¿Qué son los sonidos binaurales?

¿Qué son los sonidos binaurales?

Existe mucho escepticismo aún en relación al tema que en este artículo voy a tratar. Si bien, investigaciones han puesto de manifiesto desde ya hace bastante tiempo atrás la utilidad de los sonidos binaurales o ondas binaurales en el cerebro.

Si no has oído hablar nunca de las ondas binaurales o si aún no crees mucho en su efecto, te aconsejo que leas este artículo para poder informar más ampliamente sobre qué son las ondas binaurales, para qué sirven y si funcionan o no.

sonidos binaurales

Nuestro cerebro, en su actividad, emite mediante actividad eléctrica diferentes tipos de ondas cerebrales que pueden identificar el estado de cada individuo. Estas ondas cerebrales o binaurales se miden en herzios (Hz).  Es decir, dependiendo en el estado del cerebro en el que den lugar, se activarán unas ondas u otras. Pueden producirse en estado de conciencia o no, o también en un estado de vigila o durante el sueño.

El cerebro humano tiene prácticamente el mismo funcionamiento  que el de una computadora. Así mismo,  el cerebro funciona en 4 estados principalmente (beta, alfa, gamma, y delta) y cada uno de ellos emite cierta frecuencia de onda cerebral.

Aunque en el cerebro hay diferentes partes que actúan de forma diferente, existe una conciencia plena. Es decir, que cada región del cerebro donde se procesa un sentido, emite una frecuencia de onda diferente y el cerebro recopila los datos y lo unifica como una única conciencia o información individual.

Esto es posible por la sincronía neuronal. Con cada actividad cognitiva es necesaria una coordinación de diversas regiones neuronales realizándose una sincronización neuronal.

Las sonidos binaurales son un fenómeno auditivo que ha sido sugerido para alterar los procesos cognitivos y psicológicos, incluidos la vigilancia y el rendimiento en la memoria.  Es decir, suelen ser utilizados para ayudarnos a alcanzar un estado que por nosotros mismos nos es difícil mediante el cambio en el patrón de ondas.

Orígenes de las ondas binaurales e investigaciones relevantes

Fue el físico y meteorólogo de origen Prusiano Heinrich Wilhelm Dove quién realizó las primeras investigaciones. En 1839 descubrió que por medio de escuchas de sonidos binaurales sonando de forma separada en cada oído, se producía una sensación de un tono de interferencia igual al que se percibe cuando estas ondas son creadas físicamente por el cerebro.  

Hans Berger, neurólogo y psiquiatra alemán, fue el creador del EEG (electroencefalógrafo), y con él pudo demostrar la existiendo de un potencial eléctrico en el cerebro humano. Las primeras frecuencias que se pudieron contrastar fueron alphas (alfa), muy seguidas de las ondas theta para irse complementando con las restantes a lo largo del tiempo (beta, delta y gamma).

William Gray Walter, neurólogo, descubrió que las ondas que estaban comprendidas entre 1 y 20 hz (es decir, las ondas theta, delta y alpha), producían en el individuo efectos beneficiosos de paz, bienestar y relajación. Incluso, algo más tarde, se descurbrió que si se mantenían escuchas de este tipo de ondas  en la misma frecuencia durante varios minutos se inducia a estados de anestesia.

Robert Monroe, pionero en la investigación del uso de los estimuladores cerebrales, descubrió  que al utilizar combinaciones de ondas binaurales se conseguía aumentar los estados de atención y alerta en el individuo o en el otro extremo, inducir a un estado de relajación profunda u otros estados mentales.

Por último, cabe destacar el trabajo del Dr. Gerald Oster, quién publicó un artículo en 1973 en el que descubrió que si se estimula  los dos oídos a la vez y de forma separada con sonido estéreo y con dos frecuencias distintas, el celebro percibe un "pulso binaural", cuya frecuencia es la diferencia entre las frecuencias iniciales.

Es decir, si por ejemplo  el oído derecho lo estimulamos con una frecuencia de 340 Hz y el izquierdo con otra de 310 Hz, provocaremos un pulso de 30 Hz. Esta técnica es conocida por binaural beat y con ella se puede alterar el funcionamiento de nuestro cerebro a nuestro antojo según nuestras necesidades.

Tipos de ondas binaurales

Existen diversos tipos de ondas, cada una de las cuales, interviene en diferentes procesos. A continuación, voy a pasar a explicar cada una de ellas, ordenándolas de menor número de Hz a mayor número de Hz, definiendo detalladamente en qué proceso participan:

Ondas Delta

Comenzamos con las ondas más largas, ondulantes y de menor frecuencia de todas. Ésta varía entre 0,2-3,5 Hz. El cerebro las suele producir en estados de transición de la vigilia al sueño, en el sueño profundo y cuando el individuo practica meditación. Más adelante, explicaré cómo las ondas theta son características de los estados del subconsciente.

En relación a este estado, podemos decir que las ondas delta preparan al individuo para él. Si nuestro cerebro se sincroniza con ondas de tipo delta, podremos acceder a información de episodios pasados y olvidados y hacerlos conscientes en la mente para poder visualizarla y poder comenzar un proceso de cambio.

La producción de estas ondas resulta muy importante en los procesos curativos y en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Además, son las que suelen aconsejar, como os podéis imaginar ya, para tener un sueño profundo y conciliador.

En la plena actividad de las ondas es el hemisferio derecho del cerebro el que se encuentra trabajando.

Ondas Theta

Son las segundas ondas más lentas, su frecuencia varía entre 3,5 y 7,5 Hz. La actividad cerebral en estas ondas produce un estado de relajación profunda (es cuando mayor es la relajación) y de extrema creatividad junto con mayor capacidad de aprendizaje y memoria plástica.

La actividad cerebral se encuentra en un estado prácticamente relativo al sueño, y propicia la inducción a la autohipnosis, la programación de la mente y en la reducción del estrés. Con estas ondas, se da un equilibrio entre ambos hemisferios.

Estas ondas son propias del subconsciente humano, por lo que son muy útiles para la recuperación en la memoria de recuerdos olvidados o rechazados por la mente (como por ejemplo puede ocurrir en acontecimientos traumáticos vividos en el pasado).

Debido a estas últimas características de las ondas theta que he destacado, se suelen utilizar para procesos de modificación de conducta o en el tratamiento de determinadas adicciones como el alcoholismo.

En metafísica, a este tipo de ondas se las denomina estados de conciencia creativa.

Ondas Alfa o alpha

Estas ondas las produce el cerebro en momentos de completa relajación de la actividad mental, cuando nos encontramos en estados de tranquilidad y descanso e integración de cuerpo-mente. En definitiva, son ondas más lentas (entre 7,5-13 hz).

Debido a este estado de relajación tan intenso que se produce en la actividad de las ondas alfa, el individuo experimenta un buen momento para ejercitar su imaginación.

De esa forma ayuda a la resolución de problemas y la proposición de alternativas a estos y poder ser conscientes de nuestro auténtico ser interior. el cual en actividad de las demás ondas binaurales no se es capaz de alcanzarlos. Además, los miedos, preocupaciones y temores no tienen cabida mientras que las ondas alfa están en funcionamiento.

En relación a los hemisferios, se da inicio a una actividad plena del hemisferio izquierdo y desconexión del hemisferio derecho. Estas ondas son las que suelen aconsejar para concentrarse y estudiar mejor.

Ondas Gamma

Estas ondas son señales eléctricas que emiten nuestras neuronas en una frecuencia de 40 Hz, aunque puede moverse en un rango entre 26 Hz a 70 Hz. Se caracterizan por ser las ondas más rápidas y las que mayor actividad mental tienen.

Se activan sobretodo en momentos de lucidez, concentración máxima o en procesos de intuición, es decir, en actividades donde se realizan actividades cognitivas de alto nivel. Aunque son más características de los procesos que acabo de comentar, también se pueden dar en la fase de sueño REM.

Ondas Beta

Su actividad se da cuando nos mantenemos despiertos y expectantes de nuestro alrededor, es decir, cuando pensamos y trabajamos con normalidad en nuestro día a día, en estado de vigilancia normal.

Dentro de las ondas beta, se pueden dar 2 estados diferentes según el nivel de actividad: hablamos de beta estado positivo cuando la mente se encuentra en un momento de alta concentración en el que la mente está alerta centrándose en objetivos concretos. En segundo lugar, hablaremos de un estado beta negativo cuando el individuo se encuentre agitado o nervioso debido a pensamientos, en un estado de hiperactividad.

Altos niveles de ondas beta son perjudiciales para el sujeto, ya que estas pueden ser causa de aparición de estrés, irritación, temores repentinos, inquietud y ansiedad.

A lo largo del día, el cerebro humano va variando su actividad cerebral pasando de unas ondas binaurales a otras en cuestión de poco tiempo. Debido a esto se puede explicar cómo pasamos de sentirnos inspirados a sentirnos cansados en un periodo corto de tiempo.

Los problemas que afectan a nuestro organismo y a nuestro estado anímico suelen estar relacionados con que una onda binaural específica sea dominante la mayor parte del tiempo.

Por ejemplo, una frecuencia demasiado alta y alargada en el tiempo de ondas beta puede causar estados de estrés y ansiedad en el individuo. Esto es lo que algunos científicos dicen que pasa en nuestra sociedad actual.

En la meditación se ha encontrado una ayuda importante para lograr alcanzar un movimientos de estados a otras ondas binaurales diferentes a las beta. Utilizando escuchas de  sonidos binaurales e isocrónicos se puede lograr modificar ese patrón de ondas.

Beneficios de los diferentes sonidos binaurales

Los sonidos binaurales son ondas cerebrales que se combinan con música de fondo para provocar en el individuo diferentes estados según lo que queramos conseguir y según las ondas que éste escuche. Estos se comenzaron a estudiar en el Siglo XIX pero no fue hasta el Siglo XX cuando se comenzaron a poner en práctica por varias comunidades científicas.

Dependiendo a que frecuencia baje o suba el funcionamiento del cerebro gracias a estos binaural beats,  el efecto que tendrá en nuestro organismo será tanto a nivel mente como en el cuerpo.

Así, con los sonidos binaurales se puede inducir al individuo a: un estado de conciencia alterada, un estado de meditación o incluso a una relajación profunda. Incluso se ha contrastado como estos pueden reestablecer los niveles químicos de sodio y potasio en el cerebro.

Existen diversas investigaciones que afirman que los sonidos binaurales ayudan a la persona a modificar el estado mental en el que se encuentra a través de  la inducción directa sobre el cerebro.

Para que estos sonidos sincronicen a una misma frecuencia ambos hemisferios cerebrales y tengan su efectividad, existe la necesidad de que el individuo escuche estos mediante unos auriculares (a poder ser estéreos de buena calidad).

Para un mejor efecto, es recomendable hacer uso de sonidos binaurales en  CD´S originales, ya que es el mejor formato en el que se guardan las propiedades de audio. También, es de vital importancia la constancia en las escuchas ya que solamente de este modo lograremos nuestro objetivo, sea cual sea.

Existen contraindicaciones para las personas afectadas de epilepsia. En estas personas no es recomendable que utilicen las ondas binaurales puesto que su uso les puede desencadenar alguna reacción. Tampoco deben ser usados por personas con trastornos psíquicos o alteraciones de la personalidad.

Es importante saber que estos sonidos ayudan en algunos aspectos de nuestro día a día pero que, en ningún caso, sustituyen a tratamientos médicos o terapia pscológica.

En definitiva, los sonidos binaurales se utilizan para muchos beneficios como, por ejemplo: incrementar la creatividad, reducción del estrés, eliminar dolores, reducción de la ansiedad, llegar a estados de relajación, para disminuir estados alterados de conciencia o poder recordar sueños.

En cuanto a la posible adicción que estos sonidos puedan causar, no hay evidencias científicas que afirmen tal efecto. No existen mecanismos fisiológicos que puedan hacer que un individuo se vuelva adicto a estos sonidos.

Referencias

  1. Beatty, J.; Greenberg, A.; Deibler, W. P.; O’ Hanlon, J. F. Operant control of occipital theta rhythm affects performance in a radar monitoring task. Science 183:871– 873; 1974.
  2. Foster, D. S., EEG and subjective correlates of alpha-frequency binaural-beat stimulation combined with alpha biofeedback. 1996:http://www.monroeInstitute.org/
  3. Jensen, O., Tesche, C.D., 2002. Frontal theta activity in humans increases with memory load in a working memory task. European Journal of Neuroscience 15, 1395–1399.
  4. Klimesch, W., Sauseng, P., Hanslmayr, S., 2007. EEG alpha oscillations: the inhibition timing hypothesis. Brain Research Reviews 53, 63–88.
  5. Lane, J.D., Kasian, S.J., Owens, J.E., Marsh, G.R., 1998. Binaural auditory beats affect vigilance performance and mood. Physiol. Behav. 63, 249–252.
  6. McPherson, D.L., Starr, A., 1993. Binaural interaction in auditory evoked potentials: brainstem, middle- and long-latency components. Hear. Res. 66, 91–98.
  7. McAlpine, D., Jiang, D., Palmer, A.R., 1996. Interaural delay sensitivity and the classification of low best-frequency binaural responses in the inferior colliculus of the guinea pig. Hear. Res. 97, 136–152.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW