Homeopatía para Tratar la Ansiedad: 9 Remedios

Homeopatía para Tratar la Ansiedad: 9 Remedios

La homeopatía para tratar la ansiedad se usa con remedios homeopáticos como la silicea, phosphorus, ignatia, arsenicum album, argentum nitricum, calcarea carbonica o aconitum napelus.

La homeopatía es una medicina alternativa que ha obtenido resultados ampliamente contradictorios, puesto que las investigaciones no logran determinar el efecto real que tiene la homeopatía.

homeopatía y ansiedad

Principios de la homeopatía para tratar la ansiedad

Esta medicina alternativa fue creada hace más de 200 años por Christian Frederic Hahneman, y se basa fundamentalmente en el principio de la semejanza.

Según este principio –planteado previamente por Hipócrates- el organismo tiene la capacidad de curarse por sí mismo y las enfermedades pueden ser curadas provocando los mismos síntomas que se desean curar.

Éste es el principio fundamental de la homeopatía, por el que se afirma que “lo similar cura lo similar”.

Este fundamento es el que le da nombre a la homeopatía, compuesta por las palabras “homos”, que significa igual en griego y “patos”, que se traduce como dolencia.

La homeopatía tuvo su mayor auge en Estados Unidos, introducida por Hans Birch Gram –el cual era estudiante de Hahnemann-.

Entre las razones que explican la gran popularidad alcanzada, se encuentra el hecho de que la medicina de aquella época era altamente invasiva, produciendo la muerte en numerosas ocasiones.

La medicina homeopática, por el contrario, carecía de efectos secundarios, por lo que llegaba a tener mejores resultados que la medicina tradicional de esa época.

Las características fundamentales de la homeopatía son las siguientes:

  • Se trata de una terapia no invasiva.

  • Puede utilizarse tanto para enfermedades agudas como crónicas.

  • Su coste no es excesivamente alto.

  • Los remedios y técnicas utilizadas no son tóxicas.

  • Es holística, puesto que trata a la persona enferma como un todo –trata el aspecto físico, emocional, psicológico, etc.-.

  • Su objetivo último es restablecer el equilibrio en el individuo.

Los medicamentos utilizados en este tipo de medicina alternativa se obtienen a partir de animales, vegetales y minerales, tras una preparación conveniente, que persigue la extracción de energía electromagnética.

Con esta energía electromagnética se crean los medicamentos en forma de glóbulos, gotas o tabletas.

La forma de aplicación puede ser sobre la lengua, sublingual, sobre los labios, tomado en soluciones o por inhalación.

La homeopatía afirma que desde esta medicina pueden tratarse todo tipo de enfermedades, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales.

  • Problemas digestivos.

  • Problemas cardiocirculatorios.

  • Problemas urológicos.

  • Dolores musculares.

  • Problemas dermatológicos.

  • Traumatismos y problemas ostero-articulares.

  • Problemas y alteraciones neurológicas.

  • Problemas ginecológicos.

  • Problemas pediátricos.

  • Cuidados paliativos.

Las personas que recurren de forma más frecuente a la homeopatía son aquellos que presentan trastornos emocionales como depresión y ansiedad.

El homeópata recetará diferentes medicamentos en función de las características de personalidad del paciente, de sus síntomas concretos y de la enfermedad que pretende curar.

Remedios homeopáticos para personas con ansiedad

1- Arsenicum Album

El arsenicum album se recomienda para los casos en los que la persona presenta una gran ansiedad e inquietud – tanto mental como física-, lo cual se manifiesta, por ejemplo, en cambios posturales frecuentes.

Se trata de personas que suelen tener una expresión constante de ansiedad y miedo –miedo a morir, por el temor de que su enfermedad sea incurable, miedo a estar sólo, miedo a la oscuridad o a los ladrones-.

De hecho, sus síntomas empeoran notablemente cuando no están rodeados de otras personas.

También suelen presentar un intenso sentimiento de culpa, por lo cual se hacen reproches a sí mismos, apareciendo el sentimiento de culpa por diversos acontecimientos en sus vidas.

Algunos, pueden llegar a plantearse la posibilidad de quitarse la vida, pero les frena el miedo a llevarlo a cabo.

Son personas pulcras, ordenadas, que necesitan tener cada cosa en su lugar.

Desde la homeopatía, se afirma que el primer efecto favorable que se obtiene con este medicamento es que las personas ven reducido su nivel de ansiedad, por lo que pueden descansar tranquilos, sus dolores son menos intensos y pueden descansar mejor.

2- Argentum Nitricum 

El argentum nitricum se recomienda cuando se trata de ansiedad anticipatoria, es decir, aquella que se produce al anticipar acontecimientos negativos en días, horas, etc.

Los síntomas de la ansiedad anticipatoria suelen ser diarrea, palpitaciones, temblores, percepción de que el tiempo pasa muy lentamente, camina rápido, piensa que va a morir, etc.

Normalmente, también se acompaña de ideas fijas, obsesiones y son personas con una gran imaginación, ilusiones y alucinaciones.

También se trata de personas con muchos temores: a estar sólo, a morir, a padecer alguna enfermedad, a estar en medio de multitudes, a volverse loco, al fracaso, entre otros.

3- Ignatia Amara 

Según la homeopatía, el ignatia amara es el “remedio de las contradicciones” para la ansiedad –por ejemplo, para aquellas personas que ríen ante acontecimientos tristes-.

De esta forma, desde la homeopatía se afirma que las hemorroides se curan caminando, la garganta dolorida mejora al tragar alimentos sólidos, la odontalgia (o dolor de muelas) mejora comiendo, etc.

El sueño de las personas que necesitan este remedio suele ser discontinuo, se despiertan ante el más mínimo ruido y suelen tener muchos sueños y pesadillas.

A veces, también presentan insomnio debido a una sensación de vacío en el estómago que no mejora comiendo.

4- Phosphorus 

Se recomienda el phosphorus a aquellas personas que están llenas de ansiedad, que afirman tener presentimientos desastrosos e, incluso, clarividencias.

Tienen ansiedad prácticamente a todas horas del día, acentuándose por la mañana, después de comer, estando solos y al dormir.

Son personas muy asustadizas y, entre sus principales miedos, se encuentran los siguientes:

  • Miedo a morir y a padecer enfermedades.

  • Miedo a estar sólo.

  • Temor a las tormentas.

  • Miedo ante el futuro.

Por otra parte, se trata de personas afectuosas que demuestran su afecto a través de besos y abrazos –y también buscan manifestaciones de afecto de los

demás-.

Aunque a veces pueden mostrarse indiferentes o apáticas hacia los demás, lo cierto es que son sentimentales, sufren, lloran y son compasivos.

5- Silice

Se considera que el silice actúa contra la fobia social, así como para aquellas personas que presentan ansiedad debido a su timidez, inseguridad y miedo a acudir a eventos sociales.

Suelen ser personas brillantes aunque les falta energía y confianza en sí mismos.

El miedo al fracaso les lleva a ser personas muy tímidas y nerviosas, que tienen miedo a actuar, irritables y testarudos –aunque también pueden ser sumisos-.

Suele tratarse de personas extremadamente responsables y cuidadosas con los detalles.

6- Nux vomica

La nux vomica se recomienda en aquellos casos en los que la ansiedad se debe a un exceso de responsabilidades, adicción al trabajo y a un sentimiento de perfección e incapacidad para desconectar.

No toleran la irresponsabilidad ni la incapacidad en sí mismos o en los demás, de forma que son altamente intransigentes.

La personalidad de las personas a las que se les recomienda el uso de Nux Vomica tiene las siguientes características:

Suelen ser personas hipersensibles, impacientes, nerviosas, irritables, activas, tienen baja tolerancia a la frustración –no toleran que haya obstáculos- ni que les contradigan y se vuelven agresivas fácilmente.

7- Rhus toxicodendron

El rhus toxicodendron se recomienda desde la homeopatía para tratar acciones repetitivas –como lavarse las manos o comprobar que se ha cerrado la puerta-, presentes en el trastorno obsesivo compulsivo.

Los pacientes a los que se les recomienda este remedio suelen quejarse de que sienten que sus tendones están rígidos o agarrotados.

Esta rigidez –a menudo acompañada de crujidos- aparece en todas las articulaciones, aunque se suele presentar más a menudo en el cuello.

En cuanto a sus características personales, desde la homeopatía se describe como una persona desdichada, infeliz, poco tolerante e irritada.

Sus síntomas físicos empeoran con la humedad, el frío, en reposo y durante la noche.

Para paliar los síntomas, se suele aplicar calor en la zona dolorida, además de realizar ejercicio ligero y cambios lentos de posición.

8- Aconitum napelus

El principal síntoma que trata el aconitum napelus  es el miedo a morir, el cual se considera uno de los peores síntomas de la ansiedad.

Es más eficaz si se administra por las noches, antes de ir a dormir, puesto que en muchas ocasiones, el miedo es tan grande que impide a la persona que lo padece conciliar el sueño –o provoca terrores nocturnos en el paciente-.

9- Calcarea carbonica

Desde la medicina homeopática se recomienda este remedio a aquellas personas que tienen un gran número de temores y manifestaciones de ansiedad, debido a miedo a morir, a que la gente se dé cuenta de su confusión mental, a contraer enfermedades –especialmente epidémicas-, etc.

Suele tratarse de personas tercas y obstinadas, sobre todo cuando se trata de población infantil.

Asimismo, son personas muy sensibles y les produce gran ansiedad escuchar historias horribles o recibir malas noticias.

Estas personas a menudo se muestran malhumoradas o cansadas ante la vida. Son irritables, egoístas y resentidos.

Todos los remedios expuestos anteriormente, aunque normalmente presentan pocos o ningún efecto secundario, no deben tomarse sin haber consultado previamente a un especialista en esta materia.

Críticas a la homeopatía

Las principales razones que se han venido aportando para no creer en la homeopatía son las siguientes:

1. El principio de similitud no tiene suficiente respaldo teórico ni metodológico

Si aceptamos el principio de que “lo similar cura lo similar”, podríamos afirmar que una rotura de huesos se curaría con un nuevo golpe, o que la diabetes se solucionaría ingiriendo más cantidad de azúcar.

2. Falta de estudios estadísticos suficientes

Actualmente se disponen de pocos o ningún estudio riguroso que permita comparar los efectos de la homeopatía con los de otras medicinas alternativas.

Por tanto, deben tomarse con precaución las publicaciones que afirman el poder curativo de la homeopatía y sus efectos superiores sobre otras técnicas.

3. Efectos similares al placebo

En algunos casos, se ha llegado a obtener resultados de curación a través de técnicas homeopáticas y los resultados obtenidos por el efecto placebo –mejoría de síntomas debido a la creencia de los pacientes de que ingerían algún fármaco cuando, en realidad, carecía de medicamento alguno-.

4. Bajo principio activo de los remedios homeopáticos

Al parecer, hay estudios que ponen de manifiesto que los medicamentos utilizados por la homeopatía tienen un principio activo muy bajo.

Esta crítica complementa, de algún modo, a la expuesta anteriormente, puesto que afirma que los beneficios que se obtienen de esta medicina alternativa se basan en las creencias y expectativas de los pacientes.

5. La homeopatía rechaza los conocimientos actuales sobre biología y medicina tradicional

Como hemos ido viendo a lo largo de este artículo, la homeopatía rechaza las explicaciones tradicionales sobre distintas enfermedades.

De este modo, desde el punto de vista de la homeopatía, no existen virus, bacterias ni otras causas meramente biológicas que expliquen la enfermedad.

Conclusiones

Como conclusión, podemos afirmar que esta medicina alternativa goza de cierto prestigio en la actualidad, aunque los métodos que utiliza y los principios en los que se fundamentan no son aceptados por toda la comunidad científica.

Por tanto, no puede afirmarse rotundamente que la homeopatía sea un tratamiento eficaz para los problemas derivados de la ansiedad.

De cualquier modo y, a pesar de que se trate de una terapia controvertida, parece que muchos enfermos se benefician de esta medicina alternativa para paliar sus síntomas o como remedio paliativo –mejora de la calidad de vida en aquellos casos en los que no existe cura-.

Nuestra recomendación, si estás pensando en recurrir a esta terapia, es que recurras a un especialista en la materia y recibas la información oportuna, en lugar de comenzar el tratamiento por tu cuenta.

Y tú, ¿qué otras características añadirías en relación a la homeopatía?

Referencias

1. Cruxent, C. (1863). Consideraciones críticas acerca de los principios fundamentales de la homeopatia. Imp. y Librería Politécnica de Tomás Gorchs.

2. Diana, P., & Leyva, S. B. Uso de la Homeopatía en el tratamiento de urgencias Estomatológicas.

3. Grisales Valencia, A. M. Homeopatía y calidad de vida en pacientes con cáncer (Doctoral dissertation, Universidad Nacional de Colombia).

4. Pinzón Hernández, J. C. Uso de la homeopatía unicista en el tratamiento del trastorno ansioso depresivo (Doctoral dissertation, Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá).

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW