11 Juegos del Cuerpo Humano para Niños

11 Juegos del Cuerpo Humano para Niños

El cuerpo humano es un aparato muy complejo y difícil de explicar a los niños. En ocasiones, esto puede ser una tarea complicada para los profesionales de la educación. Sin embargo, existen muchas herramientas y ejercicios que pueden reducir la complejidad de esta tarea.

A continuación, os voy a presentar una lista de 11 juegos para explicar el cuerpo humano a niños:

juegos cuerpo humano niños

1- Dibuja a tu compañero

Esta actividad me suele gustar mucho, ya que los niños disfrutan dibujando la silueta de sus compañeros y una vez terminan se quedan muy sorprendidos al ver el contorno del cuerpo en el papel.

Los contenidos que se suelen trabajar con esta actividad son los siguientes:

  • Identificación de las partes principales del cuerpo.
  • Conocimiento de las partes del cuerpo.
  • Reconstrucción del cuerpo.

Yo siempre suelo utilizar el mismo procedimiento. Propongo a los niños que se pongan por parejas, siendo de ellos es el que dibuja la silueta de su compañero mientras el otro es el que se tiende encima del papel. Una vez que han terminado de hacer las siluetas, continúan completando las partes de la cara dibujando así los ojos, la boca, las orejas…

Normalmente, siempre hay algún niño al que se le olvida completar la silueta de su compañero, así que no te sorprendas. Yo lo que hago en estas ocasiones es que les pregunto para que se den cuenta de que se les ha pasado alguna parte.

Por ejemplo: ¿Con qué parte del cuerpo te sueles rascar la cabeza? En el caso de que se les haya olvidado dibujar las manos, otro ejemplo sería ¿dónde llevas puestos los zapatos?.

Cuando todos han terminado de dibujar el contorno de sus compañeros, recortamos las siluetas y las dividimos en trozos. Cada pareja tiene que rotar e intentar formar las siluetas de sus compañeros de al lado.

Me gusta esta actividad porque no necesita materiales muy costosos: papel, lápiz y tijeras.

2- ¿Qué aspecto tengo?

Los niños disfrutan mucho con este tipo de ejercicio, ya que quieren realizar sus dibujos con mucha fiabilidad y hasta piden a sus compañeros que posen y que no se muevan.

Los contenidos que se trabajan son:

  • Las partes de la cara.
  • El sitio en el que colocar esas partes.
  • La diversidad del cuerpo humano.

El procedimiento de este ejercicio es el siguiente: Una vez que han terminado de dibujar las siluetas, tienen que completarla dibujando pelos, ojos, orejas, uñas…

Dado que siguen por parejas y, que en la actividad anterior ha dibujado uno de ellos, esta actividad la seguirá realizando el compañero que anteriormente no pudo dibujar teniendo en cuenta las características del otro.

A continuación, le tenemos que proponer que la coloreen fijándose una vez más en el color de sus ojos, el pelo, la cara etc., de su compañero.

Esta actividad la suelo colocar siempre en segundo lugar dado que ya tienen las siluetas hechas y así no hace falta moverlos de sitio. Los materiales  necesarios son: lápices de colores, lápiz y el papel utilizado en la actividad anterior.

3- Descubriendo los sentidos: ¿Qué parte del cuerpo es?

Aquí os voy a presentar algunas de las actividades que realizo para trabajar los sentidos. Por lo que el contenido general de todas las actividades va a ser que los conozcan y sepan identificar de dónde vienen.

A mí personalmente me gusta empezar por el del tacto, ya que es uno de los más fáciles de explicar. El procedimiento que sigo es el siguiente: primeramente colocaremos a los niños de forma individual uno enfrente de otro.

Uno de ellos, tiene que ir señalando las partes del cuerpo del compañero que tiene enfrente, mientras que el otro tiene que saber identificar, a través del tacto, que parte del cuerpo ha señalado su compañero y nombrarla.

Para esta actividad no vas a necesitar ningún material.

4- ¿Qué objeto es?

Otra actividad que se podría realizar para trabajar el sentido del tacto, es vendar los ojos a los niños e ir dándole objetos que tienen que adivinar por su forma. Yo suelo utilizar los objetos que hay por clase como colores, sillas, goma de borrar… Lo importante es que se diviertan adivinándolos y sin hacer trampa, aunque eso es imposible.

Para esta actividad necesitarás aquel material que quieras que toquen para adivinarlos.

5- Descubriendo los Sentidos: ¿Dónde están los materiales?

Para trabajar el sentido de la vista, siempre intento hacer los juegos más dinámicos para que no se aburran. Podemos esconder objetos por el aula de forma que los niños divididos por grupos los tengan que encontrar, cada uno aquellos objetos que correspondan con el color que previamente se le ha dado al grupo.

Si haces esto tal cual, puedes correr el riesgo de que la clase se convierta en un caos. Yo lo que hago es que les pongo una canción y voy controlando la búsqueda de los objetos.

Por ejemplo, si los grupos son de 10 pongo cinco canciones de forma que, para cada canción, dos alumnos sean los encargados de buscar el objeto mientras los otros van dándoles pistas de dónde pueden estar.

6- Descubriendo los Sentidos: ¿Qué sonido es?

Esta actividad es ideal para hacerla con instrumentos de música. Normalmente en el aula no disponemos de ellos, pero siempre podemos pedir algunos o utilizar alguna música o piano de juguete que haga buenas imitaciones.

El ejercicio que suelo realizar tiene el siguiente procedimiento: divido la clase en dos grupos. Un grupo tiene que tener los ojos vendados mientras que el otro está equipado con diferentes instrumentos. Los compañeros que tienen los ojos vendados tienen que adivinar el instrumento que están tocando. Cuando lo hayan hecho, se cambian los roles.

En el caso de que no dispongas de instrumentos, puedes utilizar elementos cotidianos como un cascabel, una flauta de pico, unos zapatos… Lo importante es que sepan interiorizar que están utilizando el oído y que cada objeto tiene un sonido propio.

Los materiales necesarios para realizar esta actividad dependerán de los que quieras utilizar para desarrollarla.

7- Descubriendo los Sentidos: ¿Qué olores existen?

A los niños les suele llamar mucho la atención este ejercicio, ya que descubren que cada cosa tiene un olor particular. El procedimiento es el siguiente: primeramente a cada niño le doy una vela aromática (algunas se repiten). En base al olor de las diferentes velas, tienen que encontrar a los compañeros que dispongan de la misma que tenga el mismo olor.

Una vez que lo han conseguido, tienen que decirme por grupos exactamente de qué olor se trata. Yo siempre intento que sean velas con un olor cotidiano como el chocolate, la vainilla, la fresa, el coco… Pero también se pueden utilizar otros materiales como la crema de manos o alguna colonia.

Por lo que, al igual que en las actividades anteriores, el material dependerá de lo que quieras elegir.

8- Descubriendo los Sentidos: ¿Qué estoy probando?

Con diferencia, esta es la actividad que más les suele gustar a los niños, ya que siempre procuro llevar comidas que les guste como chocolate, galletas, zumo de naranja, bizcochos…

El procedimiento para realizar esta actividad es muy simple: los niños con los ojos vendados o tapados, tienen que ir probando las diferentes comidas que se le van dando. Cuando todos lo han hecho le preguntamos : ¿a qué os sabe?, ¿qué habéis comido?, ¿a qué os recuerda?.

He probado otros ejercicios para trabajar el sentido del gusto y creo que este es el que mejor me ha funcionado y con el que más se han divertido. No hace falta que lleves muchas cosas, lo importante es que se den cuenta de que cada comida tiene un saber característico y que son capaces de apreciarlo.

9- Puzles sobre el cuerpo humano

Otra actividad que suele ser muy divertida es la de realizar puzles del cuerpo humano. En realidad hay dos formas de que hagan esta actividad, usando los puzles que haya en el aula o coloreando y recortando su propio muñeco para posteriormente encajar las piezas.

Es una forma más de que interioricen las partes del cuerpo, ya que mientras las vas colocando, pueden entre todos y con la ayuda del profesor ir nombrándolas.

10- Adivina adivinanza

El clásico juego de las adivinanzas también nos puede servir para enseñar las partes del cuerpo humano y es una forma de volver a captar la atención de nuestros alumnos sobre el tema que estamos trabajando. Yo suelo plantearlo en forma de preguntas con la intención de que me vayan diciendo las partes del cuerpo.

Una buena forma es ayudarse de la ropa. ¿En qué parte del cuerpo me puedo colocar un sombrero? ¿Por qué ahí y no en las manos? ¿Por qué ahí y no en los pies?.

Es cierto, que al principio puede costar que los niños presten atención, por ello si puedes llevarte los objetos con los que vas a realizar las adivinanzas y hacer que participen por grupos colocándose esos elementos se divertirán más.

11- ¿Cantamos?

Otras de las posibles actividades que podemos usar para enseñar las partes del cuerpo es mediante canciones. Podemos utilizar tanto canciones en inglés como en español, lo importante es que sepan identificar las diferentes partes que componen nuestro cuerpo.

Yo suelo utilizar la canción del bugui bugui, acompañada de gestos para así hacerla más divertida y que bailen todos a la vez.

Conclusiones

Podemos utilizar muchos juegos para enseñar el cuerpo humano a nuestros alumnos mientras se divierten. Aquí os he expuesto 11 ejemplos de los que yo suelo utilizar en clase. 

Lo mejor es ir probando qué dinámicas y juegos puedes utilizar en tu aula, ya que cada una es diferente. Si tus alumnos son muy activos habrá juegos de los que he expuesto anteriormente que los tengas que modificar o idear de nuevo.

Mi consejo es que cuanto más interesante y dinámico hagamos estas actividades, mejor se lo pasarán los niños y más podrán aprender.

También te pueden interesar:

¿Y tú qué otros juegos conoces?

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW