Los 9 Libros Más Importantes de Freud

Los 9 Libros Más Importantes de Freud

Sigmund Freud (1856 – 1939) fue un neurólogo austríaco y el fundador del Psicoanálisis, una praxis formulada para el tratamiento de trastornos psicopatológicos, a partir del diálogo entre el paciente y el psicoanalista.

Su obra fue prolífica y dejó una marca en la cultura e historia de la humanidad; varios términos conceptualizados por él (como el inconciente) han pasado a formar parte del conocimiento popular y la cultura occidental. Tal fue la calidad de su escritura, desde un punto de vista de estilo y de contenido, que le valió el prestigioso premio Goethe  en 1930.

teorías de Freud

En este artículo te expondré 9 libros de Freud que debes conocer si quieres estudiar un poco de psicoanálisis, sientes curiosidad por la teoría psicoanalítica o simplemente quieres disfrutar de un libro bien escrito.

Sus teorías marcaron el tratamiento de las psicopatologías por parte de tanto la psicología como la psiquiatría, ya que Freud abogaba por un tratamiento en el que la enfermedad mental tenía una cercana relación con la historia personal, familiar, social y hasta cultural del paciente que padece. Freud, en “Psicología de las masa y análisis del yo” afirma que toda psicología es psicología social.

Su obra fue compilada y curada en español por la editorial Amorrortu Editores, abarcando la impresionante cantidad de 23 tomos, sin contar publicaciones aparte de naturaleza más íntima como cartas o manuscritos.

1- Las neuropsicosis de defensa (1894)

Es uno de los primeros textos de Freud, donde comienza a esbozar ideas que luego desarrollaría a lo largo de toda su carrera.

En este libro introduce el concepto de escisión de conciencia, donde parte de que la conciencia es inaccessible al “yo” (que no es el Yo que desarrollaría más adelante).

Sus primerísimas intuiciones se deben a estudios que hace sobre la histeria, donde encuentra que no hay lesiones orgánicas en el padecer de las mujeres y que el síntoma ocurre como consecuencia de dicha escisión.

La escisión surge a partir de una representación inconciliable con las demás que, por lo general, provienen de la vida sexual. Este conflicto entre representaciones pone en marcha la defensa, generando la escisión mencionada.

Dicha escisión permite que el monto de afecto ligado a la representación inconciliable puedan separarse. Así, la R.I. permanece inconsciente y el monto de afecto se liga a una representación sustitutiva que suele tener nexos lógicos con la R.I., pudiendo provocar los síntomas histéricos.

En esta obra, Freud afirma que el aparato psíquico se rige bajo el Principio de constancia, cuya función es eliminar todo tipo de displacer para mantener un equilibrio energético.

2- La interpretación de los sueños (1900)

 La interpretación de los sueños (1900)

Sin duda una de sus obras más importantes y quizás la más conocida. En esta obra Freud publica importantes avances teóricos, detallando en profundidad sus desarrollos sobre el inconsciente en relación a los sueños.

Detalla, por medio del Esquema del peine, que el aparato anímico funciona de forma análoga a una cámara fotográfica. En un lado se encuentra el polo perceptivo, que registra los estímulos externos o internos.

En el medio se encuentran huellas mnémicas de lo percibido anteriormente que se activan en función del estímulo percibido. Del otro lado está el polo motor, que lleva adelante una acción en respuesta a ese estímulo.

Lo novedoso del esquema es, sin embargo, que Freud ubica a la percepción y la activación mnémica como inconciente primero y como consciente después: es decir que sólo tomamos conciencia de lo percibido (mucho) después de que el hecho haya ocurrido, pero ya hemos actuado en consecuencia inconcientemente.

En relación al análisis de los sueños, Freud trabaja en la interpretación del relato del sueño, pues no le interesa qué tan bien recuerde el analizante el sueño, sino el relato que arma en la sesión de terapia sobre éste. Freud desarrolla cuatro componentes del trabajo del sueño:

  • Condensación: El contenido manifiesto del sueño es una condensación o compendio de pensamientos latentes. Estos elementos tienen algo en común, un nexo lógico, por lo que lo manifiesto se encuentra sobredeterminado.
  • Desplazamiento: Gracias a la censura onírica (que es parecida a la represión en su forma de actuar), el desplazamiento consiste en el movimiento de un elemento importante para el sujeto a uno no importante. De esta forma el sueño se vuelve algo ajeno y extraño.
  • Transposición en imágenes: Es la puesta en escena del sueño. Consiste en la desfiguración de los pensamientos latentes y su mezcla con los restos diurnos por medio de la condensación y el desplazamiento para mostrar las imágenes del soñar en sí.
  • Elaboración secundaria: Es posterior al sueño y refiere al acto de contarlo. Aquí busca ordenarse temporal y espacialmente los hechos ocurridos en el sueño y forma parte importante en su análisis.

El sueño de la inyección de Irma

Como ejemplo, tomemos el famoso sueño de “la inyección de Irma” del mismo Freud. En él, Freud reconoce que por condensación Irma representa a varias mujeres, pacientes suyas que han sido reticentes a su tratamiento.

Por desplazamiento, el sentimiento de culpa y responsabilidad por la enfermedad de Irma es atribuído a otro médico cuando era Freud mismo quien se sentía culpable por el padecer de su paciente. La transposición en imágenes es la escena del sueño en sí, como la vivencia Freud; la elaboración secundaria es el relato tan famoso.

3- Tres ensayos de teoría sexual (1905)

Tres ensayos de teoría sexual (1905)

Otro texto clave en la obra de Freud en particular y la teoría psicoanalítica en general, aquí se hace un nuevo abordaje en la sexualidad, haciendo una separación entre ésta y la genitalidad.

La primera es un concepto amplio, que comprende las formas de relacionarse y sentir del sujeto, mientras que la segunda guarda relación con sus genitales, el coito y el onanismo exclusivamente. La genitalidad forma parte de la sexualidad.

Aquí desarrolla Freud el concepto de pulsión como concepto fronterizo porque relaciona lo psíquico con lo biológico, afirmando que la pulsión es la respuesta psíquica ante un estímulo biológico interno del que el sujeto no puede huir.

También hace importantes desarrollos en relación a la sexualidad infantil. Afirma que la sexualidad infantil tiene dos fases: la primera a una temprana edad y marcada mayormente por el erotismo y el placer pulsional. La segunda fase ocurre con la entrada en la pubertad y la aparición de los caracteres sexuales secundarios. Entre ambas fases hay un período de latencia.

En el desarrollo de la sexualidad infantil postula las famosas fases de su organización: oral, anal, fálica y genital. Cada una lleva su nombre por el objeto de satisfacción que son, respectivamente, la boca, el ano y el pene (clítoris en las mujeres).

La diferencia entre la etapa fálica y la genital es que en la fálica los niños tienen la teoría inconsciente de que sólo existe un genital, el falo/pene.

En la genital se reconocen los genitales femeninos, aunque en el inconsciente persiste la creencia de que sólo existe un genital, el falo, que puede estar presente o ausente. Dichas fases ocurren tanto en hombres como en mujeres.

4- Totem y tabú (1913)

totem y tabú

Un trabajo de naturaleza más antropológica que psicológica, Freud se basa en observaciones realizadas a pueblos indígenas australianos, así como también en estudios de Darwin, Atkinson y Robenson-Smith.

Si bien las tesis antropológicas se encuentran desacreditadas hoy en día, sus desarrollos sobre el complejo de Edipo siguen teniendo importancia dentro del psicoanálisis hoy en día.

Freud afirma la existencia de una represión primordial hecha a un “Padre primordial”. El mito del asesinato de este padre da cuenta del surgimiento de la ley y la cultura entre sus hijos. Freud afirma que el acto de asesinarlo y devorarlo funda la cultura en una pérdida (la del padre).

Los hijos han cometido un crimen por el que sienten culpa y para evitar que vuelva a ocurrir vuelven una ley que nadie pueda tomar su lugar de nuevo.

Así, se prohíbe el incesto al no poder tomar a la madre como pareja, por lo que los hijos se ven obligados a la exogamia y a buscar mujeres de otras tribus que puedan tomar como parejas.

5- Introducción del narcisismo (1914)

Este escrito surge en parte como enmienda a su teoría de las pulsiones que había sido duramente criticada por su ex-discipulo Carl Jung previamente. Aquí Freud introduce el narcisismo en su teoría sexual como parte estructural del sujeto, que se forma antes de que el sujeto pueda investir objetos libidinalmente.

La energía sexual se coloca primero en el Yo durante el desarrollo sexual, por lo que el Yo se vuelve libidinizado. Esta libidinización es un complemento del egoísmo de las pulsiones de autoconservación, ya que es gracias a la libido que el sujeto tiene deseo de conservar su Yo.

Es necesario que previamente haya un Yo constituido y libidinizado para que esta libido pueda  salir del Yo (aunque nunca totalmente) y depositarse en objetos de amor.

Los objetos, sin embargo, se pueden perder y cuando ocurre la libido se retira de ellos y vuelve al yo, depositándose en sus fantasías, lo que permite que el objeto “viva” a nivel fantasmático.

6- Pulsiones y destinos de pulsión (1915)

En este escrito Freud desarrolla en detalle el concepto de pulsión. Aquí cambia el modelo Estímulo-Respuesta del esquema del Peine, afirmando que los estímulos pulsionales (es decir, de la pulsión) operan con fuerza constante y no se pueden huir ni atacar.

La pulsión tiene cuatro componentes:

  • Esfuerzo/empuje: Es la suma de fuerza o medida de trabajo constante que hace la pulsión.
  • Meta/fin: Es la satisfacción alcanzable al cancelar el estado de estimulación de la fuente.
  • Objeto: La pulsión alcanza su meta a través de éste. Es un instrumento.
  • Fuente: El propio cuerpo, sus orificios, su superficie. Es experimentado como excitación.

La pulsión no se satisface en el objeto. A través de la libido, el Yo inviste un objeto por lo cual la pulsión puede satisfacerse (cancelar su estímulo) al usarlo como instrumento.

Como el estímulo es constante, la pulsión se encuentra continuamente buscando objetos para alcanzar su meta, a la cual llegará solamente al morir.

7- La represión (1915) y 8. Lo inconsciente (1915)

Estas dos obras guardan una relación tan cercana que resulta muy difícil hablar de una sin tener que mencionar la otra.

Freud detalla la naturaleza del inconciente, dándole tres definiciones: una descriptiva (todo lo que no es conciente), dinámica (son los contenidos reprimidos) y sistémica (es el funcionamiento del inconsciente como estructura del aparato psíquico).

Sobre la naturaleza de la represión, Freud afirma que existió una represión primaria previa a la represión que se conoce comúnmente o secundaria. Esta represión primaria no fue de contenidos, sino la fundación del inconciente al escindirlo de lo conciente.

Es una operación fundante que inscribe la representación de la pulsión en la psique y da cuenta del particular funcionamiento del inconsciente, donde rigen leyes distintas a las de la conscienca o la realidad.

8- El Yo y el Ello (1923)

En este texto Freud asevera que el individuo es en primer lugar un Ello, es decir que no tiene conciencia de sí y actúa en función del Principio de Placer, buscando su satisfacción pulsional mediante objetos.

El Ello es totalmente inconsciente pero una parte de éste se altera a causa de su relación con el mundo exterior, volviéndose el Yo, que es parcialmente consciente.

El Superyó, a su vez, se conforma por alteraciones ocurridas en el Yo (de carácter inconsciente). Estas alteraciones provienen de la conciencia moral y la autocrítica, así como también de un sentimiento inconsciente de culpa. El superyó es extremo, cruel y feroz y de él surge la necesidad de castigo.

La parte consciente del Yo está relacionada con el acceso a la motilidad. El Yo es vasallo de tres señores:

Del Ello, que busca la satisfacción pulsional constantemente, obligando al Yo a investir libidinalmente distintos objetos.

De la realidad, ya que no puede investir cualquier objeto y debe respetar las reglas y leyes de la realidad en la que vive.

Del Superyó, por tener que respetar la moral propia y social, así como también por la necesidad de castigarse al infringir las leyes.

¿Cuál crees que ha sido el libro más importante de Freud?

https://www.youtube.com/watch?v=bokDX-Mbe1g&feature=youtu.be

Referencias

  1. Freud, S.: Las neuropsicosis de defensa, Amorrortu Editores (A.E.), tomo III, Buenos Aires, 1976.
  2. Freud, S.: La interpretación de los sueños, IV, ídem.
  3. Freud, S.: Tres ensayos de teoría sexual, A.E., VII, ídem.
  4. Freud, S.: Tótem y tabú, XIII, ídem.
  5. Freud, S.: Introducción del narcisismo, XIV, ídem.
  6. Freud, S.: Pulsiones y destinos de pulsión, ídem.
  7. Freud, S.: La represión, ídem.
  8. Freud, S.: Lo inconsciente, ídem.
  9. Freud, S.: Psicología de las masas y análisis del yo, XVIII, ídem.
  10. Freud, S.: El yo y el ello, XIX, ídem.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW