7 Beneficios Increíbles del Aceite de Oliva para la Salud

7 Beneficios Increíbles del Aceite de Oliva para la Salud

Los beneficios y propiedades del aceite de oliva para la salud son numerosos: mejora la salud del corazón y el estado de la piel, previene el cáncer, la diabetes y la osteoporosis y otros que explicaré a continuación.

El aceite de oliva, tradicionalmente, se ha usado para preparar nuestras comidas en exclusividad, aunque esconde más allá de esta un sinfín de posibilidades.

beneficios del aceite de oliva

Ha sido fuente de estudio durante muchos años y se ha revelado como fuente de belleza y salud en multitud de ámbitos.

7 beneficios y propiedades del aceite de oliva

1- Es bueno para el corazón

En contra de lo que algunos piensan, las grasas son buenas. Me explico, las grasas son una parte esencial de un plan de alimentación equilibrado.

La clave está en elegir las grasas con cuidado. El aceite de oliva es uno de los tipos más saludables de grasa que se pueden tomar.

Las grasas del aceite de oliva ayudan a mantener equilibrados nuestros niveles de colesterol ya que son grasas saludables.

La U.S. Food and Drug Administration recomienda tomar dos cucharadas al día de aceite de oliva para tener un corazón sano.

2- Mejora el estado de la piel

El uso tópico del aceite ya es un clásico, muchas celebridades a nivel mundial hablan del los resultados milagrosos del llamado oro líquido.

El aceite de oliva, entre otras cosas, hidrata y suaviza la piel seca -en la cara y el resto del cuerpo-, hecho que afecta a gran cantidad de mujeres y hombres.

Dado que el producto es natural, las reacciones adversas no son comunes. El problema con muchos de los productos de cuidado de la piel comerciales es que los ingredientes hidratantes no penetran en la piel.

El aceite de oliva virgen extra se compone en más de un 80% de ácido oleico, esta sustancia penetra fácilmente la piel, y le permite reparar los daños, reducir las arrugas y mejorar su textura.

3- Mejora el estado del pelo

El aceite de oliva puede ser un aliado perfecto en la lucha contra los cabellos secos y encrespados. Nos puede servir de acondicionador natural aplicándonos tan solo unos mililitros.

Para los que sean recelosos de usar champús y productos químicos encuentran en el aceite un remedio natural perfecto.

El empleo del aceite de oliva en el lugar de acondicionadores comerciales pueden hidratar al igual que estos el cabello, y darle un brillo saludable ahorrando esos euros de más que siempre vienen bien.

4- Previene el cáncer

Los nutrientes vegetales del aceite de oliva, imitan el efecto del ibuprofeno para reducir la inflamación , lo que puede disminuir el riesgo de cáncer de mama y su reaparición.

Recientes investigaciones como la llevada a cabo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) demuestran que el aceite de oliva virgen extra ralentiza el cáncer.

"Hasta ahora, ya se sabía que la incidencia de los tumores de mama es sensiblemente inferior en los países de la cuenca del Mediterráneo, donde los aceites de oliva constituyen una parte fundamental de la dieta" afirma el director de la investigación, Eduard Scrich.

La investigación ha demostrado que el aceite de oliva frena la progresión del cáncer de mama eliminando células cancerígenas sin dañar las sanas.

Esta es la conclusión del último estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey y del Hunter College de Nueva York.

Otro reciente estudio encontró que el aceite de oliva , junto con otros componentes de la dieta mediterránea , puede contribuir a la prevención del melanoma maligno .

Este melanoma, que es el tipo más peligroso de cáncer de piel, puede ser frenado por el consumo de aceite de oliva , que es rico en antioxidantes.

Aunque por supuesto, el protector solar sigue siendo la mejor manera de prevenir las quemaduras solares y proteger a la piel de los efectos nocivos de los rayos UVA del sol.

Sólo tres de cada 100.000 habitantes de los países del Mediterráneo desarrollan cualquier tipo de cáncer de piel. En Australia, en cambio, es de 50 por cada 100.000 habitantes.

5- Previene la diabetes

Un reciente estudio español publicado en la revista científica Diabetes Care mostró que una dieta mediterránea rica en aceite de oliva reduce el riesgo de diabetes tipo II en casi un 50% en comparación con una dieta baja en grasas.

La diabetes tipo II es la forma más común y fácil de prevenir. Los individuos que tienen sobrepeso tienen mayor riesgo de desarrollar este tipo de diabetes.

El estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) es un ensayo multicéntrico realizado en España en el que se asignó aleatoriamente a los participantes a una de tres posibles dietas:

  • dieta mediterránea suplementada con aceite virgen extra de oliva
  • dieta mediterránea suplementada con frutos secos
  • dieta control (consejo para reducir la grasa).

Participaron un total de 7.447 personas, de las cuales,  el 57% eran mujeres.

A cada participante se le asignó al azar una dieta baja en grasas, una dieta mediterránea con aceite de oliva (hasta 1 litro a la semana) o una dieta mediterránea con frutos secos (30 gramos al día). A los del grupo de la dieta de control no se les incentivó a la actividad física.

Después de 4 años, de un 17,9 % de las personas que siguen la dieta baja en grasas desarrollaron diabetes, mientras que sólo el 10% de los participantes después de la dieta mediterránea con aceite de oliva o frutos secos había desarrollado la enfermedad.

Es importante señalar que la reducción de riesgo de diabetes fue independiente de los cambios en el peso corporal o la actividad física. Además, las dietas mediterráneas que se siguieron no fueron restringida en calorías.

Con estos resultados, los autores concluyen que entre las personas con alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra  o frutos secos reduce la incidencia de eventos cardiovasculares graves.

6- Previene y mejora la osteoporosis

Diversos estudios como el del Grupo SANYRES  y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, han encontrado métodos de tratamiento para la osteoporosis en los que el aceite de oliva podría desempeñar un papel importante en el desarrollo de fármacos, así como en las necesidades dietéticas de los pacientes.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la masa ósea, que a su vez hace que la arquitectura del tejido óseo sea cada vez más frágil.

Esto puede aumentar la posibilidad de sufrir fracturas, por lo que incluso el más mínimo golpe, en casos extremos, puede ser fatal para algunos enfermos.

La enfermedad es reconocida como frecuente entre las mujeres posmenopáusicas que padecen una disminución en la producción de estrógenos y debilitan sus estructuras óseas.

El aceite de oliva contribuye a estimular la salud ósea, potenciando la formación de osteoblastos (células del hueso) a partir de las células madre de la médula ósea.

Este hecho es de vital importancia ya que la pérdida de densidad ósea relacionada con la edad se asocia a la insuficiencia de osteoblastos durante el remodelado óseo.

En particular, este trabajo publicado en Osteoporosis International, revela que cuando existe la oleuropeina en los medios de cultivo, las células madre potencian la formación de osteoblastos (células que forman hueso) y disminuyen la de adipocitos (células grasas).

La oleuropeina se encuentra tanto en las hojas del olivo, como en su fruto, y está siempre presente en el aceite de oliva virgen, aunque la cantidad de estepolifenol en aceitunas y aceite es variable, dependiendo principalmente de la maduración de la aceituna, o el subtipo de éstas.

En conjunto, estos datos sugieren que la ingesta de oleuropeina podría impedir la pérdida ósea asociada al envejecimiento y osteoporosis.

De hecho, las investigaciones han demostrado que la prevalencia de la osteoporosis en el Mediterráneo es menor que en Europa.

Entre los factores ambientales que contribuyen a esta diferencia está la tradicional dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, con un alto consumo de aceitunas y sus derivados, principalmente aceite de oliva.

El aceite de oliva es rico en más de 30 compuestos fenólicos como oleuropeina, tirosol e hidroxitirosol.

Este estudio tiene importantes implicaciones clínicas, puesto que la oleuropeina contenida en el aceite de oliva podría ser utilizada como un fármaco o nutriente, de manera que el abanico de acciones del aceite de oliva se amplía ahora a los huesos.

7- Mejora la depresión

Además de los conocidos beneficios para la salud corporal, el aceite de oliva también tiene múltiples beneficios para la salud mental.

De acuerdo con las investigaciones españolas de la Universidad de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria, una dieta rica en aceite de oliva puede proteger de enfermedades mentales.

El estudio incluyó a 12.059 voluntarios que formaron parte del Proyecto SUN, un estudio prospectivo entre los alumnos universitarios españoles.

Los investigadores siguieron a estos voluntarios durante más de 6 años y se reunieron datos sobre los factores de estilo de vida tales como la dieta, así como la historia médica.

Al comienzo del estudio ninguno de los voluntarios sufrió de la depresión, y para el final del estudio, se detectaron 657 casos nuevos.

En los datos que se recopilaron, se reveló que los voluntarios que tenían un alto consumo de grasas procesadas tenían hasta un 48 por ciento mayor riesgo de depresión en comparación con voluntarios que no consumieron estas grasas.

Además, los investigadores descubrieron que una mayor ingesta de aceite de oliva y las grasas poliinsaturadas que se encuentran en los pescados grasos y aceites vegetales se asoció con un menor riesgo de depresión.

Según los investigadores estos resultados sugieren que las enfermedades cardiovasculares y la depresión pueden compartir algunos mecanismos comunes relacionadas con la dieta.

Esta no es la primera vez que el aceite de oliva y la dieta mediterránea se asocia con menores tasas de depresión.

En 2009, los investigadores españoles descubrieron una vez más que las personas que siguieron una dieta mediterránea rica en aceite de oliva, verduras, legumbres y frutas fueron un 30% menos propensos a sufrir de depresión.

Ahora que has leído esto ya lo sabes, ¡a tomar aceite de oliva se ha dicho!

Referencias

  1. http://www.naturalnews.com/041521_olive_oil_heart_health_skin_and_hair.html.
  2. www.oliveoiltimes.com/olive-oil-health-benefits.
  3. http://www.muyinteresante.es/salud/
  4. http://secardiologia.es/multimedia/blog/
  5. http://www.ulivita.it/

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW