Alteraciones Cognitivas y Problemas Cognitivos

Alteraciones Cognitivas y Problemas Cognitivos

Las alteraciones cognitivas y problemas cognitivos, entre ellos el deterioro cognitivo leve, se consideran una etapa intermedia entre el deterioro cognitivo normal o esperado como consecuencia del envejecimiento y el desarrollo de un declive más grave, la demencia (Mayo Clinic, 2012).

El deterioro leve de las funciones cognitivas puede implicar déficits de memoria, lenguaje, alteraciones del juicio o el pensamiento. Tanto la persona como sus allegados pueden comenzar a notar dichos cambios; sin embargo, no alcanzan un nivel de severidad suficiente para interferir en las actividades rutinarias o en la vida diaria (Mayo Clinic, 2012).

Los problemas cognitivos pueden variar desde una presencia casi apenas perceptible a una presencia más significativa, en algunas ocasiones las capacidades cognitivas van a disminuir de forma progresiva, mientras que en otras personas podrán permanecer estables durante años (Memory and Aging Center University of California, 2016).

demencia de cuerpos de Lewy

En las últimas décadas, el estudio de las funciones cognitivas relacionadas con la edad y las diferentes patologías se ha convertido en un punto central, tanto para el área médica como neuropsicológica, debido en gran parte al incremento de la longevidad de la población.

Recientemente, la comunidad médica ha cambiado su perspectiva acerca de la pérdida de memoria en la población mayor. Anteriormente, las alteraciones de memoria se consideraban como un suceso inevitable que se presentaba de forma consecuente al incremento progresivo de la edad (Instituto de Neurología Cognitiva, 2016).

Actualmente se conoce que existen múltiples factores que van a proteger nuestra capacidad mnésica incluso en edades muy avanzadas y que por tanto, el deterioro cognitivo en un estadio leve puede ser considerado como patológico o indicativo de un proceso demencial más que un suceso evolutivo (Instituto de Neurología Cognitiva, 2016).

¿Qué es el deterioro cognitivo leve (DCL)?

Las personas que padecen deterioro cognitivo leve pueden padecer diversas alteraciones de memoria, lenguaje o función ejecutiva más significativas o graves de lo esperado para su edad, sin que éstos síntomas interfieren en su vida cotidiana (National Institute on Aging, 2016).

Algunos de los síntomas más frecuentes en el deterioro cognitivo leve son las dificultades para recordar nombres de personas, perder el hilo de una conversación o una tendencia significativa a perder cosas (Alzheimer’s Australia, 2016).

Normalmente, las personas que padecen deterioro cognitivo leve pueden realizar todas las actividades de su vida diaria con un grado de eficacia variable. Es frecuente que traten de compensar sus déficits de memoria con algún sistema externo, como agendas, notas o calendarios (Alzheimer’s Australia, 2016).

El deterioro cognitivo leve no es un tipo de demencia. En muchos casos las alteraciones pueden permanecer estables; sin embargo, es más probable que se agraven desembocando en un proceso demencia (Alzheimer’s Society, 2015)

¿Cuántas personas padecen Deterioro Cognitivo Leve (DCL)?

Las diferentes investigaciones estiman que entre un 5-20% de las personas mayores de 65 años presentan deterioro cognitivo leve (Alzheimer’s Society, 2015).

Por otro lado, el 10-15% de personas con diagnóstico de deterioro cognitivo leven presentan una alta probabilidad de desarrollar una demencia tipo Alzheimer en comparación con 1-2% de sujetos sanos en el mismo intervalo de edad (Sánchez-Rodríguez, 2011).

¿Cuáles son los síntomas del Deterioro Cognitivo Leve (DCL)?

No es extraño que a medida que la edad aumenta se presente episodios de olvido, se necesite más tiempo para encontrar una repuesta o para ejecutar una tarea. Pero es posible, que cuando estas situaciones se presentan de forma persistente puedan indicar la presencia de un deterioro cognitivo leve (DCL) (Mayo Clinic, 2012).

Es posible que se puedan experimentar algunas de las siguientes situaciones (Mayo Clinic, 2012):

  • Olvidos frecuentes.
  • Olvidos de eventos importantes como citas o compromisos.
  • Perder el hilo de las conversaciones, películas, libros o del propio pensamiento.
  • Dificultad en la toma de decisiones, planificación y/o interpretación de instrucciones.
  • Dificultad para reconocer caminos frecuentes o familiares.
  • Incremento de la impulsividad o reducción del juicio.
  • Tanto el individuo como las personas cercanas pueden ser conscientes de este tipo de cambios.

Síntomas en función del área cognitiva

Los expertos suelen clasificar los síntomas en función del área cognitiva que se encuentra afectada o alterada (Alzheimer’s association, 2016):

Deterioro cognitivo leve amnésico

Fundamentalmente afecta a la memoria. La persona puede empezar a mostrar olvidos significativos como citas, conversaciones, acontecimientos que, normalmente recordaba con facilidad (Alzheimer’s association, 2016). Además este tipo puede clasificarse en :

  • DCL amnésico de dominio único: los síntomas se relacionan únicamente con la memoria (Sánchez-Rodríguez y Torrellas-Morales, 2011).
  • DCL amnésico con afectación en múltiples áreas: los síntomas son fundamentalmente memorísticos pero se presentan quejas en otras áreas – resolución de problemas o denominación de palabras(Sánchez-Rodríguez y Torrellas-Morales, 2011).
  • Deterioro cognitivo leve “no-amnésico”: el paciente no refiere quejas de memoria, fundamentalmente afecta a la capacidad para tomar decisiones, prever el tiempo o la secuencia de pasos necesaria para ejecutar una tarea, entre otros (Alzheimer’s association, 2016). También puede ser de dominio único o con afectación de múltiples áreas (Sánchez-Rodríguez y Torrellas-Morales, 2011).

En general se van a presentar alteraciones en las siguientes áreas (Alzheimer’s Society, 2015):

  • Memoria: olvidar hechos recientes, citas, nombres o una pregunta reciente.
  • Razonamiento: dificultad en la planificación, resolución de problemas o pérdida del hilo del pensamiento.
  • Atención: dificultad para mantener la atención y la focalización, distracción fácil.
  • Lenguaje: es habitual que se necesite más tiempo para encontrar las palabras adecuadas en la construcción de una respuesta.
  • Percepción visual: dificultad para interpretar distancias, profundidades o andar por unas escaleras.

Aunque normalmente las personas sanas comienzan a experimentar algunos signos de disminución o alteración mínima de las funciones cognitivas con la edad, todos estos síntomas se van a presentar de forma más grave que en el envejecimiento normal (Alzheimer’s Society, 2015).

Es común que con el aumento de la edad se necesiten pausas para recodar datos o palabras; sin embargo, desorientarse y perderse en lugares conocidos u olvidar nombres de familiares sin puede ser indicativo de un deterioro leve (Alzheimer’s Society, 2015).

¿Cuáles son los criterios diagnósticos del Deterioro Cognitivo (DCL)?

Actualmente no existe una prueba diagnóstica específica que nos indique la presencia o ausencia del deterioro cognitivo leve (Mayo Clinic, 2012).

El especialista realizará un diagnóstico clínico en base a la información que obtenga tanto del propio paciente y sus familiares como de la aplicación de algunas pruebas (Mayo Clinic, 2012).

Las quejas en relación al área de memoria suelen estar presentes desde el comienzo de los síntomas del deterioro cognitivo leve. Pueden ser manifestados tanto por el pacientes como por personas cercanas a éste.

Además, es frecuente que describan otros síntomas, dificultad para encontrar las palabras correctas al hablar, pérdida de objetos, desorientación en diferentes entornos, pérdida de continuidad del pensamiento, conversaciones y/o actividades cotidianas (Sánchez-Rodríguez y Torrellas-Morales, 2011).

En la mayoría de los casos se tienen en cuenta las siguientes consideraciones (Mayo Clinic, 2012):

  • Déficits de memoria y en otra función cognitiva: planificación, seguimiento de instrucciones, toma de decisiones.
  • La historia médica muestra que la persona presenta un nivel cognitivo disminuido en relación al ideal o esperado.
  • La función mental generalizada y las actividades de la vida diaria no se ven afectadas de forma significativa, aunque los síntomas puedan causar preocupaciones y/o molestias.
  • El empleo de pruebas neuropsicológicas normalizadas muestra un nivel de funcionamiento cognitivo leve pero por debajo del esperado para su edad y nivel educativo.
  • Los signos y síntomas no son suficientemente graves para considerar la presencia de una demencia.

Se han discreto diversas propuestas acerca de los criterios diagnósticos esenciales para el diagnóstico del deterioro cognitivo leve, algunos de ellos son los siguientes (Sánchez-Rodríguez y Torrellas-Morales, 2011):

Criterios diagnósticos de la Sociedad Española de Neurología para el diagnóstido de deterioro cognitivo leve

1. Alteración de una o más de las siguientes áreas cognitivas: atención/función ejecutiva, lenguaje, memora, área visuopespacial.

2. Esta alteración debe ser: adquirida; referida por el paciente o por un informador fiable; de meses o años de duración; objetivada en la exploración neurológica; la alteración no interfiere o lo hace de forma mínima en las actividades habituales; no existe un trastorno de conciencia o síndrome neuroconductual froca y/o demencia.

Criterios de la Clínica mayo del deterioro cognitivo leve amnésico

1. Síntomas subjetivos de la pérdida de memoria corroborados por un informe válido.

2. El paciente o el informador refieren un declive en uno o varios dominios cognitivos en relación a las capacidades previas durante los últimos 12 meses.

3. Evidencias significativas de deterioro leve o moderado en la memoria y otras funciones cognitivas.

4. Las actividades de la vida diaria permanecen sin alteraciones significativas.

5. Esta situación no puede ser explicada por una demencia y otra causa médica.

Criterios diagnósticos según la International Psychogeriatric Association-Organización Mundial de la salud

  1. Sin restricción de edades.
  2. Decremento de la capacidad cognitiva afirmada por el paciente o informante.
  3. Decremento gradual y de duración mínima de sesis meses.
  4. Cualquiera de los siguientes ámbitos puede estar afectado: memoria/aprendizaje, atención/concentración, pensamiento, lenguaje y/o función visuopespacial.
  5. Disminución de las puntuaciones de evaluación del estado mental o de los test neuropsicológicos una desviación estándar por debo del valor del grupo control.
  6. No existe procesos sistémicos, cerebrales o psiquiátricos que puedan explicar el cuadro clínico.

¿Cuáles son las causas del Deterioro Cognitivo Leve (DCL)?

No se ha identificado una única causa específica para el deterioro cognitivo leve.

Las evidencias científicas actuales muestran que en algunas ocasiones el deterioro cognitivo leve puede mostrar algunos cambios cerebrales similares a los descubiertos en algunos tipos de demencia (Mayo Clinic, 2012).

Estas alteraciones incluyen (Mayo Clinic, 2012):

  • Concentraciones anormales de placas de beta-amilode y proteínas características de la enfermedad de Alzheimer.
  • Presencia de cuerpos de Lewy, asociadas con la enfermedad de Parkinson, demencia de Lewy y algunos casos de Alzheimer.
  • Pequeños accidentes cerebrovasculares o reducción del flujo sanguíneo en algunas áreas cerebrales.
  • Reducción del volumen total del hipocampo.
  • Ampliación o dilatación de los ventrículos cerebrales.
  • Reducción del metabolismo de glucosa en algunas regiones cerebrales.

¿Existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer Deterioro Cognitivo Leve (DCL)?

En general los factores más relacionados con el padecimiento del deterioro cognitivo leve son los mismos que se han identificado en la demencia (Alzheimer’s association, 2016):

  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares de Alzheimer y otra demencia.
  • Condiciones médicas que incrementa el riesgo de padecimiento de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares.

Por otro lado la Clínica mayo (2012), también destaca otros factores de riesgo:

  • Presentar una forma específica de un gen denominada APOE4, relacionada con el Alzheimer.
  • Diabetes.
  • Depresión.
  • Hipertensión.
  • Colesterol elevado.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
  • Ausencia de realización de ejercicio físico.
  • Ausencia de realización de actividades social o cognitivamente estimulante.

¿Existe tratamiento para el Deterioro Cognitivo Leve (DCL)?

Con relación a los fármacos, actualmente no existe un tratamiento específico para el deterioro cognitivo leve. A pesar de esto, hay una amplia variedad de estudios clínicos y experimentales en curso que tratan de investigar la efectividad de diferentes medicamentos: inhibidores de colinesterasa –empleados en el Alzheimer-, fármacos antiinflamatorios no esteroides o estatinas (Alzheimer’s Australia, 2016).

Al margen de esto, existe una evidencia científica solida sobre los beneficios de la rehabilitación neuropsicológica y el entrenamiento cognitivo. Trabajar de forma constante la atención, la memora, la función ejecutiva y el resto de funciones cognitivas será esencial para conseguir la estabilidad del progreso de los síntomas y por otro lado para desarrollar estrategias compensatorias que provean a estar personas de herramientas útiles y eficientes para compensar sus déficits.

Por otro lado, mantener una dieta saludable, realizar ejercicio físico de forma regular, y mantener un estado de salud óptimo evitando el consumo de sustancias perjudiciales o controlando los posibles factores de riesgo son variables que pueden influir en el desarrollo de los síntomas y en la progresión del deterioro cognitivo leve.

Conclusiones

El deterioro cognitivo leve se trata de una condición clínica que puede causar importantes alteraciones en la esfera cognitiva de las personas, además causarle molestias notables en su día a día. A pesar de esto, un rasgo distintivo esencial con las demencias es que estos déficits o no van a alterar de forma significativa tanto las actividades rutinarias como la vida diaria del paciente.

Es esencial un diagnóstico precoz ya que el empleo temprano de la intervención cognitiva va a proveer al individuo de mejores estrategias de compensación de sus síntomas de alteraciones. Además deben ser monitoreados para detectar cambios más significanticos que indiquen el desarrollo de un proceso demencial.

Referencias

  1. Alzheimer's Association. (2016). Mild Cognitive Impairment. Obtenido de Alzheimer's Association: http://www.alz.org/dementia/mild-cognitive-impairment-mci.asp
  2. Alzheimer's Australia. (2016). Mild Cognitive Impairment. Obtenido de Alzheimer's Australia: https://fightdementia.org.au/about-dementia-and-memory-loss/about-dementia/memory-loss/mild-cognitive-impairment.
  3. INECO. (2016). Deterioro Cognitivo. Obtenido de Instituto de Neurología Cognitiva: http://www.ineco.org.ar/deterioro-cognitivo/.
  4. Mayo Clinic. (2012). Mild cognitive impairment (MCI). Obtenido de Mayo Clinic: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/mild-cognitive impairment/basics/definition/con-20026392.
  5. NIH. (2016). Mild Cognitive Impairment. Obtenido de National Institute on Aging: https://www.nia.nih.gov/alzheimers/topics/mild-cognitive-impairment.
  6. Sánchez-Rodríguez, J., & Torrellas-Morales, C. (2011). Revisión del constructu deterioro cognitivo leve: aspectos genrales. Rev Neurol, 52(5), 300-305.
  7. Society, Alzheimer's. (2015). What is mild Cognitive impairment (MCI)? Obtenido de Alzheimer's Society.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW