Enuresis Nocturna Infantil: Tipos, Causas, Tratamientos

Enuresis Nocturna Infantil: Tipos, Causas, Tratamientos

La enuresis nocturna infantil es un problema frecuente en la niñez, que también puede darse en la adolescencia e incluso en adultos. Se caracteriza incontinencia urinaria durante el sueño.

Tu hijo duerme tan profundamente que no se despierta cuando necesita orinar y por lo tanto, moja la cama dos o tres veces por semana. El tiempo pasa, él ya está mayorcito, pero el problema continúa.

enuresis nocturna

La buena noticia es que en la mayoría de los casos la enuresis nocturna infatil puede controlarse y curarse definitivamente tomando algunas medidas.

Continua leyendo para saber más sobre esta afección, sus causas y qué tratamientos son efectivos para superar el problema.

¿Qué es la enuresis nocturna?

Es la micción involuntaria mientras se duerme, algo que comúnmente se conoce como "mojar la cama".

Es importante que sepas que la enuresis nocturna debe considerarse como una fase normal del desarrollo del control de esfínteres, si se presenta en niños menores de 5 años.

En general, los niños pequeños aprenden primero a controlar su vejiga y a pedir para hacer pis durante el día, mientras que aprender a despertarse por la noche para ir al baño puede llevar mucho más tiempo.

Especialmente en los varones, la enuresis nocturna puede continuar presente hasta los seis o siete años y no debes preocuparte por ello.

Si el problema permanece después de que tu hijo cumplió siete años, entonces es momento de realizar una consulta médica para descartar otras enfermedades que puedan estar provocando la micción involuntaria durante la noche.

Tipos de enuresis nocturna

tipos de enuresis nocturna

Existen dos tipos de enuresis nocturna, y es importante que sepas qué tipo es el que corresponde para el caso de tu hijo, pues las causas pueden ser muy diferentes.

  • La enuresis nocturna primaria es aquella que se da en niños o adolescentes que siempre han tenido este problema.
  • La enuresis secundaria es la que comienza después de un periodo de seis o doce meses de control total de la micción, incluso de noche.

¿Es frecuente este problema? Estadísticas

Se calcula que aproximadamente el 10% de los niños que tienen entre 4 y 6 años mojan la cama por las noches, tal vez no todos los días, pero sí dos o tres veces por semana.

Si hablamos de niños más grandes o adolescentes, la incidencia baja al 1% o 3%.

No se sabe bien por qué, pero la enuresis nocturna afecta a muchos más varones que a niñas.

Causas ¿Por qué tu hijo moja la cama?

La mayoría de los casos de chicos que mojan la cama corresponden a enuresis primaria, es decir, son niños que siempre han tenido este problema.

Puede haber muchas causas posibles. Puede ser que la vejiga de tu hijo sea muy pequeña. Entonces, la cantidad de orina producida durante la noche es excesiva para el tamaño de su vejiga, y por eso moja la cama.

O tal vez tu hijo duerme tan profundamente que no se despierta cuando tiene ganas de orinar.

Dentro de las causas conocidas de enuresis primaria se encuentran las siguientes:

  • Retraso en el desarrollo del control de esfínteres

La maduración de los centros nerviosos que permiten a tu hijo notar que su vejiga está llena puede llevar un tiempo. No todos los niños logran identificar esta sensación a la misma edad, especialmente cuando están dormidos.

Por otro lado la uretra, el conducto por el cual sale la orina al exterior, tiene dos esfínteres, uno de control voluntario y otro involuntario. La capacidad para controlar voluntariamente este esfínter también depende del desarrollo neurológico del niño.

Una de las posibles causas de la enuresis nocturna es el retraso en la maduración de estos centros nerviosos.

  • Factores genéticos

Se sabe que la enuresis nocturna puede ser un problema frecuente en ciertas familias. Si uno de los padres tuvo enuresis hasta determinada edad, hay un 40% de posibilidades de que el niños no pueda controlar la micción nocturna hasta aproximadamente la misma edad.

Si el problema de enuresis nocturna se presentó en ambos padres, entonces hay un 70% de posibilidades de que al niño le ocurra lo mismo.

  • Alteraciones de la hormona anti-diurética

Esta hormona es la que controla la cantidad de orina que se produce. Su nivel aumenta por las noches, disminuyendo la cantidad de orina producida en el riñón.

En algunos casos, puede haber una secreción insuficiente de esta hormona, lo que provoca una mayor producción de orina durante la noche. Si la vejiga no es capaz de retener tanta orina, es posible que haya enuresis nocturna.

  • Alteraciones del sueño

Si tu hijo tiene problemas para dormir, duerme pocas horas, cuando duerme lo hace muy profundamente o tiene apnea del sueño, estos trastornos podrían estar relacionados con su enuresis.

  • Otras posibles causas

Si bien no es frecuente, el hecho de mojar la cama podría estar relacionado con otras enfermedades subyacentes, como alteraciones neurológicas, infecciones urinarias, diabetes o malformaciones anatómicas a nivel de la vejiga, los uréteres o la uretra.

Si tu hijo tiene enuresis secundaria, es decir, si comenzó a mojar la cama nuevamente después de un periodo de seis o más meses sin mojarla, es probable que la causa sea psicológica.

Cuando se trata de un niño pequeño, tal vez el divorcio de sus padres, la pérdida de un ser querido o la llegada de un hermanito puedan ser factores estresantes capaces de provocar la regresión.

De todas maneras, siempre hay que considerar la posibilidad de que haya una infección, alguna otra enfermedad o incluso, abuso sexual.

Cómo se diagnostica la enuresis

mojar la cama

Bien, como ya se ha mencionado en párrafos anteriores, si tu hijo tiene más de siete años y aún moja la cama, es hora de consultar al médico, sobre todo para descartar la presencia de alguna enfermedad.

El médico te hará preguntas sobre la frecuencia con la que el niño moja la cama, desde cuándo lo hace, si orina bien durante el día, entre otras preguntas.

Revisará su historia clínica y preguntará acerca de los antecedentes familiares del niño.

Es posible que también realice un examen físico y le ordene análisis de orina, para descartar una infección urinaria.

Tratamientos en niños pequeños

Bueno, existen muchas medidas que puedes tomar para ayudar a tu hijo a mantener su cama seca durante toda la noche, incluso existen medicamentos y alarmas que lo pueden ayudar a superar el problema.

Pero las medidas adecuadas para cada caso dependerán de la edad del niño, de si han fallado los tratamientos anteriores o si se trata de enuresis nocturna primaria o secundaria, entre otros factores.

Si tu hijo aún es pequeño y tiene enuresis primaria, estos consejos te pueden ayudar:

1-No lo castigues por mojar la cama

El control de la micción durante la noche no depende de la voluntad del niño, no es que sea perezoso o esté tratando de llamar la atención, simplemente su sistema nervioso aún no ha madurado lo suficiente.

Si lo castigas o lo regañas duramente, el efecto puede ser el opuesto al que deseas y además tu hijo puede tener baja autoestima en el futuro.

Si se avergüenza de mojar la cama, tranquilízalo diciéndole que a muchas personas les ocurre lo mismo y que es un problema que se puede superar. Cuéntale cómo su hermano, padre o tío también mojaban la cama cuando eran pequeños.

2-Recompénsalo cuando logre mantener la cama seca

Algunos padres utilizan una tabla donde van marcando los días en que su hijo logró controlar la micción y los que no. Cuando se cumplen una cierta cantidad de días, puedes recompensarlo con un dulce, por ejemplo.

Esto sin dudas no resuelve el problema de la enuresis de un día para otro, pero puede ayudar.

3-Estimula hábitos favorables

Estimula a tu hijo para que orine con frecuencia durante el día. No debe retener la orina por periodos prolongados.

Trata de que no beba mucho líquido por la noche, y asegúrate de que va al baño antes de dormir. Si bien es probable que esta medida tampoco solucione el problema definitivamente, seguro que puede ayudar a que las noches secas sean más que las noches mojadas.

Un ejercicio que puede ser útil es el de detener la micción voluntariamente cuando tu hijo orina durante el día.

Por último, trata de que no beba refrescos tipo cola u otras bebidas con cafeína por la noche, pues la cafeína suele aumentar o acelerar la producción de orina.

  • Ayúdalo a entrenar su vejiga

El entrenamiento puede ayudar a tu hijo a retener la orina por más tiempo.

Para comenzar, anota la hora cada vez que tu hijo orina durante el día. Luego, calcula el tiempo que pasa entre una vez y la siguiente.

Luego de dos o tres días, dile a tu hijo que espere 15 minutos más antes de ir al baño de nuevo. Por ejemplo, si va cada tres horas, entonces trata de que comience a ir cada 3 horas y quince minutos.

Puedes ir alargando paulatinamente el tiempo de espera. Con este método tu hijo puede aprender a retener la orina por más tiempo y así tal vez no moje la cama de noche, pero hay que tener paciencia. El entrenamiento puede tardar varias semanas en dar resultados.

Tratamientos en niños mayores y adolescentes

Si tu hijo ya tiene más de nueve o diez años, o incluso si es adolescente pero sufre enuresis nocturna primaria, estos son algunos de los posibles tratamientos.

1-Alarmas que detectan humedad

Según datos difundidos por la Fundación Nacional del Riñón, entre el 50% y el 70% de los niños y adolescentes con enuresis nocturna responden al tratamiento con alarma.

El dispositivo se coloca en la ropa interior o en el colchón y suena o vibra cuando detecta humedad. Así el chico se despierta y puede ir al baño rápidamente antes de haber mojado totalmente la cama.

Si tu hijo no se despierta con la alarma, entonces tendrás que despertarlo tú. La idea es que pueda despertarse rápidamente para ir al baño, cuando la micción recién comenzó.

Con el tiempo, el chico comenzará a despertarse cuando sienta la vejiga llena, antes de que suene la alarma, aunque este proceso de aprendizaje puede llevar varias semanas o incluso meses.

2-Medicamentos

En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos para evitar que el chico moje la cama por la noche.

Fármacos como la desmopresina (que tiene un efecto similar a la hormona anti-diurética) ayudan a reducir la cantidad de orina producida durante la noche y de esta manera, se puede evitar la enuresis.

Lo malo en este caso es que al dejar el fármaco, es probable que la enuresis regrese, porque el tratamiento con medicamentos no ayuda al paciente a controlar la micción por sí mismo.

La imipramina es un antidepresivo tricíclico que tiene un efecto similar a la desmopresina, pero debe ser administrado con precaución debido a los posibles efectos secundarios adversos.

3-Soluciones para la enuresis nocturna secundaria

Si un niño o adolescente comienza a mojar la cama después de haber tenido un buen control de la micción durante meses o incluso años, entonces se debe estudiar muy bien cuál es la causa de esta regresión.

Si el chico ha vivido una situación de estrés importante, como la muerte de un ser querido o la separación de sus padres, probablemente es buena idea que lo lleves a la consulta de un psicólogo.

Y por supuesto, la consulta médica también es necesaria, para ver si existe alguna infección, malformación u otra enfermedad subyacente que pueda ser la causa de la enuresis.

Para terminar, es importante que recuerdes que la enuresis nocturna primaria es un problema frecuente en niños menores de 7 años, y que generalmente se resuelve espontáneamente, sin ningún tipo de tratamiento.

Regañarlo y castigarlo no lo ayudará a lograr el control de la micción durante la noche.

Si tu hijo tiene más de 7 años y tiene enuresis nocturna, debes consultar al médico para asegurarte de que no haya otras enfermedades que puedan ser la causa de la incontinencia.

Y si se trata de enuresis secundaria, entonces lo mejor será averiguar qué es lo que provocó la regresión, para enfrentar el problema de la mejor manera posible.

¿Cuál es tu experiencia con la enuresis nocturna? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

Referencias

  1. http://kidshealth.org/teen/en_espanol/cuerpo/enuresis-esp.html.
  2. http://www.niddk.nih.gov/health-information/
  3. Fuente imagen 1.
  4. Fuente imagen 2.
  5. Fuente imagen 3.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW