Los 7 Mejores Remedios Naturales para el Estrés (Caseros)

Los 7 Mejores Remedios Naturales para el Estrés (Caseros)

En este artículo te muestro 7 remedios naturales para el estrés (caseros) que  te ayudarán a combatirlo y a sentirte mucho mejor contigo mismo.

Todas las personas sienten estrés en algún momento de sus vidas, por diferentes razones. Si bien es natural y razonable sentir un cierto grado de estrés en determinadas situaciones, cuando esta sensación se prolonga en el tiempo puede tener consecuencias muy negativas sobre la salud.

remedios naturales para el estrés

  1. Reconoce lo que no se puede cambiar

Hay determinadas situaciones que no está en tus manos cambiar y debes aceptarlo. Cuando lo aceptas, puedes liberarte de los pensamientos que te estresan. Por ejemplo, si no puedes evitar conducir a la hora pico, entonces debes aceptar simplemente este hecho e intentar relajarte escuchando música tranquila.

En otras ocasiones, aceptar que hay cosas que no vas a poder cambiar elimina los sentimientos de responsabilidad en torno a dicha situación, lo cual aliviará el estrés que te provocan.

  1. Evita las situaciones que te causan estrés

Las personas pueden estresarse por diferentes razones: el trabajo, las relaciones, la familia, el dinero o la salud. Identifica cuáles son las situaciones que te causan estrés y luego trata de alejarte de las mismas: este es un gran paso para aliviar las tensiones.

Por ejemplo, si sabes que ciertos conflictos familiares te provocan estrés, entonces en lugar de estar todo el día con la familia, intenta salir a caminar para despejar la mente o dar una vuelta en el auto.

  1. Haz ejercicio

Salir a correr, a caminar o hacer ejercicio en el gimnasio es una excelente manera de lidiar con el estrés desde el punto de vista físico.

Al realizar ejercicio en el organismo se liberan sustancias químicas llamadas endorfinas, que eliminan las tensiones y aumentan la sensación de bienestar.

  1. Respira profundamente

Esta es una técnica muy sencilla de aplicar y también muy efectiva para el control de los síntomas de ansiedad y estrés.

Es más, algunos estudios científicos revelan que una adecuada técnica de respiración también es capaz de disminuir los niveles de una hormona llamada cortisol, estrechamente relacionada con el estrés.

Para aplicar esta técnica, sigue estos pasos:

  • Inspira profundamente mientras cuentas despacio hasta cuatro.

  • Mantén esta inspiración mientras cuentas nuevamente hasta cuatro, lentamente.

  • Exhala todo el aire de tus pulmones, mientras cuentas lentamente hasta ocho.

Repite esta técnica durante varios minutos, cuando te sientas estresado/a y verás que pronto se sentirás más relajado/a.

Existen muchas otras técnicas de respiración que te ayudarán a relajarte.

  1. Practica mindfulness

Esta es una técnica que requiere algo de práctica, pero que también puede ser muy útil para alejar las ideas negativas que rondan tu cabeza y que te provocan estrés.

Cuanto identifiques en ti síntomas tales como ansiedad, incomodidad, preocupación, fíjate en qué es lo que estás pensando en ese momento, seguro que se trata de pensamientos negativos.

Para ser más consciente de tus pensamientos y vivir en el presente en lugar de en el pasado o futuro te ayudará practicar meditación o mindfulness.

  1. Técnica de relajación muscular

Relajar voluntariamente los músculos mediante diferentes técnicas ayuda a liberar tensiones, evitar el estrés y aumentar la sensación de paz interior.

Existen muchas maneras de lograr la relajación muscular; he aquí una técnica sencilla que puede aplicarse en cualquier momento y casi en cualquier lugar.

  • Primero, siéntate o recuéstate cómodamente. Cierra tus ojos.

  • Lleva tu atención hacia los músculos de los dedos de los pies. Relájalos de manera consciente, hasta que ya no los sientas. Luego, concéntrate en los músculos de las piernas, relájalos y continúa en forma ascendente hasta llegar al cuello y la cabeza.

  • Cuando estés totalmente relajado/a, imagina que estás en un lugar apacible y relajante, como una playa tropical desierta, totalmente libre de preocupaciones.

Practica este ejercicio diariamente o incluso varias veces al día, durante 10 minutos cada vez. Está demostrado científicamente que las técnicas de relajación ayudan a bajar los niveles de ansiedad y a controlar el estrés.

  1. Practica yoga

La práctica del yoga combina ejercicios de respiración con relajación muscular, y por eso resulta muy útil en el control del estrés.

Según una investigación llevada a cabo en la Universidad de California, el hecho de practicar yoga durante solo 12 minutos diarios redujo las tensiones en personas que tenían trabajos estresantes, como cuidar pacientes con Alzheimer u otras enfermedades mentales.

El estudio observó que después de ocho semanas de practicar un tipo de meditación de yoga llamada Kirtan Kriva durante estos pocos minutos diarios, se redujo la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario en estas personas, respuesta provocada por el estrés.

En conclusión, si te sientes estresado/a, sumarte a una clase de yoga te puede ayudar.

  1. Meditación

La meditación ayuda a liberar la mente de pensamientos negativos, controlando la respiración y logrando la relajación de los músculos, transformándose entonces en una excelente herramienta para combatir el estrés.

Existen varias técnicas de meditación y todas pueden ser muy útiles, pues reordenan la mente y disminuyen la ansiedad. Algunas de estas técnicas se centran en la respiración, otras en la visualización de algún objeto en particular o en determinadas invocaciones.

Investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon, en Pittsburgh, realizaron un estudio de los efectos de 25 minutos diarios de meditación enfocada en la respiración en un grupo de 66 personas.

Encontraron que luego de solo tres días de aplicar dicha técnica de meditación, estas personas hablaron en público y realizaron una prueba matemática mostrando niveles de estrés significativamente menores en comparación con el grupo control.

Por lo tanto, si quieres reducir el estrés en tu vida, la meditación puede ser otra muy buena opción. En este artículo tienes más de sus beneficios.

Como ves, hay muchos remedios naturales que pueden ayudarte a combatir el estrés. Sin embargo, si notas que no puedes controlar los síntomas con estas medidas sencillas, entonces lo mejor será que consultes con tu médico de cabecera o con un psicoterapeuta profesional.

¿Y tú qué otras técnicas conoces? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!