10 Remedios Caseros Para el Insomnio (naturales)

10 Remedios Caseros Para el Insomnio (naturales)

En este artículo encontrarás 10 remedios caseros para el insomnio que te permitirán dormir mejor y que te ayudarán a levantarte con las energías recargadas.

¿Sufres de insomnio? Miles de personas alrededor del mundo tienen este problema. El hecho de no dormir bien seguramente está afectando tu desempeño en el trabajo o en los estudios.

Sin embargo, hay muchos remedios caseros y naturales que te pueden ayudar a combatir este problema y a descansar mejor de noche.

Diferentes investigaciones han comprobado que algunos de estos remedios realmente dan buenos resultados y suponen buenas soluciones.

remedios naturales para el insomnio

Existen numerosas hierbas que provienen de la medicina natural y que utilizadas en infusiones ayudan mucho a conciliar el sueño.

También hay técnicas de relajación que pueden ser muy efectivas a la hora de conseguir un descanso reparador.

Recuerda que, cuando estás pasando por un problema familiar por ejemplo, o tienes mucho estrés a causa del trabajo, el insomnio es una de las posibles consecuencias.

Todo aquello que te ayude a sentirte más relajado, facilitará un mejor descanso por la noche.

Remedios naturales para tratar el insomnio

Estos son los remedios naturales que pueden resultar efectivos para el insomnio:

  1. Té de lavanda y manzanilla

Puedes usar estas hierbas por separado o juntas. Tanto la lavanda como la manzanilla tienen un efecto relajante sobre el sistema nervioso.

Prepárate un té con estas hierbas y bébelo caliente una hora antes de acostarte.

En el caso que no te agraden las esencias aromáticas de estas hierbas puedes agregarle miel al té.

En cualquier caso, siempre trata de beber la infusión lo más caliente que puedas.

  1. Té de Kava-kava

Al igual que la manzanilla o la lavanda, esta hierba tiene efectos sedantes suaves. Conviene tomarla antes de ir a dormir.

Las primeras veces, lo mejor será que prepares una infusión liviana. Si ves que el efecto no es el que esperabas, puedes probar con una infusión más concentrada.

En algunas personas, el efecto sedante de este té es bastante marcado, por eso es mejor probar poco a poco.

Además, no debes tomar este tipo de infusiones si luego tienes que conducir un vehículo o manejar maquinaria pesada en el trabajo.

  1. Leche caliente

Es uno de los remedios caseros más populares. Incluso los bebes parecen que están de acuerdo con este milenario sedante.

Químicamente, la razón por la cual la leche ayuda a conciliar el sueño es por su contenido de calcio y triptófano.

Este último es un aminoácido encargado de generar una sustancia llamada melatonina, la cual induce el sueño.

Por otro lado, los carbohidratos también pueden ayudar a combatir el insomnio, indican algunos estudios.

Si te cuesta dormir, prueba tomar un vaso de leche caliente y comer unas galletas un rato antes de ir a la cama. 

  1. Lechuga

Puedes prepararte una rica ensalada con lechuga fresca o tomar una infusión. De ambas maneras, la lechuga puede ser un muy buen remedio para el insomnio.

Desde tiempos remotos, particularmente desde la época de los romanos, la lechuga ha sido usada como calmante y analgésico.

Además, mezclada con aceite de rosas es muy efectiva para tratar los dolores de cabeza.

Para tener un sueño reparador y descansar de un día muy pesado, lo mejor es tomar un té de lechuga apenas tibio.

  1. Valeriana

Sus propiedades sedantes han sido comprobadas científicamente en numerosos estudios.

La mayoría de las personas que han consumido esta hierba manifiestan sentir una sensación de sedación, retardo o enlentecimiento.

La raíz de la planta es la que concentra las sustancias químicas que provocan la sedación y favorecen el sueño.

Incluso se dice que su efecto puede ser similar al de ciertos medicamentos para dormir.

¿Sabes por qué? Porque actúa a nivel del sistema nervioso central.

Puedes usar valeriana en infusión o comprar esencia de valeriana en una tienda naturista.

Además del insomnio, la valeriana también es recomendada como un remedio complementario para el tratamiento de estrés o ansiedad.

La única contraindicación que tiene es para mujeres embarazadas o en lactancia. Dado que no hay suficiente evidencia científica de los efectos que puede causar en estos casos, se recomienda no consumirla.

  1. Nuez moscada

Este alimento es usado desde la antigüedad, especialmente por la medicina china.

Tanto como sedante o como analgésico, ha sido uno de los ingredientes más populares a la hora de combatir el dolor y el estrés.

La nuez moscada estimula la actividad cerebral por lo cual elimina o disminuye la sensación de fatiga.

Tal vez te preguntes entonces: ¿cómo me puede ayudar la nuez moscada?

A mucha gente le cuesta dormirse si se siente muy fatigada. Es probable que a ti te suceda lo mismo.

Si es así, la nuez moscada puede ayudarte a disminuir los dolores, el estrés y la sensación de fatiga.

De esta manera, podrás descansar mucho mejor por la noche.

Antes de ir a dormir, prueba tomar una infusión de nuez moscada, que puedes preparar con agua o leche tibia.

  1. Flores de naranjo

Las flores de naranjo tienen un importante efecto ansiolítico y relajante y por lo tanto, ayudan a dormir mejor.

Para conseguir el efecto deseado, puedes tomar una infusión de estas flores o inhalar el aceite esencial durante unos minutos antes de acostarte.

Otra buena idea puede ser armar una almohada con 25g de azahar, 150 g de manzanilla, 200 g de eucalipto y 150 g de algodón. Tomas todos estos materiales y con ellos rellenas una funda de algodón.

Así tendrás una almohada aromática que puede ayudarte a combatir el insomnio.

  1. Ácido hipérico

Encontrarás fácilmente este sedante natural en las casas naturistas.

Se elabora una solución de pH levemente ácido, la cual es prescrita como tranquilizante y para mejorar el estado de ánimo en general.

También puedes usar el tratamiento con hipérico para niños y adolescentes que sufren de pesadillas.

  1. Hábitos alimentarios adecuados

Si bien este no es un remedio propiamente dicho, el tener hábitos alimentarios ordenados y saludables favorece, entre otras cosas, a tener una buena calidad de sueño.

Algunos de los puntos más importantes en tu alimentación, los cuales debes tener en cuenta si quieres alejar el insomnio, son los siguientes:

  • Evita las cenas abundantes, especialmente las basadas en proteínas y grasas

Estos nutrientes disminuyen los niveles de serotonina y aumentan los de adrenalina. Por esta razón, cuando comes muchas grasas o proteínas, tu sueño puede ser mucho más liviano.

Además, si tu estómago se ve sobrecargado con una cena muy pesada, es probable que sientas molestas que te impidan dormir bien.

  • Evita el consumo de bebidas excitantes

Después de la cena es recomendable no tomar té o café. Incluso algunos refrescos gaseosos pueden ser perjudiciales para el sueño, porque contienen cafeína y otras sustancias estimulantes.

  • Tratar de no comer postres muy dulces

Si comes postres dulces por la noche, subirán tus niveles de azúcar en la sangre y además, se verá alterada la actividad de la vitamina B12, todo lo cual puede influir negativamente sobre tu sueño.

Si buscas descansar bien, evita estos alimentos.

  • Incluye frutas y vegetales en la cena.

Los vegetales ayudan a mantener bajos los niveles de azúcar en sangre, lo que favorece el descanso nocturno.

Para dormir mejor, prepárate una rica ensalada (que incluya lechuga) para cenar y de postre, lo mejor será comer una banana.

La banana contiene triptófano, un aminoácido que también favorece el sueño a nivel cerebral.

  1. Técnicas de relajación

Más allá de las concepciones filosóficas o religiosas, técnicas como el yoga, la meditación, tai-chi u otras técnicas de relajación pueden ser muy beneficiosas para un sueño prolongado y reparador.

Sea por el estado de relajación física o mental, está probado que el organismo tarda menos tiempo en dormirse cuando has practicado alguna de estas técnicas.

Estos remedios son totalmente naturales y salvo algunas excepciones, no hay contraindicaciones, puedes probarlos sin ningún tipo de temor.

Más consejos para dormir mejor

Además de estos efectivos remedios caseros, hay muchas otras cosas que también puedes hacer para evitar el insomnio y favorecer un buen descanso.

Por ejemplo, si te acuestas siempre a la misma hora aproximadamente, esto puede ayudarte a dormir mejor.

Antes de la hora de ir a la cama, evita mirar mucha TV, estar frente al portátil o en el teléfono, pues estas actividades pueden resultar estimulantes y retrasar la llegada del sueño.

Por otro lado, lo mejor es ir a la cama cuando realmente vayas a dormir. Si te pones a enviar correos electrónicos o a mirar televisión estando acostado, es probable que asocies estas actividades con el hecho de estar en cama y cuando decidas dormir, te cueste hacerlo.

También es importante que la habitación esté ordenada, limpia y oscura. Si puedes evitar que haya ruidos, mejor.

Todo lo que favorece un ambiente relajado para dormir ayuda a evitar el insomnio.

Si con estos remedios caseros tu insomnio no mejora, debes consultar a tu médico de confianza.

Existen muchísimos medicamentos de gran efectividad que seguro te ayudarán a descansar bien por la noche, pero todos deben ser prescritos por el médico.

¿Y tú que remedios naturales utilizas para el insomnio? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

Referencias

  1. http://www.theguardian.com/lifeandstyle/
  2. http://www.webmd.com/vitamins-and-supplements/
  3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3119588/
  4. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/
  5. http://www.bbcgoodfood.com/howto
  6. Fuente imagen.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW