Desarrollo de la dominancia manual

Desarrollo de la dominancia manual

bebe y juguete

A menudo muchos padres se preguntan en qué etapa o momento del desarrollo los niños adquieren un clara dominancia manual, ya que en algunos casos suelen mostrar una marcada preferencia del empleo de alguna de sus manos para señalar o tomar juguetes mientras que en otros muchos casos ésta es bastante variable.

La maduración de las diferentes estructuras cerebrales y el desarrollo de las funciones motrices serán esenciales para el establecimiento de la preferencia manual.

Tipos de dominancia manual

  • Dominancia manual derecha (diestro): se emplea preferentemente y de forma más eficiente la mano derecha para la escritura y la ejecución de otros actos motores.
  • Dominancia manual izquierda (zurdos): se emplea preferentemente y de forma más eficiente la mano izquierda para la escritura y la ejecución de otros actos motores.
  • Dominancia bilateral (ambidiestro) ambas manos se emplean de forma indistinta con el mismo grado de precisión.

Prevalencias

En la población mundial, los diestros representan entre un 85-90% del total, mientras que los zurdos constituyen 10%-13%. En muchos casos la dominancia manual no es absoluta, por lo que existe al menos un 1% de personas ambidiestras.

¿A qué de sebe?

Aunque existe una amplia variedad de teorías explicativas, el cuerpo de investigación referente a la lateralidad y asimetría cerebral ha demostrado de forma consistente que existe una cierta especialización hemisférica diferenciada para el procesamiento de la información y que además este hecho se trata de un indicador de maduración cerebral.

Así, el hemisferio derecho parece estar sesgado hacia el procesamiento emocional, atencional, viso-espacial y el control de la parte contralateral del cuerpo (izquierda).

Por otro lado, el hemisferio izquierdo parece ser dominante para las habilidades lingüísticas y el control de la parte contralateral del cuerpo (derecha), en concreto el control de la mano dominante.

En este sentido, los diestros presentarían una representación hemisférica izquierda de lenguaje y del control de la mano dominante, por lo que se esperaría que en el caso de los zurdos esta representación se encontrara invertida en el hemisferio derecho.

Sin embargo, el empleo de diferentes técnicas de investigación como el empleo del Test de Wada o la RMF, han permitido conocer que aproximadamente sólo el 15% de los individuos zurdos presentan una representación lingüística derecha. Se suele considerar que los zurdos presentan una mayor probabilidad recuperación ante trastornos del lenguaje, por la mayor probabilidad de presentar una organización bilateral hemisférica del lenguaje.

¿En qué momento es identificable?

En relación al desarrollo de la lateralidad cerebral y consecuentemente de la dominancia manual, se han propuesto diferentes teorías explicativas.

Los primeros debates propusieron el desarrollo progresivo de la especialización hemisférica y la existencia de una equipotencialidad funcional en el momento del nacimiento. Sin embargo, otras proponen la presencia de asimetría desde el nacimiento.

Estudios sobre escucha dicótica en niños de 18 meses revelaron que presentaban mayores potenciales evocados en el hemisferio izquierdo ante estímulos verbales y mayores potenciales evocados en el hemisferio derecho ante potenciales auditivos.

Por otro lado, también se ha descrito el giro preferente de cabeza hacia la derecha de bebes de padres diestros la preferencia manual derecha en niños que van a ser distros desde los 18 meses.

Desde etapas muy tempranas se pueden identificar diferentes patrones de preferencia manual, desde la forma del chupeteo del dedo de fetos durante la etapa de gestación, hasta asimetrías posturales alrededor de los 2 o 3 meses. Siendo entre los 3 y 6 más evidente la preferencia manual para el manejo de objetos.

El empleo exclusivo o preferencia muy marcada por una de las manos mano en bebés en con menos de un año puede hacernos sospechar de la existencia de un trastorno en el desarrollo como por ejemplo un compromiso hemisférico cerebral, ipsilateral a la mano preferida. No obstante, cuando este uso fluctúa a lo largo de los primeros años de vida lo interpretaríamos como el patrón normal de desarrollo.

De forma general, lo esperable es que los niños alternen el empleo de sus manos para la realización de actos motores de forma indistinta. No es hasta los 4 años de edad, cuando se define la dominancia manual.

Conclusión

El establecimiento de la dominancia manual es un hito importante en el desarrollo infantil, ya que tendrá repercusiones importantes tanto en el desarrollo de otras habilidades motoras como en la adquisición de las competencias curriculares en la etapa escolar. Por otro lado, la evaluación de la adquisición temprana o tardía de la dominancia manual podrían emplearse como indicador de desviaciones o problemas en el desarrollo infantil.

Referencias

  1. Rosa Neto, F., Regina, F., Marilia dos Santos, A. P., Nunes Amaro, K., Florencio, R., & Schilling Poeta, L. (2013). Cross-Dominance and reading and writing outcomes in school-aged children. Rev. CEFAC, 15(4), 864-871.
  2. Roselli, M. (2002). Maduración cerebral y desarrollo cognoscitivo. Neurociencias: Funciones superiores.
  3. Roselli, Mónica; Matute, Esmeralda; Alfredo, Ardila;. (2010). Neuropsicología del Desarrollo Infantil. México: El Manual Moderno.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW