Empoderamiento: cómo aumentar tu poder

Empoderamiento: cómo aumentar tu poder

El empoderamiento o apoderamiento, (empowerment en inglés), es un método que en la actualidad se aplica a muy diversos grupos que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Encuentra su origen en la Educación popular, un concepto desarrollado por el teórico Paulo Freire en los años 60.

empoderamiento

Sin embargo, el concepto de empoderamiento se afianza en los años 80, siendo clave Dawn, un grupo de mujeres investigadoras del ámbito de la exclusión de género. Este grupo llevó a cabo una metodología cuyo objetivo principal era reforzar las capacidades y los recursos en todos los ámbitos de la vida de las mujeres. Esta metodología estaba destinada tanto a un cambio individual como al grupal.

Rappaport, en 1984, define empoderamiento como un nivel de proceso y mecanismos mediante el cual las personas, las comunidades y las organizaciones ganan control sobre sus vidas. En esta definición, el proceso y los resultados están muy relacionados entre sí.

Desde entonces y hasta la actualidad, el empoderamiento se utiliza en multitud de colectivos en riesgo de exclusión social o vulnerabilidad. Si bien es cierto que el colectivo en el que se hace más uso es en la mujer, también existe el empoderamiento en otro muchos, como puede ser el de personas afectadas con problemas de drogadicción o para aumentar la cooperación para el desarrollo en el ámbito social y comunitario.

¿En qué consiste el empoderamiento?

El empoderamiento es un conjunto de estrategias y métodos que tienen como finalidad ayudar a diversos grupos marginales o en riesgo de exclusión social. Para ello se intenta incrementar su poder y su acceso a los recursos tanto simbólicos como materiales con los que aumenten su influencia social y consigan participar más activamente en un cambio social para cumplir sus necesidades.

El individuo tiene que tener un rol activo para actuar en cualquier programa de cooperación. Así, el individuo pasa de ser un sujeto pasivo a un sujeto activo en su desarrollo.

En resumen, es hacer poderoso o fuerte a un individuo como persona o a un grupo social desfavorecido.

El empoderamiento funciona a nivel social y grupal

En muchas ocasiones, estos colectivos no son capaces de ver sus propios derechos, capacidades y dar importancia a sus intereses. El empoderamiento les servirá para tener conciencia de todo esto, y para que se den cuenta de que sus opiniones, capacidades e intereses también son útiles y necesarias en la toma de decisiones grupales.

Es decir, el empoderamiento trabaja para dar estrategias a la persona tanto a nivel individual como a nivel grupal, obteniéndose un nivel multidimensional. A nivel individual, se trabajan los niveles de confianza en uno mismo, la autoestima, y la capacidad para ser conscientes y tener en cuenta las necesidades personales.

Estos colectivos cuentan con una carencia importante de estos factores; su autoestima se suele encontrar muy deteriorada por los recurrentes mensajes culturales de opresión y de inutilidad que tienen interiorizados respecto a sí mismos. Este proceso de concienciación de sus capacidades, por lo tanto, suele ser largo y difícil.

En cuanto al nivel social o grupal, es de vital importancia también trabajarlo. Es importante que las personas en riesgo de exclusión social participen y defiendan sus derechos ante la sociedad, ya que suelen tener objetivos similares.

Es esencial hacer énfasis en que sean conscientes de la situación de desigualdad e injusticia que sufren y hacerles ver que tienen la opción y capacidad de búsqueda del cambio.

A continuación, os dejo un vídeo que a mi parecer habla muy bien del concepto de empoderamiento, de la conciencia de nuestra capacidad de cambio, autoconocimiento y autoestima para lograr nuestra autonomía y objetivos:

https://www.youtube.com/watch?v=VgpoOxbyEZs

Los 3 tipos de poderes

El autor Friedman, en 1992, consideró que el empoderamiento está relacionado con el llegar a tener acceso y control de 3 tipos de poderes. Estos son:

  • El poder social: tener conciencia de nuestras opiniones e intereses para exponerlos a nivel social.
  • El poder político: relacionado con el acceso a la toma de decisiones que van a influir en su futuro.
  • El poder psicológico: es el que potencia nuestras capacidades personales, el desarrollo del yo y de la confianza en nosotros mismos.

Ámbitos en los que se utiliza el empoderamiento

En la actualidad hay muchos ámbitos en los que se utiliza el empoderamiento. A continuación, voy a pasar a describir las áreas en las que el empoderamiento se lleva más a cabo.

  • Empoderamiento personal: es el proceso por el cual se adquiere la capacidad de decisión y tomar la responsabilidad de nuestras decisiones en la vida. De este modo, logramos sentirnos que somos quienes estamos al volante del coche. Saber que somos nosotros los que podemos cambiar las cosas, tomar acción y decidir sobre nuestras vidas.

  • Empoderamiento organizacional: se trabaja el modo en que los empleados toman la iniciativa para las decisiones de la empresa junto a los líderes para establecer la política de empresa. Para ello, los mayores responsables de la empresa deben compartir su autoridad para que los empleados puedan tomar también parte de responsabilidad en las decisiones.

Además de compartir la responsabilidad en la toma de decisiones, las personas de mayor alto nivel deben desarrollar estrategias para el desarrollo del personal, con el fin de que puedan perfeccionar sus talentos e intereses particulares.

Es primordial que la información esté al alcance de los empleados. Dotar a los empleados de suficiente información permite que entiendan mejor la situación actual, mejora la confianza en la organización, y aumenta la responsabilidad que adoptan los empleados de cara a la empresa.

  • Empoderamiento en colectivos marginados: los colectivos marginados suelen perder la autoconfianza al no ser capaces de cubrir sus necesidades básicas. Esta falta de confianza y autoestima les lleva a desarrollar problemas mentales que les hace ser más incapacitantes.

Con el empoderamiento se busca que estos colectivos, ya sea mediante la ayuda directa o a través de personas no marginadas, puedan lograr obtener las oportunidades básicas. Además, también conlleva fomentar el desarrollo de las habilidades para una correcta autosuficiencia.

  • Empoderamiento para la salud: la OMS define empoderamiento como un proceso a través del cual las personas adquieren un mayor control sobre las decisiones y acciones que pueden afectar a su salud.

Dentro de este, existe el empoderamiento individual, que estaría destinado a que el individuo tenga la habilidad para tomar decisiones y tener control sobre su vida personal. Por otro lado, se habla de empoderamiento comunitario, en el cual se involucra a los individuos de un colectivo para ganar una mayor influencia sobre los determinantes para una mejora en salud y calidad de vida en su comunidad.

  • Empoderamiento de género en mujeres: este empoderamiento incluye tanto un cambio individual como colectivo, en el que se quiere conseguir una variación en los procesos y estructuras que definen la posición subordinada de la mujer como género. Este empoderamiento busca aumentar la capacidad de autoestima de las mujeres, su auto-confianza y desarrollar su habilidad de influir en los cambios sociales. Así, adquirirán la capacidad de organizarse con otras personas para alcanzar una meta común.

Proceso de empoderamiento

El proceso de empoderamiento tiene la capacidad para habilitar a una persona a poseer una mayor autonomía, poder de decisión e influencia frente a otros. Este cambio se ha de producir a 3 niveles: cognitivo, afectivo y conductual.

Por tanto, no es de extrañar que el empoderamiento individual tenga una relación recíproca con el colectivo. Una persona que disponga de alta autoestima, capacidad de toma de decisiones y de autonomía desarrolladas y segura de sí misma, participará con más frecuencia en las decisiones colectivas mostrando sus opiniones e intereses.

De la misma manera, una persona que disfruta de una sociedad en la que la información es clara y accesible a todo el mundo, con acceso a los servicios disponibles y en la que se toma en cuenta sus intereses, aumentará su empoderamiento individual.

En definitiva, estas son algunas de las características que debe tener todo proceso de empoderamiento:

  • Tener acceso a las herramientas, información y recursos necesarios para tomar una decisión apropiada.
  • Tener poder de decisión propio.
  • Adquirir responsabilidad ante los resultados.
  • Habilidad para ejercer asertividad en toma de decisiones grupales, llegando a influir en ellas.
  • Tener un pensamiento positivo y poseer la capacidad para realizar cambios.
  • Habilidad para mejorar nuestra autoimagen y autoestima, superando la estigmatización impuesta por la sociedad.
  • Involucración en un proceso de cambio y crecimiento personal constante.
  • Fuerte sentido del yo y de la individualidad, el poder procede de la autenticidad de la persona como individuo único en su especie.

Factores que favorecen y promueven el empoderamiento

  • Acceso a la información: dotar a una persona de información es darle poder. Una sociedad en la que la información es abierta y al alcance de todos los colectivos, permite que estos colectivos tengan mayores conocimientos sobre todo lo que sucede a su alrededor (a nivel político, social, derechos, etc).

Esto les facilita en su poder de decisión y negociación para aprovechar los derechos que les pueden ser concedidos. Igualmente sucede a nivel del crecimiento individual, ya que cuanta más información y herramientas se le proporcione a un individuo, más consciente de sus posibilidades podrá ser.

  • Instituciones abiertas y transparentes: instituciones con estas características promueven que la información esté al alcance de todos los individuos, por lo que esto también promoverá equidad en la repartición de los recursos disponibles.

  • Inclusión social y participativa: cuanto más integrado esté un colectivo mayor será su participación en la toma de decisiones.

  • Capacidad local organizativa: los mecanismos de una comunidad permiten que los individuos puedan trabajar conjuntamente y movilizar los recursos que tienen a su disponibilidad para resolver su problemática. Cuando estos logran solventar su problemática, aumenta su autoestima y su creencia de que tiene capacidad real para realizar cambios antes sus circunstancias ya que aumenta su sentimiento de apoyo social.

Factores que dificultan el empoderamiento

  • Baja autoestima: en colectivos de excusión, la autoestima suele ser dependiente de la autoestima de otros. En la infancia, los mandatos de los mayores funcionan como las expectativas a cumplir. Si aún en la adolescencia y edad adulta estos mandatos de los demás siguen siendo nuestras expectativas a cumplir, esto es un signo de opresión.

Esto, sin lugar a dudas, afecta a la autoestima de la persona, puesto que no se tienen en cuenta nuestras expectativas sino la de los demás. Por lo tanto, es un punto que dificultará el empoderamiento y en el que habrá que poner más énfasis para modificarlo.

  • Miedo: el miedo es otro sentimiento que nos dificulta llevar a cabo nuestras intenciones y deseos, nos paraliza y bloquea nuestra creatividad. El miedo a veces suele estar relacionado a mensajes de rechazo que hemos recibido desde nuestra edad temprana. Por lo tanto, muchos de nuestros miedos no son más que fantasías que hemos elaborado y que nos impiden actuar para llevar a cabo nuestras decisiones. Los miedos psicológicos y/o sociales suelen interferir en nuestra mente con mensajes como: “tengo que..”, “no puedo..”, “no soy capaz ..”.

El miedo es paralizante en la capacidad de resolución de problemas, pero gracias al empoderamiento podemos ser conscientes de que lo que estamos sintiendo es miedo, reconocerlo para poderlo gestionar y manejarlo con eficacia.

Verbalizar el miedo (ya sea hablado o escrito) nos ayuda a liberarnos de ese sentimiento y, a la vez, podemos encontrar ayuda en nuestro interlocutor. Si expresamos nuestro miedo por escrito nos ayudará a ganar en autonomía y autoconocimiento sobre lo que nos está ocurriendo.

  • No ser capaces de decir NO: decir "no" se puede ver en nuestra cultura como una falta de afecto o un modo de rechazo por nuestra parte hacia los demás. Sin embargo, aprender a decir "no" en situaciones que realmente no queremos ceder es importante para desarrollar un buen empoderamiento. De esta forma pasaremos a ser un “para los demás” a poder pensar en “para nosotros mismos”. Se trata de entender que esto no significa un rechazo hacia los demás, sino de un escucharnos más a nosotros mismos.

Como conclusión, podemos destacar que con las herramientas del empoderamiento damos poder a la persona para su mayor autonomía, autoconocimiento de sus capacidades y poder de decisión en asuntos a nivel individual o socialmente para satisfacer sus necesidades e intereses.

Referencias

  1. Craig, G. y M. Mayo (eds.) (1995), Community Empowerment: A Reader in Participation and Development, Zed Press, Londres.
  2. DAWN (Development Alternatives with Women for a New Era) (1985), Development, Crisis and Alternative Visions: Third World Women Perspectives, Delhi.
  3. Parsons, R. J., Empowerment: Purpose and Practic Principle in Social Work, Social work with groups, 14/2:7-21, 1991
  4. Rowlands, J. (1997), Questioning Empowerment, Oxfam, Oxford.
  5. Mcwhriter, E. H. (1991), "Empowerment in Counselling", en Journal of Counselling and Development, nº 69.
  6. Moser, C. (1989), "Gender Planning in the Third World: Meeting Practical and Strategic Gender Needs", en World Development, vol. 17, nº 11.
  7. Friedman, J. (1992), Empowerment. The Politics of Alternative Development, Blackwell Ed., Massachusetts.
  8. Bernoff, J. Social Technographics: Conversationalists get onto the ladder. Empowered.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW