17 Divertidas Dinámicas de Presentación (Niños y Adultos)

17 Divertidas Dinámicas de Presentación (Niños y Adultos)

En este artículo presentamos un listado de 17 divertidas dinámicas de presentación para trabajar con niños o adultos, teniendo en cuenta que todas las técnicas pueden ser adaptadas a cualquier contexto o situación.

Las situaciones que se generan cuando se establecen nuevas relaciones, en grupo, forman circunstancias que en ocasiones necesitan de un procedimiento técnico para establecer un primer contacto.

dinámicas de presentación

Para “romper el hielo” se requiere de técnicas necesarias para establecer el primer contacto y efectuar una comunicación plena, para generar un clima agradable y receptivo.

Por ello, es recomendable que sean utilizadas en el inicio de la formación que se tiene prevista impartir (taller, curso, etc.), de esta forma se facilita la integración del grupo y así se puede llegar a originar situaciones de confianza.

Las siguientes dinámicas tienen como objetivo que el alumno pueda integrarse en el nuevo grupo de una manera eficaz y agradable. El alumno deberá sentirse cómodo una vez finalizada la dinámica, siendo capaz de interactuar con el grupo como un componente único e insustituible.

Los materiales requeridos para cada actividad se irán especificando en cada técnica resaltándose en negrita, pues no son necesarios numerosos ni costosos materiales.

17 Dinámicas de presentación para niños y adultos

1- La telaraña

En esta primera dinámica lo participantes formarán un círculo donde se tendrá como objeto principal de la actividad un ovillo de hilo. El primer integrante dice su nombre y, como propuesta, dice que le gusta hacer en su tiempo libre (esta propuesta puede ser modificada en función del contexto y el contenido en el que estemos).

A continuación, inesperadamente, el primero tira el ovillo a otro compañero y este repite la función. De esta forma el hilo va repartiéndose hasta llegar al último alumno, formando así una telaraña.

Finalmente, la última persona que ha dicho su nombre le devolverá el ovillo al penúltimo y éste repetirá el nombre del último, y así sucesivamente. Finalmente el ovillo de hilo tiene que llegar a la persona que inició la actividad.

2- ¿Quién es quien?

Se elabora una redacción de preguntas y se les entrega al alumnado, de forma individual, en un folio. Los alumnos, utilizando un bolígrafo, tendrán que distribuirse por el aula para preguntarle estas cuestiones a todos los compañeros.

Las preguntas deberán ser respondidas con un solo nombre que dé respuesta a cada cuestión. Dándoles una media de 15 ó 20 minutos para realizar la actividad. Algunas cuestiones pueden ser, por ejemplo:

Una persona del grupo:

  1. …que haya nacido el mismo año que yo:
  2. ….cuyo nombre empiece con la misma letra que el mío:

  1. … quien le gusten los mismos deportes que a mí:
  2. … que nació fuera de esta provincia:
  3. … cuyo pelo tenga el mismo color que el mío:
  4. … que haya leído, en su tiempo libre, el mismo libro que yo:
  5. … que tenga la misma afición que yo:
  6. … que haya viajado fuera de España:

(Estas preguntas son propuestas y, por tanto, pueden ser modificadas).

Una vez finalizada la actividad, se les pedirá que resalten las preguntas que más les ha llamado la atención y harán una reflexión de qué les ha parecido la actividad.

3- Las cuatro esquinas

Se les entregará a cada componente del grupo una hoja y un bolígrafo. Se les pedirá que dibujen un símbolo donde se vean representados, que tenga relación su propia personalidad.

A continuación, se les pide que escriban en la esquina inferior derecha algún tipo de información personal como, por ejemplo, la edad. En la esquina superior izquierda aquello que más les gusta. En la esquina inferior izquierda lo que más les disgusta y, en la parte superior derecha las expectativas que tiene sobre el curso, taller, etc., que van a recibir.

En la siguiente fase se trata de salir a explicar al resto de compañeros en qué ha consistido el dibujo, de esta forma podrán guiarse de lo que han escrito para que pueda tener un guion preestablecido.

Seguidamente se pegan los dibujos con cinta adhesiva en la pared para formar una galería, y así poder ser visualizados por todos los compañero. Éstos podrán verlo de forma detallada y podrán preguntar cualquier duda que les surja a los autores de los dibujos.

Finalmente se les pregunta, de forma general, ¿cómo se han sentido? y ¿qué les ha supuesto la actividad?

4- Las casas 

Se divide el grupo grande en grupos pequeños enumerándolos de 1 a 5 (en función del número de personas que lo compongan). Se les pide que dibujen una casa, en un folio (por grupo) utilizando colores, y se les solicita que distribuyan la información que se les va a pedir en las siguientes partes:

En la puerta principal: los nombres de los componentes del grupo que se ha formado.

En el techo: expectativas que el grupo tiene puestas en el curso, taller, etc. que acaban de comenzar.

En las paredes: impresiones del grupo sobre la percepción que tienen los demás grupos.

Finalmente, cada grupo debe presentar su trabajo y cuando se digan los nombres de cada componente (al señalar la puerta de la casa) cada persona deberá presentarse diciendo su nombre y la información que desee aportar sobre sí misma.

5- Dibujando un autoretrato

Se les pide que en un folio y utilizando un bolígrafo realicen un autorretrato en el que se vean reflejados. Además, en el propio dibujo, deberán incluir tres razones, como mínimo, de por qué se han inscrito a la formación que esperan recibir.

Finalmente, se les propone que, deben compartir con los compañeros el autorretrato y las razones de por qué se han dibujado así.

6-Logotipos

Todos los componentes tendrán un lápiz y papel. En primer lugar, se les explica la definición de logotipo, por ejemplo el de las grandes marcas, utilizando para ello un ejemplo que acompañe dicha argumentación.  A continuación, se les sugiere que dibujen un símbolo (logo) que los caracterice individualmente.

Finalmente, cada participante mostrará su logo a sus compañeros y argumentará por qué lo ha realizado, para que lo conozcan.

7-Encuentro a través de objetos

Se divide el grupo en dos subgrupos. La primera parte introducirá en un saco un objeto propio, por ejemplo: unas llaves, una pulsera, etc. Y, a continuación, la otra parte del grupo cogerá un objeto, cada uno, y buscará al dueño de dicho objeto.

Finalmente, una vez encontrado el dueño, cada pareja se presentará al resto de los compañeros aportando la información que deseen.

8-Canciones modernas, frases cotidianas o refranes

El formador escribirá en diferentes tarjetas nombres de personajes reconocidos / famosos y de sus parejas correspondientes (utilizando para ello cartulina, para las tarjetas, y rotuladores para su elaboración). Un ejemplo puede ser Don Quijote (en una tarjeta) y Sancho (en otra). Debiendo haber el mismo número de tarjetas como de integrantes del grupo.

Cada alumno, sin enseñar su tarjeta deberá localizar a su pareja. Una vez encontrados, y siguiendo un orden establecido por el grupo, tendrán que explicar a los compañeros quienes son.

9-El personaje

Cada componente debe elegir un personaje famoso con el que comparta su nombre. A continuación, delante de todo el grupo,  debe imitar de al personaje y el resto deberá adivinar cuál es su nombre.

10-¿Quién soy? Soy yo

El formador aportará periódicos, revistas y documentos reutilizables (además de pegamento, colores y papel / cartulina).

De esta forma cada componente debe construir un collage con la información que más le represente de todo el material que se le ha facilitado. Finalmente, explicará a sus compañeros por qué ha seleccionado esa información y qué es lo que le representa.

11-¿Quién falta?

Se les pide a los integrantes que formen un círculo cerrado. A continuación, todos cerrarán los ojos y uno de ellos abandonará el lugar. Seguidamente se les preguntará quien cree que se ha ido.

12-Los nombres completos

La mitad de los participantes formarán un círculo y se les facilitará una tarjeta con su nombre (para ello es necesario una cartulina, por persona, y un bolígrafo). A continuación, se les propone que todos intenten memorizar los nombres de cada componente, mirando las tarjetas.

Finalizado el tiempo acordado por el grupo para la memorización, se quitarán las tarjetas y éstas comenzarán a girar. Es decir, se le irán entregando a la persona que se encuentra a su derecha, y así hasta que el formador pare el tiempo.

Finalmente, cada persona tendrá una tarjeta que no es la suya y deberá buscar al dueño de ésta.

13-La pelota preguntona

Se hacen varios equipos, en función del número de personas que tenga el grupo. Se les facilitará una pelota y será necesario el uso de un reproductor de música. Al inicio de la música la pelota irá rotando por cada componente de los grupos de forma que no pare hasta que no cese la música.

La persona que tenga la pelota en el momento en que no se oiga sonido alguno deberá decir su nombre y una pregunta que le haga cada componente del grupo.

Debemos concretar que el ejercicio se repetirá cuántas veces se estime oportuno para que se presenten la mayor parte del grupo.

14- Partes del cuerpo

Se les solicita que conformen dos círculos cerrados, uno quedará dentro del otro. Utilizando música de fondo (para ello se requiere un reproductor de música), los alumnos se tomarán de la mano y los círculos comenzarán a girar y se pararán, cuando la música cese, dejando un alumno frente a otro.

Una vez parados, cada pareja tendrá que presentarse y dar respuesta a una pregunta que se planteen mutuamente. A continuación, la música continuará y los círculos volverán a girar, cuantas veces estimemos oportuno.

15-La noticia

El formador contextualiza la técnica señalando la importancia y la influencia que tienen las noticias buenas y malas. A partir de aquí se les solicita a cada componente que escriba dos noticias buenas que les haya ocurrido a lo largo de su vida. Para ello necesitaremos papel y bolígrafos.

A continuación, cada componente del grupo se presentará y contará sus noticias. Asimismo, los demás pueden aportar opiniones a la información que se ha dado.

16-Temores y esperanzas

Cada componente debe escribir en una hoja con un bolígrafo, sus inquietudes, temores y esperanzas sobre alguna situación que ha vivido, vive o está viviendo. Una vez finalizado, el formador deberá ir dando la palabra a aquellos que deseen participar y cada uno se irá presentando mostrando la información escrita.

A continuación, el formador lo anotará en la pizarra todas las opiniones para que al finalizar el turno de palabras pueda señalar las más frecuentes y debatir sobre éstas.

Es importante que en el debate se repitan sucesivamente los nombres de los alumnos que aporten información para recordarlos.

17-Cadena de nombres

El grupo formará un círculo. Cada componente, por orden, irá diciendo su nombre y un animal, el compañero de la derecha deberá repetir el nombre de la persona anterior, y así sucesivamente.

18-Presentación por fotografías

Se les solicita a los estudiantes que formen un círculo alrededor de varias fotografías colocadas en el centro, de forma aleatoria. Cada alumno deberá seleccionar la foto que más le guste, atendiendo a sus características (gustos y preferencias).

A continuación, tratando de mantener el mismo círculo, cada alumno se presentará y explicará por qué ha seleccionado la fotografía, que vinculación tiene con ésta y que la diferencia de las demás.

Evaluación

En cuanto a la evaluación, debemos de considerar que la observación es el instrumento seleccionado para verificar si la técnica ha funcionado correctamente. La persona que lleve a cabo la formación deberá contemplar si ha surtido efecto y si la actitud del grupo ha cambiado.

En la medida de lo posible analizará si existe mayor interacción entre los alumnos, si se dan situaciones en las que, en el aula, se comienzan  a oír murmullos y risas. Es en estos momentos en lo que será observará que la actividad ha cumplido los objetivos que se plantearon al inicio. 

Es decir, el logro debe de ser que “la ruptura del hielo” se haya efectuado y la frialdad que aparecía al inicio de la formación también se haya ausentado dejando lugar a un clima lúdico, agradable y, en la medida de lo posible, alegre.

Además, el facilitador de la actividad cuenta con el pleno derecho de intervenir y fomentar la participación en cada una de las técnicas. No obstante, debemos de resaltar que cuando no se especifique el tiempo estimado para cada actividad, se da por supuesto que se utilizará el que se requiera el formador, siendo recomendable quince minutos por técnica, como mínimo.

También te puede interesar:

Bibliografía

  1. Dinámicas de presentación “ROMPEHIELO” (12 de julio de 2016). Recuperado de http://www.mercaba.org/
  2. SALES, M. (2001). Dinámicas de grupo: técnicas de animación grupal. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/
  3. SOSA, M. (2014). Dinámicas Grupales. Recuperado de http://dinamicasgrupales.blogspot.com.es/2008/06/

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW