Entrevista a Patricia Ramírez: “El futbolista no tiene su vida resuelta, igual la tienen resuelta tres o cuatro”.

Entrevista a Patricia Ramírez: “El futbolista no tiene su vida resuelta, igual la tienen resuelta tres o cuatro”.

Patricia Ramírez Loeffler -para quienes aún no la conozcan- es una de las más reputadas psicólogas deportivas en alta competición del panorama nacional.

Durante su carrera, ha pasado por múltiples disciplinas deportivas como atletismo, baloncesto, ciclismo, o fútbol. Además, ha combinado esta carrera con terapias individuales, talleres, conferencias, y participaciones en medios de comunicación.

así lideras asi compites

Gran parte de su éxito se debe a la magnífica labor que desempeñó en el Real Betis Balompié desde su llegada al club estando en 2ª División en 2010 hasta su marcha en 2012 participando en el ascenso.

También es autora de cuatro libros; Autoayúdate: Tu vida es lo que tú decides (2013), Entrénate para la vida (2014), ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas? (2014), y el más reciente, Así lideras, así compites (2015).

¿Por qué decidió dedicarse a la psicología deportiva?

Realmente fue un ofrecimiento de médicos del deporte con los que trabajaba en un programa de radio. Ellos me pidieron que atendiera a uno de sus atletas porque estaba teniendo problemas que identificaban por motivos de variable psicológica, cosa que así fue.

Este primer atleta que me llegó enseguida batió el record del mundo, y luego fue campeón de Europa. Lo que tenía fue una serie de pensamientos rumiantes que le impedían competir bien, y a partir de ahí dije: bueno, pues esto no es complicado, simplemente se trata de utilizar las mismas herramientas que utilizamos para la psicología clínica pero aplicadas para el deporte.

Y yo -que tengo un carácter sanamente competitivo y de crecimiento personal, motivación, y de fuerza de voluntad- pues me gustó el reto de trabajar en deporte de alta competición.

¿Cuál ha sido el caso más difícil que ha tratado en un deportista? ¿Y el que más le ha llamado la atención? ¿Puede darnos el nombre?

Pues realmente ninguno. Para mi trabajar en el deporte es fácil. Es mucho más complicado trabajar con una persona que tiene un trastorno de ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, o depresión. Estos casos requieren mucho más tiempo, y a veces, el nivel de motivación no es tan alto como el de un deportista.

Así que no tengo un caso más difícil o uno más fácil. Ha habido retos con un punto de no retorno como el ascenso del Betis en el que había que subir sí o sí, pero no porque sea difícil, si no porque hay muchas circunstancias que pueden provocar que tu objetivo no se cumpla. Por supuesto, nombres no puedo dar ninguno.

¿Son frecuentes los problemas de estados de ánimo en deportistas? En los malos  arranques de un equipo de futbol, a pesar de sus grandes estrellas, son frecuentes los casos en los que no se reponen de los malos resultados, ¿esto a qué se debe?

En el deporte de alto rendimiento siempre hay estados anímicos en lo positivo y en lo negativo. Cuando pierdes sufres una enorme tristeza, frustración o rabia, al igual que cuando ganas, hay emociones de euforia con la victoria. El deporte es algo muy bipolar porque se viven las emociones de forma muy intensa.

Muchas veces, -si hablamos de fútbol como deporte de equipo- está claro que intervienen tantas variables que nunca sabes identificar cuál es. Puede ser que te hallas enfrentado a un rival que de alguna forma te supera, o que falte cohesión en el grupo para que el engranaje funcione y dé resultados, o que la gente no esté teniendo su mejor momento. Hay que hacer una evaluación muy exhaustiva para saber qué es lo que falla.

¿Hasta qué punto influyen los problemas personales de alguien en su rendimiento deportivo?

Aquí te voy a hacer la pregunta yo a ti: ¿hasta qué punto te influyen a ti, a un cajero de banca, a un fontanero, o a un abogado sus problemas personales en el rendimiento laboral?  Pues el mismo porcentaje que le influye en otra profesión influye en el deporte. Lo que solemos tratar en la psicología deportiva no es el problema personal, sino cómo hacer para que la persona esté atenta en su ejecución deportiva, y sea capaz de distanciarse del problema personal. Si además quiere tratarlo, también intervenimos en él. Pero dependiendo de la personalidad, la experiencia  y los recursos que tenga cada uno, a unos les afectará más, y a otros menos.

Has pasado a lo largo de tu carrera por diferentes disciplinas deportivas, ¿se siente en alguna especialmente realizada ejerciendo su profesión?

No te sabría identificar. Me gusta muchísimo el golf, el tenis, el fútbol, el balonmano, el baloncesto, el ciclismo, y atletismo que es con lo que empecé. Me gustan porque son con los que más he trabajado y tengo experiencia con ellos.

¿Creé que ser una mujer es una ventaja, un inconveniente, o es indiferente  en el mundo de la psicología deportiva? Por esto me refiero a si cree que tiene más credibilidad un hombre o una mujer a la hora de dar apoyo a un deportista.

No creo que el tema de ser mujer u hombre sea una ventaja. La única ventaja que tienes en el deporte de alto rendimiento es ser un buen profesional, nada más. Si tú tienes experiencia, eres un buen profesional, empatizas con el deportista, te comportas de una forma prudente, y ayudas al deportista con las herramientas que la psicología deportiva ofrece, estarás ahí. No creo que tenga nada que ver con el género.

¿Cuál ha sido la fórmula de su éxito? ¿Qué se debe hacer para triunfar en su profesión desde que  se sale de la carrera hasta conseguir una fama de tal notoriedad?

Mi fórmula del éxito es aplicar la psicología de la salud: pensamientos, emociones y conductas a la psicología del deporte. Con mucho rigor científico y mucha creatividad, haciendo que la psicología sea algo fácil para el deportista. Yo creo que ese es el secreto. Creo que tengo mucha capacidad para motivar y enganchar a la gente. Tengo empatía y me vuelco mucho. Todos mis pacientes y deportistas tienen mi móvil y saben que pueden contactar conmigo en cualquier momento. Tengo pasión y entrega por lo que hago.

¿Qué es lo que le más le desagrada del actual mundo de la psicología deportiva?

Pues como de cualquier parte de la psicología, el trabajo mal hecho y la gente poco profesional. Aquella gente que con su mala praxis desprestigian a la psicología. Y luego, en el mundo de la psicología deportiva, a veces hay otros intereses, ahí está el tema de representantes, intereses económicos y demás, que puede condicionar un poco tu trabajo, pero no mucho más.

¿Cómo se motiva a un equipo (de fútbol u otro)? En el caso de los futbolistas, con su vida resuelta económicamente hablando, ¿es más difícil motivar?

Esta pregunta es un tópico. El futbolista no tiene su vida resuelta. Igual la tienen resuelta tres o cuatro. Estamos muy equivocados con el tema de los egos, y muy equivocados con el tema de lo económico. El futbolista, además de otros deportistas, es una persona que tiene cada vez más intereses intelectuales. Muchísimos de ellos están haciendo una carrera universitaria o estudiando otras cosas.

Tenemos que quitarnos ya esa idea de que el futbolista gana un montón dinero y a partir de ahí no se le puede motivar. No es el dinero el que motiva, el deportista es como tú y como yo, quiere mejorar en su carrera profesional, quiere aspirar a un mejor equipo, tener un mejor contrato, superarse y trabajar para su grupo. O sea, no es difícil motivarlos, ellos ya de por sí tienen objetivos en la vida.

¿Por qué el futbolista del Betis Rubén Castro le dedicó el gol contra el Málaga en 2012 (también se lo dedico estando anteriormente en 2ª División)? He leído que fue a petición suya, así que entiendo que su trabajo fue decisivo en su rendimiento.

Los futbolistas son agradecidos, y yo no te voy a decir los motivos por los que se dedica un gol. Normalmente es por el reconocimiento al trabajo, y poquito más. Entre nosotros hay retos, bromas, comentarios, poco más. Alguna vez les he comentado “chicos, vamos, que yo quiero un golito”, pero no ha sido una petición personal ni nada por el estilo.

Su libro publicado en 2014 se titula ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas?, ¿nos podrías decir a grandes rasgos el por qué?

El libro de futbolistas y princesas es una metáfora. Es un libro de relación de parejas. A la mayoría de los niños cuando le preguntas que quieren ser de mayores te responden “futbolistas”, y a las niñas les gusta disfrazarse de princesas, no tenía otro simbolismo más que simplemente utilizar aquello con lo que los niños se identifican de pequeños. Aunque luego está claro que poquitas mujeres quieren serlo, y poquitos hombres llegan a ser futbolistas.

Mucha gente piensa que los libros de autoayuda son una forma fácil de vender libros para ganar dinero, ¿Qué piensas de eso?

Eso es una mentira rotunda porque con los libros no se gana dinero. Nadie escribiría un libro para ganar dinero. Aquellos que piensen de esa manera les diría que se sienten y se pongan a escribir libros y que luego traten de ganar dinero con ellos.

Los libros de autoayuda son una forma de que la gente entienda cosas de la psicología. Hay mucha gente que no puede permitirse un psicólogo y mucha otra gente que tiene una gran capacidad de reflexión y análisis, y con un solo libro da cambios en su vida. Hay gente que consigue motivarse con eso, o por lo menos que le inspire el inicio de algo nuevo. Yo creo que tendríamos que estar agradecidos a toda la gente que escribe un libro simplemente porque a una persona le pueda ayudar.

Hemos visto su participación en el programa de la 2 de Televisión Española, y últimamente estamos observando casos similares de psicólogos que tienen espacio en los medios de televisión, ¿la gente está tomando más conciencia ahora con el bienestar mental?

Yo creo que sí. La psicología es algo que forma parte de nuestra vida, y cuanto más se hable de forma fiable y con crédito de la psicología, mejor. Así habrá más personas que lo verán como algo “normal”, y dejará de tener ese halo de misterio o de locura al que se asocia al psicólogo. De este modo, la gente verá que simplemente es una vía para resolver los problemas que no puede resolver uno.

¿Volverías al Betis?, y ¿trabajarías para el Sevilla?

Esta pregunta no te la puedo contestar. No sé si volvería algún día al Betis, en este momento no. Me gusta cerrar carpetas, me da serenidad. Y no creo que trabajase para el Sevilla porque yo me siento bética y hay cosas que son incompatibles a pesar de que respeto mucho al Sevilla y a todo lo que les rodea. A mí me han tratado siempre con respeto. Entiendo la rivalidad como algo sano que nos inspira y nos ayuda a crecer, no como un arma arrojadiza.  Lo normal es que ahora no vuelva a ningún equipo porque estoy muy bien con el trabajo que estoy realizando a nivel individual y en otros sectores como mis conferencias, talleres, deportistas individuales y lo que hago en medios de comunicación.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW