiatrist_vs_Psychologist.

  1. Richmond, R. L. (S/F) Psychology and Psychiatry. A Guide to Psychology and Its Practice. http://www.guidetopsychology.com/.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW