13 Ventajas y Desventajas de la Televisión en los Niños

13 Ventajas y Desventajas de la Televisión en los Niños

Los menores pasan mucho tiempo sentados frente a un televisor en su vida diaria. Algunos lo hacen acompañados de sus padres y otros por el contrario solos. Este hábito suele ser muy normal en la mayoría de las familias  pero, ¿sabías que la televisión puede influir en tu hijo/a?, ¿sabes si se realiza un buen uso de ésta en casa?.

Muchos padres y madres no son conscientes de que la televisión puede influir en sus hijos tanto de forma negativa como positiva. Por ello, es importante que estemos informados para sacarle todo el provecho a sus beneficios  y evitar los posibles efectos negativos que pueda tener para el menor.

ventajas y desventajas de la televisión

A continuación te exponemos  algunas  ventajas y desventajas de la televisión en los niños, así como algunas pautas para hacer un uso correcto de este medio de comunicación.

Algunos datos sobre los menores y la televisión

Los adolescentes y niños de la mayoría de los países  pasan mucho tiempo delante de un televisor, mientras que dedican muy poco de su día a día a realizar otras actividades. La segunda actividad a la que dedican más horas es a dormir, e incluso pasan más horas viendo la televisión que en el colegio (Altable, Fernández y Herranz, (2000).

Los menores no sólo ven los programas infantiles que existen en la televisión dedicados enteramente a ellos,  sino también a  otros que se desarrollan en horarios que no son los infantiles. Según la AAVV(2001) citado en del Valle (2006) un 40% de los menores pasa dos horas diarias delante del ordenador, mientras que un 18% la ve hasta cuatro horas todos los días.

Otros estudios como el que se presenta en COMFER (2004) citado en del Valle (2006), basándose tanto en la pirámide social como en la económica, señala que no son sólo dos horas al día sino tres.

Según este estudio sólo el 23% de niños ven dos horas diarias la televisión, mientras que el 47% la ve más de dos horas y menos de cuatro.  Por otro lado, el 23%  está sentado delante de este aparato más de cuatro horas y menos de ocho todos los días, mientras que un 7% la ve más de ocho horas diarias.

¿Pero a qué puede ser debido estas cifras? Según los datos expuesto en CIS (2002) un 40% de los padres le compra a sus hijos desde muy temprana edad una televisión. Por lo que la facilidad que encuentran los menores para ver la televisión tal vez se encuentre en que disponen de una propia en su cuarto, esto hace que puedan hacer uso de ella cuando quieran sin tener que pedir permiso a nadie y por ende que no se pueda controlar lo que ve ni cuándo.

Ventajas y desventajas de la televisión en los niños

Basándonos en los datos que hemos expuesto anteriormente es indudable por tanto hacernos la siguiente pregunta ¿influye la televisión en nuestros hijos? y si es así, ¿cómo es capaz de repercutir en ellos?.

Ventajas de la televisión en los niños

El sistema televisivo nos brinda una multitud de posibilidades que pueden y deben ser aprovechadas por la sociedad. A continuación vamos a ver  algunas de las ventajas que existen de la televisión en los niños:

  1. Es un medio de socialización. La televisión se puede considerar como un medio de socialización, ya que es capaz de compensar las desigualdades sociales. Además es un transmisor de normas, valores y conceptos que hace que sea el tercer agente socializador detrás de la familia y la escuela ya que brinda a los niños/as modelos de conducta (García, 2003).
  2. Actúa como fuente de entretenimiento y de aprendizaje. Existen multitud de programas educativos para niños ya sea de educación formal como no formal como: Dora la exploradora, La casa de Mickey Mouse, Pepa Pig, Caillou… También existen canales dedicados expresamente a los niños como ClanTV, BabyTV entre otros. Es decir, existe un sinfín de programas que pueden ayudarnos a entretener a nuestros hijos mientras se divierten y aprenden.
  3. Función informadora. La televisión permite a las personas que expresen sus puntos de vista referente a un tema en concreto, por lo que de forma sutil también nuestros hijos pueden aprender gracias a la televisión. Es decir, puede incidir en la formación de creencias, lenguajes y conceptos de una persona, éstas son las herramientas que solemos utilizar para interpretar el mundo que nos rodea.
  4. Desarrolla valores positivos. Dada su programación dedicada a los menores la televisión también es capaz de desarrollar valores positivos en ellos como: la amistad, la solidaridad, el trabajo, el esfuerzo… Por ello, se puede considerar un medio educativo que ayuda a configurar la personalidad del menor (del Valle, 2006).
  5. Permite relajar a los niños. Gracias a las series de televisión o programas para niños, en ocasiones nos puede resultar fácil relajarlos pues algunos incorporan canciones que los calma, o incluso les permite distraerse y quedarse quietos sentados.
  6. Proporciona un tiempo de unión en la familia. Se puede poner como norma que se vea la televisión en un horario donde todos los miembros de la familia puedan, de forma que así se pueda controlar lo que nuestro hijo ve, esto hace que se fomenten los lazos de unión y de comunicación en el seno familiar.

Desventajas de la televisión en los niños

Sin embargo, no todo lo que rodea a la televisión tiene un efecto positivo en nuestros hijos, pues como ya sabréis si no se les educa adecuadamente en su uso puede perjudicarles. A continuación exponemos algunas desventajas del uso de la televisión en los niños:

  1. Abuso de la televisión. Según los datos que expusimos en el primer apartado, existen muchos niños que pasan muchas horas delante de la televisión, ya sea en presencia de los padres o solo. Esto puede afectarles en su desarrollo y crearles sentimiento de adicción, que cuando es a la televisión se le denomina tele-adicción.
  2. Aumento de la violencia. En la televisión no sólo existen programas educativos o canales infantiles dedicados enteramente a los menores. Hay una amplia gama de canales, programas y películas que entre otras de sus características, son conocidos por ser violentos o presentar un alto grado de agresividad en sus contenidos. Los menores no sólo ven programas acordes a su edad, también ven este tipo de contenidos que no son muy recomendables y esto puede influir en su comportamiento.
  3. Transmisión de valores negativos para los niños. Anteriormente, hemos expuesto que la televisión es una fuente de aprendizaje para los menores, sin embargo no siempre esa formación que transmite es la adecuada. Ésta puede transmitir a los niños valores como: el machismo, el egoísmo, que pueden conseguir lo que desean con poco esfuerzo o incluso tomar como modelos de conducta a personas o personajes que no son recomendables para su edad.
  4. Programas infantiles no recomendados. Algunos programas infantiles también están compuestos por escenas violentas y sexistas que pueden perjudicar o afectar de forma negativa a los menores. Por ello, debemos de conocer los programas que existen así como los contenidos que ven nuestros hijos.
  5. Puede causar problemas de atención. Los niños/as corren riesgo de padecer alteraciones en el desarrollo de la atención así como retrasos debido a una exposición larga a la televisión (del Valle, 2006). Por ello,  es importante que tengan un horario diario que controle el tiempo que pasa  viendo la televisión.
  6. Una exposición prolongada puede afectar a sus estudios. Como padres tenemos que controlar el tiempo que nuestro hijo/a pasa delante de la televisión, ya que puede afectar a su rendimiento escolar de forma negativa (Río y otros, 2003). Es muy común que los niños pasen muchas horas sin supervisión y se olviden de que tienen que hacer deberes, o no descansen adecuadamente porque se acuestan tarde viendo programas.
  7. Puede producir problemas físicos. Debido al gran tiempo que pasamos delante de la televisión podemos presentar problemas físicos. Según el estudio de Gómez Alonso (2002) un 17,8% de los niños que suelen ser telespectadores activos presentaban desviación raquídea muy superior a la de los niños/as que no tienen la costumbre de ver tanto la televisión. Esto se debe a la vida tan sedentaria que pueden tener los menores a causa de la televisión.

¿Qué podemos hacer para promover un uso correcto de la televisión en casa?

A continuación te presentamos algunas recomendaciones que puedes seguir en casa para mejorar el buen uso de la televisión:

  • Como padres y madres es importante que estemos informados y conozcamos la oferta de programas que existen para nuestros hijos y de este modo saber cuál es el más recomendado para su edad.
  • Ver la televisión con nuestros hijos es una buena actividad para sacar provecho a diferentes programas que ve y así hacerte una idea de si es apropiado o no. Esta acción también te puede servir para pasar un buen rato con él y conocer sus gustos televisivos.
  • Tenemos que poner límites al tiempo que pasan ante la televisión tanto diariamente y a la semana, ya que un uso excesivo puede afectarle negativamente tanto física como mentalmente tal y como hemos expuesto anteriormente.
  • Hay que apagar la televisión cuando se está comiendo y/o estudiando. Si comemos con la televisión encendida no favoreceremos la comunicación familiar. Tampoco dejaremos que nuestro hijo estudie adecuadamente si escucha la televisión de fondo (Muñoz, 2004).
  • No visionar programas que no sean adecuados para el menor en casa. Siempre que se pueda es importante que se impida que el menor vea programas que no son acordes a su edad. Tenemos que recordar que la televisión transmite valores negativos y modelos de conductas inapropiadas que el menor puede interiorizar.
  • No utilizar la televisión para entretener al niño mientras estamos ocupados. En algunas ocasiones es muy común utilizar el televisor para distraer al niño mientras estamos haciendo otras cosas, es muy importante que no hagamos esto y nos acostumbremos a verla con él/ella.
  • Despertar el interés por programas educativos. Nuestros hijos verán los programas que nosotros veamos, por ello tenemos que motivarles a que vean programas educativos o que enseñen valores apropiados para su edad.
  • Explicarles la diferencia entre lo que es realidad o no es una buena forma de hacer al niño consciente de que no todo lo que ve en la pantalla es verdad. Esto hará que el niño se dé cuenta de que en la vida real y en diferencia al ficticio, toda acción tienen unas consecuencias (Silva, 2002).
  • Por último, es recomendable que discutamos con nuestros hijos sobre los anuncios que ven en la televisión con el fin de que sepan identificar las exageraciones que existen y los valores apropiados o no que transmiten (Muñoz, 2004).

Conclusiones

Cómo podemos comprobar en nuestra vida diaria, la televisión es el medio de comunicación que se encuentra más accesible para los menores en el hogar y por ende a la sociedad en general. Por ello, debe de ser considerado junto a las nuevas tecnologías que se han desarrollado actualmente como uno de los principales agentes que influyen en la vida de los niños.

Debemos de tener presente que puede influir tanto negativamente como positivamente en los niños es decir, este medio de comunicación tiene ventajas y desventajas en los menores.

Sin embargo, en muchas ocasiones es posible que no nos demos cuenta de las desventajas que existen con el uso de este medio ni de los efectos que puede causar en el desarrollo físico y mental de nuestros hijos.

Como padres y madres debemos de ser conscientes de esta información con el fin de educar a nuestros hijos para que ejerzan un buen uso de la televisión y puedan enriquecerse de los múltiples beneficios que brinda creando  o siguiendo por ejemplo, unas sencillas pautas en el hogar.

Referencias

  1. Altable, B. C., Fernández, E. Q., & Herranz, J. L. (2000). La televisión y los niños:¿ es responsable la televisión de todos los males que se le atribuyen?.Atención primaria25(3), 142-147.
  2. Silva, L. (2002). Los lectores deciden. OT: no es televisión de calidad. Revsita El semanal. Nº 785, 8.
  3. Álvarez, A., del Río, M., & del Río Pereda, P. (2003). El efecto Pigmalión en televisión: Orientaciones propuestas sobre la influencia de la televisión en la infancia. Red digital: Revista de Tecnologías de la Información y Comunicación Educativas, (4), 17.
  4. del Valle López, Á. (2006). Los menores ante la televisión: una reflexión pendiente. Educación15(28), 83-103.
  5. Formosoa, C. G., Pomaresb, S. R., Pereirasc, A. G., & Silvad, M. C. (2008). Consumo de medios de comunicación en una población infantojuvenil. Revista Pediatría de Atención Primaria10(38), 53-67.
  6. Fuenzalida Fernández, V. (2008). Cambios en la relación de los niños con la televisión.
  7. Fuenzalida, V. (2006). Los niños y la televisión. Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación, (93), 40-45.
  8. Gomez Alonso, M. T., Izquierdo Macon, E., de Paz Fernández, J. A., & González Fernández, M. (2002). Influencia del sedentarismo en las desviaciones raquídeas de la población escolar de León.
  9. www.connectwithyourteens.net/top-10-benefits-of-watching-television/
  10. www.blog.udemy.com/advantages-and-disadvantages-of-television/
  11. Muñoz, S. A. (2004). La influencia de la nueva televisión en las emociones y en la educación de los niños. Revista Internacional de Psicología5(02).

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW