11 Dinámicas para Niños de Preescolar

11 Dinámicas para Niños de Preescolar

Los juegos son una buena forma de enseñar a los niños y de que se diviertan. Éstos les ayuda a formar la identidad y la autoestima así como a reforzar las habilidades sociales y de comunicación

A continuación, os presentamos 11 dinámicas y juegos para niños de preescolar que podéis utilizar tanto en el aula como fuera de ella.

dinámicas para niños de preescolar

También te pueden interesar:

1. Antón, Antón pirulero

Objetivo: Conocer los diferentes oficios que existen.

Material: Ninguno.

Procedimiento: Este juego se debe de realizar con más de cuatro niños. Una vez que se han sentado en círculo, tienen que elegir una profesión que pueden ser propuestas tanto por ellos como por el profesorado.

Cuando todos ya han elegido la profesión, tienen que colocarse la mano en el pecho y cantar la canción de este juego: "Antón, Antón, Antón Perulero cada cual cada cual que atienda a su juego y el que no lo atienda pagará pagará pagará una prenda".

Un niño elegido al azar por el profesor, tiene que comenzar, mientras los demás cantan la canción a imitar los gestos de la profesión que previamente a elegido. Los niños que identifiquen la profesión, deben de imitarle si no lo hacen, tienen que pagar una prenda.

Cuando haya más de una prenda guardada, se podrán realizar pruebas para que los niños la recuperen. Como por ejemplo, correr o saltar al ritmo de una canción.

2. ¿Quién eres?

Objetivo: Reconocer al compañero.

Material: Pañuelos para taparse los ojos de colores.

Procedimiento: Este juego es ideal cuando se tiene una clase de unos 20 o más niños. Primeramente, dividimos a los niños por parejas, éstos tienen que examinarse la cara para posteriormente uno de ellos vendarse los ojos y tiene que descubrir a su compañero entre el resto de la clase sólo con el sentido del tacto.

Reglas: No se puede dar pistas al compañero hablando o gritando.

3. Gallinita ciega

Objetivo: Divertirse jugando con los compañeros.

Material: una venda o pañuelo.

Procedimiento: Uno de los niños se tiene que vendar los ojos un pañuelo. Una vez que éste se lo ha colocado, tiene que girar sobre sí mismo con la ayuda de los otros compañeros para que no sepa dónde se ha escondido el resto.

Cuando éste ha terminado de dar las vueltas pertinentes, tiene que buscar a sus compañeros mientras éstos bailan a su alrededor y lo tocan o lo llaman, siempre intentado que no les atrape. En el caso de que el jugador que tiene los ojos vendados consiga atrapar a un compañero, debe de identificarlo a través del sentido del tacto. Si lo hace, se intercambian los roles.

Reglas: No se puede quitar, ni levantar el pañuelo.

4. Atrapa la pelota

Objetivo: Aprender a discriminar visualmente.

Material: pelotas tanto grandes como pequeñas.

Procedimiento: Todos los niños están distribuidos indistintamente por el lugar en el que se esté realizando la actividad. A continuación, el profesor tiene que comenzar a gritar pelotas grandes o pequeñas y éstos tienen que ir corriendo a cogerlas.

El niño que no consiga coger la pelota que el profesor a nombrado a priori, queda eliminado.

Consejo: El profesor tiene que preparar antes el lugar de forma que, no todas las pelotas estén juntas ni tampoco haya una para cada niño, tanto en las grandes como en las pequeñas.

5. Juego del pañuelo

Objetivo: Divertirse.

Material: pañuelos de colores.

Procedimiento: Primeramente, se tiene que dividir a los niños en dos grupos. Todos los jugadores de uno de ellos, tendrán que llevar un pañuelo en el bolsillo de su pantalón que quedará un poco al aire.

El otro grupo tiene que intentar quitarle todos los pañuelos a todos los miembros del grupo que tiene pañuelos. Si un niño consigue quitárselo a otro, éste queda eliminado, de forma que al final sólo van quedando jugadores del grupo que quita los pañuelos.

6. ¡Estamos ciegos!

Objetivo: Trabajar la organización espacial.

Material: Aros, pelotas, conos y pañuelos para vendar los ojos.

Procedimiento: Colocamos a los niños por parejas, uno de ellos se colocará dentro de un aro con los ojos vendados, mientras que el otro tiene que ayudarlo a pasar por el camino de obstáculos sin que se salga del aro y sin que se caiga o tropiece.

El camino de obstáculos consistirá en saltar dentro de otros aros que están colocados en el suelo, realizar un camino en zigzag sin caer los conos que hemos puesto a priori y por último coger una pelota e intentar encestarla.

Reglas: los niños que se encuentran dentro del aro no pueden salirse ni tampoco quitarse la venda de los ojos. Por otro lado, la pareja que les guía no puede separarse y debe de agarrar el aro del compañero en todo momento.

Consejos: El profesor tiene que realizar dos filas, de forma que solo haya cuatro parejas realizando la actividad, cuando éstas terminen se les dejará empezar a las siguientes. Gana la pareja que tarde menos en hacer el recorrido.

7. ¡Hora de dormir!

Objetivo: Trabajar la respiración.

Material: Ninguno.

Procedimiento: Los niños deben de tenderse en el suelo con los ojos cerrados y los brazos situados al lado del tronco. Tienen que simular que están dormidos, por lo que los ruidos que hacemos cuando estamos realizando esta actividad, están permitidos.

A continuación, comenzamos a realizar el ejercicio de respiración que consiste en inspirar y expirar lentamente siguiendo las indicaciones del profesorado y al ritmo de una música relajante. Por último, se termina la actividad desperezándose y estirando todos los músculos del cuerpo.

Reglas: Ninguna.

Consejos: Esta actividad es recomendable para que los niños descansen después de realizar diferentes ejercicios. Si alguno se queda dormido, lo podemos dejar. El profesor debe de ir indicando con voz suave los ejercicios de respiración. Se puede acompañar con la realización de movimientos suaves con las piernas y brazos.

8. ¡Somos luchadores de Sumo!

Objetivo: trabajar la organización espacial con el compañero.

Material: Ninguno.

Procedimiento: hay que colocar a los niños por parejas de dos y a continuación, tenemos que explicarles que se deben de colocar dándose la espalda y con los brazos entrelazados.

El juego consiste en que cuando el profesor de la señal, ambos tienen que intentar tocar el suelo con todas sus fuerzas, para ello tienen que ponerse de acuerdo y no intentar hacerlo cada uno por su lado.

Los jugadores que consigan antes tocar el suelo son los que ganan. Éstos intentarán ayudar a aquellos que aún no lo hayan conseguido.

Consejos: El profesor tiene que animar a los alumnos y dividir a los niños por parejas que tengan una fuerza equitativa, con el fin de prevenir que se hagan daño.

9. Bailamos con una patata

Objetivo: Estimular la coordinación.

Material: una patata de cualquier tamaño.

Procedimiento: Una vez que hemos dividido a los niños por parejas, se les da una patata que tienen que colocarse en la frente y sujetarla entre ambos. Por otro lado, los brazos tienen que colocarlos a la espalda mientras bailan al ritmo de la música.

La pareja que consiga terminar la canción sin que la patata se les haya caído gana el juego. Si antes de que termine se les cae, quedará eliminada.

Consejo: El profesor tiene que evitar que los chicos sujeten la patata o la toquen con las manos con el fin de evitar hacer trampas. Además, tiene que ir controlando la canción e ir gritando los movimientos que las parejas tienen que ir haciendo al ritmo de la música.

10. El lazarillo

Objetivo: desarrollar el trabajo en equipo.

Material: vendas y pelotas blandas de espuma o derivada.

Procedimiento: dividimos a los niños por parejas, uno de ellos lleva los ojos vendados. El juego consiste en que los que tienen los ojos vendados, tienen que tirarse la pelota mutuamente para irse eliminando. Esto sucederá si el que lleva los ojos vendados es tocado por una pelota dos veces.

Los niños que no tienen los ojos tapados tienen que ir guiando a los que si lo tienen por el brazo e impedir a toda costa que su compañero sea dado por una pelota. Gana la pareja que no sea eliminada.

Consejos: Para que esta actividad se pueda desarrollar con seguridad, el profesor tiene que explicar a los guías cómo es la mejor forma de guiar al compañero. Señalando que no se tiene que tirar del brazo, sino indicarles por dónde deben de ir con paciencia y sin gritar demasiado.

11. ¿Dónde están los objetos que faltan?

Objetivo: estimular el trabajo en equipo.

Material: objetos de clase como lápices, gomas, vasos…

Procedimiento: el profesor tiene que esconder una serie de objetos por la clase. A continuación, tiene que hacer una lista en la pizarra con los objetos que ha escondido previamente.

La actividad consiste en que los niños deben de encontrar los objetos en un tiempo limitado por grupos de 3 o 4 personas. Esta actividad también se puede realizar en el recreo.

Consejos: si se juega en el recreo o en un sitio abierto, el profesor o la persona responsable tiene que establecer adecuadamente los límites del entorno. Por otro lado, también se pueden dar pistas de dónde pueden estar situados los objetos.

Y tú, ¿Qué otras dinámicas para niños de preescolar conoces?

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW