¿Qué es el Mutismo Selectivo Infantil y Cómo Tratarlo?

¿Qué es el Mutismo Selectivo Infantil y Cómo Tratarlo?

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad, caracterizado como una dificultad de inicio habitual en la niñez, que se presenta de manera persistente en aquellas situaciones sociales en las que se espera que el niño/a se exprese verbalmente, a pesar de poder hacerlo sin dificultad cuando se encuentra con sus familiares o con personas conocidas.

El escaso conocimiento acerca de las características, concomitancias y tratamiento para el mutismo selectivo hacen de éste un diagnóstico de consideración: un gran número de niños/as no son diagnosticados tempranamente, o lo son de forma equívoca, privándolos de recibir una adecuada y oportuna intervención.

mutismo selectivo

Las capacidades lingüísticas están en su mayoría conservadas, y no se presenta como consecuencia de un trastorno de la comunicación (por ejemplo, los trastornos generalizados del desarrollo o tartamudez). Asimismo, no aparece exclusivamente durante el curso de un trastorno mental, como la esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

La característica esencial del mutismo selectivo es, por lo tanto, la inhibición persistente del habla en situaciones sociales específicas, presentándose generalmente en los primeros años de vida y muy a menudo dándose de forma evidente una vez que el niño/a alcanza la edad en que empieza a interactuar socialmente fuera del entorno familiar, como durante la primera etapa de escolaridad infantil. El niño enfrenta un alto nivel de sufrimiento personal e importantes problemas de adaptación al entorno que pueden influir en su desarrollo personal, social y académico.

La mayoría de la población infantil que presenta este trastorno tiene una predisposición genética a la ansiedad. Esto quiere decir que han heredado una tendencia a la ansiedad de parte de varios miembros de la familia y por ello son vulnerables a desarrollar trastornos de este tipo.

Frecuentemente, este comportamiento se muestra ante la dificultad para separarse de sus padres, o debido a un comportamiento muy dependiente, extrema timidez, inflexibilidad, problemas de sueño, mal humor, frecuentes berrinches y llanto. El miedo persistente a comunicar empieza a manifestarse a través de síntomas, como la falta de expresión en el semblante, quedarse paralizado, falta de reacciones, mantener una postura rígida, escasa sonrisa y, por supuesto, mutismo.

Al evitar la utilización del lenguaje oral, el niño/a puede desarrollar otras formas de comunicación alternativa, utilizando de gestos o movimientos de cabeza, cuchicheando al oído, empujando o apuntando para pedir algo. Si son mayores, suelen comunicar mediante el lenguaje escrito.

Los estudios han demostrado que parte de la población infantil nace con un temperamento inhibido. Esto se manifiesta incluso en recién nacidos, y los padres reparan en que sus hijos son más propensos a ser recelosos y miedosos ante nuevas situaciones o entornos. Las investigaciones también han demostrado que estos niños de temperamento inhibido tienen un umbral de excitabilidad menor en un área del cerebro, llamada amígdala.

Normalmente, la amígdala recibe y procesa las señales de un potencial peligro, poniendo en marcha una serie de reacciones que ayudan al individuo a protegerse. Se ha comprobado que, en personas ansiosas, la amígdala parece reaccionar demasiado y pone en marcha respuestas de ansiedad, aunque el individuo no esté realmente en peligro.

En el mutismo selectivo, las repuestas a la ansiedad se desencadenan al desenvolverse socialmente en la escuela, lugares de juego o reuniones sociales. Aunque no exista ninguna razón lógica para el miedo, las sensaciones que el niño experimenta son tan reales como las experimentadas por una persona con una fobia. Un niño con este trastorno enmudece, debido a que no es capaz de superar la sensación de miedo que experimenta cuando los demás esperan que se comunique oralmente.

¿Tienes algún familiar con este problema? Puedes comentar en la sección de comentarios. ¡Gracias!

Diagnóstico y tratamiento

Una gran cantidad de familias de todo el mundo suelen desesperarse en la búsqueda de un diagnóstico temprano y una terapia acertada para sus hijos, pero muchas veces no pueden encontrar terapeutas calificados o con experiencia en esta área.

Es común que tanto médicos como profesores u otros profesionales digan a los padres que su niño es simplemente tímido o que superará esta conducta con el tiempo. Otros profesionales interpretan incorrectamente el mutismo como una conducta desafiante u oposicionista; como si el mutismo fuera una manera de manipular y controlar a otras personas.

El diagnóstico temprano y oportuno también podría dificultarse si consideramos que algunos padres son también reacios a que se evalúe y se trate a sus hijos. Esto puede deberse a que:

- No son conscientes de la severidad de los síntomas que se manifiestan en la escuela o en otros ámbitos,

- Se les ha dicho que se trata de una simple timidez, lo que los hace reticentes a aceptar otras explicaciones,

- Alguno de los padres o familiares cercanos ha sufrido de Mutismo Selectivo o excesiva timidez durante la infancia y piensan que se resolverá con el tiempo,

- Algunos padres rechazan el hecho de que se pueda “etiquetar” al niño con un diagnóstico.

La edad media del diagnóstico es entre los tres y ocho años: no obstante, muchas familias manifiestan que sus hijos mostraban signos de excesiva timidez y/o inhibición desde la infancia temprana, pero es cuando el niño se escolariza que el mutismo se hace más aparente, ya que existe la expectativa de interactuar social y verbalmente con otros.

Si bien en la actualidad no existe un tratamiento establecido, existen estudios en diferentes países que sugieren intervenciones conductuales y multicomponente. Esto implica hacer parte del tratamiento a los diferentes actores de la vida cotidiana del niño, tales como los familiares más allá de los padres, al colegio y a los compañeros y amigos del niño/a.

Una vez que el niño/a ha sido diagnosticado con Mutismo Selectivo y han sido definidos los factores causales que lo predisponen, precipitan; se debe comenzar una intervención que contemple los ámbitos familiar-social, escolar y personal. Esta intervención debe girar en torno a dos objetivos primordiales:

- A nivel general, mejorar las condiciones personales y sociales del niño, desde el aspecto psicológico y pedagógico

- A nivel específico, donde entra la figura del logopeda, incidiendo directamente en la interacción verbal, promoviendo la necesidad del niño/a de comunicarse con diferentes personas y en diferentes entornos, logrando reestablecer paulatinamente la comunicación verbal del niño e incrementando la interacción social.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Como ya hemos mencionado, la participación de los padres desde hogar es crucial, adoptando medidas que faciliten el desarrollo sociopersonal del niño y estimulen su capacidad expresiva en las distintas situaciones de interacción verbal con otros:

  • Ofreciendo al niño un ambiente tranquilo, seguro, comunicativo, afectuoso y comprensivo, que no juzga ni critica al niño/a.

  • Destacando los puntos fuertes de éste y reforzando frecuentemente las tareas y actividades que realiza correctamente.

  • Eliminando o reduciendo las actitudes sobreprotectoras.

  • Fomentando la interacción del niño/a con sus compañeros, vecinos y amigos (participar en actividades extraescolares, acudir a parques infantiles, celebrar fiestas comunitarias, etc.)

  • Manteniendo una comunicación recíproca y continua con la escuela para consensuar todas las medidas educativas e informar lo avances que va presentando cambios producidos en su hijo/a.

  • Enseñando al niño/a formas adecuadas de iniciar y mantener interacciones verbales y sociales con otros (cómo saludar, cómo pedir jugar, cómo acercarse…), reforzando las aproximaciones verbales y sociales que tenga hacia otras personas (tanto pares como adultos).

  • Reforzando el círculo de amigos del niño/a y ampliándolo progresivamente.

¿Y tú qué experiencia tienes con el mutismo selectivo? ¡Gracias!

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW