Falofobia: síntomas, causas y tratamientos

Falofobia: síntomas, causas y tratamientos

Dentro del extenso mundo de las fobias y miedos incontrolables, trataré de explicarte una fobia un tanto peculiar, conocida con el nombre de falofobia. Esta misma, se vincula con el sexo y de forma más específica, con el órgano sexual masculino, el pene.

Por lo tanto, cuando hablamos de falofobia nos referimos a un tipo de miedo que incapacita a ciertas personas a enfrentarse al órgano sexual masculino, causando incluso una pérdida de control inmediata. Cabe decir que puede producirse tanto en hombres como en mujeres.

falofobia

Algunas personas se consideran asexuales, en el sentido de que se sienten incapaces de experimentar atracción sexual alguna. Muchos pueden considerar esto como un síntoma de Falofobia, pero no es lo mismo. Piensa que las personas falofóbicas experimentan terror extremo, incluso con el simple pensamiento, o visionando algún video o fotografía.

¿Quién no se ha sentido alguna vez superado ante alguna situación incapaz de controlar?

Todos nos hemos sido alguna vez víctima en primera persona de algún miedo que nos controlaba, volviéndonos vulnerables e incapaces de gestionar una situación determinada.  El hecho de sentir que ese miedo es capaz de controlar nuestra percepción y gestión de la situación, se reconoce con el nombre de fobia.

El concepto de fobia en sí mismo, hace referencia a un miedo irracional que manifiestan algunas personas, a pesar de ser conscientes de que no es una amenaza real. Digamos que son incapaces de controlarse a sí mismos, ya que es el mismo pánico los tiene dominados, siendo así víctimas de un bloqueo interno.

A continuación, te detallaré de forma más específica los síntomas característicos de la falofobia.

Síntomas

Aunque a primera vista este miedo podría relacionarse estrechamente con algún capítulo de abuso sexual, realmente su origen no es del todo preciso.

La persona falofóbica puede llegar a evitar por completo las relaciones sexuales, pero también puede presentar episodios de ansiedad ante situaciones como; ser vistos desnudos, un beso profundo o incluso ante la idea de un embarazo.

De ésta forma, al enfrentarse con el órgano sexual masculino, o con una imagen del mismo, comienza a experimentar una serie de síntomas de malestar:

-Falta de deseo sexual

-Sudoración excesiva

-Episodios de ansiedad

-Temblores

-Ataque de pánico

-Pérdida de conocimiento

De todos modos, estos síntomas que te acabo de detallar, pueden presentar cierta variabilidad dependiendo del sujeto en cuestión. Hay 3 factores a tener en cuenta:

-Estado de ánimo

-Grado de temor

-Características de la personalidad

Con esto quiero decirte, que algunas personas son más susceptibles al miedo y a las fobias que otros.

Causas

Del mismo modo que los síntomas, las causas de la falofobia pueden variar de una persona a persona. Sin embargo, las fobias de esta naturaleza son causadas por algún tipo de trauma. Este trauma se produce normalmente durante la infancia, cuando las personas son más susceptibles al miedo y más vulnerables emocionalmente.

Abuso sexual

Una causa muy común es el abuso sexual, y específicamente el abuso por parte de un hombre mayor. Los hombres que abusan de los niños son por lo general personas que los mismos niños conocen de cerca, como personas relacionadas con su entorno, amigos o incluso alguien de la propia familia.

Este hecho, aparte de causar el temor hacia el pene también produce una falta grave de confianza en los varones, lo que a la larga puede desembocar en una severa dificultad a la hora de entablar relaciones con el género masculino.

Relaciones sexuales dolorosas

Muchas personas sufren trastornos sexuales como consecuencia de un coito  extremadamente doloroso. De éste modo, la asociación entre el dolor físico del momento y el miembro viril, puede generar un miedo incontrolable hacia el pene y hacia la posterior pérdida de deseo sexual. 

Baja autoestima 

El bajo nivel de deseo sexual puede producirse en determinadas ocasiones, en aquellas personas con poca seguridad sobre sí mismas (baja autoestima). En un caso extremo de inseguridad, puede producirse en el sujeto un sentimiento de temor/pánico frente al sexo opuesto y su órgano sexual.

Consecuencias

Imagina el alcance de ésta fobia, que incluso la aversión al sexo puede llevar a una persona a mantenerse virgen durante toda la vida. Es más, rechazan la idea de compromiso, evitando las relaciones estables o estrechar lazos con otras personas de su entorno, derivando en fobias sociales y aislamiento.

Este miedo injustificado incide sobre la vida cotidiana de la persona, de tal manera que invade el ejercicio normal de sus relaciones interpersonales, como por ejemplo la ruptura de las relaciones de pareja o del matrimonio.

Un individuo falofóbico, puede experimentar también episodios de pánico, dificultades para respirar con normalidad, ritmo cardíaco acelerado  e incluso incapacidad para hablar o pensar racionalmente.

Cabe destacar, que podemos encontrarnos con el caso de un carácter fóbico permanente. Esto quiere decir que se detecta una estabilidad en el comportamiento, convirtiéndose en un estado de alerta permanente con el entorno. Para el fóbico, la relación con el otro significa estar expuesto de forma constante a un peligro inminente.

Tratamiento

Existen diferentes tipos de tratamientos para aquellas personas que se encuentran en ésta situación:

Medicación

Normalmente se recomienda para controlar los ataques de ansiedad y pánico derivados de la fobia.

Terapia

En este caso, la terapia es la opción más recomendable a largo plazo. A través de la terapia, se logra llegar al punto de partida de la fobia, comprendiendo las causas de la misma y ayudar a tratarla para que deje de condicionar nuestro día a día. Dentro del tratamiento terapéutico, se derivan 3 tipos de terapia diferentes para tratar al sujeto según la naturaleza de su fobia:

  • Terapia de shock cognitivo-conductual: Se trata de una terapia de corto plazo que se encarga de realizar una intervención psicológica mediante pequeños experimentos con el paciente. Es decir, se centra en modelar las interpretaciones o creencias que la persona tanga sobre un hecho en sí, consiguiendo reconducir su comportamiento.
  • Terapia de exposición: Éste tipo de terapia es recomendable a la hora de ayudar al paciente a reaccionar de forma diferente ante un estímulo determinado.
  • Terapia social: Es de gran utilidad para poder ayudar a los pacientes a recuperar la confianza en sí mismos y en las personas de su entorno, haciéndoles comprender que no todo aquel que está a su alrededor quiere dañarlo.

Otros datos de interés: Fobias relacionadas con la sexualidad

Dentro del extenso mundo de las fobias, son muchas las que se catalogan dentro del ámbito sexual. Aquí te expongo algunas de las más importantes:

  • Gimnofobia:  Consiste en el miedo a la desnudez propia y ajena. Normalmente se deriva como producto de una idealización del cuerpo generada en la mente.
  • Genofobia:  Se trata del miedo al sexo. Así pues, las personas que padecen esta fobia sufren bloqueos en momentos íntimos, imposibilitándolos a tener relaciones sexuales.
  • Vaginismo:  Es una fobia que se da en muchas mujeres que tienen miedo a ser penetradas. Pueden llegar a sentir pánico cuando tienen que ir al ginecólogo a realizarse una exploración.
  • Venustrafobia:  Se trata de una fobia un tanto peculiar. Es el miedo que tienen los hombres a las mujeres bellas.
  • Agrafobia: Es el miedo a ser víctima de un abuso sexual. Generalmente lo padecen quienes han sufrido abusos en algún momento o lo han presenciado directamente.
  • Medolmacufobia:  Es la fobia más común entre los hombres, tratándose del miedo a perder la erección.
  • Eurotofobia:  Es otra de las fobias masculinas más comunes. Se trata del miedo al órgano sexual femenino, la vagina. La persona que padece ésta fobia se bloquea y le es imposible evolucionar en las relaciones de pareja.
  • Erotofobia:  Esta fobia, se caracteriza por el miedo a hablar sobre temas eróticos. No está relacionado con la timidez y la vergüenza, sino que para estas personas, es un trauma.

Curiosidades

A continuación, te mostraré un caso real sobre una mujer que se vio inmersa dentro de una fobia sexual totalmente desconocida para ella: Se trata de una mujer que reconoció ser virgen a los 40 años, aludiendo haber perdido muchas parejas por su imposibilidad de mantener relaciones sexuales.

Así pues, mediante éste caso específico, podrás comprender mejor lo que pueden experimentar las personas que se encuentran en estas situaciones:

Hace un tiempo, hubo un caso de una mujer de mediana edad que se acercó a la consulta médica preocupada por su virginidad, ya que no había experimentado jamás relaciones sexuales a sus 40 años. Confesaba haber perdido muchas parejas por este motivo y comprendía que debía ponerle solución, ya que había aparecido alguien importante en su vida.

El sexólogo que la trataba, le diagnosticó vaginismo, junto con una fobia a ser penetrada.  Lo que sorprendió al profesional fue que tras este diagnóstico la paciente no volvió a aparecer por la consulta.

Posteriormente, el especialista determinó que el comportamiento de la paciente tras desaparecer de la consulta, estaría asociado al miedo de deshacerse de esa fobia, ya significaría un cambio total en la forma en la que gestionaba su vida y su sexualidad hasta el momento.

Digamos que las fobias son definidas como un miedo excesivo frente a algo que sabemos que no va a ocurrir, constituyendo una  pánico irracional. De forma más específica y atendiendo a las circunstancias de este caso, las fobias de origen sexual se producen en relación a los órganos genitales de las personas. De este modo, los sujetos que la padecen, evitaran por todos los medios el encuentro sexual, a pesar de que quizás lo desean.

Según el especialista, dentro del campo de las fobias de origen sexual, el temor se extiende en diversas situaciones: A la hora de dar un beso, o al tener contacto con el órgano sexual de la otra persona (o con el propio) e incluso a abordar una conversación de índole sexual. Hay situaciones, en la que sujetos que padecen esta fobia y se han casado, nunca han llegado a consumar el acto sexual ni a intimar lo más mínimo con su pareja.

En relación a los tratamientos sobre los que hablan los especialistas, ellos apuestan sobre todo por la terapia de desensibilización combinada con fármacos, para controlar los ataques graves de ansiedad. De forma más específica, se habla de uso de unos antidepresivos concretos.

Por otro lado, otro especialista en sexología del Hospital Durand, se centró en el estudio de los distintos grados que podemos encontrar dentro de este tipo de fobias. Para él, la terapia cognitivo-conductual, sería la idónea para tratar estos casos y encontrar una cura al respecto. Esta terapia consigue acercar al paciente de forma progresiva a sus fobias, logrando reducir los niveles de ansiedad previos al origen del miedo.

Así pues, en el caso que te explicaba al principio del texto sobre la mujer que temía a ser penetrada, este terapeuta empezaría trabajando sobre cómo percibe esta persona su propio cuerpo,  y poco a poco, irá avanzando con preguntas similares hasta poder llegar al origen de la fobia y eliminarla. Este especialista también recomienda la combinación de sesiones de terapia junto con algún tipo de medicación para controlar los problemas derivados de la fobia, como la ansiedad o los ataques de pánico.

Por último, te hablare del testimonio de otro especialista cuyo campo de trabajo también se centra en la sexualidad. Este profesor de la Universidad Abierta Interamericana, también coincide en los pasos a seguir con los otros dos especialistas de los que te he hablado anteriormente.

Únicamente, el profesor en sexualidad aclara que aunque no son fobias fáciles de tratar, él ha desarrollado con su equipo un método intensivo con grandes garantías. Su método terapéutico se basa en encontrar donde radica el miedo exactamente, a la hora de abordar el acto sexual.

Referencias

  1. http://www.thedebrief.co.uk/sex/sex-stories/what-its-like-to-have-phallophobia-a-phobia-of-penises-20150541887
  2. http://mostcommonphobias.com/phallophobia-fear-phobia-penis/
  3. http://www.phobia-fear-release.com/ithyphallophobia.html
  4. http://www.changethatsrightnow.com/phallophobia/
  5. https://en.wikipedia.org/wiki/Phallophobia
  6. Fuente imagen

You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW