Cómo Tratar con una Crisis Existencial (Vida Sin Sentido)

Cómo Tratar con una Crisis Existencial (Vida Sin Sentido)

¿Crees que tu vida no tiene sentido? En este artículo aprenderás qué es una crisis existencial y cómo superarla. La mayoría de las personas experimentan una crisis existencial cuando se dan cuenta que un día morirán y entienden que su vida y los días en este planeta no son infinitos.

Desde hace siglos el ser humano se ha preguntado, ¿cuál es el sentido de mi vida si estoy destinado a morir? Es una pregunta que da vértigo y que se ha intentado resolver de distintas maneras.

Crisis existencial. Mi vida no tiene sentido

Las personas que son religiosas -judías, cristianas, musulmanas- tienen la fe de que tras esta vida hay otra que será eterna y que por tanto su espíritu siempre vivirá.

Sin embargo, la mayoría de personas no piensan en la muerte hasta que se hacen conscientes de ella y comienzan a reflexionar sobre la mortalidad. ¿Cuándo ocurre esto? Normalmente con la muerte de familiares, compañeros o sucesos altamente estresantes, como pérdidas de vivienda, de empleo o separaciones de parejas.

Tras estos sucesos, pueden ocurrir dichas crisis y a menudo son seguidas de ansiedad, pánico o depresión.

La pérdida de sentido y de esperanza

El que tiene por qué vivir puede enfrentar todos los cómos.-Friedrich Nietzsche.

Según las investigaciones y las experiencias de la humanidad, parece que el dar un sentido a la vida ayuda, y mucho, a llevar una vida feliz, querer seguir adelante y superar obstáculos.

Es notable la capacidad que tienen algunos seres humanos de superar obstáculos y de no rendirse a pesar de todas las desgracias que le puedan ocurrir. Sin embargo, a otras personas les cuesta más encontrar ese sentido y parece que cuando no lo tienen, se rinden.

Viktor Frankl describe muy bien esto en su obra maestra El hombre en busca de sentido. Este libro trata de su descripción de la Logoterapia y de la narración de su experiencia como esclavo en un campo de concentración nazi.

En dichos campos, algunas personas se rendían, mientras que otras sobrevivían, a pesar de las pocas probabilidades de hacerlo debido a las pésimas condiciones de salud en las que se encontraban.

Comían un trozo de pan al día, llevaban muy poca ropa en pleno invierno, zapatos destrozados, húmedos y de tallas menores y los guardas o capataces les pegaban a menudo. 

Su situación de mala salud era tan extrema que sus organismos comenzaron a consumir sus propias proteínas y llegaron a encontrarse literalmente en los huesos.

Hay un par de experiencias especialmente destacable que Frankl comenta en su libro:

1-Hubo una persona que soñó que el 31 de marzo de 1943 terminaría la guerra. Sin embargo, llegó dicha fecha, la persona contrajo una enfermedad y murió un días después.

¿Sería casualidad? Frankl, uno de los médicos y psiquiatras más inteligentes y formados que he leído, sugirió que la muerte de este hombre se debió a la pérdida de esperanza de salir del campo de concentración. 

2-Tuvo un paciente que había perdido a su mujer y que ya no encontraba sentido a la vida. Frankl simplemente le hizo una pregunta: "¿Qué hubiera sucedido, doctor, si usted hubiera muerto primero y su esposa le hubiera sobrevivido?" El paciente dijo que su esposa estaría extremadamente triste, a lo que Frankl respondió: "usted le ha ahorrado a ella todo ese sufrimiento; pero ahora tiene que pagar por ello sobreviviendo y llorando su muerte". Tras esa respuesta, el paciente le tomó la mano a Frankl y abandonó el despacho. Es decir, El sufrimiento deja de ser en cierto modo sufrimiento en el momento en que encuentra un sentido.

Describe también como algunos prisioneros se sentían apáticos, sin sentimientos e incluso algunos a los que ya les daba igual que los nazis le golpeasen. Se sentían ya tan faltos de esperanza que les daba igual que les maltratasen.

El caso de pérdida de esperanza extrema de su historia en los campos de concentración, es la de los hombres que se suicidaban tirándose a las vayas electrificadas.

Sin embargo, Viktor Frankl supo encontrar un significado a su dura experiencia...

Buscando el sentido...Cómo superar la crisis existencial

Frankl comenta que a menudo pensaba en su mujer y que es lo que en muchas ocasiones le salvó la vida.

Tenía la esperanza de volver a verla, aunque más tarde descubrió que había muerto, al igual que sus padres.

También encontró el sentido de escribir sus experiencias y su teoría sobre la Logoterapia. Ya tenía escrito un libro, pero al llegar a su primer campo se lo quitaron. Pero no perdió la esperanza y tomaba notas sobre las ideas que iba teniendo para escribirlo de nuevo más adelante.

Para superar una crisis existencial es necesario que encuentres un significado a tu vida y normalmente estará basado en otras personas y de acciones. Es decir, encontrarás un sentido a la vida a través de alguna relación personal y de hacer cosas que te agraden.

Algunas personas, no logran establecer relaciones personales positivas (familiares, de amistad o de pareja) y se fijan el sentido de tener poder o de ganar dinero. Sin embargo, esto podría llevar a la infelicidad y a un ciclo sin fin.

Lo material no satisface, lo cuál lleva a querer más cosas materiales para sentirse satisfecho. Esta búsqueda del sentido material puede llevar a una felicidad muy pasajera y a sentimientos de vacío.

Frankl afirmaba lo siguiente:

"El sentido de la vida siempre está cambiando, pero nunca cesa. De acuerdo con la logoterapia, podemos descubrir este sentido de la vida de tres modos distintos: (1) realizando una acción; (2) teniendo algún principio; y (3) por el sufrimiento."

Los dos siguientes puntos se refieren a realizar una acción y a tener algún principio. El sufrimiento se refiere a aceptar que el sentido de la vida es simplemente sufrir por algún motivo (como el anterior paciente que sufría por la muerte de su esposa).

Sigue tu pasión (realiza una acción)

Actualmente voy a clases de salsa y algunas personas me dicen: "aunque estoy con gripe he venido porque es lo mejor del día" o "no puedo estar un día sin bailar". Es probable que lo que más de sentido a la vida de estas personas es bailar (o al menos unas de las cosas que les da sentido). Puede parecerte extraño aunque es la realidad, más en España donde hay actualmente un 23% de paro y las condiciones laborales son desastrosas.

¿Por qué algunas personas mayores se levantan a las 7 de la mañana, van al gimnasio, dan un paseo y están todo el día activas mientras otras ya no encuentran el sentido de vivir?

En mi opinión es porque han encontrado nuevas pasiones por las que vivir. Leonardo da Vinci, uno de los hombres más apasionados y curiosos por adquirir conocimientos siguió trabajando en nuevos proyectos hasta poco antes de su muerte.

Cuando conectes con esa pasión externa te resultará absurdo preguntarte por el sentido de la vida. Ni si quiera entenderás cómo es posible que antes lo hicieras.

Las relaciones personales y el trabajo son la clave (ten un principio)

Si tienes una crisis existencial, ¿estas haciendo algo que te haga sentir bien? ¿realizas un trabajo que te gusta? ¿quedas con tus amigos? ¿socializas?

Lo que da sentido a la vida es que sientas que eres valioso para algo y para alguien. Las relaciones personales y el trabajo son la clave. Por tanto:

  • Encuentra un trabajo que te agrade y al que encuentres sentido. ¿Tendría más sentido para tu vida trabajar en una ONG? ¿O dar clases a adolescentes?
  • Trabaja tus relaciones personales. Este libro quizás te ayude.

Entiende que la vida tiene épocas

Como el propio Viktor Frankl afirmaba, la vida no es constantemente feliz, sino que se dan situaciones y épocas en las que es normal sentirse desanimado.

Sin embargo, el encontrar ese sentido a tu vida, haría que se superase tal situación.

Otras enseñanzas de Frankl

-Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les inquiriera continua e incesantemente. Nuestra contestación tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo.

-Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras obrado tan desacertadamente como ahora estás a punto de obrar." Me parece a mí que no hay nada que más pueda estimular el sentido humano de la responsabilidad que esta máxima que invita a imaginar, en primer lugar, que el presente ya es pasado y, en segundo lugar, que se puede modificar y corregir ese pasado: este precepto enfrenta al hombre con la finitud de la vida, así como con la finalidad de lo que cree de sí mismo y de su vida.

-El verdadero sentido de la vida debe encontrarse en el mundo y no dentro del ser humano o de su propia psique, como si se tratara de un sistema cerrado.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW