15 Impresionantes Beneficios del Melón

15 Impresionantes Beneficios del Melón

¿Quién no desea que llegue la época estival para poder disfrutar del melón?  Sin duda alguna, hablamos de este alimento como un tipo de comestible buscado por todos y repudiado por una pequeña minoría.

Este fruto, característico por su forma esférica o elíptica suele acompañar sobre todo las comidas, postres, y dulces gracias a su gran versatilidad para adaptarse a cualquier tipo de plato.

beneficios del melón

Además, contaremos con un total de 15 impresionantes beneficios y propiedades del melón que enumeraremos a continuación y que hacen que este alimento sea uno de los mangares saludables más buscados del mundo.

¿Qué es el melón?

El Cucumis melo, o comúnmente conocido como melón son los nombres utilizados para denominar a la planta, y por consiguiente, al fruto que comemos, propio de terrenos alcalinos (buenos conductores de la electricidad y el calor).

Planta

Su planta aparece definida por el Diccionario de la Real Academia de la lengua española como “herbácea anual, de la familia de las cucurbitáceas, con tallos tendidos, ramosos, ásperos, con zarcillos”.

A lo que sigue con la descripción de su altura junto a sus hojas y flores: “de tres a cuatro metros de longitud, hojas pecioladas, partidas en cinco lóbulos obtusos y flores solitarias de corola amarilla”, terminando la definición con su origen, típico y natural de oriente.

Fruto

Pero, volviendo al fruto,  debemos a hacer hincapié en su forma elipsoidal, señalando que sus dimensiones varían, oscilando entre los 20 y 30 centímetros de largo. Aquí hay que mencionar que encontramos diferentes excepciones, donde nos podemos topar con melones que pueden llegar a pesar un total de 20 kilos, y al contrario, algunos que apenas llegan a los 300 gramos.

En cuanto a su cáscara, su textura y colores también suelen ser cambiantes. Podemos encontrar cáscaras de colores verdes, blancos, amarillos o incluso combinaciones.

La carne de su interior es característica por poseer un sabor completamente adulzado, junto a una textura blanda que contrasta con el núcleo del fruto, formado por diferentes pepitas o pipas de un color amarillento.

Composición

Esta conformado prácticamente en su totalidad por agua, siendo un 90% de su composición.

En cuanto a calorías, es conveniente señalar que por cada 100 gramos que ingiramos, se nos aportarán un total de 34 de estas.

El sodio también nos brinda niveles mínimos, con un total de 16 miligramos cada vez que seamos capaces de llegar a los 100 gramos.

Por último, y refiriéndonos a la misma cantidad ingerida, la aportación de fibra se limitará a 1 gramos.

Además,  contiene grandes cantidades de vitaminas tales como la A, K o la C junto a porcentajes de ácido fólico, magnesio y potasio.

15 impresionantes beneficios del melón

  1. Lucha contra la degeneración macular

Gracias a la zeaxantina que contiene en su interior, se ha comprobado que se filtran mejor los rayos de luz azul negativos para nuestros ojos, protegiéndolos y evitando así cualquier tipo de degeneración macular que se pueda producir debido a los diferentes rayos que filtramos a lo largo del día.

Sin ir más lejos, con un total de 3 o más piezas de este fruto al día se puede reducir abrumadoramente el porcentaje de riesgo de padecer algún tipo de degeneración macular.

  1. Protección frente al asma

Si para la degeneración macular encontrábamos el poder de lucha en la zeaxantina, en el asma nos topamos con el beta – caroteno y la vitamina C. Ambos encontrados en grandes cantidades en el melón no protegen del asma.

Además, lo podemos encontrar en otro tipo de alimentos tales como la calabaza, zanahorias, o diferentes verduras como son las espinacas y la col rizada.

  1. Mejora la presión arterial

La salud de nuestro corazón se verá reforzada con la abundante ingesta de potasio en nuestra dieta. Sin ir más lejos, el melón se convierte en una de las principales fuentes de este elemento químico.

¿Qué alimentos podemos encontrar además del melón con esta peculiaridad? La respuesta a esta pregunta se puede encontrar en las espinacas, tomates, piñas, naranjas y plátanos.

Esto unido a la fibra, colina, y de nuevo la vitamina C que posee este potente alimento reducirá en grandes porcentajes la presión arterial del cuerpo.

  1. Previene accidentes cerebrovaculares

El anterior beneficio nos lleva directamente al actual. Cuando la presión arterial se siente liberada gracias a los altos niveles de potasio en el cuerpo, correremos un menor riesgo tener probabilidades de encontrar cualquier tipo de accidente cerebral.

Además, se nos refuerza frente a grandes y rápidas pérdidas de masa muscular, la preservación de densidad mineral ósea y diferentes reducciones relacionados con las formaciones de cálculos renales.

  1. Actúa ante la inflamación y mejora el movimiento muscular

El melón se compone, como hemos dicho, de multitud de nutrientes. Respecto a la inflamación y el movimiento muscular debemos mencionar la colina.

Mejora las membranas celulares ayudando de esta manera a la transmisión de impulsos nerviosos junto a la absorción de las diferentes grasas. 

  1. Artritis

Las propiedades anti–inflamatorias de los diferentes fitoquímicos del melón hacen que la oxidación en las diferentes articulaciones y huesos de nuestro cuerpo se vean mejoradas exponencialmente con la constante ingesta del fruto.

  1. Previene el cáncer

El beta - caroteno del melón ayuda a protegernos frente a diferentes tipos de cáncer, no sin olvidar la cantidad de antioxidantes que podemos encontrar en la encrucijada de la lucha contra los agentes tumorales.

Según un estudio llevado a cabo por la Escuela del Departamento de Nutrición de Salud Pública de Harvard, el beta – caroteno ayuda a prevenir y protegernos frente a una posible aparición del cáncer de próstata. 

  1. Mejora la digestión

Previene del estreñimiento gracias que posee fibra y agua en su composición. De esta forma, nuestra digestión se verá mejorada con el continuo uso de este conocido fruto.

  1. Hidrata

La hidratación juega un importante papel dentro de la ingesta de melón. Como hemos mencionado anteriormente, la cantidad de agua en el melón se trata de un total del 90%.

Es por ello, unido a los electrolitos, por lo que en el momento que ingiramos este tipo de alimento, nos hidrataremos rápidamente, especialmente en la época veraniega.

  1. Ayuda a conciliar el sueño

De nuevo, es la colina el causante de que nuestras membranas celulares mejoren y de esta forma podamos conseguir horas de sueño inalteradas, además de una mejor concentración y mejora de las capacidades relacionadas con el cerebro, la memoria y el aprendizaje.

  1. Mejora la piel y el cabello

Hemos hablado de la vitamina C y su función optimizadora de la presión arterial. Ahora bien, esta no es la única vitamina que genera beneficios para nuestro cuerpo, pues la vitamina A consigue que la producción de sebo en nuestro cuerpo aumente, y que por consiguiente, nuestro cabello se mantenga hidratado y en buenas condiciones a la vez que nos ayuda a que crezca de manera más rápida de lo normal.

En cuanto a la piel, debido a los grandes porcentajes de hidratación que aporta el melón, se verá rejuvenecida y con un aspecto mucho más saludable y natural.

Por algo este alimento se ha ganado la fama de llamarse comúnmente “el fruto de la belleza”.

  1. Refuerzo inmunológico general

La vitamina C se puede establecer como una de las más potentes a la hora de luchar contra las diferentes enfermedades que producen los radicales libres.

De esta manera, esta vitamina trabaja como un importante estimulador en la producción de glóbulos blancos, destruyendo de esta forma las diferentes bacterias perjudiciales, virus u otro tipo de sustancias tóxicas que pueden aparecer en nuestro cuerpo.

  1. Disminuye el estrés y ansiedad

Otra vez nos encontramos con el potasio. Su función en este caso es hacer que los vasos sanguíneos se dilaten, reduciendo la presión arterial.

Al tener la presión arterial regulada, además de mejorar la salud del corazón y la prevención de problemas cerebrovasculares, nuestros niveles de hormonas del estrés se verán liberados.

La reducción de estrés tiene como consecuencia directa una menor sensación de ansiedad.

  1. Apto para celíacos

Según diferentes estudios aportados por la Asociación Italiana de Celiaquía, al no contener ni una pequeña pizca de gluten, el melón puede consumirse y ser desplazado a las comidas de cualquier celíaco para su disfrute.

  1. Se puede comer con frecuencia

A diferencia de otro  tipo de alimentos donde su continuado uso puede llegar a ser perjudicial para nuestro organismo, el melón no brinda ningún tipo de contras a la hora de abusar de él.

Incluso las probabilidades de padecer algún tipo de reacción alérgica se ven reducidas. Solo en algún extraño caso, este sano y nutritivo fruto puede llegar a representar algún tipo de peligro para nuestro organismo. Y todo ello sin olvidar de que su increíble sabor y textura se convierte en algo totalmente apetecible para la época que llega.

Tipos de melón

Existen diferentes variedades de melón, y dentro de cada uno de estos, otros subtipos que encontrar. Aun así, nosotros señalaremos y explicaremos los más usados y comunes dentro del panorama internacional:

  • Melón amarillo: Característico de la zona peninsular y más concretamente la española. Como su propio nombre indica, muestra una tonalidad amarilla y su interior es blanco. Dentro de esta familia encontramos los Amarillos Rugosos, o los Amarillos Redondos Lisos.
  • Melón verde español: Verde y más alargado que el anterior. Suelen crecer hasta llegar a grandes tamaños.  Aquí encontramos el Rochet (uno de los más precoces que se pueden encontrar en el mundo), Piel de Sapo  o Tendral (piel muy rugosa).
  • Melón Cantaloup: Esfético y grueso. Su pulpa tiene un color parecido al salmón y se trata del melón más producido en el mundo.
  • Melón de larga duración: Con altos niveles de azúcar y una gran calidad de pulpa, su piel lo recubre ante multitud de contratiempos, ya sean temporales o físicas.

Historia y usos

Según diversos estudios, entre los que encontramos el publicado en 2008 por World Applied Sciences Journal, la primera vez que se tiene constancia de su cultivo queda registrada allá por el tercer milenio a. C., donde la civilización egipcia ya hacía uso del melón como un nutritivo alimento.

A raíz de ese momento, su uso fue bastante variado y adaptado. Paso de ser tratado como una hortaliza (condimentándose en algunos momentos de la historia con pimienta y sal) en lugar de fruto, llegando a constituir un símbolo de fertilidad.

De esta forma, su uso se ha ido trasladando por la línea del tiempo hasta llegar a  la Edad Media, donde Carlomagno dicta la ordenanza del cultivo del Cucumis melo en el Capitulare de villis vel curtis imperii para fines curativos.

Su uso pasó a masificarse a lo largo de la época moderna hasta llegar a nuestro días tal y como lo conocemos.

Para acabar y como curiosidad, en pleno siglo XVII, el archiconocido escritor francés Alejandro Dumas, llego a un acuerdo con la biblioteca de su ciudad natal. Tal era su devoción por los melones, que consistiría en un trueque basado en un cambio de 12 melones al año (uno por cada mes) a cambio de toda su obra, la cual contenía alrededor de unos 400 volúmenes.

Referencias

  1. http://www.nutrition-and-you.com/cantaloupe.html
  2. http://greatist.com/health/superfood-cantaloupe
  3. http://dle.rae.es/?id=OqWMBMj|OqWwIuJ
  4. https://en.wikipedia.org/wiki/Cantaloupe
  5. http://www.medicalnewstoday.com/articles/279176.php
  6. http://www.organicfacts.net/health-benefits/fruit/health-benefits-of-cantaloupe.html
  7. http://www.whfoods.com/genpage.php?tname=foodspice&dbid=17
  8. http://www.frutas-hortalizas.com/Frutas/Tipos-variedades-Melon.html

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW