Las 70 Mejores Frases de Thomas Jefferson

Las 70 Mejores Frases de Thomas Jefferson

En este artículo las 70 mejores frases de Thomas Jefferson, el tercer presidente de los Estados Unidos de América y uno de los personajes históricos más destacados.

Jefferson (1743 – 1826) luchó por la democracia, el republicanismo y los derechos inalienables del individuo, lo cual motivó a las colonias americanas a levantarse en armas contra el yugo de Gran Bretaña. De hecho, formó parte del comité que redactó la Declaración de la Independencia del 4 de julio de 1776.

Frases de Thomas Jefferson

Tras la Revolución Americana, Jefferson fue Secretario de Estado para George Washington y Vicepresidente bajo el mandato de John Adams. En 1800 se alzó con la presidencia del país, luchando desde entonces contra las políticas de comercio abusivas de los británicos y la piratería marina. Además, intentó poner solución a los problemas de las tribus indígenas y la esclavitud, aunque con resultados bastante modestos.

En las siguientes citas célebres se puede apreciar el carácter luchador y justo de uno de los más insignes personajes de la historia de Estados Unidos.

  1. La honestidad es el primer capítulo en el libro de la sabiduría.

  1. ¿Te gustaría saber quién eres? No preguntes, ¡actúa! Solo la acción de definirá.

  1. Un hombre que no lee absolutamente nada es más sabio que aquel que solamente lee periódicos.

  1. El cuidado de la vida humana y la felicidad, y no su destrucción, es el primer y único objetivo de un buen gobierno.

  1. Sinceramente creo que los bancos son más peligrosos que cualquier ejército.

  1. Es mejor no creer en nada que creer en lo que no está bien.

  1. Educar e informar al pueblo es la única manera de asegurar nuestra libertad.

  1. La amistad es un tesoro, no solo en momentos de oscuridad, sino en los mejores momentos de la vida.

  1. El árbol de la libertad debe regarse de vez en cuando con la sangre de patriotas y tiranos.

  1. La libertad justa significa actuar libremente según nuestra voluntad, estando nuestros derechos delimitados únicamente por los derechos de los

    demás.

  1. Nunca he pensado que las diferencias de opinión, políticas, religiosas o filosóficas sean motivo suficiente para romper una amistad.

  1. Los hombres tímidos prefieren la calma del despotismo al impredecible mar de la libertad.

  1. El Dios que nos dio la vida también nos otorgó la libertad.

  1. Espero que nuestra sabiduría crezca con nuestro poder, y que nos enseñe que mientras menos uso hagamos del poder, mejor será.

  1. He jurado sobre el altar de Dios una hostilidad eterna contra cualquier forma de tiranía sobre la mente humana.

  1. Si únicamente intentas cumplir con tu deber, la humanidad te creerá cuando fracases.

  1. No es ni la riqueza ni el éxito, sino la tranquilidad y la ocupación, lo que nos da la felicidad.

  1. No tengo ninguna ambición por gobernar a los hombres. Es una actividad dolorosa y desagradecida.

  1. Nada puede frenar a un hombre con una buena determinación para que consiga su objetivo. Y nada en la Tierra puede ayudar a un hombre sin

    determinación.

  1. Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos

    inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

  1. Me gustan más los sueños de futuro que la historia del pasado.

  1. Si estás cabreado, cuenta hasta diez antes de hablar. Si estás muy cabreado, cuenta hasta cien.

  1. En cuestiones de estilo, déjate llevar por la corriente. En cuestiones de principios, sé firme como una roca.

  1. Nunca gastes el dinero que aún no has ganado.

  1. Todos debemos tener en cuenta el siguiente principio sagrado: aunque la voluntad de la mayoría siempre prevalece, la minoría posee los mismos

    derechos, los cuales están amparados por la misma ley; y violar sus derechos es un acto de opresión.

  1. El resplandor de un pensamiento positivo vale más que todo el dinero del mundo.

  1. Temo por mi propio país cuando recuerdo que Dios es justo y que su justicia no estará en calma siempre.

  1. La experiencia nos ha demostrado que, incluso en las mejores formas de gobierno, algunas personas en el poder se han corrompido con el tiempo,

    convirtiendo el poder en tiranía.

  1. Una declaración de derechos expresa lo que el pueblo tiene derecho a hacer en contra de cualquier gobierno, y lo que ningún gobierno justo debe

    negar al pueblo.

  1. Es difícil delimitar la libertad con los límites de la ley, ya que un gobierno tirano utilizará la ley para violar los derechos de los individuos.

  1. Nuestra mayor felicidad no depende del momento de la vida en que la suerte nos ha sonreído, sino de una buena consciencia, de una buena salud, de

    una buena ocupación y de la libertad.

  1. Un pueblo podrá tener un gobierno propio únicamente cuando esté bien informado.

  1. Un gobierno sabio y frugal, que evite que los hombres se dañen entre ellos, dejará que el pueblo elija su propio camino hacia la mejora y el

    desarrollo industrial. Dicho gobierno no privará a la clase obrera del pan que se ha ganado.

  1. Espero que aplastemos a la aristocracia de las corporaciones adineradas en su origen, ya que éstas desafían la fuerza y las leyes de nuestro país.

  1. Es más peligroso juzgar a una persona sin un sistema de leyes justo que dejarla escapar.

  1. No dañamos en modo alguno al prójimo afirmando que hay veinte dioses o que no existe ninguno.

  1. La experiencia ha demostrado que el hombre es el único animal que destruye a su propia especie, ya que no existe otro término para definir lo que

    los ricos hacen con los pobres.

  1. Nuestro lema debería ser comerciar con todas las naciones, pero nunca aliarnos con ninguna.

  1. Cuando un hombre asume un cargo público, debería considerarse a sí mismo una propiedad pública.

  1. Creo firmemente que toda mente humana siente placer haciendo el bien a otros.

  1. A veces me entristece pensar que el hombre no puede gobernarse a sí mismo.

  1. Para un pueblo que es libre y que quiere seguir siéndolo, una milicia bien organizada y armada es su mejor garantía.

  1. Nada otorga más ventaja a una persona sobre otra que permanecer en calma y serena bajo cualquier circunstancia.

  1. Andar es el mejor ejercicio. Acostúmbrate a andar muy lejos.

  1. Buscar la paz y la amistad con el resto de la humanidad es la mejor forma de actuar, y espero que algún día lo consigamos.

  1. Nada es inalterable excepto los derechos inherentes e inalienables de cualquier hombre.

  1. No te dejes llevar por el placer hasta que no te asegures de que no hay un anzuelo al final.

  1. No conozco un lugar mejor para depositar el poder de gobernar que el pueblo en sí mismo. Y si pensamos que el pueblo no está capacitado para

    gobernar, no debemos arrebatarle el poder, sino informarlo y educarlo.

  1. Reserva toda la tarde para el ejercicio y el ocio, que son tan necesarios como leer. Incluso más necesarios, diría yo, pues la salud es más

    importante que el conocimiento.

  1. Nunca caigas en la pereza. Es maravilloso cuánto puede hacer uno si siempre está haciendo algo.

  1. Es nuestro deber intentar evitar la guerra. Pero si ésta ha de tener lugar, debemos defendernos, sin importar el enemigo.

  1. Solamente aquel que sabe más es consciente de lo poco que sabe.

  1. El mundo está en deuda, ya que los triunfos de la razón y la humanidad no superan a los triunfos del error y la opresión.

  1. Es absolutamente esencial que cada generación pague sus deudas. Esto nos ahorraría la mitad de las guerras del mundo.

  1. Uno viaja mejor solo que acompañado porque puede reflexionar más.

  1. El dinero, y no la moral, es el principio por el que se rige el comercio de las naciones civilizadas.

  1. No puedo vivir sin libros.

  1. Hacer que un hombre aporte dinero a favor de la propagación de ideas que aborrece es propio del pecado y de la tiranía.

  1. Cuestiónalo todo con valentía, incluso la existencia de Dios. Porque si existe uno, debe estar más a favor de la existencia de la razón que del

    miedo a ciegas.

  1. Todo gobierno se degenera cuando se confía únicamente a los gobernantes del pueblo. El pueblo en sí mismo es el único que puede prevenir esto.

  1. Si dependiera de mí, preferiría un gobierno sin periódicos.

  1. He sido valiente en mi afán por ampliar mi conocimiento, sin temer conocer la verdad y la razón, sin importar los resultados.

  1. Ningún hombre dejará de ser presidente con la misma reputación con la que empezó a serlo.

  1. Tomamos las armas en defensa de la violencia contra nuestro pueblo y nuestras propiedades. Cuando esa violencia cese, solamente cuando cesen los

    agresores, nuestra hostilidad cesará también.

  1. Un gobierno republicano es el único que no está continuamente en guerra abierta o encubierta contra los derechos de la humanidad.

  1. Es mejor no tener ninguna idea que tener una idea falsa.

  1. La historia, por lo general, únicamente nos informa de lo que es un mal gobierno.

  1. Todo ciudadano debería ser soldado, tal y como solía pasar en la Antigua Grecia y la Antigua Roma.

  1. Un hombre con coraje y valentía puede convertirse en una mayoría.

  1. Hay que destruir cualquier autoridad que no pertenezca al pueblo.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW