8 Ejercicios Físicos Para Diabéticos

8 Ejercicios Físicos Para Diabéticos

En los diabéticos, el ejercicio, junto a  la dieta y la medicación, es imprescindible para ayudar a reducir el azúcar en sangre y perder peso. Sin embargo, existe un alto porcentaje de afectados que no lo practican.

La pereza o la vergüenza no deben ser excusa para no seguir un plan de entrenamiento, por lo que daremos una serie de ejercicios para diabéticos que ayudarán a mejorar la salud y la calidad de vida.

ejercicios para diabéticos

Diabétes y ejercicio

La diabetes mellitus, es una enfermedad crónica caracterizada por la incapacidad del páncreas para producir insulina o simplemente cuando el cuerpo no es capaz de hacer un buen uso de la insulina que se produce.

La insulina es una hormona que permite que la glucosa de los alimentos que consumimos se distribuya por la sangre a las células del cuerpo para producir energía.

Si esta no se produce o no trabaja de forma eficaz, la glucosa se acumula en la sangre, provocando que se dañen en los órganos y tejidos.

Tres son los tipos principales de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: el cuerpo no produce insulina debido a que las células del páncreas están dañadas. Sus principales síntomas son la necesidad de beber, aumento de la orina, sensación de cansancio e incremento del apetito.
  • Diabetes tipo 2: el cuerpo no produce insulina o no la usa de manera adecuada. Es la más común y suele darse en edades avanzadas. Al no presentar molestias en el afectado, puede pasar desapercibida. Sin embargo, debe tratase con pastillas, insulina o una combinación de ambas.
  • Diabetes gestacional:  vinculada a las embarazadas al incrementarse la energía para incrementar las reservas de energía. Es ocasional y no crea molestias, pero aumenta en gran parte el riesgo a a desarrollar diabetes al cabo de unos años.

El tratamiento para la diabetes forma una trinidad: dieta, medicación y ejercicio físico. Pondremos atención a este último.

Se calcula que solo el 39% de los diabéticos estadounidenses participan de forma regular en alguna actividad física. Este dato resulta bastante triste teniendo en cuenta que, llevándose un programa de ejercicio regular, se controlaría el exceso de peso y se podría ahorrar la medicación.

A continuación, te exponemos 8 tipos de ejercicios que podrían ayudar a mejorar la calidad de vida de los diabéticos y sus beneficios.

Tipos de ejercicios

1- Caminar

Lo más básico, pero también lo más recomendado por los doctores para personas con diabetes tipo 2. Caminar o llevar a cabo algún ejercicio aeróbico al menos tres veces por semanas, puede ayudar a mejorar el ritmo cardíaco.

2- Natación

Un ejemplo de ejercicio aeróbico es la natación. Actividad ideal ya que no ejerce presión sobre las articulaciones y resulta un ejercicio menos estresante.Además, para personas con obesidad resulta más cómodo que caminar o correr, ya que ayudan a evitar lesiones de rodilla, tobillo o pie, muy propensos a sufrir por el peso del organismo.

3- Bicicleta estática

Otro tipo de ejercicio aeróbico. Ideal para fortalecer el corazón y los pulmones. Debido a que su actividad se realiza en un sitio cerrado, los diabéticos se pueden olvidar de tener caidas, del clima o de encontrarse lejos de casa. Su mayor beneficio para el organismo es la quema de calorías y sobre todo la mejora de flujo en sangre en las piernas.

4- Entrenamiento con pesas

Ejercitarse con pesas ayuda a aumentar la masa muscular, clave en personas con diabetes. Esto se debe a que si se pierde masa muscular, es más difícil mantener los niveles correctos de azúcar en sangre.

Un plan de entrenamiento con este tipo de ejercicios podría ser de tres veces por semana dejando un día de descanso entre cada jornada. Dependiendo del estado de forma, realizar 3 o 4 series de cada ejercicio con 15 repiteciones sería un buen esquema.

5- Tai-chi

Esta gimnasia de movimientos coordinados de manera lenta y precisa, puede suponer una excelente opción para las personas que sufren diabetes. Dedicarle 30 minutos al día ayuda a reducir el estrés o mejorar el equilibrio.

6- Yoga

Al igual que el tai-chi, muchos estudios demuestran sus beneficios en personas con problemas de diabetes. Ayuda a reducir la grasa corporal, a combatir la resistencia a la insulina y a mejorar la función nerviosa.

Además, es un buen remedio contra el estrés, lo cual deriva en que se regulen los niveles de azúcar en la sangre. ¿Cuánto tiempo dedicarle al yoga? Cuanto más mejor.

7- Bailar

Ejercicio bueno para el cuerpo y la mente. En el caso de los diabéticos, supone una actividad física divertida para perder peso, mejorar la flexibilidad, reducir el estrés y mejorar los niveles de azúcar en sangre. Para los personas excesivamente obesas, pueden llevar a cabo la actividad apoyados sobre alguna tarima o sentados en una silla.

8- Otros

  • Llevar a cabo actividades del hogar que requieran esfuerzo físico como andar mucho o subir escaleras.
  • Saque a pasear a su perro. Recuerde que caminar es la actividad más recomendaba por los especialistas y en este caso lo hará acompañado por un fiel amigo.
  • Juegue con niños. Su energía le contagiará y llevará a cabo una actividad aeróbica casi sin darse cuenta.
  • Si posee jardín o un huerto, dedíquele tiempo a cuidarlo. Los movimientos precisos a la hora de llevar a cabo labores de jardinería y su función desestresante, puede equipararse al yoga o tai-chi.
  • Lave su automóvil. Otra actividad aeróbica que le ayudará a mantener unos músculos fuertes. Teniendo en cuenta que le tendrá que dedicar entre treinta minutos y una hora, completará su rutina física del día con la satisfacción además de tener su coche limpio.
  • Use las escaleras en vez del ascensor o escaleras mecánicas. Actividad aeróbica más efectiva a la hora de quemar calorías amén de promover la resistencia. El único inconveniente es que es un ejercicio limitado para personas con las rodillas dañadas.

Beneficios de la práctica deportiva

La práctica de ejercicio físico es considerado como un canal directo y eficaz para la prevención de las diversas patologías que se obtienen al padecer diabetes.

Teniendo en cuenta el informe llevado a cabo por el Grupo de Trabajo de Diabetes y Ejercicio de la Sociedad Española de Diabetes (SED), los beneficios del ejercicio en la enfermedad se pueden establecer cuatro marcos:

  • Sobre los factores de riesgo cardiovascular
  • Prevención de neoplasias
  • Psicolóficos
  • Económicos

Previene enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son uno de los principales problemas de los diabéticos. Esto se debe en gran parte a la inactividad física, propulsora de la arteriopatía coronaria entre otras enfermedades del corazón.

Practicar regularmente ejercicios aeróbicos y de resistencia mejoraría, tanto de manera primaria como secundaria, la prevención de este tipo de enfermedades:

  • Hipertensión arterial: su incidencia es minimiza considerablemente con la práctica de ejercicio física, gracias a que reducen la resistencia vascular periférica. Ayuda también a mejorar la hipertrofia ventricular izquierda.
  • Dislipemia: al igual que con la hipertensión arterial, la dislipemia es una de las causas más comunes en diabéticos, pero gracias al ejercicio físico, los niveles disminuyen considerablemente.
  • Insulino-resistencia y diabetes mellitus: numersos estudios aseguran que el ejercicio ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina en diabéticos del tipo 2 y que su efecto persistes hasta 24 horas después.
  • Obesidad: los estudios muestran una disminución de los niveles de glucemia en las personas obesas tras la práctica de ejercicio físico.
  • Hábito de fumar: practicar deporte facilita su abandono a largo plazo. En concreto, un estudio sugiere que cerca del 12% deja de fumar a partir del primer año.
  • Sistema fibrinolítico: investigaciones correlacionan la práctica de ejercicio físico con la disminución de los niveles de fibrinógeno, sobre todo en personas de edad avanzada.

Prevención de neoplasias

Además de crear complicaciones en órganos como el corazón, los nervios , los pies o los riñones, la diabetes es un factor de riesgo para desarrollar cáncer. Concretamente, se duplican las posibilidades de desarrollar cáncer de colon, mama o páncreas entre otros.

El motivo, aunque no confirmado, puede ser el efecto multiplicador de las células que tiene la insulina, ya que propagaría, entre otras, las células cancerosas.

A su  vez, también se mira con recelo, como posibles causantes de desarrollar cáncer,  a los niveles de azúcar en la sangre o la inflamación.

Para prevenir esta seria complicación, la práctica de ejercicio supone un medicamento natural al que acogerse.

Psicológicos

Son numerosos los estudios sobre los beneficios psicológicos que aporta la actividad física. En comparación con las personas sedentarias, un individuo activo presenta mejores resultados en escalas de funciones cognitivas. Esto se demuestra en la respuesta que ofrecen al estrés o los síntomas de depresión o ansiedad. El riesgo se ve reducido considerablemente.

Además, una persona que se encuentra en buen estado físico o práctica frecuentemente deporte, presenta mejores síntomas de autoconfianza y autoestima, reduciendo comportamientos de pereza, minusvaloración, abatimiento, desánimo o tristeza.

Económicos

Los costes sanitarios a los que hacen frente los estados son descomunales y las políticas económicas miran con recelo el gasto que supone, ya que puede crear un colapso difícil de solventar.

Con todos los beneficios que aporta el deporte a la salud, el ahorro en costes médicos sería  un gran alivio a las arcas del estado.  Por poner un ejemplo, en España se invierten 23.000 millones de euros en los pacientes de diabetes tipo 2.

Precauciones y consejos

Aunque algunas de las precauciones no son dirigidas solo a diabéticos, sino a todo tipo de públicos, no está de menos recordarlas, ya que son igual de importantes:

Compruebe sus niveles de azúcar en sangre

Es importante tener controlado, a través de certificados médicos, sus niveles de sangre regulares antes, durante y después de un entrenamiento.

No se olvide siempre de llevar encima suya carbohidratos

Es recomendable llevar siempre encima un refresco o zumo de frutas, ricos en carbohidratos, con el fin de reestrablecer los niveles de líquido que se pierden durante el ejercicio.

No esconda su condición

Si padece diabetes y lleva a cabo la actividad física en centros deportivos o gimnasios, hágalo saber a los monitores o empleados, ellos sabrán ayudarle a mejorar resultados y sobre todo a evitar males mayores si se produciese alguna complicación durante la actividad física. Utilizar un brazalete identificativo siempre ayuda responder rápido ante una emergencia.

Utilice un buen calzado

Unos pies en buen estado son clave para llevar a cabo la práctica deportiva en correctas condiciones. Es necesario averiguar qué tipo de calzado se ajusta más a sus pies según el apoyo que necesita. En tiendas especializadas en deporte podrán indicarle.

Arrímese a un amigo

Si conoce a un amigo que sufre de diabetes anímelo a realizar deporte con usted. Si no lo conoce hágalo igualmente. Según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Missouri (Estados Unidos), las personas que practican ejercicio con un compañero mejoran en rendimiento y perseverancia.

Apóyese en la tecnología

Con el uso extendido de los smartphones, smartwachs o pulseras de actividad, las aplicaciones sobre rendimiento deportivo se han disparado. Esta es una manera muy animada para controlar y superar tus metas. Además, según la Universidad de Stanford, las personas que usan podómetro aumentan su actividad en un 27%.

Otros

Detalles como apuntar en una agenda los progresos, recompensarse tras cumplir alguna meta, pegar pos-it de motivación o recordatorios, establecerse horarios.

Bibliografía

  1. Sociedad Española de Diabetes (SED). Diabetes y ejercicio. 2006
  2. http://www.fundaciondiabetes.org
  3. http://www.fedesp.es/
  4. http://www.diabetes.org/
  5. Masana L. Mecanismos de la dislipemia en la diabetes mellitus tipo 2. Clin Invest Arterioscl. 2002;14 Supl 1:24-9.
  6. Stratton JR et al. Effects of physical conditioning on fibrinolitic variables and fibrinogen in young and old healthy adults. 1991; 83: 1.692-1.697.
  7. Thompson PD, et al. Exercise and physical activity in the prevention and treatment of atherosclerotic cardiovascular disease. Circulation. 2003; 107(24): 3.109-3.116.
  8. Ussher MH, West R, Taylor AH, McEwen A. Exercise interventions
  9. http://politica.elpais.com/politica/2014/11/12/actualidad/1415803798_912645.html
  10. Prat, A (2014). Ejercicio físico y prevención del cáncer de colon

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW