Las 100 Mejores Frases del Quijote

Las 100 Mejores Frases del Quijote

A continuación te dejo 100 frases del Quijote, la obra más destacada de la literatura española y una de las más destacadas en la literatura universal.

La primera parte fue publicada por Miguel de Cervantes en 1605. En 1615 se publicó su segunda parte con el nombre de Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha.

frases del quijote

Te pueden interesar también:

  1. Ama, no lo que eres, sino lo que serás.
  2. Cambiar el mundo, amigo Sancho, no es ni utopía ni locura, es justicia.
  3. Pon tus ojos en quién eres, conócete a ti mismo, ese es el conocimiento más difícil que puedas imaginar.
  4. No hay refrán que no sea cierto, porque todos son hijos de la experiencia, la madre de todas las ciencias.
  5. ¿Qué locura o desatino me lleva a nombrar las faltas ajenas, teniendo tanto que comentar de las mías?
  6. Nunca vivieron bien crueldad y valentía.
  7. Ladran los perros Sancho, luego cabalgamos.
  8. El que a punto de morir se haya siempre habla lo cierto.
  9. El crédito debe darse a las obras no a las palabras.
  10. Correr a donde los valientes no se atrevieron, alcanzar la estrella inalcanzable. He aquí mi destino.
  11. Confía en el tiempo, que duele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.
  12. Puede darse el amor sin celos, pero no sin temores.
  13. Donde hay mucho amor, no suele haber mucha desenvoltura.
  14. ¡Oh envidia, eres raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!
  15. Cuando entras en el corazón de un amigo, no importa el logar que ocupes, lo importante es que nunca salgas de ahí.
  16.  ¡Celos, cuchillo de las esperanzas más firmes!
  17. A quien se humilla, Dios le ensalza.
  18. Bien predica quien bien vive.
  19. Al bien hacer nunca le falta recompensa.
  20. Cada uno es tal como Dios le hizo, y aún peor muchas veces.
  21. Casamiento de parientes, mil inconvenientes tiene.
  22. Cuando no estamos en la una estamos en la otra.
  23. De las miserias suele ser alivia una compañía.
  24. Donde una puerta se cierra, se abre otra.
  25. El amor nunca hizo ningún cobarde.
  26. El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo.
  27. No puede impedirse el viento, pero hay que saber hacer molinos.
  28. Las obras de caridad que se hacen tibia y flojamente, no tiene mérito ni valen nada.
  29. Son dos cosas diferentes el amor y el deseo; no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.
  30. Aún entre los demonios hay algunos que lo son más que otros, y entre muchos hombres malos suele hallarse uno bueno.
  31. Las amistades verdaderas no pueden ser turbadas.
  32. Nunca el consejo de un pobre, por muy bueno que sea, es admitido.
  33. Como no tienes experiencia en las cosas del mundo, todo lo que tiene algo de dificultad te parece imposible.
  34. No le des importancia al resultado, valora el esfuerzo.
  35. Cada uno es hijo de sus obras.
  36. Desnudo nací y desnudo me hayo, ni pierdo ni gano.
  37. No hay mejor salsa que el hambre.
  38. No hay libro tan malo –comentó el bachiller- que no tiene algo bueno.
  39. De los mayores pecados que comete el hombre la soberbia es el mayor dicen algunos, pero el desagradecimiento es mayor, digo yo.
  40. El cae hoy, mañana puede levantarse.
  41. La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre.
  42. El que no sabe gozar de la ventura cuando llega, no debe quejarse cuando pasa.
  43. Una confidencia tiene tanto de confianza como de indiscreción.
  44. La verdadera y buena amistad no debe ni puede ser sospechosa de nada.
  45. La alabanza propia envilece.
  46. Es de gente bien nacida, el agradecer el beneficio que recibe.
  47. La pluma es la lengua de la mente.
  48. Para las enfermedades del alma, el arrepentimiento es la mejor cura.
  49. Y aquel que mucho camina y mucho lee, ve mucho y conoce mucho.
  50. En la lavada todo sale.
  51. Las desdichas del cielo, no pueden ser remediadas con bienes de fortuna.
  52. Hacer el bien a los villanos es como echar agua en el mar.
  53. Habla de forma reposada, pero no de forma que se sienta que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala.
  54. En las cortesías es mejor pecar por más que por menos.
  55. Tanto más se buscan faltan en un impreso, cuanto más grande es la fama de quien lo compuso.
  56. Pudor es el encanto que duplica los encantos de la hermosura.
  57. Aquel oficio que no da de comer a su dueño, no vale dos habas.
  58. El amor es deseo de belleza.
  59. Mejor es ser admirado de los pocos sabios que burlado de los muchos necios.
  60. Más brilla la grandeza de un rey en su misericordia que en su justicia.
  61. Los ánimos descompuestos, los compone la música, y alivia también los trabajo que nacen del espíritu.
  62. No hay memoria que el tiempo no acabe, ni dolor que la muerte no consuma.
  63. Nada es más pequeño que un grande por el orgullo dominado.
  64. No hay que ser, ni riguroso siempre, ni siempre blando.
  65. Con el sueño haz de ser moderado, porque quien no madruga con el sol, no goza del día.
  66. Las tristezas no son propias de las bestias sino de los hombres, pero si los hombres las siente en demasía se vuelven bestias.
  67. Necio es, muy necio, el que, descubriendo un secreto a otro, le pide de manera encarecida que lo calle.
  68. Si dejas de desear el hombre más rico serás.
  69. En el arte de la marinería más sabe el más sencillo marinero que el hombre más letrado del mundo.
  70. El valor se haya en ese lugar intermedio entre la cobardía y la temeridad.
  71. A menos que sea la muerte, para todo hay remedio.
  72. No hay mejor cimiento y mejor zanja que el dinero.
  73. El ingenio de los hombres se aviva al ver mucho y al leer mucho.
  74. El año que es abundante en poesía, suele serlo también en hambre.
  75. Más vale la mancha en el rostro que la pena en el corazón.
  76. Nunca desagrada a una mujer que se la enamore.
  77. Nunca o muy pocas veces se consigue una ambición sin hacer daño a terceros.
  78. Una de las mayores tentaciones que pone el diablo en la vida del hombre es escribir un libro, que puede darle tanto fama como dinero.
  79. Donde se haya la verdad, ahí está Dios.
  80. En la lengua residen los mayores daños de la vida humana.
  81. No puede haber gracia donde no hay discreción
  82. Parece que los gitanos y las gitanas solo vinieron al mundo para ser ladrones.
  83. Sabe más el tonto en su casa que el sabio en la ajena.
  84. Son siempre desatinadas la venganza de los celos.
  85. En la poesía, se puede ser famoso si se guía más por el parecer ajeno que por el propio.
  86. Es mi parecer y la experiencia lo enseña, que pueden las lágrimas de una mujer ablandar una piedra.
  87. Yo que tanto me empeño y trabajo en parecer que tengo de poeta lo que el cielo me ha negado.
  88. Siempre la melancolía fue de la muerte apariencia.
  89. Si algo se gana, nada se pierde.
  90. Corrieron mis pensamientos tras una distracción.
  91. Las armas requieren espíritu como las letras.
  92. Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
  93. La soberbia tiene una hija y es la ingratitud.
  94. La prudencia es la más alta de las virtudes.
  95. A la plaza del nunca se llega por la calle del ya voy.
  96. Y así de lo mucho que leía y de lo poco que dormía, su cerebro se secó.
  97. Sabed Sancho que no es un hombre más que otro sino hace más que otro.
  98. A la que por ahí llaman fortuna, sabed que es una mujer antojadiza y borracha, y sobre todo ciega, que no sabe lo que hace, ni sabe a quién derriba.
  99. ¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso!
  100. No huye el que se retira.

Fuente imagen.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW