23 Tipos de Yoga Para Controlar Cuerpo y Mente

23 Tipos de Yoga Para Controlar Cuerpo y Mente

Existen diferentes tipos de yoga, creados por diferentes fundadores, con distintos beneficios y enfocados a metas particulares.

El Yoga es una doctrina filosófica que basa sus principios en un mejor control del cuerpo y de la mente mediante la aplicación de diferentes tipos de técnicas originarias de la India y el Himalaya. Sin ir más lejos, analizando su etimología, proviene de la palabra Juk, que significa unión del ser físico y mental.

Tipos de Yoga

Breve historia del yoga

Hay que echar la vista unos milenios atrás para remontarnos a los orígenes del yoga. Exactamente al 3.000 A.C., cuando se escribió el Yoga Sutra, las escrituras que proporcionan la ayuda necesaria para un correcto crecimiento espiritual a la vez que un perfeccionamiento del cuerpo físico.

Pero, hablando de la importancia de las escrituras pertenecientes al Yoga Sutra, es necesario señalar que se compone de un total de 195 pautas para realizar con éxito dicha actividad.

Esta famosa práctica se mezcla con otro tipo de filosofías como son el hinduismo y el budismo.

También encontramos una serie de términos que son necesarios tener claros a la hora de entender la escritura basada en el yoga. Entre las palabras más comunes que encontramos podemos señalar los asanas (posturas), pranayama (respiración), dhyani (meditación) y dharana (concentración).

Asimismo, hay que señalar que existen varias escuelas de yoga hinduistas entre los que encontramos Jnana Yoga, Bhakti Yoga, Karma Yoga, Laya Yoga y Hatha Yoga.

¿Cuáles son los objetivos de esta práctica? Conseguir disciplinarnos a nosotros mismos controlandonos mental y físicamente.

El yoga a través del tiempo y el espacio

No es posible entender el yoga sin echar la vista a los años en los que se globalizaría: la época moderna. De su origen en las zonas asiáticas daría el salto hacia la plena cultura Europea y Américana en el siglo XIX.

Concretamente, se mostró especial interés por esta práctica en Norteamérica, cuando N.C. Paul publicó su Tratado de Filosofía del Yoga en 1851. Posteriormente, Swami Vivekananda, el primer maestro hindú, realizaría una gira por toda Europa y Estados Unidos publicitando esta práctica por los diferentes países que recorría, algo que desencadenaría un gran revuelo en los medios de comunicación, dándose a conocer de manera masiva.

En un discurso que llevó a cabo frente a más de 7000 personas en el Parlamento Mundial de las Regiones pronunció unas famosas palabras que pasarían a la historia para los seguidores del del Yoga:

“Agradezco a algunos de los oradores de esta tribuna que al referirse a los delegados del Oriente les han dicho que esos hombres pueden reclamar el honor de llevar a las diferentes tierras la idea de tolerancia. Me siento orgulloso de pertenecer a una religión que ha enseñado al mundo no sólo la tolerancia, sino también la aceptación de todos los credos religiosos. No sólo creemos en la tolerancia universal, sino que aceptamos todas las religiones como verdaderas.”

Esto marcaría un antes y un después en tal filosofía de vida. Aun así no fue finalmente hasta los años 60 cuando el yoga conseguiría echar raíces de una manera definitiva. Swami Sivananda se ganó la fama de gurú con el sistema yóguico, un proceso que se basa en cinco pilares básicos que nombraremos más adelante en alguna de las prácticas.

En la década de los 70, la india ya era considerada como el centro mundial del yoga, como una meca a la que todo practicantes debía acudir con sede en Nueva Delhi. Fue precisamente en la capital donde se abriría el centro de investigación y actividades dedicado a la práctica del yoga más grande del mundo.

Actualmente se ha convertido en un fenómeno que abarca todas las edades y los grupos sociales.

Tipos de yoga

Las formas de ejecutar una clase de yoga son múltiples. En la siguiente clasificación podéis observar los principales usos que se le da a esta práctica resumida en los diferentes tipos que existen:

1-Anusara o Iyengar

Esta práctica del yoga se mueve por una base que es la de la sinceridad y de la aceptación. Fue creada en 1997 por el americano John Friend y busca que los practicantes no decaigan en prejuicios.

2-Ashtanga

También es denominado como Power Yoga, se trata de unas de las más exigentes a nivel físico. No hay descanso y ayuda a perder peso, llegando a quemar un total de 500 calorías por hora.

Se centra en la potenciación y recuperación “del cuerpo perdido” mediante la generación de calor. Es ideal para deportistas retirados que quieren volver a encontrar parte del potencial que perdieron.

3- Hatha

Ideal para los principiantes, el estilo Hatha se cementa sobre sencillas poses y un ritmo lento. Además se pueden utilizar diferentes instrumentos para ayudarnos. Aquí hay que concentrarse en la respiración y la relajación mediante la meditación.

Como dato, según un estudio de Psychosomatic Medicine, las mujeres que llevaban a cabo este tipo de yoga recuperaban la tensión de una manera más rápida que las que no lo hacían.

4- Bikram

Inventado por Bikram Choudhury, al que se le debe el propio nombre, se debe realizar dentro de una sauna que se establezca a unos 105 grados centígrados junto a un 40% de humedad. En este espacio habría que realizar un total de 26 posturas básicas de yoga durante dos series que lleven alrededor de hora y media.

Esta práctica trabaja nuestro cuerpo, pero igualmente necesita una concentración mental máxima, ya que es de las más exigentes que se puede encontrar.

5- Forrest Yoga

De nuevo, otra realización que se realiza de una manera dura y fuerte. Su principal objetivo es la liberación de tensión física, emocional y el dolor como forma de desconexión. Este método fue ideado por Ana Forrest en 1982.

6- Hatha

Uno de los estilos más completos, ya que abarca prácticamente todos los tipos de yoga moderno. Este se basa en una visión clásica respecto a los ejercicios, que se centran principalmente es ejercicios de respiración aunados a diferentes posturas ancestrales.

7- Iyengar

Creado por BKS Iyengar, necesita diferentes instrumentos como correas, arneses y tablas para realizar las posiciones de una forma más correcta. El propio Iyengar admite que está planteado para “todas las edades y capacidades”.

Además, bien es sabido que ciertas posiciones muestran dificultad a la hora de representarlas, pero aquí lo que se busca entrenar y mejora nuestra biomecánica. Esta práctica se traduce en multitud de ocasiones como relevo de rehabilitaciones para las recuperaciones de lesiones.

8- Kripalu

Una de las más curiosas y llamativas. Comienza con una primera instancia que se basa en conocer nuestro cuerpo realizando diferentes posturas y poses. Así se nos ayuda a saber nuestros límites. El segundo paso se basa en una profunda meditación para finalizar con una auto – nutrición de las diferentes posiciones asanas.

9- Ishta Yoga

Fundada por Alan Finger, esta práctica es relativamente nueva, ya que sus bases fueron asentadas definitivamente en 2008. Contiene secuencias vinyasa alineadas con la respiración y técnicas de limpiezas. Se trata de equilibrar el organismo para ayudarnos a crecer espiritualmente.

10- Kundalin

Traducido como serpiente, hablamos de constantes y vigorizantes poses durante unos 90 minutos. Cuando hablamos de Kundalin nos referimos a una canalización de la energía mediante su expulsión centrándonos en la columna lumbar, que se trata del núcleo de nuestro cuerpo.

11- Prenatal

Como su nombre propiamente indica, es una práctica diseñada exclusivamente para las mujeres embarazadas. Se puede realizar durante cualquier época de gestación ya que la prenatal se adapta a todas las etapas. La principal función es potenciar los músculos y la energía para que la mujer pueda sobrellevar de la mejor manera posible el embarazo, parto y postparto.

12- ParaYoga

Deriva en el énfasis de posturas desafiantes y poderosas que se resumen en una filosofía tántrica fundamentada en una mezcla de textos antiguos y una vida moderna creada por Vara Stryker y Pandit Rajmani Tigunait en 1995.

13- Restaurativo

Se alarga durante un tiempo total de 20 minutos cuatro o cinco poses sencillas que se realizarán sobre apoyos tales como almohadas, cojines o mantas. El principal fin del restaurativo es la relajación, tranquilidad y paz, donde se produce una limpieza psíquica.

14- Sivananda

Ideada para realizar 12 asanas básicos (es posible realizarlos con pequeñas variaciones). Cómo indican los expertos, sus pilares estructurales se fundamentan en la teoría de los cinco puntos: respiración, relajación, dieta, ejercicio y pensamiento positivo.

15- Viniyoga

Para los principiantes y muy parecido al Iyengar. Ayuda a adaptarse a las diferentes poses necesarias por cada usuario para realizarlas de manera correcta y óptima. Se utilizan los Principios de Neuromusculares Propioceptiva (FNP) basados en el calentamiento, las contracciones y los estiramientos.

Un estudio realizado en los Archivos Internos de Medicina de Estados Unidos concluyeron en que reducía el dolor del lumbar crónico den una docena de semanas.

16- Kripalu

Tiene origen durante la primera mitad el siglo XX con el profesor Swami Kripalu que predicó la observación de nuestro cuerpo y mente de tal forma que los polos de las clases son totalmente opuestos: las hay agresivas y las hay suaves. Su fin es justificado mediante asanas, meditación y diferentes técnicas de relajación.

17- Vinyasa

Este estilo se adaptó al Ashtanga en la década de los 80 para convertirse (y seguir a día de hoy) en el más popular entre la población de Estados Unidos. También es llamado como “flujo” de donde se dice que jamás existirán dos clases iguales. Se debe fluir de una postura hacia otra. 

18- Jivamukti

En esta práctica ideada por David Life y Sharon Gannon en 1984 en Nueva York, el nombre de Jivamukti se traduce por “la liberación en vida”. Se trata de una actividad física que integra los elementos tradicionales espirituales del antiguo Yoga como el canto sánscrito o una forma de vida vegetariana. Tiene raíces comunes con el Vinyansa.

19- Sivananda

Clases de 90 minutos que se centran en un total de 12 posturas simples unidas al canto sanscrito donde el pranayama, la meditación y la relajación juegan un papel fundamental.

20- Yoga en la tradición de Krishnamacharya

Este estilo debe su nombre a T. Krishnamacharya, conocido como el padre del yoga moderno y sus clases se centran en la concepción de grupos pequeños unidos a la practica de diferentes tipos de asanas con cada una de ellas coordinada bajo un soplo de inhalación o exhalación respiratorio.

21- Yin

Llamada de otra forma como yoga taoísta, y se trata de realizar poses pasivas, relajadas y tranquilas. El papel de la gravedad es muy importante en el Yin donde la mayoría de sus ejercicios se llevan a cabo de manera horizontal en el suelo.

Científicamente se centra en el alargamiento de los tejidos conectivos, activando y reforzando nuestro sistema nervioso, ayudando a reducir gran parte del dolor y del estrés.

22- Tantra Yoga

Basado en la pareja, sirve para mejorar su conexión espiritual además de crear un vínculo más estrecho entre los dos.

23- Purna Yoga

Desarrollado en una línea muy parecida a la de la práctica de Yoga Iyengar se trata de meditaciones cortas que comienzan desarrollándose durante toda la clase. Uno de los objetivos que se proponen es la unión del grupo espiritualmente.

Recomendaciones

Para finalizar os mostraremos un total de cinco recomendaciones a la hora de realizar yoga:

- Abstente de realizar el ejercicio de 2 a 3 horas después de comer. Esto es debido a que debemos realizar de forma exitosa la digestión para poder llevar a cabo la clase de yoga a la perfección.

- Los que conocen el Yoga saben que con el cuerpo y la mente es posible llevar a cabo la mayoría de los estilos de los que dispone esta disciplina. Pese a esto, es necesario vestirse de la manera más adecuada posible. Es por ello por lo que se recomienda portar pantalones cortos y una camiseta que traspire y que nos facilite la ejecución de diferentes asanas

- Llevar siempre una esterilla a la clase es necesario, al igual que una toalla para secar el sudor y poder realizar de buena manera las posiciones que se requieren.

- Cuando hablamos de las ocasiones que hay que realizar yoga a la semana, hay que señalar que es un tipo de actividad que puede llevarse a cabo diariamente, aunque si se practica de dos a tres veces por semana también sería una periodicidad beneficiosa.

- En cuanto al tiempo de las sesiones, si el estilo elegido no especifica los minutos a realizar, la media correcta suele situarse entre una hora y media de ejercicio.

Referencias

  1. http://www.mindbodygreen.com/0-68/Different-Types-of-Yoga.html
  2. http://www.yogananda-srf.org/what_is_yoga,_really_.aspx#.VufFTPnhDIU
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Yoga#Etymology
  4. https://www.yogaaustralia.org.au/what-is-yoga/
  5. https://es.wikipedia.org/wiki/Asana
  6. http://www.yogajournal.com/article/beginners/which-yoga-is-right-for-you-2/
  7. http://yoga.guiafitness.com/historia-del-yoga.html
  8. http://www.yogaalicante.com/yoga_historia.html
  9. http://unyoguiencuatrocaminos.blogspot.com.es/2013/08/el-yoga-del-siglo-xxi-tambien-viene-de.html
  10. http://elyoga.about.com/od/Yoga-para-principiantes/a/Diez-cosas-que-necesitas-saber-antes-de-practicar-yoga.htm
  11. http://www.health.com/health/gallery/0,,20659887_9,00.html

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW