10 Beneficios de la Moringa Probados Científicamente

10 Beneficios de la Moringa Probados Científicamente

Aunque esta planta fue descubierta hace miles de años, sólo recientemente ha sido conocida como una de las hierbas que mejor funcionan como suplemento nutritivo.

Los beneficios y propiedades de la moringa son amplios; retarda el envejecimiento, mejora la salud digestiva, equilibra los niveles de azúcar, protege y nutre la piel, y muchos otros que te comentaré un poco más adelante.

beneficios de la moringa

Hasta la fecha, más de 1.300 estudios, artículos e informes se han centrado en los efectos positivos y capacidades curativas de la moringa para la salud. Dichos beneficios son importantes en algunas partes del mundo donde los brotes de enfermedades y deficiencias nutricionales son más frecuentes.

La investigación muestra que casi todas las partes de la planta de moringa se pueden utilizar de alguna manera, ya sea para hacer un té antioxidante o formar una sustancia aceitosa que lubrica y nutre la piel. En todo el mundo, la moringa se utiliza para tratar ciertas condiciones como:

  • Enfermedades relacionadas con la inflamación
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Anemia
  • Artritis y otros dolores en las articulaciones, tales como el reumatismo
  • Alergias y asma
  • Estreñimiento, dolores de estómago y diarrea
  • Epilepsia
  • Ulceras estomacales e intestinales o espasmos
  • Dolores de cabeza crónicos
  • Problemas del corazón, incluyendo la presión arterial alta
  • Cálculos renales
  • Retención de líquidos
  • Trastornos de la tiroides
  • Bajo deseo sexual
  • Infecciones bacterianas, fúngicas, infecciones virales y parasitarias

¿Cuál es la composición nutricional de la moringa?

La moringa contiene:

  • Dos veces la cantidad de proteína del yogur
  • Cuatro veces la cantidad de vitamina A de las zanahorias
  • Tres veces la cantidad de potasio de los plátanos
  • Cuatro veces la cantidad de calcio de la leche de vaca
  • Siete veces la cantidad de vitamina C de las naranjas

6 Beneficios probados de la Moringa

La moringa contiene más de 90 compuestos protectores, incluyendo los isotiocianatos, flavonoides y ácidos fenólicos que son responsables de sus numerosas propiedades:

1- Proporciona antioxidantes y compuestos anti-inflamatorios

De acuerdo con un informe publicado en el Asian Pacific Diario de Prevención del Cáncer, la moringa contiene una mezcla de aminoácidos esenciales (componentes básicos de las proteínas), fitonutrientes carotenoides (del mismo tipo que se encuentran en plantas como las zanahorias y tomates), antioxidantes como la quercetina, y compuestos antibacterianos naturales que funcionan de la misma forma que muchos fármacos anti-inflamatorios.

Las hojas de la moringa son ricas en varios compuestos anti-envejecimiento que reducen los efectos del estrés oxidativo y la inflamación, incluyendo polifenoles, vitamina C, beta-caroteno, la quercetina y el ácido clorogénico.

Estos están asociados con un menor riesgo de enfermedades crónicas del estómago, pulmón o cáncer de colon; diabetes; hipertensión; y trastornos oculares relacionados con la edad.

2- Equilibra las hormonas y retarda los efectos del envejecimiento

Un estudio de 2014 publicado en la Revista de Ciencia y Tecnología de Alimentos demostró que la moringa, junto con las hojas de amaranto (Amaranthus tricolor), reduce los niveles de inflamación y estrés oxidativo en mujeres adultas con menopausia.

Los niveles de enzimas antioxidantes se ven afectados durante el periodo posmenopáusico debido a la deficiencia de las hormonas sexuales femeninas, incluyendo el estrógeno.

Los investigadores querían saber si estos superalimentos podrían ayudar a retrasar los efectos del envejecimiento utilizando antioxidantes a base de hierbas naturales que equilibran las hormonas de forma natural.

Se seleccionaron noventa mujeres posmenopáusicas entre las edades de 45-60 años y se dividieron en tres grupos que recibieron varias dosis de los suplementos. Los niveles de estado de antioxidantes, incluyendo el retinol en suero, ácido absórbico en suero, glutatión peroxidasa, superóxido dismutasa y malondialdehído se analizaron antes y después de la suplementación, junto con la glucemia en ayunas y hemoglobina.

Los resultados mostraron que la suplementación con moringa y amaranto causó aumentos significativos en el estado antioxidante junto con una disminución significativa en los marcadores de estrés oxidativo.

También se encontró un mejor control de la glucemia en ayunas y aumentos en la hemoglobina. Esto llevó a los investigadores a concluir que estas plantas tienen un potencial terapéutico para ayudar a prevenir las complicaciones debidas al envejecimiento y los cambios hormonales naturales.

Aunque se ha utilizado como un afrodisíaco natural para aumentar el deseo sexual, también parece ayudar a reducir las tasas de concepción. Esta planta puede estimular el sistema inmunológico durante el embarazo y aumentar la producción de leche materna.

3- Ayuda a mejorar la salud digestiva

Debido a sus propiedades anti-inflamatorias, la moringa se ha utilizado en los sistemas antiguos de la medicina como el Ayurveda para prevenir o tratar las úlceras estomacales, enfermedad del hígado, daño renal, infecciones por hongos o levaduras (tales como Candida), trastornos digestivos e infecciones.

El del aceite de moringa estimula la función del hígado y, por tanto, desintoxica el cuerpo de sustancias nocivas, tales como toxinas de metales pesados.

También podría ayudar a luchar contra los cálculos del riñón, infecciones del tracto urinario, estreñimiento, retención de líquidos / edema y diarrea.

4- Ayuda a luchar contra la diabetes

La moringa ayuda a luchar contra la diabetes, ya que contiene un tipo de ácido llamado ácido clorogénico, que ha demostrado ayudar a mantener equilibrados los niveles de azúcar en sangre. Además, permite que las células absorban o liberen glucosa (azúcar), según sea necesario.

Esto convierte a la moringa en un antidiabético natural y un equilibrante hormonal. Además del ácido clorogénico, otros compuestos llamados isotiocianatos que están presentes en la moringa también se han asociado a la protección natural contra la diabetes.

Un estudio publicado en el International Journal of Food Science Technology encontró que la moringa tenía controlaba los niveles de glucosa e insulina en sangre en pacientes con diabetes cuando se consumía como parte de una comida alta en carbohidratos.

Estudios diferentes realizados por el Instituto de Biotecnología de la Universidad de Ciudad Sadat en Egipto han descubierto que bajas dosis de polvo de semillas de moringa (50-100 miligramos por kilogramo de peso corporal) ayudan a aumentar la producción de enzimas en el hígado, el páncreas y los riñones de ratas.

También encontraron que la moringa ayuda a disminuir marcadores metabólicos de diabetes en ratas; altos niveles de azúcar en sangre en ayunas, inmunoglobulina (IgA, IgG) y la hemoglobina glicosilada (HbA1c).

Los resultados del estudio mostraron que las ratas que recibieron la moringa experimentaron una mejora de la salud de los riñones y del páncreas, así como una reducción de las complicaciones de la diabetes.

5- Protege y nutre la piel

La moringa contiene un antibacteriano natural, antifúngico y compuestos antivirales que protegen la piel de diversas formas de infecciones.

Algunas condiciones en las que se utiliza la moringa son el pie de atleta, la eliminación de olores, reducción de la inflamación asociada con los brotes de acné, tratamiento de focos de infección o abscesos, eliminación de la caspa, lucha contra la enfermedad de las encías (gingivitis), y también ayuda a curar las picaduras, quemaduras, verrugas virales y heridas.

El aceite de moringa se aplica directamente a la piel como un agente astringente y elimina las bacterias. Y al mismo tiempo actúa como un lubricante e hidratante de la piel mediante la restauración de su barrera de humedad natural.

Es un ingrediente común usado en la fabricación de alimentos y perfumes, ya que evita el deterioro al matar las bacterias, además de que tiene un olor agradable y reduce los olores.

6- Ayuda a estabilizar el estado de ánimo y protege la salud del cerebro

Debido a que se trata de un alimento rico en proteínas y una fuente rica en el aminoácido triptófano, la moringa mejora el funcionamiento de los neurotransmisores. Entre ellos los que producen la sensación de bienestar, como la serotonina.

La moringa es rica en antioxidantes y compuestos que mejoran la salud de la tiroides, lo que hace que mantenga altos niveles de energía, además de ayudar en la lucha contra la fatiga, depresión, disminución de la libido, cambios de estados de ánimo y el insomnio.

7- Puede reducir la inflamación

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a las infecciones o lesiones. Es esencial como mecanismo de protección, pero puede convertirse en un importante problema de salud cuando se prolonga durante mucho tiempo.

Se cree que la inflamación sostenida puede estar implicada en muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón y el cáncer.

Muchas frutas, verduras, hierbas y especias son conocidos por sus efectos anti-inflamatorios. Estos incluyen la cúrcuma y las granadas.

Las hojas, vainas y semillas de moringa tienen propiedades anti-inflamatorias principalmente debido a su contenido en isotiocianatos (26, 27, 28).

Sin embargo, la investigación se ha limitado hasta ahora a estudios de laboratorio y en animales. Queda por ver si la moringa tiene efectos antiinflamatorios similares en los seres humanos.

8- Puede reducir el colesterol

Las altas cantidades de colesterol en la sangre se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Muchos alimentos vegetales pueden reducir eficazmente el colesterol. Estos incluyen semillas de lino, avena y almendras. Estudios en animales y humanos han demostrado que la moringa puede tener efectos reductores del colesterol similares.

Si bien los mecanismos hipolipemiantes son aún desconocidos, al parecer su contenido en compuestos vegetales que intervienen en el metabolismo del colesterol, serían los responsables de tal efecto.

9- Podría proteger contra la toxicidad por arsénico

La contaminación de alimentos y agua por arsénico es un problema en muchas partes del mundo. El arroz puede contener niveles particularmente altos.

Si bien el arsénico puede no causar síntomas de toxicidad alimentaria, la exposición a través de los alimentos y agua a largo plazo puede conducir a diversos trastornos y dolencias..

Los estudios de observación indican que la exposición a largo plazo al arsénico puede aumentar el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón.

Varios estudios en ratones y ratas muestran que las hojas y semillas de moringa pueden proteger contra algunos efectos de la toxicidad del arsénico.

Estos estudios son prometedores, pero aún no se sabe si esto también se aplica a los seres humanos.

10- Tiene efectos a nivel sistémico

La moringa es una planta única, porque casi todas las partes -hojas, semillas, flores, vainas, tallos y raíces- se pueden utilizar como fuente de nutrición y aprovechar las propiedades medicinales que combaten los radicales libres.

El uso medicinal más popular de la moringa, tanto tradicionalmente y en la actualidad, consiste en secar y moler la planta.

Las hojas de moringa están llenas de numerosos nutrientes, incluyendo antioxidantes, proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C y potasio.

Con un excepcional alto valor nutricional, la moringa se puede utilizar para obtener importantes vestigios de minerales, proteínas y compuestos fenólicos. La planta contiene una combinación rara y única de fitonutrientes que previenen enfermedades, incluyendo la zeatina, quercetina, beta-sitosterol, ácido cafeolínico y kampferol demostrando fuertes propiedades antiinflamatorias.

Numerosos estudios han demostrado que estos compuestos tienen un efecto protector del corazón, son estimulantes naturales del sistema circulatorio, y poseen efectos antitumorales, anti-epilépticos, antiulcerosos, antiespasmódicos, efectos antihipertensivos y antidiabéticos.

Las hojas de moringa también se usan para hacer té remojando las hojas secas conservadas en agua caliente, que libera sus compuestos químicos de forma muy similar a como se prepara el té verde.

Aparte de las hojas, las vainas del árbol DE moringa también contienen semillas que contienen un tipo de aceite. El aceite de semillas de moringa se puede utilizar para cocinar o para colocarlo directamente sobre la superficie del cuerpo.

Varios usos populares del aceite de moringa son para ayudar a retener la humedad de la piel, acelerar la cicatrización de heridas y para calmar la piel seca o quemada.

¿Y tú qué otros beneficios de la moringa conoces?

Referencias

  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22403543
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12490960
  3. http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs13197-012-0859-9
  4. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21899878
  5. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25183111
  6. http://draxe.com/moringa-benefits/
  7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20685125
  8. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19904611
  9. http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2015/08/24/moringa-tree-uses.aspx
  10. Fuente imagen

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW