Las 86 Mejores Frases de la Madre Teresa de Calcuta

Las 86 Mejores Frases de la Madre Teresa de Calcuta

A continuación te dejo más de 80 frases de la Madre Teresa de Calcuta, una monja católica de origen albanés, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950.

Te pueden interesar también:

  • Frases de Gandhi: http://www.lifeder.com/frases-de-gandhi/ .
  • Frases de Buda: http://www.lifeder.com/62-frases-de-buda/ .

Mutter Teresa, lachend, Dezember 1985

  1. Si juzgas a la gente, no tienes tiempo de amarles.
  2. A veces sentimos que lo que hacemos es solo una gota en un océano. Pero el océano sería menos por esa gota que falta.
  3. Si miro a las masas nunca actuaré.
  4. Propaga el amor vayas a donde vayas. No dejes que nadie venga a ti sin dejarlo más feliz.
  5. La mejor manera de tener éxito en la vida es actuar sobre los consejos que le damos a los demás.
  6. El que es impecable no le importa la opinión de los demás.
  7. La forma de ayudar a sanar el mundo es empezar con tu propia familia.
  8. La vida es un desafío, hay que tomarlo.
  9. Nunca entenderé todo el bien que una simple sonrisa puede lograr.
  10. Hay muchas personas que pueden hacer grandes cosas, pero hay muy pocas personas que van a hacer las cosas pequeñas.
  11. El ayer se ha ido. El mañana aún no ha llegado. Sólo tenemos el presente. Empecemos.
  12. Incluso si estás en el camino correcto, serás atropellado si solo te sientas allí.
  13. Puedo hacer cosas que tú no puedes, tú puedes hacer cosas que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas.
  14. Cuando no tienes nada, entonces lo tienes todo.
  15. Sé feliz en este momento, eso es suficiente. Cada momento es todo lo que necesitamos, no más.
  16. Lo que construyes en años puede destruirse de la noche al día; construyelo de todas formas.
  17. Nunca sabremos todo lo bueno que una simple sonrisa puede hacer.
  18. La vida es un juego, jugar.
  19. El trabajo sin amor es esclavitud.
  20. La oración en acción es el amor, el amor en acción es el servicio.
  21. Si estás desanimado, es un signo de orgullo porque demuestras confianza en tus propias fuerzas.
  22. Para mantener una lámpara encendida, tenemos que seguir poniendo aceite en ella.
  23. No todos podemos hacer grandes cosas. Pero podemos hacer pequeñas cosas con gran amor.
  24. Una vida no vivida por los demás no es una vida.
  25. El hambre de amor es mucho más difícil de eliminar que el hambre de pan.
  26. He descubierto la paradoja, de que si amas hasta que duele, no puede haber más dolor, solo más amor.
  27. Aprendemos humildad aceptando las humillaciones alegremente.
  28. Si realmente queremos amar debemos aprender cómo perdonar.
  29. Nunca te preocupes por los números. Ayuda a una persona a la vez y comienza siempre con la persona más cercana a ti.
  30. No hay nada más calmante en los momentos difíciles que saber que hay alguien que lucha contigo.
  31. Nunca estés tan ocupado como para no pensar en los demás.
  32. La alegría profunda del corazón es como un imán que indica el camino de la vida.
  33. Todos somos lápices en la mano de Dios.
  34. La paz comienza con una sonrisa.
  35. Si no puedes alimentar a cien personas, alimenta solo a una.
  36. Uno tiene que haber sufrido realmente para ayudar a otros.
  37. Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son realmente infinitos.
  38. La alegría es la oración; la alegría es la fuerza: la alegría es el amor; la alegría es una red de amor con la que se pueden atrapar almas.
  39. Cada vez que sonríes a alguien, es una acción de amor, un regalo a esa persona, algo hermoso.
  40. El amor es una fruta del tiempo en todo momento, y al alcance de la mano en todo momento.
  41. Una de las mayores enfermedades es ser nadie para nadie.
  42. Si no tenemos paz, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos los unos a los otros.
  43. Necesitamos encontrar a Dios, y no puede ser encontrado en el ruido y la inquietud. Dios es el amigo del silencio. Mira cómo la naturaleza -árboles, flores, césped- crece en el silencio; mira las estrellas, la luna y el sol, cómo se mueven en el silencio... Necesitamos el silencio para ser capaces de tocar almas.
  44. En el hogar comienza la disrupción de la paz del mundo.
  45. No necesitamos armas y bombas para traer paz, necesitamos amor y compasión.
  46. Sé fiel en las pequeñas cosas porque es en ellas donde reside tu fuerza.
  47. El amor comienza en el hogar, y no se trata de cuánto hacemos... sino de cuánto amor ponemos en esa acción.
  48. Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra al agua para crear muchas ondas.
  49. El amor comienza cuidando de los más cercanos - los de nuestro hogar.
  50. Si no tenemos paz, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro.
  51. El amor intenso no solo se mide, simplemente se da.
  52. Nunca viajes más rápido que lo que tu ángel guardián pueda volar.
  53. A veces pensamos que la pobreza es solo tener hambre, estar desnudo o sin casa. La pobreza de no ser querido y cuidado es la mayor pobreza. Debemos comenzar a remediar este tipo de pobreza en nuestras propias casas.
  54. Si eres humilde nada va a tocarte, ni los elogios ni la vergüenza, porque sabes lo que eres.
  55. El milagro no es que hacemos este trabajo, sino que estamos felices de hacerlo.
  56. Incluso los ricos tienen hambre de amor, de ser cuidados, de ser queridos, de tener a alguien que les llame.
  57. Una vida no vivida para los demás no es una vida.
  58. No podemos hacer grandes cosas en este mundo, solo cosas pequeñas con gran amor.
  59. Difunde el amor de Dios a través de tu vida, pero usa solo palabras cuando sea necesario.
  60. La alegría es fuerza.
  61. Si oramos, creeremos; Si creemos, amaremos; Si amamos, vamos a servir.
  62. El problema con el mundo es que dibujamos el círculo de nuestra familia demasiado pequeño.
  63. El hambre de amor es mucho más difícil de eliminar que el hambre de pan.
  64. Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunos vienen como lecciones.
  65. ¿Qué puedes hacer para promover la paz mundial? Ve a tu casa y ama a tu familia.
  66. No pienses que el amor, para ser genuino, tiene que ser extraordinario. Lo que necesitamos es amar sin cansarnos.
  67. La soledad es la lepra del mundo moderno.
  68. Vive sencillamente para que otros puedan simplemente vivir.
  69. Todo lo que no se da se pierde.
  70. La persona que da con una sonrisa es el mejor donante porque Dios ama al dador alegre.
  71. El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz
  72. Los niños son como las estrellas. Nunca hay demasiados
  73. Sin nuestro sufrimiento, nuestra tarea no diferiría de la asistencia social.
  74. Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar. Amarnos los unos a los otros. Amar hasta el dolor.
  75. Resulta muy difícil predicar cuando no se sabe cómo hacerlo, pero debemos animarnos a predicar. Para ello, el primer medio que debemos emplear es el silencio.
  76. Nuestras acciones sólo pueden producir frutos, cuando son expresión verdadera de una plegaria sincera.
  77. Este silencio debe ser tanto exterior como interior, dejando de lado nuestras preocupaciones. Debemos acostumbrarnos al silencio del corazón, de los ojos y de la lengua.
  78. El que no sirve para servir, no sirve para vivir.
  79. No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.
  80. Hay que cuidarse del orgullo, porque el orgullo envilece cualquier cosa.
  81. Cuando la puerta de la felicidad se cierra,  otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto  tiempo aquella puerta que se cerró que no vemos la que se ha abierto frente a  nosotros.
  82. Las críticas no son otra cosa que orgullo disimulado. Un alma sincera para consigo misma nunca se rebajará a la crítica. La crítica es el cáncer del corazón.
  83. Preferiría cometer errores con gentileza y compasión antes que obrar milagros con descortesía y dureza.
  84. Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto para llenar el corazón del que amamos.
  85. El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.
  86. La vida es demasiado preciosa, no la destruyas.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW