11 Increíbles Casos Reales de Anorexia

11 Increíbles Casos Reales de Anorexia

Hoy vamos a relatar 11 casos reales de anorexia que reflejan las consecuencias que puede llegar a tener esta enfermedad.

Los investigadores sugieren que aproximadamente un 1% de las adolescentes pueden presentar anorexia.

casos de anorexia

Es muy difícil superar la anorexia, porque no tiene “cura” sino que debe aprender a controlarse.

Cuando leemos sobre trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia, nos preguntamos: “¿Qué es lo que hace que lleguemos a esta situación?”

Y es que los factores que la desencadenan o la facilitan son muy numerosos. Pero como veremos aquí, nos daremos cuenta de que las presiones familiares, o de iguales para que se baje de peso son muy importantes.

Lo que no hay duda es que la cultura y la sociedad tiene un papel muy importante en el desarrollo de este tipo de trastornos.

Conocer estos casos nos ayudará a acercarnos a una visión realista y práctica de la anorexia.

1- Rebecca Jones

Se trata de una mujer británica con anorexia que presume de pesar menos que su hija pequeña, incluso se viste con la misma ropa que usa su hija.

De hecho, anima a su hija a disfrutar de toda clase de dulces y chocolate. Mientras que ella sobrevive alimentándose a base de sopa, cafeína y tostadas.

Rebecca convive con la anorexia desde que tenía 13 años de edad. Su problema comenzó cuando, tras el divorcio de sus padres cuando tenía 11 años, empezó a comer de manera exagerada llegando a pesar 90kg.

Esto conllevó a que sus compañeros del colegio se burlaran de ella por su aspecto. Insatisfecha con su cuerpo, decidió dejar de comer. El cambio de su figura alegró a sus compañeros, que la felicitaron por su pérdida de peso. Al igual que su familia, que no percataron del problema que escondía Rebecca.

A los 15 años, Rebecca se encontraba débil, apenas salía de la cama y hasta perdió la menstruación (amenorrea). Por eso, cuando se quedó embarazada de su hija años más tarde no se lo esperaba. Fue un milagro que su embarazo se desarrollara sin problemas, ya que aumentó su ingesta de alimentos con ayuda de su pareja.

Después de unos años mejorando, se separó de su compañero y el problema volvió a acentuarse: comenzó una dieta que le hizo bajar de peso otra vez. Ella expresa que le gustaría curarse, comer como su hija e ir juntas a restaurantes, pero no se siente capaz.

Los médicos le han advertido que debería comenzar a comer, ya que podría darle un ataque cardíaco si no sube de peso. Además, le han diagnosticado hipocalemia, que implica niveles de potasio en sangre exageradamente bajos. Esta última se manifiesta en debilidad muscular, calambres y fatiga.

2- Valeria Levitina

Es la mujer con anorexia más delgada del mundo. Nació en Rusia, hija única en una familia en la que era constantemente criticada por sus kilos de más. Su familia le hizo crecer con la idea de que tenía que ser perfecta.

Parece ser que su madre vivía con el miedo de que su hija desarrollara obesidad como otros familiares, por eso desde pequeña controlaba su peso y la obligaba a seguir dietas.

A los 23 años ya era muy flaca y comenzó a trabajar como modelo, lo que provocó más obsesión y ansiedad por su peso. De hecho, muchos le dijeron que debía seguir adelgazando para contratarla. Así, a los 24 años pesaba solamente 38 kg. En 1994 quedó como finalista en Miss Chicago.

Sorprendentemente ha sido un icono de inspiración para muchas adolescentes anoréxicas que sueñan seguir su camino. No obstante, Valeria se dedica a informar de los peligros de esta enfermedad indicando que le ha arruinado su vida.

Actualmente es intolerante a los carbohidratos y el azúcar, ya que por haberlos restringido tanto tiempo su cuerpo no los digiere. Su sueño es vencer la anorexia y llegar a ser madre.

3- Jeremy Gillitzer

Murió a los 38 años pesando 29 kg, y fue uno de los pocos casos conocidos de hombres con anorexia.

Jeremy de pequeño tenía sobrepeso, y en el colegio sus compañeros se reían de él por ese motivo. Entonces poco a poco fue dejando de comer, ingiriendo raciones cada vez más pequeñas de comida.

A los 12 años empezó a presentar trastornos alimenticios que se fueron acentuando con la aparición de otros problemas. Llegó a pesar 25 kg al restringir sus comidas intentando sentir que llevaba el control de su vida.

Uno de los motivos era que no sentía aceptado por los demás respecto a su orientación sexual.

Enseguida sus padres acudieron al médico, donde fue diagnosticado de anorexia y entró a un centro especial para recibir el tratamiento. Lo internaron durante un mes con el objetivo de que ganara de peso, y si no ganaba no podía acceder a ciertos “privilegios” como ver a su familia o ver la televisión.

Sin embargo, una vez finalizado el tratamiento y tras regresar a su casa, volvió a sufrir la enfermedad. Fue internado de nuevo más tarde, donde tuvo un intento de suicidio.

Después llegó una buena etapa para Jeremy, aceptó su homosexualidad, comenzó a relacionarse y empezó a acudir al gimnasio alcanzando un cuerpo envidiable. Así a los 25 años empezó a trabajar como modelo profesional.

Sin embargo, una ruptura amorosa provocó que Jeremy entrara en depresión y recayera en la enfermedad hasta su muerte.

4- Lauren Bailey

Esta mujer es famosa en la red por adelgazar hasta llegar a los 22 kg caminando 12 horas al día, ya que su miedo a subir peso no le permitía permanecer quieta.

Desde pequeña sufría depresión, ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo que iban de la mano con su anorexia. Ni siquiera sabía lo que era hasta que un día leyó un artículo sobre el tema y reconoció su enfermedad.

Parece que lo que contribuyó a su anorexia fue que se desarrolló antes de lo habitual. A los 9 años ya había alcanzado la pubertad y se sentía diferente a las demás niñas de su edad. Por ser diferente, se burlaban de ella e incluso llegaron a decirle que por qué no hacía dieta.

Entonces, sobre los 14 años, empezó a caminar desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Incluso estando en casa se obligaba a permanecer de pie o activa. Así, bajó tanto de peso que casi muere.

Fue ingresada durante 18 meses en un hospital donde subió de peso temporalmente para poder salir y luego volvió a sus hábitos obsesivos de siempre.

Pero, hasta que no fue internada en el hospital durante meses, no consiguió decidir luchar contra la enfermedad. Actualmente está enfrentándose a su problema y procurando disfrutar de su vida.

5- Kate Puncher

El novio de la exmodelo Kate le regaló un bonito traje de novia unas 3 tallas más grandes que la suya. Él le dijo: “cuando el vestido te quede bien, nos casaremos”. Si no subía de peso, la boda se cancelaba.

Así es como Kate decidió hacer frente a su enfermedad. De hecho, ahora están casados y han formado una familia; a pesar de que los médicos llegaron a anunciarle que podía ser infértil.

Todo comenzó cuando tenía 18 años, en ese momento tenía un novio que la obligaba a adelgazar. Le decía que si subía de peso cortaba con ella. Entonces Kate empezó a bajar de peso recurriendo a restricción de alimentos y purgas (vómitos, laxantes y pastillas para bajar de peso). Tomaba continuamente además caramelos fuertes de menta. Permaneció así durante 10 años hasta conocer a su actual marido.

Ahora Kate siente que ha cumplido sus sueños y está sana y feliz consigo misma.

6- Isabelle Caro

Fue una famosa actriz y modelo que murió con 28 años por una enfermedad respiratoria. Es famosa por haber participado en una campaña publicitaria contra la anorexia, ofreciendo la imagen desnuda de su cuerpo flaco y enfermizo.

Isabelle declaró que sufrió una infancia con problemas e infeliz, lo que cree que provocó su enfermedad. Comenzó a manifestar síntomas de anorexia nerviosa cuando sólo tenía 13 años de edad. En su peor momento, llego a pesar 25 kg y medía 1,65 metros. En ese periodo fue cuando entró en coma y fue hospitalizada, donde todos pensaron que iba a morir.

Para ella la belleza y la perfección era la delgadez extrema acompañada de la restricción de placeres y deseos. Se mantenía gracias a refrescos light y tés, y alguna vez trocitos de chocolate o pastelillos.

Isabelle criticó mucho a los hospitales, culpándolos de tratar todos los casos de anorexia por igual y de forma aislada de la sociedad. Y según indicaba ella, cada día luchaba contra la enfermedad e iba superándola poco a poco. Pero su estado de debilidad llegó al punto de hacerla enfermar hasta morir.

Un año después de la muerte de Isabelle, su madre se suicidó por no soportar el sentimiento de culpabilidad.

7- Hayley Wilde

Es otro caso de anorexia que ha conseguido ver la luz después del túnel y recuperarse de la enfermedad, llegando a ser madre.

Su problema empezó a los 11 años cuando pensaba que si restringía sus comidas y llevaba a cabo secretas estrategias para comer menos sería más popular en la escuela.

Su peor momento fue cuando tenía 16 años, que tuvo que ser ingresada por su bajo peso y los médicos le dieron días de vida. Estuvo cuatro años sin tener la menstruación, su cabello comenzó a caerse y siempre tenía frío. Su madre hizo lo posible por darle los tratamientos adecuados que le hicieron recuperarse poco a poco.

Lo que más motivó a Hayley a recuperarse era su embarazo, que se desarrolló sin complicaciones y actualmente vive una vida satisfactoria y sin problemas con la alimentación.

8- Las hermanas Eliana Ramos y Leticia Ramos

Estas hermanas uruguayas murieron debido a sus problemas de alimentación. Ambas eran modelos.

Leticia murió de un paro cardíaco mientras desfilaba en una pasarela de moda cuando sólo tenía 22 años. La historia se torna aún más trágica si llegamos a saber que Leticia estaba cumpliendo su sueño de desfilar junto a su hermana.

No llegó a cumplir un año de la muerte de Leticia cuando Eliana falleció a los 18 años sin motivo conocido. Los profesionales dicen que se trata de muerte súbita, pudiendo ir relacionada con la falta de alimentación.

Sin embargo, ellas declaraban que no tenían problemas de alimentación. Decían a todo el mundo que incluso comían más de la cuenta y, a veces, alimentos muy calóricos. Pero su padre anunciaba la verdad: antes de la pasarela su hija sólo comía lechuga y refrescos dietéticos. Sus problemas de anorexia eran un secreto a voces que intentaban ocultar.

9- Chloe Lafon

Es la famosa protagonista del documental “Diario de una anoréxica”, donde aparece contando con todo lujo de detalles y mostrando con inquietante orgullo su enfermedad.

Esta mujer francesa estudió derecho y hablaba con total frialdad de su ayuno, su obsesión por preparar recetas y hacer la compra. Así acumula de forma compulsiva alimentos calóricos para sus atracones, que luego “arregla” con vómitos autoprovocados.

No se conoce mucho más sobre ella, pero parece ser que actualmente está recuperada y ha conseguido formar una bonita familia.

10- Las hermanas Maria y Katy Campbell

Estas hermanas inglesas son doctoras y sufren anorexia desde hace más de 20 años. Hasta han estado compitiendo entre ellas a ver quién conseguía bajar más de peso.

Ellas declaran que su enfermedad comenzó cuando tenían 11 años, más específicamente cuando escucharon a su padre decirle a su madre que las niñas estaban convirtiéndose en mujeres: “se les están ensanchando las caderas”.

A las chicas les afectó tanto el comentario que decidieron dejar de comer, como si quisieran “castigar” a sus padres. Antes de se dieran cuenta, ese juego se convirtió en una enfermedad muy severa que les impedía desarrollar su vida normal.

Pasaban los días obsesionadas pensando en las calorías y en los gramos que habían perdido o ganado. Llevaban a cabo todo tipo de trucos, apoyándose la una a la otra para conseguir los objetivos.

Pero parece que había otros motivos por los que su problema se desarrollaba: se sentían inseguras en el colegio, viendo que otras chicas pesaban menos que ellas. Además, su madre era muy delgada y ellas la tenían como modelo a seguir.

Las hermanas han pasado media vida saliendo y entrando de varios centros con el objetivo de luchar contra la enfermedad. Nunca llegaron a tener el periodo y posiblemente tengan problemas para tener hijos.

Actualmente están agotadas de seguir esa vida y, por primera vez, se encuentran concienciadas a luchar contra la enfermedad.

11- Maggie Baumann

Esta mujer constituye uno de los casos más famosos de pregorexia o miedo a engordar durante el embarazo. En los últimos meses de embarazo, Maggie empezó a hacer dietas estrictas y ejercicio físico excesivo; ya que su único objetivo era adelgazar.

En el primer embarazo tuvo suerte, ya que su hija nació sin problemas serios. No obstante, en su segundo embarazo fue cuando el problema aumentó.

Adelgazó tanto durante el siguiente embarazo, que su hija nació con un peso por debajo de lo normal y desarrolló trastorno por déficit de atención y convulsiones.

Después de haber dado a luz sus obsesiones continuaron durante unos años, hasta que estuvo a punto de sufrir un ataque al corazón por su extrema delgadez. Entonces ingresó en un centro que la ayudó a recuperarse de su trastorno alimenticio.

Actualmente Maggie se ha convertido en terapeuta y ayuda a muchas personas a rehabilitarse de este tipo de problemas en un centro de recuperación en California.

Fuente imagen.

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW