Cómo Aumentar la Motivación en el Trabajo en 10 Pasos

Cómo Aumentar la Motivación en el Trabajo en 10 Pasos

La motivación en el trabajo o laboral es esencial para que las personas de la organización sean productivas, creativas, se comprometan y se sientan fieles a la empresa.

A veces cuesta encontrar la energía para ir al trabajo. No encuentras motivos, nada te ilusiona y prefieres hacer muchas cosas antes.

Sin embargo y aunque creas que es imposible, puedes crear tu motivación para trabajar cambiando una serie de aspectos.

En este artículo te explicaré qué problemas puedes estar teniendo y qué puedes hacer para volver a estar motivado.

motivación para trabajar

-Elige un trabajo que ames y no tendrás que trabajar un días más en tu vida.-Confucio.

¿Por qué es tan importante la motivación en el trabajo?

Crear esa motivación es especialmente importante:

Tu vida laboral ocupa gran parte de tu tiempo, en algunas personas 8 o más horas diarias y 6 días por semana. Es más, estarás trabajando los años de tu vida en que estarás más sano físicamente.

Muchas personas trabajan en cosas que no les agradan, esperando los fines de semanas, las vacaciones o una fecha especial.

Sin embargo, en mi opinión esto es un grave error. Por ejemplo:

  • Puedes pasar en tu trabajo 45 horas semanales, completamente desmotivado y esperando que llegue el partido del domingo.
  • Puedes estar pensando todo el tiempo en la salida del sábado.
  • También puedes esperar que llegue el día de la fiesta de tu pueblo o de tu ciudad.

Esto es lo que yo llamo la regla del 90/10; pasar el 90% del tiempo en cosas que no agradan esperando el 10% del tiempo que se pasará en lo que si agrada.

Si pasas al menos 8 horas de tu día en el trabajo, es importante que te guste, o al menos que lo intentes.

El tiempo vale más que el oro y merece la pena pasarlo en algo que te guste.

10 Pasos para encontrar la motivación en tu trabajo

1-Encuentra un motivo

Si tienes un motivo lo suficientemente importante, serás capaz de hacer casi cualquier cosa.

Si no tienes motivos, estarás desmotivado, no te esforzarás y tenderás a abandonar pronto.

¿Qué es lo que te motiva para estar trabajando cada día? 

Algunos motivos pueden ser:

  • Ascender en la empresa.
  • Tener experiencia para acceder a un mejor puesto de trabajo.
  • Ganar dinero para tener la casa que quieres.
  • Tener fama como buen profesional en tu sector.

Los motivos dependen de cada persona, tienes que buscar el tuyo y recordarlo a menudo para crear esa motivación.

2-Ponte desafíos

Puedes crear desafíos cuando sientes que tu trabajo o vida no están ofreciendo suficientes oportunidades de usar tus habilidades.

Por ejemplo:

  • Añadiendo tareas en tu trabajo.
  • Proponiéndote algo que sea difícil lograr.

Las demandas desafiantes o retos no agotan tu energía y harán que te encuentres más satisfecho y motivado en el trabajo. 

En general, sólo es recomendable que incrementes el nivel de desafíos en tu trabajo cuando tienes suficientes recursos disponibles para tratar con ellos.

En otras palabras, añadir nuevos desafíos si no tienes la capacidad para manejarlos incrementará la probabilidad de que empeore tu salud y estrés.

3-Encuentra un significado a tu trabajo

Si encuentras el significado de tu trabajo, tendrás mucha más energía para esforzarte.

Se trata de que seas consciente de el impacto que haces. Pueden ser muchos:

  • Si eres médico o enfermero estarás ayudando a que otras personas recuperen su salud.
  • Si eres escritor puedes estar ayudando al lector, divirtiéndole o informándole.
  • Si eres camarero puedes estar dando una buena experiencia a los comensales.
  • Si eres consultor estarás ayudando a que una persona o empresa se desarrolle.

4-Ponte recompensas

Si sabes que al final del día o de tu horario de trabajo vas a hacer algo que te gusta, estarás mucho más motivado.

Planifica una tarea o actividad al final de tu horario de trabajo como:

5-Varía las tareas

A algunas personas les va bien hacer tareas automáticas, sin embargo otras necesitan más variedad.

Puedes cambiar las tareas que haces si sientes que estas haciendo trabajos repetitivos.

Por tanto, intenta estructurar tu día de forma que realices varias tareas. 

Dependiendo de tu profesión podrás estructurar tus tareas de una forma u otra. Por ejemplo, si eres psicólogo:

  • Estudiar el caso de un paciente.
  • Planificar tareas.
  • Responder mensajes.
  • Atender a un paciente.
  • Leer nuevas investigaciones
  • ...

6-Si necesitas autonomía, créala

Puede que tú seas una de las personas que se sienten más motivadas cuando sienten autonomía en el trabajo.

Eso no quiere decir que hagas lo que quieras, sino que tienes libertad para cumplir tus objetivos a tu manera, que tienes libertad para actuar o influir en tus funciones.

Dependiendo de tu puesto, profesión o experiencia podrás optar a más o menos autonomía, aunque siempre puedes intentar crearla con proactividad e iniciativa.

Si crees que tienes poca autonomía debido a las normas o a tu jefe, puedes hablar con él/ella y comentarle tus inquietudes.

7-Si ves que no puedes, disminuye tus demandas

A veces me he encontrado con situaciones que me sobrepasaban; me han mandado a hacer tareas que no podía, ya que no tenía experiencia o formación para terminarlas de forma eficiente.

Esta situación suele aumentar el estrés y disminuir la motivación, ya que tiendes a pensar que no puedes lograr lo que necesitas.

En estos casos puedes:

  • Disminuir el nivel de demandas cuando exceden tus capacidades. Esto lo puedes hacer pidiendo ayuda o disminuyendo el nivel de acciones/tareas que tienes.
  • Exigirte menos a ti mismo. Es decir, entender que es necesario ir poco a poco en el aprendizaje y que es normal no saber hacer todo.

8-Practica la gratitud

¿Has pensado que millones de personas en todo el mundo no tienen empleo?

Simplemente con sentirte agradecido por tener trabajo te sentirás mejor y aumentará tu motivación.

La gratitud promueve el pensamiento positivo y atrae la buena energía.

9-Cuídate físicamente

Las personas que están más sanas y fuertes físicamente rinden más en los empleos.

Si tienes poca resistencia y no estas en forma, te costará mucho más esfuerzo trabajar, rendirás menos y tendrás más probabilidades de desmotivarte.

Aunque puede haber múltiples causas, si te sientes cansado a menudo puede que sea causa de un estado de salud deficiente.

Intenta seguir un estilo de vida con el que:

  • Duermas lo suficiente.
  • Tengas una dieta sana.
  • Hagas ejercicio.

Por otra parte, si estas triste continuamente, tienes ansiedad en exceso u otra clase de trastornos psicológicos, puede que tengas que pedir ayuda a un profesional de la salud mental.

10-Aumenta tus recursos

Los recursos son aspectos físicos y sociales que te servirán para conseguir tus objetivos, reducir las demandas de tu trabajo y la vida en general, y para estimular tu desarrollo personal.

Ejemplos:

  • Familia.
  • Amigos.
  • Una empresa que se preocupa por ti.
  • Autoestima.
  • Ser positivo, etc.

En algunas situaciones puede que tu nivel de recursos sea bajo, por ejemplo cuando tienes poco apoyo social o cuando te sientes con baja autoestima.

En estas situaciones es mejor que movilices más recursos para ser capaz de tratar con las demandas sin mucha dificultad.

Generalmente, cuantos más recursos tengas menos estrés sufrirás. 

¿Cómo construir esos recursos?

Trabajando las áreas en las que veas deficiencias:

¿Y tú qué haces para estar motivado en tu trabajo?

Fuente imagen.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW