Los 10 Tipos de Delirios Más Extraños

Los 10 Tipos de Delirios Más Extraños

Los delirios o ideas delirantes son “creencias erróneas que habitualmente implican una mala interpretación de las percepciones o las experiencias” (APA, 1995). Forman parte de los síntomas positivos de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Las ideas delirantes se clasifican en extrañas y no extrañas. Aquí hablaremos de las más extrañas.

Las de tipo extrañas son las más comunes en la esquizofrenia. Para que una idea delirante se considere extraña es necesario que sea improbable sin ninguna duda. También que no pueda comprenderse o que no guarde relación con experiencias vitales normales. Como creer que se tiene un nido de abejas sustituyendo a los pulmones.

tipos de delirios

En este artículo se presentarán 10 tipos de delirios de la cultura occidental. Con ello, el objetivo es comprender las dimensiones que puede tomar un trastorno psicótico y lo atípica que puede ser la experiencia de la realidad para alguien que lo padezca. Ello desde el respeto y el espíritu divulgativo de la ciencia.

Desde la creencia de que los objetos inanimados tienen vida y consciencia, hasta la idea de que la persona que se refleja en el espejo es distinta a la real, pasando por el delirio de estar atrapado en una película. Son muchos los trastornos delirantes de los que se tiene registro y aquí se expondrán algunos de los más relevantes e interesante.

La invitación es a continuar leyendo y compartir la información, para que estas condiciones de salud mental sean más conocidas por la sociedad. Esto puede ayudar a identificar personas afectadas de mejor forma y, en última instancia, ayuda a la ciencia a seguir su curso y desarrollo.

10 extraños tipos de delirios

1-El Síndrome de Capgras

También se le conoce como la “ilusión del sosias”. Un sosias es alguien que se parece mucho a otra persona, hasta el punto de que sea difícil distinguirlos. Muchas personas, por ejemplo, se han hecho famosas por ser casi idénticas a estrellas del cine o la TV, y otras son contratadas como dobles de personalidades públicas importantes (como presidentes).

En el Síndrome de Capgras, entonces, la persona cree que una persona importante de su vida (por ejemplo, un familiar) ha sido intercambiado por alguien indistinguible del original. Es decir, por un sosias, por un impostor. En ocasiones podría llegar a creer que muchas personas de su entorno (o todas) han sido cambiadas por un doble.

Este síndrome forma parte del signo de falsa identificación, que es común de varias ideas delirantes. Cuando una persona mira a alguien conocido, el sistema de reconocimiento visual activa las funciones de la memoria afectiva. Aunque son procesos casi simultáneos, difieren. Se cree que en el Síndrome de Capgras falla la segunda parte del proceso.

Así pues, la persona puede reconocer las facciones y demás elementos visuales de su ser querido pero no puede realizar las conexiones emocionales. Esto le lleva a pensar que se trata de otra persona que ha suplantado a la original. Para que esto se dé, sin embargo, es necesario que esté presente un razonamiento deteriorado y pensamiento desorganizado.

Otros investigadores, en cambio, argumentan que el problema no subyace en la conexión emocional consciente (la dominada por la biología), sino en la inconsciente. Por esta razón, sería un síndrome con mejor pronóstico si se atiende por medio de la psicoterapia que por la psicofarmacología.

2- El Síndrome de Dobles Subjetivos

Este también forma parte de los Síndromes de Falsa Identificación Delirante. Es bastante similar al Síndrome de Capgras, solo que en este caso el afectado cree que el doble lo tiene él mismo. Cree que se trata de una persona idéntica a sí mismo (o más de una), pero por lo general lo concibe con rasgos de personalidad contrarios.

A este tipo de dobles se les suele llamar “doppelgänger”, que es un elemento común de la mitología germánica. Se refiere al doble fantasmagórico de alguien vivo o de un gemelo malo. También a la bilocación, que es la capacidad sobrenatural de estar en más de un lugar simultáneamente. Todas estas posibilidades las puede creer el afectado de este síndrome.

En algunas ocasiones, el sujeto con este delirio puede creer que el doble de sí mismo es un familiar o un extraño. Esto involucraría la alucinación de ver a los otros con su misma apariencia. En la mayoría de los casos, sin embargo, el delirio consiste solo en el temor o la preocupación de que haya algún doble de sí mismo vagando por el mundo.

Desde que se describió por primera vez en 1978 hay muy pocos casos registrados de esta condición, por lo que se considera un tema delirante extraño dentro de los trastornos psicóticos. Por eso no hay sido estudiado de forma adecuada.

Otra variación del síndrome sería el creer que existe uno o más dobles del afectado en diferentes edades. También que el doble es idéntico física y psicológicamente. O que, mientras el doble mantiene la apariencia del afectado, este va transformándose en otra persona, logrando que el doble lo suplante de forma definitiva.

3- Intermetamorfosis

Otro Síndrome de Falsa Identificación Delirante es la intermetamorfosis. Consiste en la creencia de que las personas que rodean al afectado se convierten en alguien más, tanto en lo externo como en lo interno. Difiere del Síndrome de Capgras en que el afectado puede ver cómo sucede el cambio en cada persona, lo cual constituye una alucinación.

Otra diferencia es que el afectado cree que las personas también cambian su apariencia externa. Esto suele asociarse con la agnosia, que es la imposibilidad de reconocer estímulos que ya se habían aprendido, lo mismo que aprender estímulos nuevos. En este caso, la persona pierde la capacidad de describir o reconocer a las personas que ve.

Muchos Síndromes de Falsa Identificación Delirante se asocian a una agnosia específica, conocida como prosopagnosia. Se refiere a la incapacidad de reconocer rostros. En este síndrome la afectación es más compleja, porque no se reconoce ni el rostro, ni el resto del cuerpo o las características psicológicas de la persona.

En algunos casos descritos, la persona afectada puede creer que una misma persona cambia más de una vez de forma o personalidad. Por ejemplo, se podría creer que un colega es un hijo y luego un hermano, para más tarde creer que se trata de un vecino. Este tipo de presentación puede ocurrir en los casos de Enfermedad de Alzheimer.

4- Delirio de Falsa Identificación en el Espejo

Este trastorno consiste en la idea delirante de que, cuando el afectado se ve en un espejo, el reflejo observado es otra persona. Habitualmente, la creencia es que se trata de una versión de menor edad del afectado, una segunda versión, un familiar o un extraño. El punto de partida del delirio es la agnosia del espejo, o la incapacidad de reconocerse en este objeto.

Es más común que este trastorno ocurra en las personas con demencia. Pero también puede deberse a traumatismo cerebral, ACV u otras afecciones neurológicas, por lo general por disfunción craneal del hemisferio derecho. De las ideas delirantes presentadas hasta ahora, esta es una de las que ha recibido estudios más completos.

Esta condición ocurre en un 2 a 10% de pacientes con Enfermedad de Alzheimer. También en pacientes con esquizofrenia, ACV y menos típicamente en personas con Enfermedad de Alzheimer. Es difícil calcular su prevalencia total, pero se le considera una condición rara, basada en delirios de tipo extraño.

No todas las personas con agnosia del espejo presentan este delirio. Lo que define al delirio no es el no reconocerse en el espejo, sino el creer que el reflejo es una persona distinta, o que hay un mundo objetivo del otro lado del espejo. Por ejemplo, si cuando se mira al espejo, se le presenta un objeto detrás de sí, intentará tomarlo sobre el espejo, sin voltearse.

5- Síndrome de la Compañía Delirante

Las personas afectadas por este síndrome creen que algunos de los objetos que le rodean tienen vida y pueden pensar con independencia y sentir emociones. En otras palabras, que los objetos inanimados tienen consciencia. Lo habitual es que los objetos sean muñecos y que el afectado empiece a cuidarlos como a personas reales.

Es común que la condición se presente en adultos mayores con Enfermedad de Alzheimer, que viven solos o relativamente aislados. Ante esto, la necesidad de compañía puede desatar el delirio. No debe confundirse con el juego normal de los niños, donde es común que se humanice a los objetos para practicar el juego simbólico.

En la película de Robert Zemeckis, El Náufrago, el personaje principal humaniza a un balón de voleibol ante la inminencia de su soledad al naufragar en una isla desierta. Poco a poco, a lo largo de la película, su lazo con el objeto inanimado va tomando más fuerza. Esta podría ser una representación del Síndrome de Compañía Delirante.

Se cree que este síndrome es causado por daño al neocórtex. Mientras que el lenguaje y la memoria están conservadas, se ha descrito un déficit severo en el procesamiento de las áreas cerebrales encargadas de la información visoperceptiva y visoespacial. Sin embargo, las investigaciones no han llegado a puntos concluyentes.

6- Paramnesia Reduplicativa

En esta condición no es una persona la que se cree que ha sido cambiada, sino un lugar o escenario. La persona cree que un lugar específico, por ejemplo la casa propia, ha sido trasladada a otro lugar, habitualmente lejano. Pero también puede implicar la creencia de que el lugar se ha duplicado y ahora existe en más de un espacio al mismo tiempo.

Como en otros casos de Síndromes de Falsa Identificación Delirante, en este también se presume como causa la presencia de daño cerebral. Aunque más específicamente cuando la lesión ha afectado simultáneamente al hemisferio derecho y a los dos lóbulos frontales. Esto puede ocurrir durante un ACV, tumores, demencia, entre otros.

En la paramnesia reduplicativa también es común que pacientes que se encuentren en lugares poco significativos emocionalmente, insistan que tal lugar se ha trasladado a un escenario familiar. Podrían insistir, por ejemplo, que una clínica psiquiátrica está en su ciudad natal o bien en el armario de su habitación.

7- El Complejo del Enemigo

El complejo del enemigo es un tipo de idea delirante en la que la persona cree, sin ninguna base lógica o real, que está rodeado de enemigos. Está relacionado con los delirios persecutorios, en los que la persona cree que se le persigue, espía, molesta engaña o ridiculiza.

También se le asocia a las ideas delirantes autorreferenciales. En estas, la persona tiene la convicción de que los gestos o comentarios de las personas (incluso minúsculos o desconectados) están dirigidos a ellos. También frases de libros o periódicos, trozos de canciones o películas, entre otros.

Un tipo de complejo del enemigo es la querulomanía, también conocida como delirio reivindicatorio. En esta patología, el afectado cree que es constantemente ofendido o que sobre él se han cometido injusticias o acciones ilegales. Y por esta razón emprende acciones legales continuas, que termina perdiendo y le pueden llevar a la quiebra.

Una idea delirante contraria a la del complejo del enemigo sería la erotomanía. Esta consiste en la creencia de que otra persona (por lo general, alguien famoso) está enamorado del afectado (que formalmente podría no conocerlo). Bajo este signo la persona podría creer que cualquier gesto del amado es un mensaje cifrado secreto para revelarle su amor.

Personas afectadas por el complejo del enemigo o por la erotomanía en ocasiones han llegado a cometer crímenes. Los primeros para defenderse de falsos enemigos, los segundos por la creencia delirante de que lesionar o matar a alguien agradará al amado. Esto es menos probable en la querulomanía por el respeto obsesivo por las leyes.

8- Síndrome de Cotard

A este síndrome también se le conoce como delirio nihilista o de negación. Habitualmente se le relaciona con la hipocondría y consiste en creer que se está muerto y en descomposición. También podría implicar la creencia de no existir o, por el contrario, en la creencia de que no se puede morir.

Las personas afectadas por esta condición podrían llegar a creer que nada existe, que no existe la muerte, que algunas parte de su cuerpo no existen o detuvieron su acción. Por esta razón pueden pensar que no necesitan comer. Algunos presentan alucinaciones sobre olores de su descomposición o ven gusanos sobre su piel.

Es posible, además, que piense que otras personas cercanas también murieron y que ahora se encuentran penando por el mundo de los mortales como almas inmortales. O que no están en el mundo mortal, sino en el cielo, el infierno o algún otro lugar místico. Como en otros síndromes delirantes, las causas no han sido ampliamente validadas.

9- Delirio de The Truman Show

En la película The Truman Show, del director Peter Weir, el personaje principal es Truman, un hombre que vive, engañado, dentro de un reality show desde su nacimiento. Todos los que le rodean son actores, menos él, que cree vivir en la realidad. Los investigadores Joel e Ian Gold tomaron esta película como inspiración para nombrar a este trastorno.

En el delirio de The Truman Show, el afectado cree que su vida es parte de una película, una obra de teatro o un reality show. Se trata de una idea delirante persecutoria, pero también de un delirio de grandeza, que se caracterizan por creer ser el centro de atención o tener un rol o una importancia mayor a la que se tiene dentro de la sociedad.

Aunque el término no es aceptado ni forma parte de ningún manual diagnóstico, se han registrado al menos unos 40 casos de posibles afectados entre varios países. En estos, se observa la creencia de que los acontecimientos del mundo son montajes realizados para hacerles creer que viven en la realidad.

En uno de los casos registrados por los hermanos Gold el afectado visitó Nueva York tras los atentando del 11-S, sospechando que se trataba de un invento para darle un giro a su película personal. Varios de los pacientes de los Gold dicen que asociaban sus experiencias a lo que habían visto en la película de Peter Weir.

Esta es una muestra de cómo la cultura y los cambios tecnológicos afectan las temáticas de los trastornos delirantes. Mientras en otra época la mitología y la religión fundamentaban el grueso de las ideas delirantes, ahora es posible que la cultura pop sea su génesis. Después de todo, películas como esta y The Matrix solo reflejan una preocupación colectiva actual.

10- Síndrome de Fregoli

Este último de los 10 tipos de delirios abordados en este artículo también pertenece a los Síndromes de Falsa Identificación Delirante. En este caso tiene que ver con la creencia del paciente de que varias personas o todas las personas del mundo son realmente una misma persona. El afectado podría pensar que ese sujeto se disfraza o verlos a todos idénticos.

En la película de Charlie Kaufman, Anomalisa, se narra la historia de un hombre que ve y oye a todas las personas, sin importar su edad, sexo, raza o procedencia, con el mismo rostro y la misma voz. Aunque no se menciona el síndrome en la película, el director escribió la obra de teatro en que se basa con el seudónimo Francis Fragoli.

En este síndrome también es posible que el afectado crea e insista en que conoce a alguien a quien en realidad no conoce. También podrían creer que una persona en concreto las persigue o que esta, para perseguirlo, toma la forma de otras personas. En algunos casos atípicos, el Síndrome de Fregoli se podría presentar junto al Síndrome de Capgras.

Referencias

1 Delusion. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Delusion

2 Psychosis. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Psychosis

3 The Capgras Delusion: You Are Not My Wife! Tomado de https://www.psychologytoday.com/blog/trouble-in-mind/201208/the-capgras-delusion-you-are-not-my-wife

4 Double trouble: Syndrome of subjective doubles. Tomado de https://drmarkgriffiths.wordpress.com/2014/12/18/double-trouble-syndrome-of-subjective-doubles%E2%80%AC/

5 Doppelgänger. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Doppelg%C3%A4nger

6 Bilocation. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Bilocation

7 Intermetamorphosis. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Intermetamorphosis

8 Agnosia. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Agnosia

9 Prosopagnosia. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Prosopagnosia

10 Mirrored-self misidentification. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Mirrored-self_misidentification

11 Delusional companion syndrome. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Delusional_companion_syndrome

12 Reduplicative Paramnesia: Not Only One. Tomado de http://neuro.psychiatryonline.org/doi/full/10.1176/appi.neuropsych.12030072

13 Delusional misidentification syndrome. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Delusional_misidentification_syndrome

14 Enemy complex. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Enemy_complex

15 Querulant. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Querulant

16 Erotomania. Tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Erotomania

17 The Cotard Delusion. Tomado de https://delusionaldisorders.wordpress.com/2013/12/13/the-cotard-delusion-blog-post-3/

18 A new kind of delusion?A growing number of psychotic patients believe they are the stars of reality TV shows. Tomado de http://www.apa.org/monitor/2009/06/delusion.aspx

19 What is Fregoli Delusion? Tomado de https://delusionaldisorders.wordpress.com/2013/11/04/what-is-fregoli-delusion/

20 Delusional Misidentification Syndromes. Separate Disorders or Unusual Presentations of Existing DSM-IV Categories? Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2963468/

21 Beautiful Distortions: Fregoli Delusion in Kaufman’s Anomalisa. Tomado de http://scienceandfilm.org/articles/2625/beautiful-distortions-fregoli-delusion-in-kaufmans-anomalisa

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW